20 ene. 2010

CHICONS AU GRATIN (ENDIVIAS AL HORNO)

Todos conocemos el increíble blog Food & Cook de Silvia (Trotamundos), es un blog que desde que empezó su andadura en la red ha aportado a la blogosfera española un montón de estupendas recetas y de muy originales postres, con un diseño muy atractivo y una fotografía que ya quisiéramos muchos. Y sobre esto añado que este blog posee unas de las mejores fotografías culinarias de toda España. Ahí queda.


Pues en este último viaje a Bélgica & Holanda que hicimos con unos amigos, me acordé muchos de las dos recetas belgas que ella tiene publicadas, los mejillones típicos de Flandes que ya os publicamos, los Moules et frites, y ahora estas endivias al horno, Chicons au gratin. Desde que vimos ambas recetas, nos moríamos de ganas de probarlas, pero más aún cuando comprobamos que efectivamente allí las servían en casi todos los restaurantes. Así que nada más llegar a Madrid, decidimos hacerlas y ambas nos encantaron

Pues las endivias o endibias nunca las habíamos probado cocinadas, y de verdad que teníamos mucha curiosidad. No sé si sabréis que las endivias o achicoria de Bruselas es un invento relativamente reciente del hombre, y ya en un viejo post os contábamos cosas sobre ello, y sobre las propiedades beneficiosas de esta verdura. Al parecer, se desarrolló en el Jardín Botánico de Bruselas hacia el siglo XIX, y la endibia no es más que una achicoria cubierta con tierra que presionando alrededor del cuello de la planta, induce en su crecimiento la formación de estos bonitos cogollos. Ahora además, estamos en plena temporada, y es una gozada comprarlas y prepararlas en una simple ensalada con un buen tomate Raf, unas aceitunas aliñadas caseras, unos calçots en fresco, un buen aceite de oliva virgen extra y unas gotas de vinagre de Jerez. A mí personalmente me emocionan en crudo, con esa textura aterciopelada en las hojas y ese ligero amargor en el tallo. Además su crujir, hace que sea uno de los bocados vegetales más fascinantes.

Pero claro, cocidas y al horno ¿cómo sabrían?. Pues nos pusimos con ello. ¿El resultado? buenísimo, aunque queremos puntualizar una cosa sobre su cocción, creemos que la cocción al vapor aquí es fundamental, porque además de no perder apenas propiedades, quedan con mucha menos agua y eso que al cocerlas así, las escurrimos aún más presionando el fruto ligeramente con la mano. Hacernos caso y cocerlas así, y si no podéis, hacer especial hincapié en este último paso, apretujarlas directamente con la mano. Y es verdad lo que dice Silvia, el amargor se mitiga, aunque si están muy amargas, lo mejor es devolvérselas al verdulero o intentar ponerlas en agua rajadas por la mitad toda una noche. Una faena.

Vamos a ello. Ingredientes para 2 personas, 3-4 endibias, 1 loncha de jamón cocido por endivia, mantequilla, queso Gruyere (importantísimo), 1 vaso y medio de leche entera o fresca, 1 cucharada rasa de harina, nuez moscada, AOVE, sal, pimienta negra y agua.


Después de quitarles las primeras hojas a las endivias, se ponen a cocer al vapor con una pizca de sal. Las tuvimos unos 25 minutos.


Mientras hacemos una bechamel casera no muy espesa. Para ello echaremos una nuez de mantequilla y la harina. La vamos a rehogar bien para que la harina no sepa a crudo.


En muchos post os explicamos como hacerla pero en este post quizás nos extendimos más. La bechamel debe de quedar algo líquida, pero nunca muy espesa. Para ello, echaremos algo más de proporción de leche de lo normal, y probaremos sobre la marcha la misma tanto de sal (no la dejéis muy sabrosa porque luego viene el queso), como de nuez moscada o pimienta blanca o negra. Y cuando la hayamos hecho, y si las endivias todavía no están cocidas, la reservaremos con un papel film por encima para que no se encostre o endurezca.


Una vez han acabado las endivias de cocer, veremos que quedan blanditas, aprovecharemos para lo que os hemos comentado, una vez templadas escurrirlas bien presionando un poco las mismas con la mano (pero sin pasarse).


Después, volveremos a poner al fuego de nuevo la bechamel y añadiremos el queso Gruyere rallado. Si lo hubiéramos echado antes, hubiera solidificado demasiado la bechamel, y nos costaría más volver a obtener el punto perfecto de la misma.


Mientras volvemos a calentar, dónde quizás tengamos que añadir algo más de leche, vamos liando el jamón cocido sobre las endibias. Esta es la parte más sencilla.


Las colocamos en un recipiente de horno muy ajustado a la espera de recibir la salsa. Conviene que sea pequeño (recogido) para que la bechamel cubra las mismas.


Napamos.


Echamos más queso y al horno.


Aquí lo tuvimos al horno + grill durante 10-15 minutos.


Es un plato ideal para estas fechas y como primer plato es un verdadero lujo. Recordar que si la endivia en crudo está muy amarga, lo mejor es no arriesgarse y no hacer este gratinado, pero si os queréis arriesgar, dejarlas en remojo y cocerlas en agua, que siempre perderán más amarguras que al vapor. Ojalá os haya gustado.

Salud.

Print Friendly and PDF

18 comentarios:

  1. Qué buena receta es esta!!! En mi casa se han comido las endivias así de toda la vida, no se de donde saldría la receta, pero viene de casa de mi abuela materna. Y cuando no era fácil encontrarlas en España, las comprabamos en Francia, que siempre había. Qué tiempos!!!!!
    La única diferencia es que nosotros empezamos a partirlas en trozos para cocerlas, para que se quitara el amargor del interior de la endivia, que a mi no me gusta nada. De hecho no me gustan en crudo.
    Esas fotos del gratinado tienen una pinta.....
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  2. Yo con este gusto tan regional que tengo, me viene estas aportaciones, a ver si se me va espabilando este paladar mio.
    Felicidades a trota por sus recetas y a ti por tu enfoque y tu wikiocarlosdube

    ResponderEliminar
  3. Me encanta Carlos.... aunque yo me estaba preguntando, como Begoña, por el amargor de la endivia... os resultó muy fuerte??

    Pero desde luego menuda pintaza.

    Por cierto que en mi casa se hace con espárragos... pero mucho menos latoso, porque se cogen esparragos gruesos, se envuelven en jamón y queso, bechamel y queso por encima y a gratinar...
    Resulta un aperitivo estupendo para cuando hay invitados ;)

    Tengo que probar las endivias!!!

    Bicos.

    Laura.

    ResponderEliminar
  4. De hoy no pasa, que pinta!!!!.

    Gracias por hacernos el día a día mas agradable al paladar, los sentidos y el gusto.

    Nuria

    ResponderEliminar
  5. Hola, te he encontraddo a través del blog de Cocinandotelo ya que ha publicado una receta tuya (judías verdes con gratén de patata y chorizo) y te ha hecho mención. A partir de hoy ya tienes una seguidora.
    Besitos desde Castellón.

    ResponderEliminar
  6. por favor, que´buena pinta, qué fotos, me da un poco de miedo el amargor de la endivia, pero tengo que probarlas, sisisis, lo mismo este finde me lanzo a la cazuela de barro y las endivias, desde luego da gusto leeros y pensar en cómo pueden quedar los platos.

    un besazo

    ResponderEliminar
  7. Me has dejado con unas ganas locas de irme a la cocina y de ponerme a preparar el plato. Se ve genial.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Hola Carlos,

    Me ha encantado la receta. No se me habría ocurrido nunca cocer las endivias hasta que he visto tu receta.

    Muy buena la fotografía de Food & Cook, impresionante. Pero tus ilustraciones no tienen nada que envidiar.

    Saludos desde Córdoba

    ResponderEliminar
  9. Me ha gustado mucho la receta, con tu permiso me la copio.
    saludos

    ResponderEliminar
  10. Por qué será que todo lo que haces me apetece? Yo tampoco he comido nunca las endivias cocidas, incluso crudas las he comido muy poco, pero este plato lo voy a probar, las verduras con bechamel están siempre riquísimas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Hola Carlos, no me gustan las endivias, peor escondidas y con esta salsita me las comería.
    Tu viaje un lujo de fotos..
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Nunca las he probado pero mi intuición me dice que prometen. Las pondré un día de estos de primero. La bechamel nunca falla gratinada.


    Cuchillero

    ResponderEliminar
  13. Yo suelo hacerlas de un modo muy muy parecido...y desde luego que están deliciosas. A mí es que de todos modos me encantan...son un bocado exquisito!!!!

    ResponderEliminar
  14. Esta receta, parecida, la he hecho en varias ocasiones y es un gran plato, de hecho tengo varios "en nómina" con endibias cocidas.
    El amargor de las endibias a mi no me molesta, me gustan tanto crudas como cocidas.

    Te quedó de escaparate!!!

    ResponderEliminar
  15. Me encanta esta receta y hace mucho que no la preparo !!!
    Gracias por recordarmela !
    Saludos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  16. Ay como te agradezco la receta en sí y también las explicaciones tan interesantes sobre las endivias. Creo que es uno de los patitos feos de las verduras para mucha gente, y para mi resulta de las que más me gustan, eso si, las prefiero cocinadas a crudas.

    Esta versión me parece magnífica. Normalmente yo las preparo solamente con queso azul y bechamel, pero me parece un acierto completo el toque del jamón.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Bueno y aquí que te digo??, Carlos mil gracias de todo corazón por tus palabras hacia mi trabajo, viniendo de ti te puedo asegurar que es el mayor de los halagos que me puedan hacer, de veras que en este momento he sentido la recompensa de todo el trabajo, gracias de nuevo.

    Llegar de Bélgica, es no dejar de pensar en su gastronomía, y después de tu viaje, no podías dejar de hacer las Chicons, me alegro te hayan gustado, son fáciles pero muy sabrosas.

    Besotes.

    Por cierto, no sé ya si te dije que preparé la pasta con salsa de pistachos, nos encantó, deliciosa de veras, enhorabuena.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  18. Una receta de categoria y como siempre tus paso a paso son una clase magistral.
    besos

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger