Nuestros 10 bocatas favoritos ¿cuáles son los tuyos?

Siempre hemos dicho que un bocadillo es esa delicia gastronómica muy nuestra de la que no podemos prescindir. Tomarse un buen bocadillo en un almuerzo, en una cena, en una excursión, en la playa es un momento místico. Hoy os vamos a citar los 10 bocadillos que más nos gustan, ha sido muy complicado porque fuera se han quedado unos cuantos, pero si había que elegir sólo 10, hemos hecho el esfuerzo y creemos haber sido justos. Además, queríamos que vosotros nos pusierais vuestras debilidades a pie de comentario, los que más os gustan, por aquí quedarán para siempre para probarlos algún día.


La lista de los bocadillos no lleva un orden concreto, no por aparecer un bocadillo el primero es nuestro favorito, cada uno es único en sí mismo:

1. Bocadillo de jamón ibérico. Sin duda uno de los bocadillos más apetecibles para nosotros y creemos que para mucha gente. Hay pocos bocadillos que lo puedan igualar, es sencillo, sabroso, sienta bien y si el jamón y el pan, mejor crujiente, es un bocado colosal. Con el jamón no hay que escatimar con la grasa, hay que incluirle lonchas con esa grasa rosácea tan sublime, y no nos gusta mezclarlo con nada, ni con queso ni con tomate, bueno mentimos, a veces le echamos al pan un poquito de aceite virgen extra, pero cada vez menos. 

2. Bocadillo de tortilla de patatas con boquerones en vinagre. Os hablamos no hace mucho de él, es uno de esos bocadillos 'raros' que han marcado nuestra vida por lo jugoso del bocado. Lo servían cerca de mi colegio, y es una combinación inusual de ver pero que sin duda funciona. El pan tiene que ser también de barra y reciente, recordar ese momento en el que muerdes el bocadillo y la tortilla se desborda por los lados junto con el aceite de los boquerones es un momento inigualable. La cerveza aquí es obligatoria.

3. Mollete de sobrasada. Lo llevamos disfrutando desde hace muchos años y todo comenzó cuando lo probé en Granada para desayunar en los años 90. Evidentemente por allí la sobrasada que sirven no es de muy buena calidad, aunque ya existen sobrasadas granadinas excelentes, pero si lo preparáis con sobrasada DO de Menorca, es un manjar sin igual. Además, es ideal que se tome en un mollete con el interior crujiente, y parece que ambos ingredientes nacieron para entenderse, como pasa con la zurrapa o la manteca colorá. En este bocadillo sí que se admite que el pan esté un poco caliente a la hora de comerlo para que la sobrasada funda sólo en la zona de contacto con el pan, e insistimos, el mollete debe de ir tostado en su interior. Manjar de dioses.

4. Bocadillo de tortilla francesa con aguacate. Un descubrimiento relativamente reciente que venimos disfrutando como enanos desde que lo vimos en la red. Todo el mundo tiene muy interiorizado el olor que desprende una canónica tortilla francesa, pues bien, imaginaros dentro de un pan (de barra o baguette) y con el interior untado de aguacate fresco y una pizca de sal. Dos ingredientes que no sabíamos que conjuntaban tan bien, en un bocado tierno, jugoso y sublime. Originariamente lo comíamos con el aguacate en rebanadas, pero este detalle lo cambiamos por el aguacate majado con un tenedor y untado como un paté. Lo cenamos muchas veces y jamás nos cansamos de él.

5. Bocadillo de panceta a la parrilla. Si no es uno de los placeres mayores en una barbacoa entre amigos, está muy cerca de serlo. Es una delicia gastronómica que jamás cansa, y es sin duda el protagonista absoluto en el comienzo de una barbacoa o parrillada. Tomada fresca sin adobos y bien tostadita, es dar un bocado a esta suculencia es disfrutar al máximo de ese ambiente repleto a olores a carne y chasca. Acompañado siempre con algo de vino, o cerveza, uno se pregunta cómo algo tan sencillo puede estar tan bueno. Una calle tendrían que ponerle.

6. Bocadillo de longaniza del payés. Solo se necesitan dos cosas, una buena llonganissa catalana y un buen pan de corteza crujiente tipo barra, pan payés, chapata etc. Curiosamente desde que lo probamos hará ya unos cuantos años, ya no queremos comer otro salchichón. Antiguamente comíamos el salchichón ibérico típico extremeño o castellano, pero ya no nos gusta tanto. Preferimos éste que es más magro, menos graso y con un sabor a especias único. Es pensar en cortar rodajitas finas y meterlas entre panes con un poco de aceite de oliva virgen extra, es morir en vida. 

7. Bocadillo de chorizo ibérico y queso manchego tierno ('choriqueso'). Una combinación infalible que proviene de aquellos bocadillos playeros de la infancia. El recuerdo se pierde en el tiempo, lo llevamos comiendo toda la vida y jamás nos cansamos de él. Hemos probado muchos chorizos y quesos, pero nuestra elección es sin duda el chorizo de velita ibérico y un queso manchego semicurado, a ser posible de oveja, y atención, en finas láminas sin que se note demasiado al mordisco. Recordamos especialmente este bocadillo playero el cuál daba aroma a la bolsa de la comida, y en el que, al desenvolverlo, el embutido sudaba y la corteza del pan se impregnaba del pimentón del embutido. Una verdadera pasada, un bocado tan nuestro, tan básico y a la vez tan delicioso.

8. Bocadillo de sardinas en conserva con tomate fresco. Quizás sea uno de los bocatas insignes de nuestra gastronomía, un bocadillo que apetece en cualquier almuerzo o excursión. Hablamos de sardinas en aceite en conserva y acompañadas de tomate natural con sal. Nosotros no somos tan partidarios de usar sardinilla, las sardinillas es un bocado más fino sí, pero en el bocadillo nos gusta notar la carne magra de la sardina y su espina tierna. El tomate en cambio debe de ser en rodaja fina y que éste tenga calidad. Hemos probado bocadillos con sardinas aliñadas o presentadas de diferentes formas, de hecho, a mí me encantan las sardinas con tomate o picantonas, pero la que realmente nos gusta en bocadillo es la sardina que os hemos comentado, la clásica con aceite de oliva. La única pega es que es algo engorroso prepararlas por ahí, y llevarlo hecho hace que el tomate se deshaga. ¿Y el pan? de nuevo de barra y crujiente, no hace falta más.

9. Bocadillo de calamares fritos. Otro de los grandes bocadillos de nuestra gastronomía y en concreto de Madrid. El olor de la fritura no nos negaréis que es realmente evocador, y si el calamar es buen y está bien frito, hablamos de nuevo de un bocado excelso. Hay que reconocer que en pocas freidurías los preparan bien, y muchas veces lo que hacemos es pedir raciones de calamares fritos en restaurantes o chiringuitos donde sí los preparan correctamente e improvisar allí un pequeño bocadillo para disfrutar de este gran bocado, no nos cortamos un pelo. Por supuesto nada de mayonesas, nada de lechugas, pero sí unas gotitas de limón para darle ese contraste ácido que va ligado inexorablemente a esta fritura. Y por supuesto, la cerveza como su eterno acompañante.

10. Mollete de alcachofas en conserva, con anchoas y mayonesa. Por último, otro de nuestros descubrimientos gracias a amigos de Granada. Es una combinación que cuando nos lo contaron nos parecía algo extraña, pero que, tras probarla, caímos rendidos ante ella. Aquí tienen que confluir varias cosas, primero el pan tiene que ser tierno, puede ser cualquiera, pero el pan mollete nos encanta, y éste de nuevo debe de ir tostado por el interior. La mayonesa intentad que sea casera, con muy poco o nada de ácido ya que las alcachofas en conserva ya lo traen de serie. Ya sabéis que esta conserva se caracteriza por tener un acidulante como conservante y éste le aporta ese toque ácido que a todos nos repele un poco, pero que aquí funciona, y muy bien. ¡Ah! y las alcachofas bien escurridas, que si no se va a liar. Un bocadillo de los que llamamos en casa 'de fondo de despensa' y que, si las anchoas son de buena calidad, es algo impresionante. Un bocado que a muchos os va a sorprender.

¿Cuáles son tus bocadillos favoritos? ¿Alguno diferente a estos?

Hemos descartado muchos, ahora nos viene a la memoria el de chorizo frito, el de lomo fresco con queso, el de ventresca con tomate, el de atún con anchoas, mayonesa y piparras, el de filetes empanados con pimientos (o sin ellos), el de cabeza de cerdo, el clásico serranito, el de chorizo de Pamplona, el de mejillones en escabeche, el de mortadela de Bolonia y un largo etc

Recordad que los comentarios están sujetos a moderación, tened paciencia.

Carlos Dube.

19 comentarios:

  1. Me encantan los bocadillos y uno de mis preferidos es el de huevos fritos con patatas y morcilla, no obstante hay otros de lo más apetecible que acompañado de una cervecita bien fresca es una delicia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía, eso es unbocadillo y lo demás tonterías :) ¡Qué delicia!

      Eliminar
  2. Madre mía... ¡se me hace la boca agua! Qué ricos todos! Probaré el de alcachofas. Uno de mis preferidos es el blanc i negre valenciano, con salchicha fresca y morcilla de cebolla. SI se hacen a la barbacoa, mucho mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pruébalo y nos dices! Acuérdate, haz mayonesa casera!!

      Eliminar
  3. Que rico!!!! El de alcachofas del Aliatar mi madre se lo preparaba en casa, como buena granadina, le encantaba. Me quedo con el sevillanito que tienes en la web y Almusafes. La tortilla y aguacate espectacular, me la como junto a jamón de Trevelez y tomate en ensalada que da un sabor impresionante. Fantástico tu recopilatorio!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Tú sí que sabes! Pues sí, en el Aliatar hay grandes joyas, y creo que la número uno, y por lo original que es, es ésta.

      Eliminar
  4. El de huevos fritos, con la yema extendida a modo de salsa, sin más o con unas rodajitas de tomate muy finas.
    El de panceta con pimientos.
    El pepito de ternera con pimientos otra vez.
    El de mejillones de lata con patatas de bolsa.
    Y mil más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos deliciosos, el de pepito de ternera ya he comentado en redes sociales que se me ha olvidado por completo, ¡era el favorito de mi padre!

      Eliminar
  5. Me encantan los bocadillos. Prueba a poner cebolla frita al de sobrasada, y calentarlo para que se deshaga. Mis ideas: lomo con pimientos fritos con ajos. Atún con cebolla picada y mayonesa, tomate restregado, anchoas y ajos fileteados fritos con su aceite; habas rehogadas con cebolla y longanizas o lomo, sepia con cebolla, mojama (o restos de pescado) con pimientos fritos con ajos.
    Mi marido dice que si nos quedamos en el paro, montaremos una bocatería...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, es que da mucho de sí, menudas ideas dejas por aquí, seguro que tu marido y tú sois como nosotros, de hacer además 'barquitos' en todas las salsas. Si es que el pan... maravilla!

      Eliminar
  6. Ah, se me olvidaba! Esgarraet de pimiento con bacalao. Fundamental.

    ResponderEliminar
  7. Pues sin lugar a dudas, mi favorito para comer en casa es el de patatas fritas y chorizo frito en rodajas. Y para comer fuera un buen bocata de bacon, eso sí con el bacon "churrascao" y siempre, SIN queso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sí que sabes, oye, no sabía yo lo del bocata de bacon fuera de casa, y además, coincides con Alfredo. Ya me contarás... es mucha casualidad! ;)

      Eliminar
  8. Me encantan los bocadillos, he llegado a meter entre pan y pan casi de todo.
    He probado muchos de los que decis.
    Pero mis favoritos son: el de chistorra, el de tortilla de chistorra y el de tortilla de pimientos del piquillo.

    ResponderEliminar
  9. Mi preferido el de morcilla, desde que era pequeña y mi madre nos llevaba a Navacerrada a la nieve.

    ResponderEliminar
  10. Para mi, el bocadillo favorito lleva: pan untado con mayonesa, atún en escabeche (cuanto más bueno mejor), anchoas y piparras: una gilda en bocadillo!!!
    y una loganiza de aragón a la brasa entre pan y pan....

    ResponderEliminar
  11. Uno de mis favoritos es típico de la Costa Tropical que bien conocéis (y en particular de Motril): alcachofas en conserva, mayonesa y anchoas. Antes lo ponían por todas partes, últimamente solo sobrevive en el Bar Terraza de Motril y pocos sitios más. Es una pena que un bocadillo tan característico de la zona se esté perdiendo (hay versiones que sustituyen la mayonesa por alioli o la anchoa por mejillones en escabeche, pero la clásica es inigualable)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo hemos puesto en el puesto 10. Lo sirven también en las Bodegas La Mancha y en el Aliatar en Granada capital, y parece ser que en Jaen, lo llaman Lío, fabuloso! Gracias por la pista

      Eliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook o twitter accediendo desde los iconos superiores del blog.

Toda la información referente al correo electrónico y nombre y apellidos del comentarista, está amparada por la Política de Privacidad de Blogger, propiedad de Google INC.



Perdonad las molestias.