Bocadillo de tortilla de patatas y boquerones en vinagre

Hemos querido preparar este pequeño artículo para poner en valor uno de los bocadillos más increíbles que existen, el bocadillo de tortilla de patatas con boquerones en vinagre. Os lo hemos dejado caer en varios post durante estos años, y es que este bocata es una gozada, marcó parte de mi adolescencia por culpa de un bar que había cerca de mi colegio y desde entonces lo hacemos en casa. Además, hemos intentado hacer campaña entre familia y amigos, e incluso en tascas de conocidos, pero parece que no cala demasiado. Todavía recuerdo cuando se lo comentamos al dueño de un bar de toda la vida en la carrera de San Jerónimo, el cuál nos dijo, 'mira que llevo años sirviendo bocadillos y atendiendo peticiones, y nadie me había pedido esto'. Pues ya está bien, parece que mucha gente no es consciente de este invento y es por ello que le vamos a dedicar esta entrada para que quede constancia del mismo y de nuestro entusiasmo por él.


Corrían finales de los 80, yo cursaba segundo del viejo BUP, y ya por aquel entonces nos dejaban salir fuera del colegio a pasear o a visitar cafeterías aledañas. Pues allí estaba Casa Braulio (Avenida de los Toreros, 43), por aquel entonces con una barra muy sencilla para atender a los clientes, no sabemos si seguirá así. Allí servían todo tipo de raciones y bocadillos, pero el bocata estrella, el que costaba la friolera de 100 pesetas era el de tortilla, el cuál, si llevaba boquerones, eran 25 pesetas más. Recuerdo lo bueno que estaba, era maravilloso comerlo recién hecho, contundente, muy crujiente, con aquellas servilletas de papel finísimo con cenefa llenas del aceite de los boquerones. Eras el amo del recreo.

Y es que esa conjunción estelar entre estos dos sabores tan típicos del tapeo español, es para nosotros realmente impresionante. Muchos se lo podrán imaginar porque han probado alguna vez los boquerones en vinagre con patatas fritas de aperitivo, y sí, pese a ser parecido ya os decimos que no lo mismo. Son otras sensaciones, entre otras cosas porque aparece en juego el pan y la maravillosa tortilla de patatas, la cuál, en este caso se recomienda que esté en un punto más cuajada de lo que a todos nos gusta. Luego los boquerones, ese bocado marino tersos, carnoso y avinagrado, con un regusto maravilloso a ajo y perejil, bocado que siempre apetece tomemos lo que tomemos. Otro detalle, ese contraste de temperaturas entre el calor de la tortilla casi recién hecha y los boquerones frescos, madre mía, todo cuenta, todo es clave para un bocadillo sin igual.


Y, por último, el pan, el ideal es la barra crujiente y del día, sin más, pero ojo, para que sea el summun ésta debe de estar aún crujiente, hacernos caso. También le van muy bien los panes tipo mollete blanditos por fuera, pero importante, tostaditos por dentro. Es cierto que, al comerlo presionamos inevitablemente el pan y la tortilla se escurre en parte por los lados, de ahí lo que os decíamos que debería de tener un punto de cocción por encima. Pero si esto no os gusta, para nosotros es parte del encanto del bocata, hay que reconocer que en este tipo de panes el asunto se maneja mejor. 


No experimentéis con panes especiales, tortillas 'light' sin aceite, tortillas comerciales o boquerones en vinagre comerciales de dudosa calidad. Intentad hacerlo con ingredientes de calidad y tal y cómo os contamos, nosotros también hemos innovado alguna vez y no merece la pena. No es lo mismo. Probarlo así y nos contáis.




Carlos Dube

13 comentarios:

  1. No diré que no me gusta. Se me hace raro pero me fio tanto de tu gusto que te digo...voy a probarlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, es raro porque no es habitual de ver, quizás lo que sientes es como cuando nos dieron a probar el bocadillo de bonito, anchoas y piparras, pedazo de bocadillo a todo esto, no me cuadraba mucho hasta que lo probé, pero vamos, esto no es algo muy excéntrico cuando la gente los toma con patatas de bolsa. Recuerdo ahora que una vez me dijeron que estaba buenísimo el de chorizo de Pamplona con membrillo, eso ya sí que me chocó pero no por nada, porque no estaba mal, es que el dulce en los bocadillos no me va mucho.
      Un saludo!

      Eliminar
  2. Madre mía que recuerdos!!, por esas fechas mas o menos yo también solía pedirlos en un pequeño bar de mi barrio, en Zaragoza, todo casero, tanto la tortilla con cebolla por supuesto, y los boquerones. Es verdad que no he visto tal combinación en ningún otro sitio aunque yo lo sigo practicando en casa cuando puedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Anda! pues me alegra muchisimo que haya otros sitios donde los pongan, igual si tiramos del hilo vemos algunos lazos comunes entre zonas y bares :)

      Eliminar
  3. Fan del bocata de boquerones a secas. No sé si desvirtuarlo...;-)

    ResponderEliminar
  4. Ah! los bocadillos de instituto... En la segunda mitad de los ochenta yo cursaba BUP en el “Julio Rodríguez” de Motril y por aquel entonces los “amos del recreo”, como tú dices, iban a un bar cercano a por su bocadillo de tortilla de patatas, aunque en lugar de boquerones, llevaba chorreante mayonesa. Los demás, los que no llegábamos a ese nivel, nos teníamos que conformar, por ejemplo, con uno de sobrasada, que era lo que yo me solía pedir.
    Hablando de este bocata en sí, hay que reconocer que en verdad hace falta un poco de valor para llegar a un bar y, aunque conozcas al dueño, pedirle esta conjunción de tortilla de patatas con boquerones en vinagre. Pero en fin, Carlos, para eso nos asomamos por este blog, para descubrir nuevos sabores y combinaciones.
    Aunque solo sirva como excusa, merece la pena meterse en faena y hacer una rica tortilla y unos no menos sabrosones boquerones para poder llevar a cabo tu propuesta. Seguro que está muy bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando has dicho sobrasada me he acordado del bocata más pedido de los alrededores de mi colegio que era el de paté, que por aquel entonces eran latas grandes de paté Mina que una señora se dedicaba a untar panes del mismo a decenas de bocadilos. Era el bocadillo como comentas que cuando no se podía, uno se pedía, pero que estaba muy bueno también, con aquellos panes recién traídos y super crujientes.

      Pues la invitación está echada, si te cuadra, pruébalo. No esperes el mejor bocadillo de tu vida, porque entre los panes deben de ir todos esos recuerdos felices, pero sí un bocado buenisimo.

      Un saludo!

      Eliminar
  5. Buenos días! Crlos, en qué ciudad estaba el bar Braulio?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sigue estando, en Madrid, en Avenida de los Toreros, 43

      Eliminar
  6. Dices de la tortilla mas pasada, pero... en mi instituo (Churriguera en Leganés), el bocadillo estrella era el que llamaban de patata, que si no recuerdo mal era la patata preparada como para una tortilla pero sin cuajar, sin ese último paso, y es que aunque se desparrame, todo el jugo se va a quedar impregnado en el pan, así que yo creo que con una tortilla poco hecha seguiría yendo bien :)

    Lo probaré, soy muy fan de los boquerones en vinagre pero no me gustan en bocadillo, quedan muy secos.

    Otra anécdota es que es el bocadillo que llevaba siempre mi tio al campo antiguo del Lega cuando iba con él al fútbol, el bocata de boquerones ¡Que recuerdo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual por parte de tu tío había familiares malagueños, allí es todo un clásico. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  7. Madre mia se me había pasado este bocadillo. Se lo acabo de mandar a mis padres para hacerlo jaja.

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook o twitter accediendo desde los iconos superiores del blog.

Toda la información referente al correo electrónico y nombre y apellidos del comentarista, está amparada por la Política de Privacidad de Blogger, propiedad de Google INC.



Perdonad las molestias.