10 abr. 2013

Cómo preparar una calçotada, logística y degustación

Ya os contábamos en el 2006 lo que significaban para nosotros los calçots y en el 2008 os mostrábamos el  disfrute de los mismos en la gran calçotada familiar que hicimos con calçots cultivados por nosotros mismos en la casa del pueblo de mi padre. Fue una experiencia tan única que sabíamos que teníamos que repetir pronto, aunque por diversas circunstancias no ha sido posible hacerlo pese a tener dicha celebración en la retina todos estos años. De hecho este año dijimos en mi familia ¡basta! y ya tenemos prevista una nueva calçotada familiar para principios del 2014, y ya están creciendo vigorosos los bulbos del primero de los dos cultivos que tienen que tener estas cebollas para convertirse en calçots.

FIN DE SEMANA CUENCA 2013-13

El caso es que independientemente de esto nuestros amigos sabían de nuestra experiencia, y tras comentarlo antes de Navidad todo conspiró para que hiciéramos una calçotada 'informal' con calçots comprados en frutería y una preparación menos exhaustiva pero con un resultado fantástico que corrobora de nuevo las bondades de esta celebración. Esto ya os adelantamos, ha sembrado un precedente dentro de nuestro círculo de amistades, y es que no es pare menos ya que el calçot gusta.

El calçot es un producto que cada vez tiene más presencia comercial fuera de Cataluña y aunque se suelen ver cada vez más en los mercados, cuesta adquirirlos en grandes cantidades si no es por encargo. A todo esto, ¿algún agricultor fuera de Cataluña está buscando una oportunidad de negocio con un futuro fantástico?, pues aquí tiene una clarísima oportunidad. Los que compramos por aquí no vienen ni de la zona del l´Alt o Baix Camp, Tarragonés o Baix Penedés, vienen de la zona centro, y estamos totalmente seguros que cada vez se van a demandar más..

CALCOTADA 2008 II

Para los más despistados un calçot es una cebolla blanca que toma una forma como de puerro (pero sin serlo) debido a un proceso de cultivo artesanal, ya os lo explicamos al detalle en los post que os hemos enlazado al principio de la entrada. La calçotada es una tradición muy arraigada en la parte más occidental de Cataluña, la cuál se ha empezando a extender desde hace un par de lustros por muchos puntos de nuestra geografía tomando un protagonismo cada vez más presente en fiestas y reuniones familiares. Comentaros que la temporada de los calçots acaba en unas semanas, puede que aún estéis a tiempo, pero si llegáis tarde para hacerlos en casa habrá que esperar a finales de este año cuando se empiecen a ver calçots nuevos.

FIN DE SEMANA CUENCA 2013-1

Los calçots que veis los compramos en una frutería de barrio por encargo, en cada manojo venían uno 30 calçots (unos 2 kilos) y cada uno nos costó a 7€, aunque lógicamente si buscáis y rebuscáis los podéis conseguir por algo menos dinero, no digamos ya en Cataluña. Y os preguntaréis, si los veo y quiero prepararlos este fin de semana ¿cuántos calçots comprar por persona?, pues para que no falte calculad unos 15 por persona, más o menos, siempre teniendo en cuenta que luego comeréis algo más (carne, pescado, etc).

FIN DE SEMANA CUENCA 2013-2

La salsa que utilizamos para la calçotada no podía ser menos que una salvitxada casera. La salvitxada es una variación de la clásica salsa romesco, esta que veis la llevamos hecha desde Madrid según una vieja receta y nuestra experiencia previa, si queréis conocer cómo es la misma la tenéis en nuestra entrada de la gran salsa salvitxadaaunque esta vez la oficiamos con algo de pan frito y algo menos de picante (bitxos) por los más delicados. Dos preguntas que os haréis, la primera es si se toma fría o caliente, la respuesta es a temperatura ambiente. La segunda pregunta es cuánta salsa hacer, pues mirar, en nuestra experiencia calculamos que unos 100gr de salsa por persona para que sobre lo justo.

FIN DE SEMANA CUENCA 2013-15

Vamos con la logística, y empezamos por algo fundamental, los sarmientos. Los sarmientos son ramas secas de viña que se suelen vender en algunos viveros, centros comerciales o tiendas de material de bricolaje y exteriores. No son baratos, pero son esenciales para poder cocinar estas cebollas de forma correcta, ¿por qué? porque esta madera produce una llama viva que es la necesaria para calcinar el calçot. Y os preguntaréis también ¿pero es que se comen las cebollas carbonizadas? Sí, pero no lo de dentro (ahora veréis). En cuanto a la cantidad de sarmientos a comprar, pues no deben de faltar. Nosotros gastamos para unos 70 calçots saco y medio de 20 litros (mirar los que compramos aquí).

FIN DE SEMANA CUENCA 2013-8

Lo siguiente necesario es una buena parrilla, no se os ocurra hacerlos en una de esas pequeñas de 4 patas que venden por 20€, hay que usar una parrilla amplia de obra, unas parrillas chuleteras abiertas o unas cribas que tengáis en desuso, seguro que si buscáis en la casa del pueblo os encontraréis alguna. De esta forma podéis colocar tandas amplias de cebollas junto con sus tallos dispuestos hacia el centro. Nosotros como veréis improvisamos dos parrillas chuleteras sobre ladrillos ignífugos. Veréis que no quedó nada mal del todo, aunque eso sí, quedó algo más alto de lo normal. No pasa nada, esto sólo redunda en una utilización mayor de sarmientos.

FIN DE SEMANA CUENCA 2013-3

Os advertimos que mucha gente empieza la chasca con algo de encina para que el fuego tenga una base, y la verdad, está bien pensado sobre todo si en nuestro caso la parrilla tiene algo más de altura. De todas formas no viene nunca mal hacerlo siempre si después vamos a cocinar carne, unas ascuas duraderas son muy útiles.

FIN DE SEMANA CUENCA 2013-4

Vamos pues con la chasca...

FIN DE SEMANA CUENCA 2013-5

Leña y hojarasca de encina de base y a prender, lo que se va a intentar es que quede una brasa abundante por la altura de las rejillas.

FIN DE SEMANA CUENCA 2013-6
FIN DE SEMANA CUENCA 2013-7

La noche cayó enseguida, pero sin problema, entre cerveza y cerveza unos bienvenidos aperitivos, patatas fritas, ajos encurtidos y algunos vinagres. El fuego hipnótico, la buena música y la buena compañía hizo el resto.

FIN DE SEMANA CUENCA 2013-9

Cuando la llama de la encina bajó de intensidad, era el momento de ir colocando los calçots sobre la parrilla de forma que el bulbo quede exactamente sobre las ascuas y los tallos lo más alejados posible de la llama.

FIN DE SEMANA CUENCA 2013-10

Será el momento de levantar la parrilla y echar los sarmientos, o bien introducirlos en la lumbre por los lados de la estructura.

FIN DE SEMANA CUENCA 2013-11

Tremendo el olor, el sonido, las sensaciones, los recuerdos encontrados ¡todo!

FIN DE SEMANA CUENCA 2013-12
FIN DE SEMANA CUENCA 2013-14

¿Cuándo estarán hechos?, pues una vez se calcinen por un lado damos la vuelta girando los mismos gracias a los tallos fríos, y tatachán, cuando los calçots empiecen a espumar por algunas grietas, lo veréis si os acercáis, ¡ya estarán listos! Para sacar toda la tanda de golpe y mientras poner otros más junto con más sarmientos, lo suyo es conservar los cocinados lo mejor posible, lo mejor y más práctico es envolverlos en papel de periódico y colocarlos sobre una teja, aunque esto último es opcional.

FIN DE SEMANA CUENCA 2013-18
FIN DE SEMANA CUENCA 2013-16
FIN DE SEMANA CUENCA 2013-17

Y ahora viene la magia, el calcot. Mirad que fácil se comen, coger un primer calçot de ambos extremos y con las dos manos, con una de las manos cogemos los tallos verdes interiores, y con la otra mano la piel inferior del bulbo carbonizado. Sujetamos el pellejo inferior del bulbo (sumarreta), y tiramos de los tallos verdes con delicadeza pero con seguridad, y ¡voilà! Aparece una carne blanca, magra, tierna y jugosa cocida en un improvisado 'papillote' con un suave sabor a cebolleta y un fragante aroma a sarmiento. Una delicia como pocas... Puede que el primero no os salga, pero después os saldrán todos. ¡A mojar!

FIN DE SEMANA CUENCA 2013-20

Se comen así. ¡Alguno necesitará babero!

FIN DE SEMANA CUENCA 2013-21

Una calçotada es ante todo una celebración en compañía de amigos y familia, no lo olvidéis.

FIN DE SEMANA CUENCA 2013-22

¡Qué grandes momentos!

FIN DE SEMANA CUENCA 2013-23
FIN DE SEMANA CUENCA 2013-24

Y como estábamos en Cuenca, la segunda parte de la celebración culinaria fueron unos estupendos zarajos, además de la omnipresente panceta fresca y los consiguientes choricitos y morcilla local, ¡que no falte pan! Mientras veréis que se terminaban de hacer los calçots más gordos ¡Qué olor!...

FIN DE SEMANA CUENCA 2013-29

Al terminar, nos fuimos dentro de la casa a ultimar nuestra celebración con unos copazos en condiciones al lado de la chimenea. De verdad, qué gran velada, qué gran compañía y que gran fiestón el que organizamos con los amigos.

FIN DE SEMANA CUENCA 2013-31

El día que pongáis una calçotada en vuestro calendario anual, seréis más felices, palabra Calabajío.

Salud.

Print Friendly and PDF

27 comentarios:

  1. Sabias palabras Chicos, comer calçots es una experiencia inolvidable, jaja, y sobre todo si es como esta que habéis disfrutado vosotros. Yo llevo tanto sin comerlos, desde que nos fuimos de Cataluña, son deliciosos, y la salsa pa comer a cucharadas o encima de pan, me voy que no tiene que se bueno poner así mi estómago a estas horas de la mañana.....Un reportaje espectacular.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. De las cosas más buenas, las calçotadas, y que poco las como.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. me ha encantado vuestro post!!!! precisamente ayer publiqué unos puerros al horno con romesco a falta de calçots y brasas,jajaj qué coincidencia, probaré con cebolletas, gracias y bssss

    ResponderEliminar
  4. Toma ya... y sin babero como los valientes.. desde aqui me ha llegado la alegría de tu fiesta!! que te voy a decir de los calçots... ha sido un artículo precioso . Besitos

    ResponderEliminar
  5. Todavía recuerdo la panzada que nos metimos entre pecho y espalda hace dos años, riquísimos, maravillosos.

    ResponderEliminar
  6. Há primeira vista parecem alho francês mas acho que não é .
    Mas gostei do aspecto e passados nesse molho deve ser uma maravilha.
    Bjs

    ResponderEliminar
  7. Veo que el esfuerzo a valido la pena. A la brasa, como tienen que ser y la salsa que no falte. Ricos, ricos!!! Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. ¡qué envidia! Siempre he querido comer calçots y sólo este año he podido comprarlos en Madrid...pero en casa no puedo hacer una colçotada de verdad, así que los preparé al horno y también estaban super ricos. Y había hecho bastante salsa para disfrutar 3 veces. Así que tenía una excusa para comprar más ;-)
    Eso sí, al prepararlos al horno, tienes más trabajo limpiar los calçots...creo que compensa por la logística de una verdadera calçotada. Pero igual tengo que utilizar tu post como inspiración para hacer una calçotada en el pueblo el año que viene...

    ResponderEliminar
  9. Jolin qué envidia Carlos! nunca he estado en una calcotada, ya me gustaría ya.. y mira que tengo familia en Tarragona pero no coincidimos cuando se hacen, lo que sí he probado es la salsa romesco y me encanta!
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Здорво отдохнули! Молодцы!

    ResponderEliminar
  11. Como catalana que soy, ni te imaginas como echo de menos las calçotadas!!! Aquí en Madrid, hay algunos sitios donde me puedo quitar el mono, y degustarlos, pero no saben igual que al aire libro rodeada de amigos y família, con los baberos y comiendolos con las manos, nada es comparable jejeje. En los mercados aún no los he visto, pero seguiré indagando hasta dar con alguno, para poder hacerlos en casa.

    Me ha encantado esta entrada.
    Mil besos

    ResponderEliminar
  12. Mi primera calçotada fue este año,que tuve la suerte de mudarme a Barcelona en plena época y ¡me encantó! Me quedo con la pena de no haber ido más y con ganas de que llegue el año que viene para asistir a toda calçotada popular que hagan por aquí :) A hacerla por cuenta propia aún no me he atrevido, pero después de una explicación tan detallada,quizás lo intente.
    Tanto me fascinó esta costumbre de los calçots que lo elegí como tema para un minireportaje para la facu, te lo dejo por si os interesa: https://vimeo.com/62665045
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  13. Me gusta, me gusta! Un paso a paso fantástico!!

    ResponderEliminar
  14. ¡me has tocado la fibra! Qué fotos más bonitas y que bien lo has explicado todo. es admirable esa pasión y respeto por nuestras costumbres y tradiciones, que tan bien sabes transmitir, siendo de Madrid. De veras, me quito el sombrero.

    ResponderEliminar
  15. No está bien esto que habéis hecho. No señor, nada bien... Andar dando envidia así como así. Dejar a las personas salivando.. Muy mal Carlos y Lola, no me esperaba yo esto de vosotros.
    Si es que lo contáis tan bien que lo hacéis sentir... Besos y gracias por el post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lenteja, qué susto, por un momento pensamos que eras alguno de los vecinos que les tuvimos que atufar a chasca aquella noche que dio gusto :)). Gracias a ti!

      Eliminar
    2. Eso se arregla pasándole a los vecinos una fuentecita de calçots en desagravio por la tufarrina y encima os quedan agradecidos para siempre.

      Eliminar
  16. Que envidia Carlos¡¡¡¡¡ No he probado nunca los calcots y desde luego no sabía que se podían encargar, pensaba que se consumían totalmente en la tierra. Veo que os lo pasasteis de cine, como para no sembrar precedente y prepararlo todos los años. Un placer lleerte y ver todas esas fotos. Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  17. Caray Carlos es un reportaje fantástico:-) gracias por compartirlo habrá que poner una en nuestras vidas.
    Besicos sorianos

    ResponderEliminar
  18. Que fantástico!!! he comido la calçotada en Valls, Tarragona, es una delicia, eso si, te poner perdido, a mi lo que mas me gusta es la salsa.
    Bueno, se ve, menudo dia pasásteis, es cierto, son momentos mágicos!!!

    ResponderEliminar
  19. ¡Qué envidia Carlos!, nunca he degustado los calçots y confío y deseo que en alguna oportunidad lo podamos celebrar con mis familiares y amigos. Combinar las carnes con los calçots tiene que ser una experiencia estupenda.

    Con pan, vino y calçots se hace el camino, jajajaja.

    Me alegro de que hayáis disfrutado del grato evento, si yo hubiera asistido hubiera aportado buen vino y por supuesto Estrella Galicia 1906 bien fría.

    ResponderEliminar
  20. Que curioso, no conozco esto, me ha encantado el reportaje.

    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Esto no puede ser, no tenéis bastante con darnos envidia con vuestros viajes, que ahora también nos ponéis lo bien que lo montáis con vuestros amigos en este tipo de reuniones....Vais a conseguir que pasemos de la admiración a la envidia...., je,je...bueno, me alegro, este tipo de crónicas os humanizan.
    Los calçots no los conocía hasta que entré en el mundo bloguero, aunque no he tenido aún ocasión de probarlos, y no por no tener ganas de hacerlo, sino por no encontrarlos por aquí. Me parece una forma maravillosa de compartir un día, aunque yo a estas horas me quedo con el copazo de la última foto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Ya veo lo bien que os fue esta calçotada! este año ya llevo 4 y en todas he comido de maravilla y me lo he pasado genial junto la familia y amigos. Son comidas que reúnen!. Nosotros ya hemos ampliado las verduras, junto a los calçots ponemos alcachofas, como lo probéis ya no dejáis de hacerlo. Bss

    ResponderEliminar
  23. Siempre se es más feliz con una calçotada,eso seguro :) lo malo es que en la últinma que organizamos se me quemaron un poco, pero es una experiencia muy buena con los amigos.

    un saludo
    www.pocohecho.org

    ResponderEliminar
  24. Magnífico el post, a los que no los hemos probado nos lo habéis transmitido tan bien que casi se huelen.

    ResponderEliminar
  25. Al fin me entero que son los calcots! ya desde que vi en instagram las fotos me daba gran curiosidad saber de qué se trataba!, y vaya que interesante y que buenos momentos pasaron.
    Gracias por este reportaje, los que estamos lejos agradecemos..
    saludos
    Gaby

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger