20 nov. 2009

ARROZ CON ALCACHOFAS Y COSTILLAS

Hola amigos. El otro día mi madre nos regaló unas alcachofas ya cocidas que nos dijo que estaban buenísimas y efectivamente lo estaban. La cuestión es que una vez en casa y después de haberlas probado en la suya, quisimos comerlas de forma diferente. Pensamos en varias opciones aunque se nos venía a la mente constantemente hacerlas en arroz. Como ya os hemos dicho que nos las proporcionó cocidas dentro de su caldo, pensamos en que éste se convertiría además en la base perfecta para un arroz extraordinario. Con todo esto pensamos en acompañamientos, y caímos en hacerlo con media costilla de cerdo ibérico (adobada) que teníamos esperándonos por el congelador. ¡Voilá! quedó un plato perfecto. Conseguimos en cuestión de una hora y media de un plato sobresaliente que repetiremos seguro. Un arroz muy sencillo, con mucho sabor y con las alcachofas tiernísimas. Y... esa 'V' que pusimos sin querer en el centro gracias a dos tallitos de la alcachofa fue toda una señal de lo que al final fue.


Ya en un viejo post os contábamos las propiedades beneficiosas de las alcachofas. Ya os aburrimos cuando os decimos que esta verdura es una maravilla. Recuerdo a mí me empezó a gustar de repente,.. sí, sí, porque os aseguro que de pequeño la odiaba a muerte. El caso de Lola es diferente, no hay detrás ninguna historia, le gusta sin más aunque la verdad es que nunca le han apasionado. Eso sí, si son pequeñas y muy tiernas le gustan mucho, y las de conserva le pirran, sobre todo en un bocatín de pan tostado con mayonesa y anchoas, algo que de verdad os recomendamos probar porque cuando nos lo dijeron ¡no nos lo creíamos!.

Pero ahí no acaba todo, la alcachofa se ha convertido en una de mis verduras favoritas y desde hace unos cuantos años. Desde esta época (otoño) hasta primavera, no paramos de comprarlas. Y a lo mejor os habréis preguntado ¿cómo después de odiar algo tanto a uno le empieza a gustar?, pues la verdad es que no lo tengo muy claro, pero creo que todo empezaría cuando me dio la fiebre de las verduras en el último verano que fui sólo de vacaciones. Allí me planteé sinceramente comer en casa algo más sano que los veranos anteriores. Y claro, en casa le di a legumbre, a las ensaladas y a las verduras. Esta época recuerdo que todo en casa era un caos, pero me lo plantee en serio porque si no mal íbamos. El caso es que no recuerdo si habría alcachofas en las tiendas en verano, lo dudo, pero lo de empezar a comer verde pudo llevar a esto.


Y poco más. Ahora mismo siento delirio por ellas, y no me canso de comerlas. Esperamos que os guste esta receta, que más sencilla imposible en la que no hay pérdida ni error posible. No podéis decir que no. Un último detalle, la forma de prepararlas sin que además pierdan mucho de su color verde, os lo explicábamos también en este post.

Los ingredientes para 2-3 personas son, unas 6-7 alcachofas ya cocidas, 375gr de costilla ibérica adobada (adobada queda más buena), 1 vaso de arroz colmado, 1 vaso y medio de caldo de cocción de alcachofas y 1 de agua de cocción de las costillas, 2 dientes de ajo, unas ramitas de perejil, 1/2 pimiento verde, 1 tomate grueso o 2 medianos, 1/2 vaso de vino blanco, 1 cucharada sopera de carne de pimiento choricero, 1 hoja de laurel, sal y AOVE.


Lo primero será rehogar las costillas en porciones y con la hoja de laurel en algo de AOVE.


Una vez rehogadas las cubrimos con la mitad del caldo de cocción de las alcachofas y si falta añadir líquido echaremos agua (que sobrepase dos dedos). Lo pondremos a cocer en la olla a presión por 25 minutos. No añadáis sal.


Mientras rallar el tomate y freír en una sartén con algo de sal y sin azúcar. Esto nos llevó 15 minutos. Si no usar alguna salsa de tomate de calidad.


Una vez cocidas las costillas tendrán esta aspecto. Las reservaremos en el mismo caldo.


Ahora trabajaremos en la paella. La pondremos a calentar con algo de AOVE y sofreiremos el pimiento verde en trozos menudos.


Una vez sofritos echaremos a la plancha una cucharada de pimiento choricero. Rehogaremos por unos minutos.


Una vez todo rehogado bien, echaremos el tomate y el vino (o viceversa) y reduciremos.


Como las costillas ya están rehogadas las depositaremos en la paella sin más y será el turno del arroz el cuál rehogaremos con los ingredientes hasta que se pierda casi toda el agua.


Echaremos la mezcla de caldos (costillas y alcachofas) en proporción al arroz. No tiréis nada del caldo sobrante porque puede faltar, ya sabéis, por evaporación, por el tipo de grano etc. Normalmente son dos vasos y un poco por vaso de arroz.


Mientras cuece majaremos bien los ajos y el perejil, y lo echaremos en la paella. Probaremos de sal. Debe de quedar el arroz muy sabrosito.


Cuando empiece el grano a captar parte del caldo y hayamos removido bien, pondremos las alcachofas bien colocadas dentro del arroz y las costillas.


Lo tuvimos cociendo 25 minutos más o menos, y luego lo dejamos unos 10 tapado con papeles.


El resultado el que véis. Nosotros éramos 2 comensales (Lola y yo) y por supuesto sobró. Por la noche nos tomamos las sobras en una sopilla improvisada que se ha hecho en mi casa desde hace muchos años. Esta sopa está hecha con algo de caldo de cocido, o simplemente con agua y un cubito maggi. Luego opcionalmente se le añade un huevo desliado y se come. No es algo sublime pero tiene un pase. Aquí no se tira nada.


Si queréis ver más recetas hechas con alcachofas podéis visitar el blog de Carmen Rico lasrecetasdemama. Ella es otra devota de esta verdura, con la que comparto esta afición. También podéis probar en casa nuestra vieja recetilla de la crema de alcachofas con fredolics que surge de la crema de alcachofas de Abraham García.

Salud y buen fin de semana.

Print Friendly and PDF

19 comentarios:

  1. Qué ganas tengo de unas buenas alcachofas!!!!
    Ya sabes que comparto devoción por ellas, pero por aquí....
    En cuanto encuentre unas que me convezcan, pruebo este plato, por que el arroz con verduras me encanta y con esa costillita tiene que estar de muerte.....
    Tu madre, como siempre, un encanto. De tal palo..
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  2. Me recuerda mucho a un arroz que hace mi madre y que hacía mi bisabuela, lo que pasa que lo dejan caldoso.
    Fantástica tu propuesta!!

    ResponderEliminar
  3. Toda una creación. Debía de estar para chuparse los dedos. Tomo nota de esta combinación alcachofas-costillas-arroz que me parece buenísima.
    Un abrazo para ti y para Lola y buen finde.

    ResponderEliminar
  4. ¡vaya, que casualidad!, igualito al que hace mi madre. ¡Me encanta!.
    Por cierto Carlos, enhorabuena por tu 9º puesto en los premios bitácoras.¡El año que viene ganador!

    ResponderEliminar
  5. alcachofas, alcachofas, alcachofas...!! de cualquier manera!!!
    Menudo grano tiene este arroz, que textura, también lo hacéis como en Alicante, primero se rehoga el arroz y luego se echa el caldo. En Valencia es al revés.
    Nunca he hecho este arroz con la costilla adobada, siempre con la fresca, lo probaré
    Un beso y buen finde.

    ResponderEliminar
  6. En casa solemos poner alcachofas al arroz con conejo, nos gustan mucho. Tu propuesta con costilla tiene un aspecto maravilloso.Es un poco prontito para pensar en comida pero es que presiento que esa foto no se me va olvidar en toda la mañana....
    Buen fin de semana,
    María José.

    ResponderEliminar
  7. No me cabe duda de que resultó una delicia, a mi las alcachofas me encantan y por aquí se cultivan y se consumen mucho y el arroz con costillejas y verduras es un clásico murciano...qué rico todo!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Ohhh, estas fotos atraviesan la pantalla!!!Anda que esas costillas adobadas debieron darle un sabor delicioso al arroz!!

    Un besazo y buen fin de semana!

    Vanesuky.

    ResponderEliminar
  9. La cocina de aprovechamiento se merece una sección de honor en todas las casas. Me parece magnífica la filosofía de no tirar nada y encima comer divinamente. Es vuestro caso, porque vaya arrocito que os habies marcado, eh?
    Besitos sin gluten.

    ResponderEliminar
  10. Nunca le he puesto alcachofas al arroz, y ya es hora de empezar a hacerlo...
    Qué pinta que tiene!!!!
    Gracias por compartir.
    Un saludo.
    IDania

    ResponderEliminar
  11. una pinta increible, debia estar sabrosisimo, me encanta y me lo apunto, besitos

    ResponderEliminar
  12. Buenos dias, Carlos. Te quedó un arrocito maravilloso. V. Tu Lola estará encantada contigo :o)

    ResponderEliminar
  13. Utilizar la olla a presión me parece un recurso inteligente para abreviar el proceso sin pérdida de propiedades, especialmente con costilla de cerdo que requiere mucha cocción. A mí las alcachofas me encantan y además son muy divertidas porque cambian el sabor del siguiente bocado a dulce por arte de magia. Incompatibles con lo tanto con vino.
    Saludos,

    Cuchillero

    ResponderEliminar
  14. Hacia dias que no venia, y que delicias he visto.
    Este arroz, que se ve de lujo, las coles una padasa,y las crema de fredulics y alcachofas una exquisitez.
    Felcicidades amigo.
    Me encanta tu paciencia en el paso a paso.

    ResponderEliminar
  15. Me ha encantado tu arroz, debe estar buenìsimo.

    Y me voy a ver todas tus otras entradas de esta semana, que yo he estado un poco apartada del ordenador,y hoy tengo tarea atrasada de visitas

    Besos. Recetasdemama

    ResponderEliminar
  16. Te alabo tu reciente gusto por la alcachofa, yo tampoco consideraba demasiado esta verdura, pero lo cierto es que ahora me la como hasta pintada con tiza en la pared... me encanta.

    Santa verdad lo de que con pocas cosas bien escogidas te montas un plato de lujo. Además las alcachofas le dan ese gusto suyo tan particular al arroz, verdad? y ya con la costilla ni te cuento. Poca cosa más y te queda esta preciosidad. Adoro los arroces de este tipo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. estoi alucinadocon tu blog!!!
    no se de donde lo saque y ahora lo tengo en favoritos y cada vez que te leo me gusta mas. enhorabuena de un cocinero de cantbria.

    ResponderEliminar
  18. El arroz, las alcachofas, ese tocino, ... todo me gusta y encima con esas fotos... parece que lo tengas delante .
    Que bien osquedó, que jugoso, que color, que... sabor tendría el condenado.
    besos

    ResponderEliminar
  19. Felicidades por el blog, me encanta lo bien explicado y documentado que está.
    Gracias !
    Marina

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger