14 feb. 2016

15 recetas con alcachofas que no te puedes perder

Qué ricas y sanas las alcachofas, ¿verdad? A nosotros nos encantan con todo tipo de acompañamientos, o simplemente con un poco de aceite de oliva virgen extra y unas gotas de limón o vinagre. No digamos cuando aprovechamos el agua de cocción para otros platos como arroces o sopas, una delicia. Lo hemos dicho muchas veces, aunque de la alcachofa se tire mucha cantidad de verdura, el sabor que deja en el agua de cocción compensa con creces la inversión. De hecho cuando cocemos alcachofas, muchas veces cenamos ese día una sencillísima sopa de fideos hecha con ese agua, un refrito de ajo y pimentón y algunos tropezones.

Alcachofas Collage

¿Qué os da pereza pelarlas? lo entendemos, es lo único tedioso, porque además hay que hacerlo rápido para evitar que se oxiden. Aquí os dejamos la forma de pelar alcachofas sin que se pongan negras. Además de esta técnica también funciona la más tradicional, que consiste en echarlas a cocer en una cazuela con tapa y en plena ebullición según las vayamos pelando. Bien es cierto que esta técnica sólo sirve cuando no tenemos que pelar muchas porque de no ser así, ocurre que cuando echamos la última la primera ya está medio cocida.


Pues hoy os traemos una selección de 15 recetas con alcachofas que tenemos ya publicadas en el blog. Tenemos más, pero hemos seleccionado las que creemos que son más interesantes, haciendo hincapié en las recetas de alcachofas con pasta y con setas ya que hemos descubierto con los años que estas combinaciones son exquisitas. Vamos pues con todas ellas.

1. Huevos guisados con alcachofas. Uno de los platos tradicionales de alcachofas en nuestra familia. Es una elaboración muy sabrosa y sencilla ya que se trata de una combinación de huevos duros y alcachofas rebozadas, con una simple salsa verde con guisantes que si además estos son de temporada, mejor que mejor. Ideal para tener listo este plato de un día para otro.


2. Arroz con níscalos y alcachofas. Un plato de temporada que es ideal para aprovechar ese caldo de cocción que os comentábamos, y que en este caso es el que resulta de cocer ambos ingredientes, la alcachofa y el níscalo. Y qué mejor que aprovecharlo en un arroz. Delicioso plato vegetal donde los haya, y una idea más para vuestro repertorio 'alcachofil' que nunca olvidaréis.


3. Crema de alcachofas y fredolics. Una crema que vimos oficiar al gran Abraham García, y no precisamente el de Gandía Shore, y que sencillamente nos encantó. No la hemos vuelto hacer, pero ahora mismo acabamos de apuntarlo para hacerla. Podéis sustituir los fredolics por cualquier otra seta menuda, el caso es que queda deliciosa para los fríos que entran esta semana.


4. Arroz con alcachofas y costillas. Quizás fuera uno de los arroces más sorprendentes del 2009, fácil hasta decir basta, y económico, a la vista está. Con solo unos pocos ingredientes se consigue uno de esos arroces que pruebas y dices, ¡madre mía!, ¡qué lujazo es un arroz para comer!


5. Pappardelle con alcachofas y setas. Uno de esos platos de pasta que os contábamos que quedaba exquisito con las alcachofas, además, éste en concreto lo recordamos como algo digno de repetir. De nuevo aparecen unas setas concretas que podréis sustituir por cualquier seta de cultivo del mercado que no atiende a temporadas, al final lo importante es la mezcla de sabores y texturas, pese a que cada seta tenga sus texturas y matices.


6. Lentejas guisadas con shiitake y alcachofas. Ahora le toca el turno a la legumbre, en este caso a las lentejas. Un caldo potente y unos tropiezos deliciosos pueden convertir un sencillo plato de lentejas en algo sublime. Además, en este caso es muy fácil de hacer y muy ligera. Son de esos platos vegetales que dices ¿la carne? ¿quién se acuerda de la carne?


7. Pasta con queso fetaOtro plato de pasta esta vez en formato ensalada. Diferente y muy completo, lo vimos en un supermercado de Girona donde la vendían al peso, y la verdad, nos pareció un bocado completo y delicioso. En este caso usamos alcachofas en conserva, y el resultado, fantástico.  No dejéis de comprar conservas de alcachofas que para muchos platos tienen su punto.


8. Bacalao guisado con alcachofas y senderuelas. Un guiso que recordamos gelatinoso y sabroso, con el que se demuestra, una vez más, que esta hortaliza casa con todo. Las setas que usamos en esta ocasión eran deshidratadas, así que otro aliciente más para oficiarlo en cualquier época del año.


9. Menestra de cordero. La receta familiar de uno de los guisos por excelencia de la primavera. Si se logra reunir todos los ingredientes en fresco, obtendréis algo realmente sublime. Tenemos que decir que el cordero se guisa poco en nuestra casa, más bien se asa, hay que reconocerlo, pero este plato jamás puede faltar. Las alcachofas son también sin duda las reinas absolutas del plato, no se puede concebir una menestra sin ellas y sin su sabor.


10. Macarrones con caldo. Una prueba más de que el caldo de cocción de las alcachofas nutre la pasta hasta el punto de darles un matiz delicioso. Otro plato de pasta y alcachofas, algo que a muchos os sorprenderá, de nuevo con bacalao que, como es lógico, le aportará un toque diferente a la pasta y hará también las delicias de muchos de vosotros.


11. Estofado de ternera, shiitake y alcachofas. Ya os habréis dado cuenta que las alcachofas casan muy bien con cordero, ternera, pescado y un largo etcétera. Este plato vuelve a abordar la conjunción setas-alcachofas de una forma sublime, hasta el punto de decir, cómo es posible que no lo hayamos hecho antes. Os vamos a recomendar hacerlo porque la seta shiitake da un sabor extra a los platos de carne, vamos, que junto con las alcachofas hace que este plato tenga una calificación altísima.


12. Alcachofas con almejas. Una preparación sobresaliente que descubrimos sólo hace unos años y que nos parece una verdadera delicia. Las almejas y las alcachofas casan a la perfección, la tradición en oficiar este plato viene del norte del país, y este simple hecho lo corrobora. Un plato para repetir una y mil veces porque es delicioso, uno no se cansa de comerlo. Un detalle a tener en cuenta, queda muy rico que tenga un toque picante aunque éste sea muy ligero.


13. Arroz caldoso marinero con alcachofas. De nuevo un arroz, esta vez de cuchara, en el que la alcachofa toma total protagonismo. Se confirma que si la alcachofa queda bien cocida y esta está tierna, comerla con la cuchara es otro placer que no teníamos explotado. De verdad que si lo hacéis, vais a disfrutar de lo lindo y vais a emocionar a quién lo coma.

ARROZ CALDOSO MARINERO CON ALCACHOFAS-33

14. Arros brut. Uno de los platos con alcachofas que oficiamos en casa hace muy poco. Lo habíamos probado en una arrocería madrileña hará unos años, pero en casa nos gustó aún más. Sólo hay que tener en cuenta dos detalles, especiar bien el mismo (existen mezclas de especias para el plato ya preparadas), y segundo, usar la asadura del conejo, porque junto al resto de ingredientes le da el toque perfecto.

ARRÒS BRUT-24

15. Alcachofas en escabeche. Hemos dejado este plato para el final porque es sin lugar a dudas el gran descubrimiento de estos últimos años, una verdadera delicia que se ha convertido en un clásico en nuestro recetario. Cómo es posible que algo esté tan rico y no lo hubiéramos descubierto antes. Si os gustan los escabeches, vais a alucinar con éste porque quizás sea para nosotros uno de los platos vegetales más deliciosos que hayamos probado jamás. No os decimos más.

ALCACHOFAS EN ESCABECHE-23

Salud y feliz semana.

Print Friendly and PDF

4 comentarios:

  1. Esto si que es recetario de quitarse el sombrero!!! a sus pies...

    ResponderEliminar
  2. La alcachofa es mi verdura favorita. Me gustan todas las recetas, empezaré por el principio hasta llegar al final... no se si me va a dar tiempo!!!!
    Un abrazo, Begoña

    ResponderEliminar
  3. Sino comes alcachofas será porque no han visto tus ricas y numerosas recetas. Mira que son tentadoras ¡¡¡
    Con almejas las hice el otro día y Antonio reculando jaaaaaa ¡¡¡¡¡ a mi me encantan. Mi madre las hacia con guisantes y huevos duros para decorar, ¡¡¡Ummm¡¡¡ creo que aun tengo ese sabor en mi mente¡¡¡¡ Pronto las cocinaré porque en tiempos de vigilia siempre cae un platito de alcachofas, si me da tiempo a publicarla la veras.
    Fantásticas todas las propuestas que nos traes.
    Bssss para los3 desde Almeria

    ResponderEliminar
  4. Carlos, qué maravilla! Justo lo que necesito para comenzar a cocinar alcachofas!

    Muchas gracias!

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger