Albóndigas de pollo en pepitoria, una delicia

Terminada esta fantástica quincena de vacaciones, nos ponemos de nuevo las pilas y os traemos una nueva receta. Cuando se nos antoja la pepitoria ya no queremos otro guiso. En esta ocasión, y como Jorge se come muy bien las albóndigas, decidimos versionar el clásico pollo o gallina en pepitoria co unas albóndigas de pollo en pepitora. En esencia la receta es la misma, solo que la carne va picada, y como ya sabéis que tenemos el accesorio picadora de la Kitchen Aid, asunto solucionado. Si no tenéis picadora en casa pedirle a vuestro carnicero o pollero que os pique la carne que necesitéis.


A excepción de este detalle, la receta es sencillísima, es más rápida que con el ave guisada en octavos. La próxima vez que las preparemos le vamos a meter grasa de jamón en la picadora, junto a la carne, para así potenciar más el sabor a jamón dentro de la albóndiga.  Otro punto a tener en cuenta es que usaremos menos pan y almendras, porque siempre dejamos la pepitoria un punto de espesor mayor al que tiene que ser. Así que bajad las proporciones que veis en las fotos, ya os lo indicamos en el apartado de ingredientes. Vamos con ellos.

Ingredientes para 6 personas, 600 g de pechugas de pollo, 4 huevos, 300 ml de caldo de ave, 150 g de jamón ibérico en tacos, 1/2 cebolla, 8 dientes de ajo, un trozo de pan del día anterior (menos de lo que veis), perejil fresco, 35 ml de leche entera, harina de trigo (no salió en la foto), 15 g de almendras sin piel (menos de las que véis), 20 g de tocino de jamón ibérico, una pizca de azafrán, una pizca de nuez moscada, sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra. Pan rallado opcional. Tiempo de preparación 1 hora.


Muchos pasos, pero sin ninguna dificultad. Primero remojamos un trozo de miga de pan con leche, batimos y reservamos para la albóndigas. Luego freímos un poco pan (solo un trozo de los que véis), la mitad de los ajos y las almendras en una sartén con abundante aceite, cuando vaya dorando todo lo sacaremos a papel absorbente. En ese aceite pocharemos la cebolla en trozos con sal y mientras pochamos, pasamos por la batidora, el pan, las almendras, el tocino en trozos y los ajos pelados. Y cuando esté la cebolla pochada, escurrimos bien la misma de aceite, la añadimos a la salsa y terminamos de triturar. Reservamos todo en un recipiente junto con el caldo de ave, no echaremos más sal.


Con respecto a la carne de pollo, una vez picada, le añadimos un huevo entero, perejil, un diente de ajo picado, sal, pimienta y la leche batida con pan. Respecto a la leche, hacerlo poco a poco para añadir solo la que admita, nosotros tuvimos que añadir pan rallado porque la masa quedó demasiado blanda. Mezclamos bien, al final la masa es una especie de pasta que bolearemos, enharinaremos y freiremos en aceite bien caliente (solo dorar).


Una vez fritas las albóndigas las depositaremos en una cazuela capaz sin amontonar. Coceremos los huevos unos 14 minutos en agua hirviendo y mientras majamos el azafrán, la sal, otro diente de ajo y el perejil, lo que es un par de ramitas sin tallos. Rebañamos el majao con la salsa y reservamos. Partimos el jamón en tacos pequeños, lo echaremos sobre las albóndigas reservadas. Echaremos la salsa y coceremos 20 minutos tapado. Probamos de sal, echamos el huevo cocido en trozos y cocemos 5 minutos más.


Listas, un sabor muy especial. Ideal para el tuper, aunque tened en cuenta que el huevo no congela bien, así que, si vais a congelarlas, descartar el huevo y cuando las descongeléis echar  un nuevo huevo cocido.


Podéis ver también la pepitoria de bacalao o los pimientos del piquillo en salsa pepitoria.

Carlos Dube.

6 comentarios:

  1. Qué bueno por dios Carlos!! Lo hago seguro!

    ResponderEliminar
  2. Menuda pinta tienen estas albóndigas Carlos, en casa nos encantan porque la pepitoria nos gusta mucho, y ya es casualidad que hayamos publicado a la vez la misma receta jajajaja, me ha avisado nuestra amiga Begoña, aunque las recetas difieren bastante. Un beso grande a los tres

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jolín, vaya casualidad!! Y cuánto me alegro que a ambos nos gusten!

      Eliminar
  3. Ya he cenado pero te prometo que me comía ahora mismo dos o tres de esas albóndigas....¡ Con lo que me gusta la pepitoria !
    Me encanta la idea.
    Un abrazo, familia.
    María José

    ResponderEliminar
  4. Este fin de semana caen. Estupenda idea! Saludos,

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante!! me la apunto para nuestra web, muchas gracias por este tipo de recetas!!

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook o twitter accediendo desde los iconos superiores del blog.

Toda la información referente al correo electrónico y nombre y apellidos del comentarista, está amparada por la Política de Privacidad de Blogger, propiedad de Google INC.



Perdonad las molestias.