25 ene. 2010

MUSLOS DE POLLO DE CORRAL AL POMELO Y MIEL

El otro día hicimos en casa unos muslos de pollo de corral con un nuevo aderezo, el zumo de pomelo. El pomelo en cocina se distingue poco del zumo de limón o si nos apuráis de la naranja, los platos no guardan todo el sabor característico del pomelo fresco, pero queda un matiz interesante. Sabréis que es uno de los cítricos más olvidados en nuestra cesta de la compra, pero no sé si sabréis que las propiedades beneficiosas de esta fruta son enormes para nuestra salud. Es rico en vitamina C, y la variedad rosada es rica en licopenos, sustancias que son eficaces como antioxidantes, fundamentales en la lucha contra infecciones, virus e incluso patologías cancerosas. No digamos ya su actuación como bactericida o desinfectante, antiinflamatoria, aquí el pomelo es ideal. También ayuda a formar glóbulos rojos y blancos (por el ácido fólico), es hipotensor y posee muchas otras vitaminas de la familia B y E. Por último está indicado sobre todo para los cuadros graves de artritis reumatoide, para afrontar problemas circulatorios (disolución de hematomas, limpieza de sangre etc), cuadros específicos de varices, artritis, cansancio crónico, dietas hipocalóricas y cuadros de colesterol severos, aunque aquí consultar con el médico por la acción contraindicada de los furanocoumarinos sobre algunos tratamientos farmacológicos específicos. Al final van a tener razón nuestras abuelas cuando decían que todo lo que amarga y escuece es bueno.


Por si no lo sabéis, lo que amarga en estos alimentos es debido a los flavonoides, un antioxidante natural que se encuentra en muchos alimentos, y sobre estos, ya os hablamos en su día de las endivias, de los pepinos, de las alcachofas o incluso de la escarola. También, y dentro de este grupo de alimentos amargos, estaría la cerveza, que aunque no es un producto que se encuentre en la naturaleza, en cantidades moderadas es muy buena para la salud. También estarían las siempre olvidadas berenjenas de almagro, estas berenjenitas son unas de las conservas más saludables que tenemos en nuestro país. ¿Por qué? pues porque son las berenjenas con mayor proporción de polifenoles del mundo, los polifenoles son una subdivisión de los flavonoides, la proporción en esta variedad es de 800mg por kilo. Por último, no nos olvidemos de las coles de bruselas, que también son muy saludables aunque no sean plato de buen gusto para mucha gente. Pues ahora le toca el turno a los pomelos, además el momento perfecto para comerlos es ahora, y por supuesto de cocinar con ellos.


No sabemos si os pasa a vosotros, pero es que es verlos y caer rendidos a sus pies. Estos pomelos que solemos comprar, muy probablemente de la variedad red blush, son preciosos por dentro. Nos los comemos así sin más, sobre todo entre horas, que es cuando con el 'gusanillo' uno hace de tripas corazón. Además, Si estamos en casa y tenemos el dispensario lleno de cítricos (limones, naranjas, mandarinas etc), a todo esto, árdua tarea la de comprarla por falta de tiempo, mezclamos el zumo de un pomelo con el zumo de varias naranjas y mandarinas, y si nos vemos con ganas, el zumo de medio limón.

Y ahora me surgen un par de preguntas que si alguien sabe responderlas me encantaría que nos contestaran en este post. La primera es por qué el zumo de naranja a algunos nos da ardor en ayunas y al mediodía, por ejemplo, no (o no tanto). Y la segunda es ¿por qué da más ardor la naranja en zumo que comida en fruta?, es decir, puedo comer en ayunas naranjas a gajos sin que apenas me de ardor, pero si me tomo un zumo me repite unas horas. Por favor, si alguién tiene una explicación a esto que nos lo comente.

Pues vamos con esta sencilla receta para 2 personas, 1 muslo de pollo de corral por persona (ojo, podéis utilizar pechuga, o contramuslos), el zumo de un pomelo (aunque en la foto salgan dos), medio vaso de vino blanco, una cucharada de miel, 1 cebolla, 1 patata mediana por muslo (en la foto hay una grande pelada y una pequeña sin pelar, cosas del directo), mantequilla, AOVE, sal y pimienta (opcional).


Primero colocaremos las patatas en rodajas y varios cascos de cebolla, en un recipiente apto para el horno.


Colocamos encima los muslos bronceados de mantequilla y sal.


Vamos encendiendo el horno a 200º, y vamos exprimiendo el pomelo.


Una vez exprimido lo templaremos en el micro y disolveremos la miel. Luego añadiremos el vino.


Lo tuvimos en el horno 2 horas, bajando el horno a 160º la última hora. Lo regamos en 4 ocasiones de zumo, y si veis que el pollo se quema a mitad de recorrido envolverlo en papel de aluminio. Pero vamos, no creemos que tenga que pasar nada.


Una vez listo lo serviremos con un buen vino tinto joven y una gran ensalada de escarola, para no salirnos del guión.


Salud y feliz semana.

Print Friendly and PDF

23 comentarios:

  1. Prime!
    Qué receta más buena para empezar la mañana. A mí me encanta el pomelo y nunca se me había ocurrido echárselo al pollo, pero la verdad es que el pollo lo soporta todo. Estoy deseando probar. Un abrazo y feliz semana!

    ResponderEliminar
  2. Carlos, hace ya muchísimos años que me tomo un pomelo en zumo para desayunar, es algo imprescindible para mi, si alguna vez no tengo y me tomo un zumo de naranja no me gusta nada.
    Así que como comprenderás esta receta me encanta, además de ser tan apetitosa es facilísima, así que va a caer muy pronto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Cuantas cosas interesantes hay en este post!! Bueno la primera que menuda bandeja.. esas patatas después de dos horas y con el juguito del pollo soltando ahi, es facilmente imaginable.
    Tuve una temporada que tomaba pomelo a todas horas y no se el porqué, ahora se me olvida, pero hay que retomarlo, creo que entro en el grupo de los beneficiarios,ya empiezo a tener de todo!!!
    En cuanto al zumo de naranja en ayunas. Te digo lo que me pasa a mi: efectivamente me da ardores por la mañana, lo relaciono con el café con leche y la tostadita que tomo a continuación, creo que al mezclarse con la leche en el estómago...no se es lo que yo percibo, mi cuerpo lo rechaza, en cambio naranjas a gajos a todas horas, nunca me dan ardores.
    Esa es mi percepción.
    Un abrazo y gracias por darnos tantas y tantas explicaciones acerca de un ingrediente.

    ResponderEliminar
  4. Hoy mismo me compro un cargamento de pomelos!!!! Me hacen falta para todo eso que has dicho ... todo ... así que creo que va a ser la panacea...
    En serio, no tengo la costumbre de tomar pomelo, solo lo uso para las macedonias. Y además, aunque me gusta mucho, me produce, como todos los cítricos, una acidez espectacular. Pero voy a buscar una solución.

    Por ahora, me lo voy a tomar con pollo, porque ya sabes que esta receta cae esta misma semana. Qué buena pinta tiene, y además qué sencilla, rápida y fácil. Lo tiene todo.

    Todo un acierto Carlos.
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  5. Tienes razón, el pomelo es uno de los olvidados en mi lista de la compra.
    La verdad es que tienen un aspecto maravilloso.Bueno, los pomelos y el plalo en general.
    Un abrazo,
    María José

    ResponderEliminar
  6. Que agradecidos son este tipo de platos, verdad? tu sugerencia estupenda, yo siempre pongo algun mislo más para que luego me quede para una superensalada de pollo.

    Un abrazo y estupendo lunes empezando así

    ResponderEliminar
  7. Carlos, un gracias por esta receta porque me gusta mucho el sabor del pomelo pero solo me parece un poco fuerte. Debe quedar muy jugoso este pollo con la salsita. Como Begoña, compro un cargamento de pomelos ya!

    ResponderEliminar
  8. No suelo comer cítricos, no me gustan demasiado solos (con azúcar ya es otra cosa), quizás las mandarinas son las únicas que consumo casi a diario y alguna naranja.
    No se el motivo del ardor, esperemos que alguien te lo pueda aclarar.
    En cuanto al pollo: madre que ricas esas patatas... yo le pondría más cebolla y casi te digo que ni comería el pollo, el aocmpañamiento es tan bueno como la carne. Dos horas en el horno y un resultado tierno, meloso... vamos que se deshace en la boca.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Me encantan tus recetas. Viene todo tan bien explicado, con unas fotos tan estupendas...
    Gracias por tus cariñosas palabras.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Magnifica receta y muy sencillita de hacer. En casa no tomamos pomelo pues está contraindicado para el tratamiento del Sr.D. pero con naranja o con limón, supongo que estará igual de bueno. Me encantan estas recetas que una vez que las metes en el horno, no tienes que preocuparte de vigilarlas, se hacen sólas!!!un biquiño

    ResponderEliminar
  11. Me encanta! Qué pinta tiene y qué fotos más buenas. Así a cualquiera se le hace la boca agua. Muchas gracias por compartir la receta.

    ResponderEliminar
  12. En casa nos encantan los pomelos pero cuestan un poco encontrar en las fruterias del barrio !
    Y solemos comerlo con miel también pero con pollo nunca hemos probado.
    Me apunto tu receta para cualquier dia.
    Un saludo,
    Palmira

    ResponderEliminar
  13. Carlos me encanta la receta!!! te estás saliendo con el pollo últimamente ;) y no veas como te lo agradezco porque tengo que cuidar el colesterol.

    Es curioso lo del zumo de naranja... yo lo tomo en ayunas y nunca me sienta mal... todo lo contrario.. y eso que yo soy de estómago débil.. he estado buscando el porqué le hace daño a tanta gente el zumo de naranja en ayunas y mira lo que he encontrado:

    "La vesícula biliar es un reservorio de bilis que debe vaciarse en el momento adecuado, es decir, cuando pasen grasas por el duodeno y con la intensidad adecuada.
    Por diferentes motivos, como cálculos biliares en su interior, inflamación o bilis espesa, la vesícula puede no vaciarse en el momento preciso o con la intensidad debida. A estos trastornos se les llama coledisquinesias o vesícula perezosa y se manifiestan como pesadez abdominal, dolor en el costado derecho o dolor de cabeza y pueden ser más o menos intensos.

    Ciertos alimentos dotados de acción colerética (aumentan la secreción de bilis y la fluidifican) y colagoga (estimulan el vaciamiento más o menos intenso de la vesícula biliar) pueden evitar estos trastornos funcionales.

    La naranja y especialmente su jugo son dos de ellos, pero tomados en ayunas pueden provocar un vaciamiento brusco de la vesícula biliar acompañado de molestias leves como náuseas o pesadez abdominal. Aunque estas molestias no revisten gravedad, explican el temor de muchas personas a tomar el zumo de naranja en ayunas. En realidad son el resultado de una acción beneficiosa (colagoga), aunque intensa, de los cítricos.

    No obstante, en caso de padecer colelitiasis, esto puede desencadenar un cólico, por lo que en esta circunstancia particular el consumo en ayunas de naranja o su jugo está totalmente desaconsejado. "

    Como siempre lo he sacado de la página de Eroski... que no deja de sorprenderme gratamente.

    Un pedazo de receta!!

    Un bico!

    Laura

    ResponderEliminar
  14. Yo tampoco se decirte el porque a tus preguntas sobre la naranja, así que habrá que estar pendiente para ver si entre un@s y otr@s dan el motivo

    Pero mientras tanto, me pregunto si esto estará igual con zumo de naranja porque el pomelo y yo, como que no somos muy amigos y sólo de imaginarlo ya se me ponen los pelos de punta y si la variedad ésta es como la naranja sanguinea, ya acabamos... no puedo con ellas....

    Mañana voy a hacer unas pechugas de pollo ... veremos como salen ;-)

    ResponderEliminar
  15. Hay madre se me hace la boca agua solo de mirarlo, seguro que estaba delicioso, y claro con tan buena materia, un plato de lujo, besitos, pepa.

    ResponderEliminar
  16. Me parece muy buena sugerencia. Si el limón es un clásico junto al pollo y la naranja va con el pato, la idea del pomelo va en la misma línea pero con un "twist" especial.

    Cuchillero

    ResponderEliminar
  17. Hola Carlos: Que buena pinta tiene y además, después de los atracones de estas fiestas, viene bien para compensar.

    El zumo de zomelo y citricos de la marca tropicana, sale buenísimo y es una forma mas facil de tomarlo y además está buenísimo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  18. Hola, soy nueva en tu blog, pero me encanta y ya tienes una fiel seguidora.

    El pomelo no me motiva mucho, pero he de reconocer que este plato es muy atractivo, tomo nota ;)

    Salu2. Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net

    ResponderEliminar
  19. Carlos lo primero es decirte que el polo se ve exquito, una buena receta.
    Luego a la pregunta de los ardores , no soy medico ni nada parecido, podria decirte que achacmos muchas veces la acidez al producto y no es asi sino nosotros los que tenmos el problema.
    Si el zumo se toma nada mas hacerlo no esta fementado y no tendria que darte acidez.
    Y pienso que el jugo o zumo hace que el higado genere mas acido y al tomarlo la pulpa, masticado, no sera asi. De todas formas preguntare algun amiguete medico y si puedo te contesto cientificamente je je.
    Un plato excelnte que es ao que he venido.
    saludos desde Almeria.

    ResponderEliminar
  20. aainnsssssssqu está en el horno con naranja en vez de pomelo, pero no pones como, cuando y donde poner el vino y el aceite.

    Así que al horno con el aceite y el vino, y poco a poco iré añadiendo el zumo con la miel

    ResponderEliminar
  21. Gracias a todos por vuestros comentarios.

    Hola Cova, gracias a ti por descubrir este error. Efectivamente va en el zumo con la miel, todo mezclado. Se nos olvidó ponerlo. Esperamos llegar a tiempo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. No creo que pase nada por haberlo puesto por separado jejejje, así que las patatas con mas aceite y vino, y para las pechugas solo el zumo con la miel jejjeje, pero al final.. todo se juntará ;-)

    ResponderEliminar
  23. Ahora si... estuve buscando y no encontre :)

    Sobre el ardor la verdad que no tengo ni idea, pero desde luego que es una faena.

    Ultimamente me estoy acostumbrado a un zumo de naranja como unica bebida en el desayuno y me encanta... he abandonado la leche, solo compramos la entera del peque... y el café directamente no me gusta :S:S

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger