Magdalenas de ron con pasas. Receta paso a paso

Queríamos seguir publicando en el blog más recetas de magdalenas, porque desde hace un tiempo que no lo hacemos y es un bollo que nos encanta. Aprovechamos para recordaros las clásicas madeleines, nuestras magdalenas caseras, las magdalenas de calabaza con pepitas de chocolate, las magdalenas de vainilla, las magdalenas de mandarina y las magdalenas de naranja y azahar. Pues bien, hoy os traemos unas nuevas, las magdalenas de ron con pasas, comentaros antes de nada que la idea surgió porque la combinación de las pasas y el ron es algo absolutamente bestial y pensamos que en las magdalenas podría ir bien. De hecho en aquel bizcocho de ron y naranja, que hicimos hace unos cuantos años, descubrimos que estos dos ingredientes iban muy bien con la bizcochería. Pues tras probarlo, os contamos los detalles.


El resultado es una magdalena con una textura rústica, parecida al plum-cake, y un sabor delicioso, sobre todo cuando las metes aún calientes en una bolsa y al día siguiente la abres, huelen de maravilla. Fue una buena idea hacerlas con mantequilla porque con aceite de oliva quizás los matices se asemejarían a otros bollos que ya hemos hecho. Pero vamos, si queréis cambiarlo, lo cambiáis.

Vamos con la receta para 9 magdalenas grandes, 140 g de mantequilla, 200 g de harina, 100 g de azúcar blanca, 20 g de azúcar de caña (podéis variar esta proporción), 100 g de pasas (usad una variedad de pasa pequeña), 1 sobre de impulsor Royal de 16 g, 3 huevos y 75 g de ron.



Ponemos en remojo las pasas en el ron la noche anterior, aunque con unas horas vale. Una vez hidratadas las escurrimos, reservamos el ron. Empezamos mezclando los huevos y los azúcares. Añadimos la mantequilla que habremos derretido previamente, aunque también podéis ponerla en punto pomada.

Incorporamos la harina y el impulsor con ayuda de una lengua de cocina o la Kitchen Aid a velocidad mínima. Una vez mezclado todo, añadiremos las pasas.



Añadimos el ron reservado y volveremos a mezclar.  Ultimamente mi hermano está dejando reposar la masa toda la noche y está obteniendo resultados espectaculares,  no sabemos qué ocurre con el gluten para que crezcan en el horno más si la masa lleva impulsores químicos, pero parece que funciona.

Ponemos las magdalenas en los moldes, ideal con una manga pastelera de boca lisa y ancha, pero si no simplemente con una cuchara. Si se usa manga pastelera dicen que crecen en el horno sin deformaciones, pero esto hay que probarlo.


Los metemos en el horno a 220º durante 20 minutos, calor arriba y abajo. Y una vez horneadas las dejamos enfriar dentro del molde.

Sinceramente, estamos muy contentos con este molde porque los copetes son espectaculares.

Salud.

10 comentarios:

  1. Flipantes los copetes. Una duda...reposa en el frigo toda la noche o fuera? Pintaza a tope.

    ResponderEliminar
  2. Vaya magdalenas Carlos! Hacia siglos que no veía un copete como ese. Yo creo que el molde es fundamental, eso y no manejar mucho la masa. Dos pregubtas: 1. emulsionante los huevos con el azucar? 2. dejaste la masa en reposo o la metiste directamente al horno?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, aclaramos los huevos con el azúcar, pero no, no la dejamos reposar, es la práctica que nos falta por realizar porque hemos visto copetes muy altos solo horneando en papel, sí, sí, lo que lees... :)

      Eliminar
    2. Yo si reposo pero ese copete no lo he logrado nunca.es decir blanqueas los huevos con el azúcar con varilla y luego solo añades la harina con la lengua verdad? El agujero del molde es de 5 cm?

      Eliminar
    3. Eso es, y sí, los moldes son 5 cm.

      Eliminar
  3. ¡Carlos, nos has dejado a todos boquiabiertos con esos copetes! La receta en sí ha pasado a segundo plano (es broma, a mí me ha encantado también).
    Si no te importa, ¿Me puedes decir, por favor, qué molde usas exactamente? Yo pensaba que esta cuestión no era tan importante, de hecho uso flaneras...
    ¡Gracias por seguir publicando porque nos alegras el día!
    Silvia

    ResponderEliminar
  4. Las hice el otro día y esta vez tocó cruz.... sin copete, densas y demasiado oscurecidas. Tengo que reconocer que tampoco les presté la atención necesaria ni me acordé de que en mi horno había que ponerlas a 210º durante 14-16 minutos. Por curiosidad, ¿qué harina usaste?

    Como compensación hoy hemos celebrado el cumpleaños de mi suegra con tu tarta de queso al horno (la que se elabora en el restaurante "La Viña" de Donostia) y ha sido un éxito rotundo. Una vez más, habéis sido co-responsables de una celebración memorable. Enhorabuena!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, lo sentimos mucho Txejix, y te agradecemos tu comentario. Normalmente cuando no tienen copete es por el uso de moldes demasiado blandos que hacen que crezcan a lo ancho y no a lo alto, supongo que eso no fue, porque ya habrás visto que estamos supercontentos con este molde nuevo. También que el horno no tuviera suficiente potencia de inicio, pero parece que tampoco fue. Así que parece que todo apunta a la levadura ¿no estará pasada de fecha? La harina era ecológica de Carrefour. Esperamos tus respuestas.
      Un saludo.

      Eliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook o twitter accediendo desde los iconos superiores del blog.

Toda la información referente al correo electrónico y nombre y apellidos del comentarista, está amparada por la Política de Privacidad de Blogger, propiedad de Google INC.



Perdonad las molestias.