Cremas de verduras

Ricas cremas de verduras para elaborar en estos meses de frío, para que disfrutéis con los vuestros de unos primeros platos muy sencillos, vitaminizados, mineralizados y muy nutritivos que os saquen de más de un apuro. ¡Pincha en la imagen!.

Ensaladas y gazpachos

Tenemos muchas recetas de ensaladas de pasta, de lechugas, de legumbres también sopas frías como salmorejos y gazpachos de varios tipos. No os podéis perder nuestras propuestas para este verano. ¡Pincha en la imagen!.

Helados

Consulta nuestro modesto repertorio de helados que año tras año vamos aumentando, y que cada vez estamos más convencidos que los helados hechos en casa son los mejores que uno se puede llevar a la boca, y no sólo por la selección personal de ingredientes, sino por su sabor ¡no os los perdáis! ¡Pincha en la imagen!.

Masas y panes

Hogazas, panes de molde, barras de pan, panecillos, masas de pizza, focaccias el mundo de las masas nos apasiona y aunque no tengamos las habilidades y técnicas de los panaderos de verdad, con el tiempo vamos perfeccionando esta maravillosa técnica de hacer pan en casa. ¡Pincha en la imagen!.

Restaurantes y bares

Restaurantes, bares, chiringuitos, nos encanta contaros cosas de los sitios a los que vamos, decidimos hace tiempo hablaros solamente de los sitios que más nos han gustado intentando siempre hacer una crítica constructiva de todos ellos. ¡Pincha en la imagen!.

Nuestra selección de productos comerciales

Analizamos los productos gastronómicos comerciales que más nos gustan, también productos que nos envían empresas y particulares aunque este tipo de colaboración os la indicamos a pie de artículo. ¡Pincha en la imagen!

Nuestros viajes

Crónicas de nuestros viajes nacionales e internacionales para todos los que queréis tomar nota de algún testimonio de nuestra experiencia particular. Intentamos siempre afrontar los artículos desde el punto de vista culinario, aunque nunca falta una breve descripción del lugar a donde vamos. ¡Pincha en la imagen!.

Aguas minerales

Las aguas minerales siempre nos han llamado la atención, nos gusta probar las aguas minerales de cualquier parte del mundo, independientemente de modas y tendencias, y sacamos nuestras conclusiones en una sección independiente en el blog. ¡Pincha en la imagen!.

Patatas fritas

Las patatas fritas de bolsa son desde siempre nuestra perdición, desde que tenemos el blog nos encanta probar marcas nuevas y aunque las que más nos gustan son las patatas fritas tradicionales, somos muy abiertos de mente y probamos de todo tipo de snack. ¡Pincha en la imagen!.

Aceites de oliva

Normalmente probamos aceites de oliva virgen extra de todas las procedencias y variedades, es otras de nuestras pasiones desde hace muchos años y siempre os mostramos las fichas de los aceites que más nos gustan. ¿Decidirnos por uno en concreto?. Imposible, menuda calidad hay ahí fuera. ¡Pincha en la imagen!.

Repostería

Las recetas dulces que os mostramos en el blog son una selección de las que mas nos han gustado en casa, los que nos conocéis sabéis que no somos muy dados a la repostería pero tenemos claro que existen dulces inolvidables que tenían que tener hueco en nuestro blog. ¡Pincha en la imagen!.

Mostrando entradas con la etiqueta Legumbre. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Legumbre. Mostrar todas las entradas

14 abril 2016

Receta de olla del segador, el otro gran cocido madrileño

Siempre interesados en los vuelcos de cocido o puchero que tiene nuestra gastronomía, nos encontramos uno muy cerca de donde nos hayamos, la Olla del segador u olla de segadores, el cocido oriundo de la localidad de Navalcarnero aquí en Madrid. Lo curioso del asunto es que lo descubrimos hace poco tiempo, buscando legumbre autóctona de Madrid y no fue hasta que lo vimos en Un País para Comérselo cuando nos atrevimos a hacerlo en casa.

OLLA DE SEGADORES-3

Poca información encotramos al respecto de este vuelco navalcarnereño, no viene nada en libros ni en la pluma de muchos investigadores gastronómicos de la región. Al final nos dejamos llevar por la receta del programa de televisión y los reportajes de algún conocido mesón de la zona. Poco más. No obstante si sois de allí o conocéis dicho cocido, no dudéis en puntualizarnos detalles de los pasos, serán muy bien recibidos. Ya os podréis imaginar que no la hemos podido hacer en las ollas de barro tan típicas de estos cocidos, sino que lo tuvimos que hacer en cazuela y vitrocerámica convencional, en este punto os pedimos relativizar.

Print Friendly and PDF

28 marzo 2016

Garbanzos con espinacas, la tapa sevillana por excelencia

La Semana Santa ha tocado su fin. Nosotros seguimos disfrutando de unos días de descanso, pero es evidente que el ambiente de estos días festivos se ha desvanecido. Atrás quedan viajes, recuerdos y seguro que excelentes momentos, como los que pasamos en Sevilla hace ya unos años y que hoy nos reúnen aquí. Allí probamos la que para muchos es una de las tapas emblemáticas de la ciudad, las espinacas con garbanzos. Recuerdo que nos encantó descubrir una tapa vegetal que fuera tan sabrosa y agradable, y que además estuviera tan arraigada en la zona. Eso sí, recordamos que la tapa que pedimos nos supo mucho a especias, en concreto a clavo, y en esta ocasión decidimos emularla sin tanto sabor añadido. Al final, la preparamos menos especiada y nos encantó, y aunque es cierto que al final hubo algún que otro pequeño error, como el uso de un garbanzo demasiado tierno para removerlos con las espinacas, el plato es una exquisitez ideal para preparar durante todo el año.

GARBANZOS ESPINACAS SEVILLA-22

Existen pequeñas variaciones a la hora de prepararlo, pero más o menos todas las recetas son lo mismo. Hay gente que cuece las espinacas con los garbanzos, también hay quien utiliza garbanzos en conserva o quien añadeademás de especias, algo de salsa de tomate. También hay quién utiliza pimentón agripicante en vez de pimentón y/o un poco de cayena. A nosotros nos gusta que queden jugosos y no secos como hemos visto en algunos sitios. Por otro lado rehogamos un mínimo los garbanzos, creemos que el garbanzo rehogado adquiere matices soberbios y aporta más sabor al conjunto, mucha gente no lo hace y creo que es un acierto. En fin, que hay muchas formas de hacerlos, ésta creemos que os va a encantar.

Print Friendly and PDF

06 marzo 2016

Cómo cocinar la legumbre de forma correcta (alubias viudas)

En muchas conversaciones surgen las dudas sobre cómo cocer las legumbres. Las legumbres no tienen mucho misterio, si son buenas, aunque se maltraten quedan buenas, pero si son malas no hay técnica que valga. Esto lo hemos aprendido con los años. Tampoco sirve eso de que sean más viejas o más nuevas son mejores o peores, si son nuevas tienen más propiedades y se cocinan antes, pero si envejecen unos meses no empeoran en calidad, para nada, aunque cuidado, si son demasiado viejas ya os advertimos que se hidratan mal. Pues bien, aunque hace casi 10 años ya escribimos un extenso artículo sobre cómo cocer legumbre y también lo hemos ido explicando en distintos post, hoy os volvemos a enseñar cómo hacerlo con la experiencia de estos años. En esta ocasión hemos preparado unas alubias, pero es aplicable a cualquier otra legumbre.

ALUBIAS VIUDAS-19

Hay dos formas de cocinar la legumbre, una es con olla rápida y otra con cazuela normal de toda la vida. Lo bueno de la olla rápida es que, si se sabe manejar, es obviamente una cocción 'express', es decir, mucho más rápida (60-80 minutos en vez de 3 ó 4 horas). Pero en cambio para nosotros tienen un contra, no controlamos visualmente el proceso, y a veces es necesario rectificar el agua o controlar la fuerza de cocción de la legumbre, el mayor enemigo de su aspecto integro y terso. Por eso cuando nos queremos lucir con familia o amigos cocinamos la legumbre al chup-chup y cuando es para nosotros muchas veces ponemos la olla rápida. También os decimos que hay mucha gente que le da igual comerse la alubia abierta o deshecha, nosotros esto intentamos evitarlo a todo costa, porque una legumbre entera y mantecosa es una delicia gastronómica como pocas.

Print Friendly and PDF

30 noviembre 2015

Receta de cocido montañés, el puchero cántabro de alubias y berza

Qué ganas teníamos de hacer este puchero en casa. El cocido montañés es típico de Cantabria, lo probamos por primera vez en el 2002, cerca de la localidad de Fuente Dé, y desde entonces consideramos a este cocido como un vuelco realmente excepcional. Nunca lo habíamos hecho en casa, pero sí se ha hecho bastante en casa de mis padres. Y aunque hemos ido demorando la publicación de la receta por fotografiar a mi madre haciéndolo, al final nos hemos lanzando nosotros a prepararlo. Esperamos sinceramente que os guste porque a nosotros nos ha encantado.

COCIDO MONTAÑES 2015-2

No falló nada a excepción de unas alubias que compramos de León que las compramos como algo excepcional, esperando que fueran las auténticas de riñón de La Bañeza, y al final nos dieron gato por liebre. A pesar de haber estado cociendo más de dos horas y media, salieron pellejudas y bastas, y sabemos de sobra que esta alubia es algo mantecoso e increíble. Acabamos bastante disgustados.

Print Friendly and PDF

20 noviembre 2015

Recao de Binéfar, la receta tradicional de Teodoro Bajardí

Teníamos muchas ganas de probar este recao de Binéfar aragonés en su versión más clásica, y ha tenido que ocurrir cuando ha llegado la nueva legumbre de este año para ponernos manos a la obra con ella. El recao de Binéfar o baturro de recao, o simplemente 'recau' se trata de un plato que hizo popular en 1922 el gran cocinero del Duque del Infantado Teodoro Bardají, cuando publicó la receta en aquella famosa revista culinaria llamada El Gorro Blancodedicándoselo a su pueblo natal Binéfar (Huesca). El nombre de 'recao', para los que no lo sepan, viene a significar algo así como 'todo lo necesario', y le puso esta denominación en alusión a la provisión que se hacía para una casa del mercado o de las tiendas, algo tan cotidiano como lo básico de una compra diaria.

RECAO DE BINEFAR-12

Tenemos que decir que durante estos años mirando recetas hemos visto recaos de Binéfar infinitamente mucho más guarnecidos que éste, como el que vimos en los documentales del gran Eugenio Monesma en Canal Cocina (aquí tenéis un extracto del mismo). Pero todos tienen en definitiva la base de la receta que popularizó Teodoro, la terna de alubias, patatas y arroz. 

Print Friendly and PDF

18 septiembre 2015

Receta de ful medames (versión para 'dipear')

Hace unos años os enseñamos a preparar el hummus de habas secas o byessar, y en esta ocasión hemos querido hacer otro plato con las habas recogidas y secadas en el pueblo, bastante similar a aquel hummus aunque de aspecto mucho más rústico. Se trata de un plato típico de Egipto y de la zona del Cuerno de África, nombre que a todo esto siempre nos ha llamado la atención, ¿a vosotros no? Nos referimos a una de las zonas más pobres del mundo y a la vez más antiguas, con países como Somalia, Sudán, Etiopía. Como os podréis imaginar que los ingredientes son bastante asequibles,  pero las sensaciones al paladar son muy especiales. Nos referimos al conocido plato ful medames (فول مدمس) que dependiendo del país toma el nombre de ful mudammas o ful mudammes y que viene a significar algo así como 'habas enterradas'.

FUL MEDAMES-22

Dependiendo del cocinero, el ful medames se sirve como una pasta jugosa o en una sopa (ver foto abajo). Nosotros hemos reproducido la primera versión, ideal para mojar o rellenar, y simplemente se hace espesando un poco la pasta en la cazuela y refinando el resultado eliminando los pellejos de las habas, esto último como comprenderéis no se hace en la receta original. Y poco más.

Print Friendly and PDF

11 mayo 2015

Nuestro cocido madrileño. Receta paso a paso

Nos declaramos amantes profesos del cocido madrileño desde que éramos pequeños. El día del cocido es para nosotros un día de fiesta. Eso sí, nuestro cocido no tiene ninguna particularidad y jamás pretenderá ser mejor que el coméis en casa, es sencillamente el que hacemos y el que más nos gusta, junto claro está, el de nuestras casas. ¿Y es un cocido genuinamente madrileño? No, académicamente no, pero nos da lo mismo, insistimos en que es el que nos gusta. Ya os hablamos de sus particularidades en Cocido Madrileño, nuestra receta, El gran cocido madrileño o nuestras jornadas de Cocido Madrileño para los amigos.

COCIDO PET-1

Nuestro cocido eso sí es de 3 vuelcos, totalmente desgrasado, con tres protagonistas indiscutibles, la sopa de fideos, la reina absoluta de la experiencia y la más ceremonial, el garbanzo utilizado (fundamental) y el morcillo, que si es jugoso es una delicia como pocas. En cuanto al garbanzo, nosotros eso de que se note en boca, como alguna vez hemos oído a uno de Los hermanos Torres, no lo visualizamos. El garbanzo debe de ser mantequilla pura, untarse en pan, y no sonar cuando se echa al plato. Ya os recomendamos hace bien poco los garbanzos Godín Fernández. Pero lo que os decíamos, si estos tres elementos reúnen toda la calidad que se les exige, casi que da un poco lo mismo la calidad del resto, ya habremos triunfado.

Print Friendly and PDF

09 febrero 2015

Mujaddara, la guarnición de arroz perfecta. Receta libanesa

Mujaddara, mejadra, mudardara, myadra, muchas acepciones de un mismo plato que conforman una riquísima preparación de lentejas con bulgur o arroz, o las dos cosas, especias y verduras, muy típico de la cocina libanesa y palestina y muy conocida en todo el mundo. Por su gran sabor y ligereza se nos antoja una guarnición ideal para acompañar otros platos y cuando se lo vimos a Yolanda nos animamos a hacerla por fin en casa.

ARROZ MUJADDARA-18

También se pueden emplear en su elaboración más verduras y especias, o quinua en vez de arroz bulgur. Ya os imaginaréis que hay muchas preparaciones posibles del mujaddara ya que es un plato muy popular pero quizás la regla común para todas ellas sea el uso de lentejas y el detalle de la cebolla rehogada o frita por encima, signo inequívoco que nos están sirviendo un mujaddara tradicional. Luego los acompañamientos pueden ser muy variados, desde una rica salsa de yogur espeso (griego) y limón, que ahora os diremos cómo preparar, hasta alguna salsa picante que os guste. Luego ya, lo dicho, acompañando algunos platos de carne o pescado, si tienen salsa mejor, triunfaréis seguro.

Print Friendly and PDF

11 noviembre 2014

Ensalada de pochas con aguacate y bacalao ahumado. Receta

Esta curiosa ensalada de legumbre es una adaptación de la ensalada de bacalao 'chiringuito' del gran David de Jorge (Robin Food). La hicimos porque nos encantaba la idea de mezclar en frío la pocha en conserva con el bacalao, y aliñarlo con un toque de mostaza y limón, sin duda un acierto de añadidos bastante lúcidos como unos pimientos de Padrón, aguacate, huevo los cuáles configuran una ensalada fantástica.

ENSALADA CHIRINGUITO-19

Las ensaladas nos encantan en cualquier estación del año, incluso ahora que parece que el invierno ha entrado de lleno en nuestro país. Además las ensaladas de legumbres nos parecen ideales para llevar al trabajo, o para alegrar las siempre monótonas cenas o en esos días que no sabes qué comer y te encuentras un bote de legumbres en la despensa.

Print Friendly and PDF

15 septiembre 2014

Empedrat, la famosa ensalada catalana de alubias y bacalao

Muchos nos demandáis en correos y comentarios recetas sencillas y económicas que sean asequibles en estos tiempos que nos ha tocado vivir. Pues bien, aquí os traemos una receta que es ideal, de lo sencilla que es casi no merecía la pena publicarla en el blog ya que es de esas típicas preparaciones que se cuentan de una forma muy sencilla 'coges unas alubias, una pipirrana y un poco de bacalao, y lo aliñas'. Y es que efectivamente es eso, una ensalada muy fácil con algún detalle arriba o abajo, pero que a lo mejor muchos de vosotros no conocéis.

EMPEDRAT-8

El caso es que ya os hemos comentado en innumerables recetas que la simpleza nunca está reñida con la exquisitez, sobre todo si las materias primas son excelentes. Por ello para obtener un éxito total os recomendamos usar una buena alubia al peso o una buena conserva, un buen bacalao desalado por vosotros, un buen tomate fresco a ser posible de temporada (no fue nuestro caso) y un buen aliño con un aceite virgen extra de la mejor calidad que podáis y un vinagre de Jerez con el que marcar la diferencia. Aunque escojáis lo mejor de lo mejor, el plato sigue siendo muy económico, convirtiéndose en una exquisitez muy socorrida ahora en verano, ya sea como primer plato o como una nutritiva cena. Y bueno, ya sabéis que si no os gusta algún ingrediente lo cambiáis a vuestro criterio, aunque si perdéis la dualidad alubia/judía-bacalao, perderéis la esencia del empedrat catalán.

Print Friendly and PDF

23 junio 2014

Hummus de azuki, una preparación diferente. Receta

Cuando Silvia, del blog Chez Silvia, publicó esta receta por fin le vimos una utilidad a estas mini judías orientales que le regalaron a mi hermano hará un año. Realmente esta legumbre que os mostramos hoy no es el azuki tradicional (vigna angularis) tan utilizado en China o Japón, sino que es una judía más pequeña vigna umbellata (judía de arroz) utilizada más en China, Tailandia o Laos pero que en cuanto a sabor es prácticamente lo mismo. Este pequeño gran detalle nos nos lo comentaron en Facebook al momento de publicarlo, fue donde comprobamos el verdadero potencial de las redes sociales.

HUMMUS DE AZUKI-14

El sabor de esta judía roja es realmente similar al de una alubia normal, quizás sí que es más dulzona que la media, pero tampoco una cosa exagerada. Es curioso pero por este detalle (el dulzor) estas alubias las utilizan en repostería, así tenemos su famoso anko, una pasta vegetal hecha de judía que utilizan para rellenos y coberturas. O el helado ais kacang (air batu campur) muy típico de Singapur y Malasia, que no es mas que azuki, hielo y sirope con unas presentaciones muy sugerentes. En definitiva el azuki es una legumbre casi tan popular como la soja en todo el extremo oriente y que por aquí es casi totalmente desconocida.

Print Friendly and PDF

07 febrero 2014

Alubias de Tolosa, cómo prepararlas. Receta tradicional

Por fin hemos tenido en nuestro poder un saquito de medio kilo de alubias de Tolosa auténticas (Tolosako Babarruna), alubias que algunas veces se han preparado en casa de nuestros padres en estos años aunque con serias dudas de si la procedencia era la correcta o no, ya que alubias similares que se venden como 'Tolosa', la mayor parte producidas fuera de nuestro país, se han vendido sin pudor a lo largo y ancho de nuestro país. Por este motivo la alubia de Tolosa se protegió no hace mucho tiempo (1994) bajo una asociación de productores (Tolosako Babarruna Elkartea) llevando a cabo mejoras sustanciales en el proceso de producción, un apoyo importante al productor y una trazabilidad en todo punto sostenible y bastante artesanal. Según dictamina la propia asociación '[..] el principal objetivo de la Asociación es defender, identificar y destacar la alubia autóctona frente a la masiva entrada de la alubia de fuera. En definitiva, ofrecer al consumidor un producto con garantías de origen y calidad, y al agricultor una contraprestación económica digna.'

ALUBIAS DE TOLOSA-28

No tenemos información sobre que se prohiba su venta a granel, pero la asociación advierte que distinguir esta variedad 'Tolosana' de otras es a veces complicado, y recomienda que sólo una certificación como la Eusko Label puede garantizar que su compra es la adecuada. No obstante si queréis comprarlas recomiendan tener en cuenta estas características: color morado muy oscuro (casi negro), figura ovalada y tamaño es entre 1 y 1,5cm de longitud. Una vez en casa las 100 semillas deben de pesar entre 50 y 65gr, no más, y por supuesto a la hora de cocinarlas, destacar que sin duda poseen su exquisito sabor, algo único de esta variedad oscura. Añadir finalmente que el origen de la misma es un misterio, como tantas otras variedades introducidas y aclimatadas a nuestro país desde las Américas.

Print Friendly and PDF

10 enero 2014

Acelgas esparragás. Receta

Seguimos con dieta depurativa tras las pasadas fiestas de Navidad. No nos neguéis que estos son los platos que ahora apetecen, platos ligeros y sencillos pero sabrosos y nutritivos, que ayudan a saciar los apetitos desbocados de estos días pasados pero sin desmerecer en sabor y calidad. Desde hace un tiempo teníamos muchas ganas de hacer en casa las acelgas esparragás, un plato típiquísimo de Almería y que si os somos sinceros nunca habíamos probado. Solicitamos ayuda a nuestra amiga Lola de Almería, editora del blog Ajoblanco, y que muy amablemente nos comentó una de las formas de prepararlas. Os vamos a recomendar encarecidamente que las probéis porque están de miedo y es un plato que es ideal para afrontar la famosa cuesta de enero.

ACELGAS ESPARRAGAS-22

Nosotros las hemos oficiado de forma express, pero se puede hacer de la forma más tradicional, es decir, en vez de utilizar la batidora para el majado utilizar el mortero, o en vez de olla a presión usar cazuela. O si os gusta la inmediatez, quedaría más express aún si cabe utilizando garbanzos en conserva. Nosotros ya sabéis que pocos garbanzos en conserva usamos en casa, lentejas y alubias de vez en cuando pero garbanzos casi nunca. Esto es sólo un por una razón, y es que al ser nuestra legumbre favorita queremos perfección absoluta, pero vamos, se puede usar garbanzo en conserva sin problema ya que hay conservas muy pero que muy decentes.

Print Friendly and PDF

08 febrero 2013

Pimientos rellenos de lenteja negra 'beluga' y panceta

Teníamos muchas ganas de probar la lenteja beluga, una lenteja negra canadiense que toma su nombre por el parecido al caviar y que empieza a verse por los supermercados desde hace un par de años (que sepamos). Nos la trajo mi hermano del Hipercor y ha resultado ser una lenteja bastante agradable, aunque como dicen algunos foros, es cierto que una vez cocida el aspecto es similar a la pardina. De hecho ahora veréis el aspecto justo después del remojo, algo que nos recordó a la pérdida de color de la coliflor graffiti F1 después de su cocción, ¿os acordáis? De ninguna forma se queda negra, al menos empleando los métodos tradicionales, y dicen que si no se remoja lo que hace es oscurecer el plato.


Se nos ocurrió tomarlas salteadas dentro de unos siempre dulces pimientos amarillos y el resultado, pese a ser algo quizás previsible, nos ha encantado. Utilizamos para acompañar una salsa de tomate casera, pero la próxima vez utilizaremos una salsa diferente para darle un toque más original, por ejemplo, una salsa con calabaza, cebolla, pimentón, vino, ajo y un toque de jugo de pimientos asados que siempre guardamos en el congelador. Aunque insistimos en que con una salsa de tomate casera queda más que bien, aquí os dejamos nuestra receta de salsa de tomate. Por último buscar unos pimientos que se sostengan de pie, si no mal asunto, ya nos entendéis.

Print Friendly and PDF

18 enero 2013

Olla podrida. Receta

Durante nuestra reciente escapada a Burgos no tuvimos ocasión de ir a comer una buena olla podrida debido a los pocos días que estuvimos. Ya la habíamos probado hace años en Covarrubias, con sus más y sus menos, y queríamos hacerla en casa para ver si realmente el plato merece toda la fama que tiene por la región. Pues efectivamente, la tiene :), y para corroborarlo utilizamos la famosa alubia de Ibeas, aunque no llegamos a comprar las seleccionadas en saco, las compramos del año y a granel y aún así resultó ser una alubia roja realmente exquisita, sin hollejo y con una mantecosidad excelente. Por cierto, al parecer las seleccionadas embolsadas se venden en El Corte Inglés a casi 19€ el kilo, ahí es nada.


La preparación de la olla podrida la copiamos de un pequeño reportaje que vimos por Internet sobre uno de los restaurantes de culto para este plato, Los Claveles sito en el propio Ibeas de Juarros y con una gran fama en toda la provincia. Aunque el nombre suene raro, la olla podrida no contiene en su interior viandas en estado de descomposición, ni se deja la misma pudrir con los días, para nada, parece ser que el nombre proviene de 'olla poderida', que significa algo así como 'olla de los poderosos', y como 'poderosos' sus ingredientes ¡ya veréis!. También algunos afirman que el nombre puede venir de aplicar a un guiso una cocción lenta la cuál deshace las viandas que hayamos empleado y por tanto parece que se 'pudre'. Bueno, la olla suele contener carnes de cerdo de varias partes del animal que suelen variar entre los cocineros, siempre respetando que lleve algo de costillapanceta o tocino y por supuesto la morcilla de arroz tan típica de Burgos.


No se sabe a ciencia a cierta el origen de este plato, todo apunta a que es medieval. Pachi Larrosa comenta en El Almirez que es una preparación antiquísima porque ya en algún diccionario de cocina francesa de 1866 se decía "Debemos a España no solo las ollas podridas convertidas en el pot au feu [..]". Ahí lo dejamos.


¿Qué se come antes las alubias o los sacramentos?, como gustéis, pero no hay consenso. Prepararos para cruzar el desierto con este plato :) Ingredientes para 3-4 personas, 500gr de alubias rojas de Ibeas puestas en remojo la noche de antes, 1/2 pata de cerdo adobada, 1 oreja de cerdo adobada, 1 costillar de 400gr ibérico adobado, 1 trozo panceta/tocino adobado, 1-2 chorizos ibéricos, 1 morcilla de Burgos a ser posible de Sotopalacios, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 1 cucharada rasa de pimentón dulce de la Vera, agua, sal y aceite de oliva virgen extra. Para el relleno, que muchos lo tienen como opcional, 2 huevos camperos, 1 rebanada de pan de miga (usamos una gordita de nuestro pan de molde casero), 2 ramitas de perejil fresco, 1-2 dientes de ajo y sal.


Escaldamos/blanqueamos la oreja y la pata un par de noches antes en agua hirviendo y, cuando enfriaron, las adobamos nosotros mismos con algo de sal, pimentón dulce y aceite, conservándolas en la nevera. Las costillas tenían adobo comercial.


La Morcilla, de la buenas, de Sotopalacios, ¡las mejores! El tocino ibérico era bellota y adobado y el choricito un clásico, un Jabuguito de Sánchez Romero Carvajal muy accesible y muy rico. Ojo, podéis echar al guiso 2 chorizos, quizás uno sea poco.


Vamos a ello, tan fácil como poner las alubias (ya hidratadas) en frío a cocer en una cazuela con la cebolla, el agua justa que cubra y sin sal.

Fuego fuerte, y cuando hiervan un sustillo con un vaso más de agua fría (que quede al final 2 dedos de agua por encima), Dejamos cocer al mínimo entre 95º-100º, o lo que es lo mismo, cocción lenta sin borbotones y con la cazuela ligeramente tapada durante una hora más o menos. Ojo, no estarán cocidas, pero les empezaremos a hacer cosas :). Nosotros utilizamos para cocerlas una agua comercial de mineralización ligera sin cloros ni exceso de sales.


Aparte coceremos las viandas, aquí adoran la legumbre hasta tal punto que las cocinan mediante una cocción exclusiva, pues bien, en una olla a presión, coceremos las carnes durante 45 minutos, aunque podéis echar las costillas hacia la mitad de la misma para que no cuezan tanto.


Transcurrida la hora prometida, que es un poco menos de la mitad de la cocción, y sin parar de cocer (habrá que subir un pelín el fuego), echaremos el chorizo entero y la morcilla en mitades. Os recomendamos que previamente pinchéis la morcilla para que la piel no se 'remangue' tanto. Las dejaremos cocer tranquilamente unos 10 minutos con la olla tapada (seguimos sin echar la sal).


Reservaremos las viandas, nosotros el chorizo lo dejamos más tiempo, pero no es necesario.


Tapamos de nuevo la cazuela, y coceremos al chup chup las alubias durante aproximadamente una hora y media más, ir probándolas. Será el momento de empezar a elaborar el relleno, disponer en un plato de ajo y perejil picado.


Echamos los huevos y batimos con algo de sal. Hay gente que le añade algo de panceta.


Ahora el pan desmigado, el cuál aplastaremos con el tenedor para que cale con el huevo.


Ahora, freiremos la tortilla en una sartén aparte con un poco de aceite de oliva.


Y listo.


Ya en cualquier momento introduciremos el relleno sobre las alubias para que se transfieran los sabores y la tortilla se hidrate, pero no más de 10 minutos, así el relleno aporta sabor al caldo y a su vez queda jugoso.


Lo reservaremos junto con la morcilla y el chorizo, y aprovecharemos ahora a echar algo de caldo de la cocción de la carne que algo se lleva consigo el relleno. Podéis echar un máximo de 3 cucharones, siempre con el caldo hirviendo. Probar de sal y dejar cocer hasta el final.


Transcurrida la totalidad de la cocción, volveremos a probar de sal. Sólo falta ya hacer un sofrito de ajos muy picados en la sartén del relleno con algo de aceite.


Añadimos el pimentón fuera del fuego y todo para la cazuela. Hay gente que cuela el ajo, nosotros no.


Dejamos cocer 10 minutos más y ¡listo! Será el momento de desgrasar la superficie con la ayuda de una cuchara. Este paso es muy importante para restar calorías a las que ya tiene de por sí este puchero.


Y con respecto a la carne, dejarla en su agua de cocción, dejarla al fuego y cuando hayáis comido las alubias, o antes incluso, sacar, limpiar y servirlas en una bandeja, evitando así que se enfríen. La morcilla y chorizo calentarlos también en el mismo durante 1 minuto escaso. ¡Sálvense quién pueda!..


Un acompañamiento ideal para rebajar semejante ingesta es un buen escarolón de temporada, aderezado con un poco de ajo. Y de postre unas rodajas de piña, sin duda.


¡Qué ricas!


Como veréis, a los días seguimos sufriendo en el trabajo con más olla podrida ¡oh mon dieu!


Salud y buen fin de semana.

Print Friendly and PDF

12 noviembre 2012

Sopa especiada de lombarda y lentejas

Ya sabéis hace unas semanas nos fuimos de vacaciones a Praga y a la vuelta queríamos desgrasar un poco la gran cantidad de carne que ingerimos por aquellas tierras, así que qué mejor manera de al aterrizar hacer un alto en el camino elaborando un rico plato vegetariano, y qué rico estaba. Muchos seguirán pensando que los platos vegetarianos son preparaciones exentas de sabor, de matices y lo de siempre... que falta 'algo'. Bueno, reconocemos que es complicado convencer a alguien que sigue una dieta rica en grasas y carnes, pero los que no, no queremos dejar pasar otra oportunidad de volver a animaros a tomar más platos vegetales porque son bajos en grasas, muy nutritivos, digestivos, llenos de vitaminas y en muchos casos muy coloristas, como creemos que es éste. Al igual que ocurre con platos como el gazpacho andaluz, Arros amb bledes, o la misma lasaña de verduras por qué no van a estar igual de ricos otros platos. A ver qué os parece éste que hoy os traemos.

LOMBARDA CON LENTEJAS-19

En esta ocasión se nos ocurrió hacer sencillo y diferente con una lombarda que teníamos por la nevera desde antes de irnos, y decidimos hacer una sopa con ella. Le añadimos lentejas para que fuera un bocado más completo, al igual que cuando tomamos alubias con repollo por ejemplo, pues bien, a las lentejas les vino estupendamente ese toque crujiente de una lombarda que salteamos en la propia cazuela junto con algo de cebolla y a la que añadimos especias y una base o fumet de verduras.

Print Friendly and PDF

20 julio 2012

Ensalada de lentejas, la receta definitiva

Os podréis imaginar que por el amor de profesamos hacia la legumbre hemos probado varias ensaladas de lentejas a lo largo de estos años, además en nuestras casas se han hecho de vez en cuando varios tipos de preparaciones, casi siempre ricas pero muy simplonas, pero para nuestra sorpresa hace unos días improvisamos la que para nosotros va a ser nuestra ensalada de lentejas definitiva, ya sabéis, ingrediente arriba ingrediente abajo, pero la definitiva. Nos pareció una preparación muy fácil de realizar y diferente en cuanto a los ingredientes porque estas ensaladas de legumbres creemos recordar que siempre las hemos hecho con tomate, pimiento atún. ¿Cual es entonces el éxito de esta elaboración? pues varias cosas, primero las guarniciones cárnicas todas ellas, luego el rico toque de salsa de soja y algo importante, tomarla no muy fría, este último detalle creemos que es fundamental porque con estos aderezos ya os adelantamos que la ensalada gana. ¿Queréis saber pues cómo elaborarla?.

ENSALADA DE LENTEJAS XVIII

Y no os compliquéis, con respecto a las lentejas no hace falta cocerlas en casa, nosotros ya tenemos claro cuáles son las mejores para estas elaboraciones frías, de hecho, hemos probando en varias ocasiones ensaladas de legumbres con varios tipos de conservas y éstas que hoy os traemos son un auténtico triunfo. Se trata de las lentejas de la marca navarra Ja'e, Es una empresa de la que ya os hablamos hace unos años en varios post, somos fans absolutos de ellas, mucho mejores que muchas de las lentejas en conserva de alta gama que hayamos probado. Y ya sabéis que en general no somos usuarios de legumbres en conserva, pero con estas lentejas hacemos una notable excepción. Son las mejores, y sin competencia y aunque el resto de legumbres de la marca son muy correctas, sus lentejas son excepcionales, piezas castellanas enteras, tiernas, buenísimas. Un verdadero lujo si las encontráis en vuestra tienda (las venden también en algunos El Corte Inglés) porque es un fondo de despensa fundamental para todo el año, incluso en un momento pueden quedar excepcionales en caliente, ya os lo mostramos hace años con nuestras lentejas express que quedan de vicio.

Print Friendly and PDF

11 junio 2012

Hamburguesa de lenteja roja, verduras y especias

Teníamos ganas de hacer en casa unas hamburguesas vegetales y, aunque siempre habíamos pensado hacerlas con algún tipo de proteína como tofu o seitán, al final caímos rendidos ante las hamburguesas de lenteja roja que encontramos en internet de nuestra compi bloguera Liliana Fuchs alias Akane, autora del blog Albahaca y Canela y desde hace poco editora de Directo al Paladar. Ya sabéis que la seguimos desde hace mucho tiempo, nos encanta sus dulces, sus platos salados especiados y su fotografía que nos parece buenísima. Sus hamburguesas nos encantaron no sólo por su aspecto sino porque nos parecieron ligeras, digestivas ya que la lenteja viene pelada, muy bien especiadas e ideales para llevar al trabajo. Acertamos de lleno, ya os lo podemos garantizar.

HAMBURGUESA DE LENTEJA ROJA XX

El alma de estas hamburguesas es la lenteja roja que ya os la enseñamos en aquella Crema de lentejas rojas y especias. Es una lenteja que realmente no necesita remojo, pero nosotros si las pusimos con la idea de cocerlas al vapor para que así quedarán más deshidratadas para hacer la masa. Como veréis, el experimento no salió bien, el resultado fue una pasta, aunque para esta preparación sirvieron perfectamente. Bueno, si no tenéis esta lenteja no pasa nada, probar con una pardina, castellana, una dupuy o por qué no con una caviar, con todas se consigue lo que se pretende, una base maleable, gustosa, saludable y muy nutritiva ideal para estas geniales hamburguesas vegetales que hoy os traemos, hamburguesas que a todo esto. una vez hechas se pueden congelar sin problema.

Print Friendly and PDF

02 marzo 2012

Pollo chermoula con lentejas marroquíes

De los chicos de Nueva cocina Marroquí no tenemos más que añadir que han creado uno de los blogs de cocina más interesantes de toda la blogosfera española. No sólo te trasladan como pocos editores de blogs hacen, al mundo exótico y mágico del desierto, a las virtudes y carencias de unos pueblos con un patrimonio culinario que además de tremendamente interesante es ante todo desconocido para muchos de nosotros. Pero en este espacio de cocina no sólo descubres platos sorprendentes de cocina bereber, árabe o sefardí, a su vez disfrutas de unas fotos exquisitas, aprendes historias, conoces leyendas y te empapas de costumbres que en el fondo no son tan lejanas a la nuestra. Esther y Jordi han conseguido con esta bitácora, impartir cocina desde un modelo de vida diferente, desde un prisma diferente, convenciéndonos que detrás de este inhóspito lugar hay un pueblo muy vivo lleno de recursos de los que muchos deberíamos de tomar muy buena nota. Si no conocéis aún su trabajo, os vamos a invitar que os paséis por su blog. Nueva Cocina Marroquí dará mucho de qué hablar en estos próximos años, no sólo por el gran documento culinario que ya están forjando sino por el carisma personal de sus autores. ¡Un abrazo chicos!.


Este plato lo preparamos en base a pequeños fragmentos de sus preparaciones dentro de su blog, las lentejas marroquíes nos las mostraron en este post, y la salsa, marinada o adobo chermoula no los mostraron hace poco en este post. Utilizamos estas lentejas como guarnición, y el adobo en vez de utilizarlo con unos excelsos mejillones (ya lo haremos), usamos unas sencillas pechugas de pollo que ya os anticipamos que así quedaron fabulosas. Al final resultó un plato muy original con el que disfrutamos muchísimo al comerlo en tupper, y no queremos ser cursis, pero de verdad, fue como una pequeña ventana abierta al mágico desierto desde una sala comedor de una empresa de Madrid. Haremos más platos de ellos, sin duda, y practicaremos con algunas recetas muy básicas que vimos en su página y que aún tenemos pendientes. Y vosotros las veréis.

Print Friendly and PDF

23 enero 2012

Garbanzos con acelgas

Sin duda es un plato que a muchos gaditanos les sonará ya que los garbanzos con acelgas es uno de los puchero típicos de esta región. De todas formas hemos hecho algunos pequeños cambios, uno que hemos utilizado algo de cebolla, una punta de jamón y caldo de ave para darle más sustancia al mismo, aunque también le iría bien un caldo de verduras. Y segundo y no se ve, que hemos utilizado huevo duro picado como añadido extra y como era de esperar, nos ha encantado. Lo improvisamos recordando al potaje de cuaresma y tras sobrar un par de huevos para unas sencillas Empanadillas caseras de atún, pues de verdad, si tenéis oportunidad probarlo. Pues os parecerá un plato sencillo y sin mucho misterio, pero para nada lo es, de un tiempo aquí llevamos comprobando que las acelgas aportan un sabor riquísimo a los platos de puchero, lo descubrimos con aquel puchero valenciano de Arròs amb bledes, y ahora con éste lo volvemos a comprobar. La acelga tiene un sabor que redondea el sabor de los mismos, y creo que es un ingrediente que incluiremos en nuestro caldo de verduras de manera habitual.


Poco más tenemos que añadir, bueno sí, el toque picante que a mí personalmente me encanta en platos de cuchara, lo aporta una guindilla roja que echamos al puchero, vosotros veréis si os va la idea. Para mi gusto quedó en su punto justo de picor, pero a alguno quizás le sobre. Por eso quizás lo mejor sea no añadirla y echar el picante en la mesa siempre que el comensal quiera. Y lo de hacerlo en olla a presión, ya sabéis que es opcional. En esta ocasión nosotros la utilizamos porque no teníamos mucho tiempo, pero si queréis que cueza a fuego lento, los garbanzos deberán de estar un mínimo de 2 horas cociendo, dependiendo del grosor.

Print Friendly and PDF
Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger