Tortilla de présules (con patata) guisada en caldo de jamón ibérico

La tortilla de présules o guisantes es una receta muy conocida en toda la provincia de Almería, bien es verdad que ésta no se come con patata, sino solo con huevo batido y unos guisantes de temporada cocidos. Hace muchísimo tiempo que teníamos la receta de Ana Ruiz apuntada en nuestros apuntes y se nos ocurrió la idea de hacerla pero como la tortilla guisada tradicional,  y en un caldo a base de jamón ibérico, ya que este sabor casaba perfectamente con los guisantes. Hace poco Ana en sus redes sociales nos hacía partícipes de la curiosa Segunda Semana Grande de la Tortilla de Présules de Almería, semana que acaba precisamente hoy mismo, y decidimos que ya era el momento.


La receta no tiene ninguna complicación y es de esas recetas que se pueden preparar de un día para otro estando igual de buena, cosa que no pasa con la tortilla de patatas tradicional. El caldo de jamón lo podéis tener hecho como os mostramos hace tiempo con el caldo casero de jamón, o bien hacerlo con recortes del jamón, puntas, etc. Como iba a ir guisada, echamos cebolla dentro de la tortilla. Cometimos un pequeño error y es no tener más huevos, por lo que la tortilla no nos quedó bonita, así que aunque veáis en la mise en place cuatro huevos usad cinco.

Vamos pues con la receta y nos decís si os gusta. Para 4 personas necesitaremos 5 patatas medianas, 5 huevos medianos, 1 cebolla, 500g de guisantes con su vaina, un trozo de jamón ibérico, un trozo de tocino ibérico fresco, un poco de perejil fresco, 4-5 dientes de ajo, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta. Tiempo de preparación 1 hora.


Lo primero será pelar los guisantes y cocerlos con agua con sal, y si queréis podéis añadir unos trozos de tocino para que el sabor del jamón penetre en la verdura. Los coceremos hasta que estén tiernos, nosotros los cocimos 8 minutos y los pusimos en agua y hielo porque los necesitábamos con todo su color también para otra preparación. Reservaremos el agua de cocción y los pondremos a rehogar con un poco de cebolla, unas tiras de tocino fresco, un poco de aceite y sal.


Mientras rehogan, pelaremos, lavaremos y trocearemos las patatas, las pondremos a freír en abundante aceite de oliva. Una vez fritas las escurriremos, salaremos y echaremos el huevo batido con sal. Lo dejaremos recalando unos minutos y echaremos los guisantes rehogados desechando el tocino. Haremos la tortilla en una sartén capaz.


Con la tortilla ya hecha, prepararemos la salsa. Para ello, necesitaremos perejil y un diente de ajo y para pereparar un majado. Por otra parte cortamos el jamón en trozos, 2 dientes de ajo en láminas, picaremos la otra media cebolla y más tiras de tocino grandes que luego se puedan eliminar fácilmente. Salteamos primeramente el jamón con un poco de aceite y así aromatizaremos el aceite. Luego añadimos la cebolla y el ajo, sal y pimienta. Cuando rehogue bien, unos 5-10 minutos, echaremos el agua de cocción reservada y las tiras de tocino. No salaremos hasta el final. Coceremos unos 10 minutos con tapa. Cortaremos la tortilla en 4 cuartos y la sumergiremos dentro junto con el ajo y perejil previamente majados. Dejaremos cocer todo unos 20 minutos más a fugo lento y tapado. Probaremos de sal mientras cuece.


Serviremos en un plato con trozos de jamón, deliciosa!!!


Carlos Dube.

4 comentarios:

  1. Madre del amor hemoso Carlos!!! esa tortilla si que es contundente!!! y mira que yo hago variantes de la nuestra, ya que a veces le pongo también jamoncillo picado y patata, pero la tuya es la bomba!!!
    La nuestra por cierto, no lleva los guisantes cocidos ( si acaso cocidos en aceite de oliva, jejeje) a fuego muy lento y tapados para que queden de su color verde esmeralda.

    Gracias por nombrar nuestra curiosa semana, espero que algún día la pruebes in situ o que tengamos de nuevo la oportunidad de compartir mesa y por qué no, una deliciosa tortilla de "présules" de mi pueblo.

    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, se nos olvidó comentarlo, a nosotros los guisantes nos gustan ligeramente cocidos, 7-8 minutos y luego agua fría para fijar el color, por aquí no accedemos a guisantes frescos de mucha calidad y sin cocinarlos así nos parecen tiesos. Ojalá lo de compartir mesa y esa tortilla... junto con un huevo con tomate ya sabes!!! ;)

      Eliminar
    2. Prueba a hacerlos a fuego bajo cocidos en aceite, tapados, hasta el guisante más tieso y duro se dulcifica ante la magia del aove, jeje, en mi casa siempre había guisantes porque mi padre los sembraba y había que comerse los tiernos y también los más gorditos, así que con los gorditos, mi madre hacía la tortilla también gruesa y a fuego muy lento, y también los solemos usar para guisar.
      Aquí ya en cuanto haga calor los guisantes se acaban, y ya está empezando a apretar el sol de lo lindo...
      A ver si podemos cuadrar para vernos de nuevo, un beso!!!

      Eliminar
  2. !!Qué pinta tiene esta tortilla!!!!No me va a quedar más remedio que probarla...
    Un abrazo, Begoña

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook o twitter accediendo desde los iconos superiores del blog.

Toda la información referente al correo electrónico y nombre y apellidos del comentarista, está amparada por la Política de Privacidad de Blogger, propiedad de Google INC.



Perdonad las molestias.