23 jun. 2010

LENTEJAS GUISADAS CON SHIITAKE Y ALCACHOFAS

No publicamos muchas recetas de lentejas no porque no nos gusten, en absoluto, son de nuestras legumbres favoritas, pero si os somos francos no las hacemos porque son uno de los tupper 'top ten' que nos regalan con todo el amor del mundo nuestras madres para ayudarnos en la medida de lo posible a solucionar algunos huecos que dejamos entre diario dentro de nuestras locas semanas laborables. Así que aprovechamos la tesitura para mandarlas mil besos, y volverlas a decir que gracias, gracias y mil gracias. No se pueden imaginar la ayuda que nos brindan, y bueno, sobra decir que ¡qué ricas sus comidas!, su ayuda es un regalo caído del cielo, y creo que como nosotros sois muchos ¿verdad?. Poder comer decentemente y como en casa es fundamental para una dieta sana, pero si encima cae una comida de mami de vez en cuando, eso ya es el summum.


Pues ya véis lo que son las cosas. Para los que no lo sepáis, y eso que con Su hemos hablado de esto en alguna ocasión, en Mercado Calabajío nuestras madres son piezas claves en nuestra trayectoria, y por descontado en nuestra vida, y ya no sólo son claves por su comida ojo, no seamos del todo superficiales, si no porque sin ellas es muy probable que todo este proyecto igual ni hubiera existido, aunque sabemos de casos que no se les ha dado bien la cocina. Bueno, no pasa nada. Para nosotros ha sido fundamental. Os mandamos un beso y un achuchón muy fuerte a las dos, que lo sois todo.


Bueno esta receta es muy sencilla, nos la inventamos en base a que la seta shiitake es una de nuestras setas favoritas. Ya os contamos cosas sobre la misma en otro post, pero en resumen os diremos que cocinada y al gusto parece proteína, y en verdad en mayor medida es hidrato de carbono. Es que esta seta aporta a estos guisos una untuosidad, gelatina y sabor que se acerca de refilón al que aportan las carnes gelatinosas. Quizás seamos muy subjetivos, pero creemos que el sabor de las shiitake a la plancha recuerda al bistec y su olor recuerda a la mantequilla. A lo que vamos, con estas setas triunfamos porque quedaron de miedo y antes de que llegue el horno veraniego a nuestras vidas, os la queríamos publicar.

Los ingredientes para 2-3 personas son, 4 puñados de lentejas bien colmados, 220gr de shiitake, 5 alcachofas hermosas, 1 cebolla mediana, 1 calabacín mediano, 2 dientes de ajo, 150gr de espárragos verdes, 1 patata, 1 puerro hermoso, 1 ajete fresco 1 ramita de perejil, 1/2 pimiento verde, 1 tomate, 2 vasos de caldo de ave, agua, una guindilla seca (o una cayena) opcional, AOVE y sal.

A nosotros nos gusta poner las lentejas en remojo la noche anterior, es menos tiempo de cocción y además no nos cuesta trabajo. Las lentejas eran rubias castellanas (lentejones) y pertenecen a una de las mejores marcas de legumbres envasadas que hay en Madrid, hablamos de El Paleto de Bauco. Se pueden conseguir en algunas tiendas especializadas, algunas grandes superficies y en tiendas gourmet. Os las recomendamos.

A lo que vamos, eliminamos el agua, y les pusimos un puerro, la cebolla, la guindilla seca y el tomate.


Echamos el caldo y el agua, veréis que el caldo lo teníamos congelado, el agua hasta cubrir y 2 dedos. Lo pondremos a cocer lentamente.


Mientras vamos cortando la verdura como ya sabéis que nos encanta. Aquí los espárragos en su parte noble, el ajete, la cebolla, el pimiento y el calabacín.


Ponemos un poco de aceite de oliva en la sartén, y doramos los dos dientes de ajo.


Los sacamos y vamos rehogando estas verduras por tandas y según ternuras, porque queremos que su textura final sea clave en el plato. Echamos primero el calabacín y algo de sal. 3-4 minutos, con espacio suficiente para que doren.


Los espárragos, 2 minutos, sal y fuego fuerte.


El puerro y el ajo fresco, 6 minutos, y algo de sal.


Por último las setas limpias y troceadas. Las tuvimos hasta que soltaron toda su agua y doraron.


Por último coceremos las alcachofas, y para que no se oxiden lo de siempre, una vez peladas rápidamente en agua helada llena de tallos del perejil estrujados. Aquí os damos unas indicaciones sobre como pelarlas. ¡Los troncos de las alcachofas se aprovechan! no los tiréis, bien pelados con un pelapatatas (por ejemplo) quedan deliciosos.


Una vez los shiitakes están bien rehogados, se añade un poco de agua para que suelten la 'gelatina', y dejamos reducir la misma hasta casi un cuarto.


Al final mirar el mise en place de futuros aderezos que quedan reservados, más la patata, el perejil y los ajos. Veréis que la función del plato en la cazuela de las alcachofas, es para que éstas no suban a la superficie y se oxiden.


Una vez las lentejas hayan cocido unos 45 minutos, sacaremos con cuidado el puerro, el tomate y la cebolla. Veréis que las lentejas habrán perdido líquido, pues bien, echaremos el agua de los shiitakes junto a los mismos, y las verduras ya rehogadas que teníamos reservadas (las alcachofas crudas). Seguiremos cociendo probando el puchero de sal.



Pasaremos a un vaso de batidora los vegetales que han cocido con las lentejas, junto a los ajos pelados y el perejil. ¡Ah! y un poco de caldo de la cocción. También echaremos sal.


Una vez batido lo echaremos al guiso y dejaremos cocer hasta que la lenteja esté hecha. Calcular que les quedarán unos 25 minutos más o menos o hasta que las alcachofas estén tiernas.


Al final las alcachofas quedaron buenísimas y el plato quedó meloso, con un aroma riquísimo a esta seta y lleno de alegría por la verdura.


Esperamos os hayan gustado.

Salud.

Print Friendly and PDF

21 comentarios:

  1. Me ha gustado la idea de freir las verduras aparte y ponerlas al final. Yo siempre las he sofrito en la olla y cocido despues con las lentejas. Tengo que probarlo. Y además con shitake, ¡como me gustan!.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Oye, pregunto: no habría posibilidad de que las madres hicieran unos cuantos tupper para un buen grupo de amigos que os siguen, ja ja
    en esta ocasión un beso para ellas.!

    ResponderEliminar
  3. Ayy Carlos cuanto sé yo de esos huecos que tapan las madres, no hay semana que la mía no haga un par de platos para hacerme la vida más fácil ..., y como tu bien has dicho las madres son pieza fundamental en nuestras vidas, pero no solo por la comida, no, sino por todo ...

    Con respecto a las lentejas, son uno de mis platos favoritos, en casa las hacemos muy diferentes, pero me ha gustado mucho tu variante, ver tantas verduras en ellas para mí es una delicia.

    Un besote

    ResponderEliminar
  4. ¡Buenos días! ¡Qué rica receta!

    Somos el equipo de la Sirena, estamos realizando un concurso de vídeo recetas en nuestro blog ¡nos encantaría tu participación! ¡El premio son 300 euros para la mejor receta! Te dejamos el link por si te animas:

    http://blog.lasirena.es

    ¡Muchas Gracias! :)

    ResponderEliminar
  5. Que delicia de receta de Carlos!

    Soy de la opinión que los que "amamos" la cocina hemos sido unos privilegiados por tener las mejores maestras del mundo que han sabido transmitirnos, y siguen haciéndolo, todo su saber paso a paso y poco a poco, con la intención de valernos en el día de mañana. Un día ya presente, por cierto.

    Y según veo, como a mi también me ocurre, a pesar de enseñarnos a valernos por nosotros mismos, siguen preparándonos tupper de vez en cuando. "Como se que te gusta, he echado un puñado de más para que me sobre y te lleves un poco..."

    Esa es la frase de mi madre cuando se presenta de vez en cuando en nuestra casa con un tupper de comida.

    Un saludo y Besos para vuestras madres

    ResponderEliminar
  6. Una forma de cocinar lentejas con setas para variar las recetas de siempre. No me ha quedado claro el concepto de "hidrato vegetal", seguro que nos aclaras lo que tenías en mente. Por otra parte, que las setas a la plancha recuerden al bistec es porque ambos tienen sabor umami procedente de aminoácidos como el glutámico del que ambos son muy ricos.

    Un saludo como siempre,


    Cuchillero

    ResponderEliminar
  7. Pues mira Carlos, te confesaré que las lentejas son las únicas legumbres con las que me llevo regular... y como sé que son muy sanas siempre estoy buscando nuevas recetas para probar, así que anotado queda... ya te contaré.

    Por cierto que en cuanto pueda me leeré el especial de comida china... como os lo habeis currado pareja!!! y yo tan liada... así no se puede.

    Bicos enormes.
    Lau.

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado lo de la guindilla seca.
    Yo también sielo poner esa seta en los estofados, precisamente por lo gelatinosas que son,lo que ocurre es que en la boca no son muy de mi agrado. Lo que hago es que las retro, las trituro y las vuelvo a añadir al guiso trituradas.
    Gracias por el paso a paso.
    Un plato excelente.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Menudas lentejas de lujo, con tantas verduras y las setas, y sobre todo elaboradas con tanto mimo y detalle. Se ve que vuestras madres os han enseñado bien.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  10. Maravillosa versión! Yo soy una clásica y hago las lentejas de siempre, si le digo a J que le quiero poner setas ya me veo oyendo una tormenta de verano jejeje
    Mil besos a todas las mamis que nos han inculcado el buen comer y el buen hacer en la cocina!
    Besazos!

    ResponderEliminar
  11. Me encantan las lentejas y están muy diferentes a las que hago
    Voy a llevarme esta receta para hacerla
    Preciosa tus fotos y me encanta el paso a paso ya que mejor explicado
    gracias

    ResponderEliminar
  12. A esto se le llama comida de fusión! Jajaja... Me ha gustado mucho la receta, y la entrada más todavía :-)
    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Josde: ya lo sabíamos ;)

    Iscariote: ¡esa es exactamente la frase!...

    Cuchillero: corregido. Te agradecemos que nos corrijas las cosas que veas que ponemos mal o que no tienen sentido, sabes que siempre te lo decimos. Esto lo único que significa es que aparte de que seamos unos burros, te lees el post, que es que nos hace olvidar lo primero.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Que bue plato!!!
    Las verduras yo en ocasiones (si tengo tiempo) las hago aparte también y con setas, en suelo hacer unso garbanzos con setas u salen deliciosos, por eso me imagino el sabor de este plato de cuchara que me ha encantado.

    Tu hablas de las madres, yo tengo que hablar de los hijos. Hoy mismo este mediodía se ha presentado mi hijo a comer, sin avisar...(está de exámenes y no le vemos el pelo en unas semanas) sabe que no puedo cocinar pero dice que añoraba el estar en casa....y el estar conmigo .... y comer un plato de ensalada que es lo único que he podido hacer (el resto se lo ha cocinado él) .

    A los hijos les (os) gusta recibir "detalles culinarios" de las madres, pero es que a las madres nos encanta darlos.

    Feliz verbena amigos.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Carlos, ¡ Qué bonitas palabras hacia las madres...!
    Yo empezé el blog precisamente para que sus recetas no se perdieran y mis hijos el día de mañana tuvieran una recopilación "informática" de todo lo que su abuela me enseñó.
    Tus lentejas tienen un aspecto bárbaro.Nosotros las comemos dos o tres veces al mes peo mi recetas son muy sencillas.Ésta receta es mucho más completa y con esas setas tienen que ser la bomba.

    Hoy os mando el abrazo por la noche. El día ha sido muy largo y sin un rato para visitaros.
    María José.

    ResponderEliminar
  16. ¡Pues claro que me leo el post! Es de lo mejor de la blogosfera culinaria. Por cierto, el otro día encontré que el Ketchup parece que es de origen chino como salsa para mojar, viajó a través del sudeste asiático hacia la India y de ahí a Gran Bretaña. La palabra procede de la palabra siamesa kachiap. Así que sorry también

    Cuchillero

    ResponderEliminar
  17. Nos complacen tus palabras, lo supondrás. Pues anotado queda, aunque volvemos a lo mismo ¿debe de haber tomate en la cocina china?, el caso es que sí, pero creo (y estamos contigo) que sigue siendo un sucedáneo cantonés-americano ¿no crees?.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Maria José: ¿si es aún de día??? ;). Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Hola Carlos, como me ha gustado tu versión de las lentejas, que con las setas, ya no se podrían catalogar de viudas, sino más bien de "arrejuntadas", a diferencia de las casadas con todos los sacramentos del cerdo...

    Pero como siempre, saco grandes ideas de tus posts, me gusta coincidir en el rehogado de la verdura, y posterior batido y topadentro, me gusta la técnica del plato para las alcachofas, y me voy contento y sonriente, como suele ocurrir... cuando vengo.

    Además de todo, las shitake que son buenísimas, tienen muchas propiedades saludables... como bien contabas en el otro post. Yo también soy adicto a esta variedad.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  20. Fenomenal este plato. Soy de poco comer legumbres, pero he preparado lentejas con hongos y me fascinaron, ahora con alcachofas y todo lo demás que has puesto me parece un delirio.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Estoy haciéndolas esta mañana... ufff..qué bien huelen! me encanta vuestro blog!

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger