Recetas de Semana Santa

Nuestras recetas de Semana Santa favoritas, recetas dulces, saladas, platos tradicionales de aquí y de fuera. Y por supuesto un especial tributo al protagonista absoluto de estas fiestas, el bacalao ¡Pincha en la imagen!.

Cremas de verduras

Ricas cremas de verduras para elaborar en estos meses de frío, para que disfrutéis con los vuestros de unos primeros platos muy sencillos, vitaminizados, mineralizados y muy nutritivos que os saquen de más de un apuro. ¡Pincha en la imagen!.

Sopas

Echar un vistazo a las sopas que tenemos en el blog para que hoy mismo las hagáis en casa, reconstituyentes y con una inmediatez sorprendente ya que todas ellas son muy fáciles de hacer. Ideales para las cenas y para que os saquen del apuro en un primer plato. ¡No os las perdáis! ¡Pincha en la imagen!.. ¡Pincha en la imagen!.

Masas y panes

Hogazas, panes de molde, barras de pan, panecillos, masas de pizza, focaccias el mundo de las masas nos apasiona y aunque no tengamos las habilidades y técnicas de los panaderos de verdad, con el tiempo vamos perfeccionando esta maravillosa técnica de hacer pan en casa. ¡Pincha en la imagen!.

Restaurantes y bares

Restaurantes, bares, chiringuitos, nos encanta contaros cosas de los sitios a los que vamos, decidimos hace tiempo hablaros solamente de los sitios que más nos han gustado intentando siempre hacer una crítica constructiva de todos ellos. ¡Pincha en la imagen!.

Nuestra selección de productos comerciales

Analizamos los productos gastronómicos comerciales que más nos gustan, también productos que nos envían empresas y particulares aunque este tipo de colaboración os la indicamos a pie de artículo. ¡Pincha en la imagen!

Nuestros viajes

Crónicas de nuestros viajes nacionales e internacionales para todos los que queréis tomar nota de algún testimonio de nuestra experiencia particular. Intentamos siempre afrontar los artículos desde el punto de vista culinario, aunque nunca falta una breve descripción del lugar a donde vamos. ¡Pincha en la imagen!.

Aguas minerales

Las aguas minerales siempre nos han llamado la atención, nos gusta probar las aguas minerales de cualquier parte del mundo, independientemente de modas y tendencias, y sacamos nuestras conclusiones en una sección independiente en el blog. ¡Pincha en la imagen!.

Patatas fritas

Las patatas fritas de bolsa son desde siempre nuestra perdición, desde que tenemos el blog nos encanta probar marcas nuevas y aunque las que más nos gustan son las patatas fritas tradicionales, somos muy abiertos de mente y probamos de todo tipo de snack. ¡Pincha en la imagen!.

Aceites de oliva

Normalmente probamos aceites de oliva virgen extra de todas las procedencias y variedades, es otras de nuestras pasiones desde hace muchos años y siempre os mostramos las fichas de los aceites que más nos gustan. ¿Decidirnos por uno en concreto?. Imposible, menuda calidad hay ahí fuera. ¡Pincha en la imagen!.

Repostería

Las recetas dulces que os mostramos en el blog son una selección de las que mas nos han gustado en casa, los que nos conocéis sabéis que no somos muy dados a la repostería pero tenemos claro que existen dulces inolvidables que tenían que tener hueco en nuestro blog. ¡Pincha en la imagen!.

Mostrando entradas con la etiqueta Legumbre. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Legumbre. Mostrar todas las entradas

07 febrero 2014

Alubias de Tolosa, cómo prepararlas. Receta tradicional

Por fin hemos tenido en nuestro poder un saquito de medio kilo de alubias de Tolosa auténticas (Tolosako Babarruna), alubias que algunas veces se han preparado en casa de nuestros padres en estos años aunque con serias dudas de si la procedencia era la correcta o no, ya que alubias similares que se venden como 'Tolosa', la mayor parte producidas fuera de nuestro país, se han vendido sin pudor a lo largo y ancho de nuestro país. Por este motivo la alubia de Tolosa se protegió no hace mucho tiempo (1994) bajo una asociación de productores (Tolosako Babarruna Elkartea) llevando a cabo mejoras sustanciales en el proceso de producción, un apoyo importante al productor y una trazabilidad en todo punto sostenible y bastante artesanal. Según dictamina la propia asociación '[..] el principal objetivo de la Asociación es defender, identificar y destacar la alubia autóctona frente a la masiva entrada de la alubia de fuera. En definitiva, ofrecer al consumidor un producto con garantías de origen y calidad, y al agricultor una contraprestación económica digna.'

ALUBIAS DE TOLOSA-28

No tenemos información sobre que se prohiba su venta a granel, pero la asociación advierte que distinguir esta variedad 'Tolosana' de otras es a veces complicado, y recomienda que sólo una certificación como la Eusko Label puede garantizar que su compra es la adecuada. No obstante si queréis comprarlas recomiendan tener en cuenta estas características: color morado muy oscuro (casi negro), figura ovalada y tamaño es entre 1 y 1,5cm de longitud. Una vez en casa las 100 semillas deben de pesar entre 50 y 65gr, no más, y por supuesto a la hora de cocinarlas, destacar que sin duda poseen su exquisito sabor, algo único de esta variedad oscura. Añadir finalmente que el origen de la misma es un misterio, como tantas otras variedades introducidas y aclimatadas a nuestro país desde las Américas.

Print Friendly and PDF

10 enero 2014

Acelgas esparragás. Receta

Seguimos con dieta depurativa tras las pasadas fiestas de Navidad. No nos neguéis que estos son los platos que ahora apetecen, platos ligeros y sencillos pero sabrosos y nutritivos, que ayudan a saciar los apetitos desbocados de estos días pasados pero sin desmerecer en sabor y calidad. Desde hace un tiempo teníamos muchas ganas de hacer en casa las acelgas esparragás, un plato típiquísimo de Almería y que si os somos sinceros nunca habíamos probado. Solicitamos ayuda a nuestra amiga Lola de Almería, editora del blog Ajoblanco, y que muy amablemente nos comentó una de las formas de prepararlas. Os vamos a recomendar encarecidamente que las probéis porque están de miedo y es un plato que es ideal para afrontar la famosa cuesta de enero.

ACELGAS ESPARRAGAS-22

Nosotros las hemos oficiado de forma express, pero se puede hacer de la forma más tradicional, es decir, en vez de utilizar la batidora para el majado utilizar el mortero, o en vez de olla a presión usar cazuela. O si os gusta la inmediatez, quedaría más express aún si cabe utilizando garbanzos en conserva. Nosotros ya sabéis que pocos garbanzos en conserva usamos en casa, lentejas y alubias de vez en cuando pero garbanzos casi nunca. Esto es sólo un por una razón, y es que al ser nuestra legumbre favorita queremos perfección absoluta, pero vamos, se puede usar garbanzo en conserva sin problema ya que hay conservas muy pero que muy decentes.

Print Friendly and PDF

08 febrero 2013

Pimientos rellenos de lenteja negra 'beluga' y panceta

Teníamos muchas ganas de probar la lenteja beluga, una lenteja negra canadiense que toma su nombre por el parecido al caviar y que empieza a verse por los supermercados desde hace un par de años (que sepamos). Nos la trajo mi hermano del Hipercor y ha resultado ser una lenteja bastante agradable, aunque como dicen algunos foros, es cierto que una vez cocida el aspecto es similar a la pardina. De hecho ahora veréis el aspecto justo después del remojo, algo que nos recordó a la pérdida de color de la coliflor graffiti F1 después de su cocción, ¿os acordáis? De ninguna forma se queda negra, al menos empleando los métodos tradicionales, y dicen que si no se remoja lo que hace es oscurecer el plato.


Se nos ocurrió tomarlas salteadas dentro de unos siempre dulces pimientos amarillos y el resultado, pese a ser algo quizás previsible, nos ha encantado. Utilizamos para acompañar una salsa de tomate casera, pero la próxima vez utilizaremos una salsa diferente para darle un toque más original, por ejemplo, una salsa con calabaza, cebolla, pimentón, vino, ajo y un toque de jugo de pimientos asados que siempre guardamos en el congelador. Aunque insistimos en que con una salsa de tomate casera queda más que bien, aquí os dejamos nuestra receta de salsa de tomate. Por último buscar unos pimientos que se sostengan de pie, si no mal asunto, ya nos entendéis.

Print Friendly and PDF

18 enero 2013

Olla podrida. Receta

Durante nuestra reciente escapada a Burgos no tuvimos ocasión de ir a comer una buena olla podrida debido a los pocos días que estuvimos. Ya la habíamos probado hace años en Covarrubias, con sus más y sus menos, y queríamos hacerla en casa para ver si realmente el plato merece toda la fama que tiene por la región. Pues efectivamente, la tiene :), y para corroborarlo utilizamos la famosa alubia de Ibeas, aunque no llegamos a comprar las seleccionadas en saco, las compramos del año y a granel y aún así resultó ser una alubia roja realmente exquisita, sin hollejo y con una mantecosidad excelente. Por cierto, al parecer las seleccionadas embolsadas se venden en El Corte Inglés a casi 19€ el kilo, ahí es nada.


La preparación de la olla podrida la copiamos de un pequeño reportaje que vimos por Internet sobre uno de los restaurantes de culto para este plato, Los Claveles sito en el propio Ibeas de Juarros y con una gran fama en toda la provincia. Aunque el nombre suene raro, la olla podrida no contiene en su interior viandas en estado de descomposición, ni se deja la misma pudrir con los días, para nada, parece ser que el nombre proviene de 'olla poderida', que significa algo así como 'olla de los poderosos', y como 'poderosos' sus ingredientes ¡ya veréis!. También algunos afirman que el nombre puede venir de aplicar a un guiso una cocción lenta la cuál deshace las viandas que hayamos empleado y por tanto parece que se 'pudre'. Bueno, la olla suele contener carnes de cerdo de varias partes del animal que suelen variar entre los cocineros, siempre respetando que lleve algo de costillapanceta o tocino y por supuesto la morcilla de arroz tan típica de Burgos.


No se sabe a ciencia a cierta el origen de este plato, todo apunta a que es medieval. Pachi Larrosa comenta en El Almirez que es una preparación antiquísima porque ya en algún diccionario de cocina francesa de 1866 se decía "Debemos a España no solo las ollas podridas convertidas en el pot au feu [..]". Ahí lo dejamos.


¿Qué se come antes las alubias o los sacramentos?, como gustéis, pero no hay consenso. Prepararos para cruzar el desierto con este plato :) Ingredientes para 3-4 personas, 500gr de alubias rojas de Ibeas puestas en remojo la noche de antes, 1/2 pata de cerdo adobada, 1 oreja de cerdo adobada, 1 costillar de 400gr ibérico adobado, 1 trozo panceta/tocino adobado, 1-2 chorizos ibéricos, 1 morcilla de Burgos a ser posible de Sotopalacios, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 1 cucharada rasa de pimentón dulce de la Vera, agua, sal y aceite de oliva virgen extra. Para el relleno, que muchos lo tienen como opcional, 2 huevos camperos, 1 rebanada de pan de miga (usamos una gordita de nuestro pan de molde casero), 2 ramitas de perejil fresco, 1-2 dientes de ajo y sal.


Escaldamos/blanqueamos la oreja y la pata un par de noches antes en agua hirviendo y, cuando enfriaron, las adobamos nosotros mismos con algo de sal, pimentón dulce y aceite, conservándolas en la nevera. Las costillas tenían adobo comercial.


La Morcilla, de la buenas, de Sotopalacios, ¡las mejores! El tocino ibérico era bellota y adobado y el choricito un clásico, un Jabuguito de Sánchez Romero Carvajal muy accesible y muy rico. Ojo, podéis echar al guiso 2 chorizos, quizás uno sea poco.


Vamos a ello, tan fácil como poner las alubias (ya hidratadas) en frío a cocer en una cazuela con la cebolla, el agua justa que cubra y sin sal.

Fuego fuerte, y cuando hiervan un sustillo con un vaso más de agua fría (que quede al final 2 dedos de agua por encima), Dejamos cocer al mínimo entre 95º-100º, o lo que es lo mismo, cocción lenta sin borbotones y con la cazuela ligeramente tapada durante una hora más o menos. Ojo, no estarán cocidas, pero les empezaremos a hacer cosas :). Nosotros utilizamos para cocerlas una agua comercial de mineralización ligera sin cloros ni exceso de sales.


Aparte coceremos las viandas, aquí adoran la legumbre hasta tal punto que las cocinan mediante una cocción exclusiva, pues bien, en una olla a presión, coceremos las carnes durante 45 minutos, aunque podéis echar las costillas hacia la mitad de la misma para que no cuezan tanto.


Transcurrida la hora prometida, que es un poco menos de la mitad de la cocción, y sin parar de cocer (habrá que subir un pelín el fuego), echaremos el chorizo entero y la morcilla en mitades. Os recomendamos que previamente pinchéis la morcilla para que la piel no se 'remangue' tanto. Las dejaremos cocer tranquilamente unos 10 minutos con la olla tapada (seguimos sin echar la sal).


Reservaremos las viandas, nosotros el chorizo lo dejamos más tiempo, pero no es necesario.


Tapamos de nuevo la cazuela, y coceremos al chup chup las alubias durante aproximadamente una hora y media más, ir probándolas. Será el momento de empezar a elaborar el relleno, disponer en un plato de ajo y perejil picado.


Echamos los huevos y batimos con algo de sal. Hay gente que le añade algo de panceta.


Ahora el pan desmigado, el cuál aplastaremos con el tenedor para que cale con el huevo.


Ahora, freiremos la tortilla en una sartén aparte con un poco de aceite de oliva.


Y listo.


Ya en cualquier momento introduciremos el relleno sobre las alubias para que se transfieran los sabores y la tortilla se hidrate, pero no más de 10 minutos, así el relleno aporta sabor al caldo y a su vez queda jugoso.


Lo reservaremos junto con la morcilla y el chorizo, y aprovecharemos ahora a echar algo de caldo de la cocción de la carne que algo se lleva consigo el relleno. Podéis echar un máximo de 3 cucharones, siempre con el caldo hirviendo. Probar de sal y dejar cocer hasta el final.


Transcurrida la totalidad de la cocción, volveremos a probar de sal. Sólo falta ya hacer un sofrito de ajos muy picados en la sartén del relleno con algo de aceite.


Añadimos el pimentón fuera del fuego y todo para la cazuela. Hay gente que cuela el ajo, nosotros no.


Dejamos cocer 10 minutos más y ¡listo! Será el momento de desgrasar la superficie con la ayuda de una cuchara. Este paso es muy importante para restar calorías a las que ya tiene de por sí este puchero.


Y con respecto a la carne, dejarla en su agua de cocción, dejarla al fuego y cuando hayáis comido las alubias, o antes incluso, sacar, limpiar y servirlas en una bandeja, evitando así que se enfríen. La morcilla y chorizo calentarlos también en el mismo durante 1 minuto escaso. ¡Sálvense quién pueda!..


Un acompañamiento ideal para rebajar semejante ingesta es un buen escarolón de temporada, aderezado con un poco de ajo. Y de postre unas rodajas de piña, sin duda.


¡Qué ricas!


Como veréis, a los días seguimos sufriendo en el trabajo con más olla podrida ¡oh mon dieu!


Salud y buen fin de semana.

Print Friendly and PDF
Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger