28 nov. 2012

Tratamientos térmicos de la leche, propiedades y algún que otro bulo

Con el ya famoso artículo de la OCU sobre la calidad de la leche en España saltaron como todos sabéis las alarmas en nuestro país, fue una de las acusaciones a la industria alimentaria con más repercusión de los últimos tiempos, y no era para menos, se estaba poniendo en entredicho un producto que está dentro de las necesidades primarias del ser humano, un producto de consumo diario, el cuál toman nuestros hijos, mayores etc. La noticia corrió como la pólvora, y la Fenil (Federación nacional de industrias lácteas) llevó a la OCU a juicio por aquella lista negra pidiendo daños y perjuicios y alegando que esta noticia no era cierta y que la repercusión de la misma se hizo eco en 134 medios de comunicación y llegó a casi 31 millones de personas. Si os somos sinceros siempre nos hemos mantenido un poco al margen de estos estudios tan mediáticos en el que se suelen destapar grandes estafas y en el que sólo sabemos la opinión de una parte, aunque el mismo fuera de la misma OCU, pero claro desde que un juez desestimó hace meses la acusación particular de la Fenil, caray, la situación cambia bastante y ya nos empiezan a asaltar las dudas, como ocurre ahora con el nuevo informe de la OCU y el aceite de oliva virgen extra.

LECHE-1

De verdad que siempre nos acaban engañando como a tontos, para poneros en antecedentes con el informe de la leche, en el ranking de calidad que mostró la OCU marcas consagradas de nuestra industria láctea aparecían sorprendentemente en los últimos puestos, y curiosamente algunas marcas blancas arriba del todo. Además decía que había diferencias 'abismales' entre unas marcas y otras incluso se habló de falta de control desde que en 2006 se aprobara la nueva normativa, incluso en algunos casos el informe hablaba de fraude (^_^). Además en dicho informe se ponía en evidencia procedimientos utilizados por algunos fabricantes (no todos) para que la leche en definitiva fuera más rentable y pudiera viajar más lejos. Nosotros os contamos algunos a ver qué opináis, aprovechar la leche de mucha antigüedad con la consiguiente degradación proteínica, la supuesta añadidura de estabilizantes como fosfatos, sueros (sin especificarlos en el envase) y el uso de tratamientos térmicos tan agresivos que en vez de mejorar la calidad de la leche la empeoraba notablemente. Desconocemos el estudio al completo pero nos nos digáis que a todos nos mosqueó que algunas leches de marca blanca ocuparan lugares más altos que la propia suministradora, la que lo fabricaba, empresa que a su vez estaba en puestos inferiores.



De verdad que éste ya es un tema que nos preocupa, y lo dejamos ahí, para ver en qué acaba todo y que cada uno saque sus propias conclusiones, nosotros como habréis deducido estamos bastante alarmados y hemos decidido no comprar algunas marcas, como es lógico. Ya sabéis que el mundo de la leche de vaca nos encanta, y aunque evidentemente no seamos profesionales del gremio, y como es lógico nada tengamos que ver con ninguna marca, siempre hemos mostrado una especial simpatía por este producto y por ese pequeño productor que envasa a nivel local, y que nada tiene que ver con las supuestas prácticas de las grandes empresas.

Lo que sí que podemos decir con cierto criterio es que si os gusta la leche con buen sabor, con todas sus propiedades intactas y con toda su nata, olvidaros de toda esta oferta de leche UHT que muchos llaman leche 'cocida'. Apuntad más alto y tirad por vuestras leches locales, o por esa leche fresca que se vende en muchas tiendas y grandes superficies sin altas pasteurizaciones, de producción próxima y de buena calidad. Sí, es más cara, pero además de tener todas las garantías, alcanzamos el summun del sabor y nos beneficiamos de todas sus propiedades. Aquí en Madrid os recordamos que tenéis varias marcas la leche Priégola, La Colmenareña o Los Combos, todas excepcionales y cada vez con más fácil acceso. En todas vuestras localidades ocurrirá lo mismo.

Y una pregunta que a todos os habrá surgido, ¿por qué es más buena la leche fresca? ¿qué ocurre con el tratamiento térmico de la leche y cómo afecta a sus cualidades organolépticas?. Ya sabéis que en nuestro mercado hay cuatro tipos de leche en líquido según su tratamiento, la UHT (ultrapasteurización o uperización), la leche esterilizada (la clásica botella blanca), la fresca (suave pasteurización) y una relativamente nueva que es la fresca de alta pasteurización. ¿Cuál es la mejor? ¿La peor? Pues bien, ahora os contaremos las diferencias.

Leche UHT 

Es la leche de los tetra-bricks y no tiene porque ser una leche mala, para nada, cuando se desarrolló en EEUU en 1961 fue todo un boom junto con el nacimiento del TetrapackHasta hoy perdura como una de las opciones más consumidas. Se trata de un tratamiento térmico breve (y sin añadidos) para eliminar gérmenes patógenos y la mayoría de las bacterias que la puedan contaminar en origen, así aportarle estabilidad a la larga, gracias a las condiciones asépticas del proceso y a la eliminación (remoción) del aire. Esta leche está preparada para aguantar hasta tres meses en los lineales sin que pierda apenas sus cualidades, algo práctico para el consumidor de hoy en día.


¿En qué consiste entonces el proceso UHT? pues la leche se calienta entre uno y cinco segundos a alta temperatura (entre 135º a 150º), digamos que es una especie de brevísima esterilización. Acto seguido se le aplica una bajada agresiva de la temperatura siempre menor de (32º) y se envasa, al parecer, este es el proceso más costoso de todos. Esta breve reacción de Maillard no provoca cambios en el aspecto de la leche, sí un ligerísimo cambio en su sabor (caramelización de la lactosa) y sólo algunas proteínas se reducen, algo que para es transparente para el gusto. Este pico de calor elimina la mayor parte de microorganismos pero al parecer no elimina esporas y algunas bacterias, aunque las necesarias para la producción del queso (por ejemplo) se fulminan. No obstante es muy seguro siempre y cuando se tenga cuidado, una vez abiertas su duración es de 2 a 6 días y respetar la caducidad es más importante de lo que la gente cree.

Leche fresca (baja pasteurización)

Es la leche de baja pasteurización que solemos ver en botellas y tetrabricks dentro de las cámaras frigoríficas, aunque no lo son todas, ahora os contamos. Esta leche ha sido sometida a una temperatura por debajo de la ebullición (70º-80º) durante 15-20 segundos (HTST, high temperatura short time), aunque dependiendo de la productora hay un juego de temperaturas,  y luego se baja hasta los -6º y así se entrega la consumidor. El impacto en los valores organolépticos es muy reducido y las propiedades de la leche permanecen intactas (proteínas, grasas etc). Sobreviven algunos microorganismos termodúricos como las esporas, que son inocuas para el organismo, y en casi todos los casos viven las bacterias necesarias para la producción de derivados lácteos. Importantísimo comprobar la caducidad, que esté exista precinto de garantía o seguridad en la apertura y si al abrir la leche está mala, que sepáis que en las tiendas os las cambian. Esta leche puede ser un caldo de cultivo. Su caducidad es entre 8-10 días y una vez abierto se debe de consumir en 2-3 días.

LECHE LA COLMENAREÑA 2011

Leche fresca (alta pasteurización)

Es algo que no entendemos bien, se aplica una pasteurización similar a la UHT y se vende a precio de fresca. A ver, no es una mala leche en absoluto, pero creemos que se está pagando más por menos. Hemos visto 2 marcas en el mercado, la fresca de Hacendado cedida por Lactiber (Kaiku) y la fresca que venden en algunos Alcampo (Madrid-sur) cedida por leche Priégola. Ambas excelentes cooperativas que producen una leche con buen sabor, mejor a nuestro juicio la de Alcampo, pero ninguna alcanza la calidad de la leche fresca y están cerca del euro el litro.

Esta leche tiene un tratamiento térmico más leve que la UHT, se calienta alrededor de los 105ºC durante 10 segundos para posteriormente enfriarla por debajo de 5ºC, ya sabéis que estos valores cambian ligeramente según la cooperativa. A diferencia de la UHT necesita frío para su conservación ya que sus propiedades son más alterables y de hecho, son mejores. Pero objetivamente la única ventaja que le vemos además de conservar algo mejor los matices de la leche, es su vida útil que es de unos 30 días (3-4 días una vez abierta). Esto en verano es crucial ya que se trata de una leche menos delicada que la fresca y seguro que a muchos de vosotros la leche fresca se os ha cortado en alguna ocasión ¿verdad? En definitiva, para su precio no le vemos una buena opción si la comparamos con una buena UHT.

LECHE FRESCA ALCAMPO III

Leche esterilizada 

Es la leche de botella blanca sin refrigeración. Es sin duda la peor de las leches y es el proceso térmico más antiguo que existe (1921). El tratamiento consiste en aplicar la temperatura de 110 ºC durante 20 minutos en la leche dentro de los envases herméticamente cerrados, es decir, leche en ebullición durante un tiempo muy prolongado, algo similar a lo que se hacía antaño con la leche recién ordeñada. Con este tratamiento la leche permanece estable durante un máximo de 6 meses, aunque una vez abierta la leche, no aguanta mucho más que la UHT. Las alteraciones en la leche dicen que no son tan grandes como antaño debido a que el calor que se aplica es más breve, pero este tratamiento modifica mínimamente el color y el sabor de la leche haciéndolo más caramelizado. Desnaturaliza la mayor parte de las proteínas, se destruyen algunas vitaminas y en definitiva pierde propiedades. Para muchas personas siempre ha sido la leche ideal para los niños por su sabor 'dulzón' y su seguridad, y hay una creencia popular que es más digestiva, ¿será porque mucho está destruido? :).

LECHE ESTERILIZADA-2

Y por último os dejamos por aquí un par de bulos muy populares que no tienen desperdicio. Ese hoax que frecuenta en internet sobre las veces que se repasteuriza una leche en base a unos numeritos que aparecen en la parte baja del envases es absoluta y totalmente falso. Nosotros nunca nos lo creímos porque para empezar, de acometerse estas prácticas las empresas no las van a marcar en un envase, como al parecer ocurre con otras prácticas oscuras que evidentemente el consumidor desconoce. Esto ya nos lo advirtió un comentarista hace tiempo y tiene razón.

BOBINAS II

Veréis, nosotros tampoco lo sabíamos pero ¿sabéis que las cooperativas productoras de leche UHT reciben unas bobinas enormes directamente de las envasadoras o distribuidoras con los tetrapacks? ¿no?, pues sí, una bobina contiene los cartones o envases de la marca y tras el proceso térmico la empresa los rellena. Mirar el dibujo:

BOBINAS-1
Foto extraída de Preguntas y Respuestas

Esos números que aparecen debajo de los envases corresponde a una numeración de estas bobinas (número = orden de producción) para determinar qué cooperativa ha envasado para un posterior rastreo en caso de haber algún problema en la trazabilidad, nada más lejos de la realidad. Leeros esto y veréis al detalle más cosas. ¿Sabíais también que una empresa láctea puede distribuir leche de varios sitios, Andalucía y de Cantabria (por ejemplo), dependiendo de muchos factores?, incluso del extranjero, si la marca es una multinacional.

Por último otro posible bulo que corrió como la pólvora en los 90 decía que algunas marcas de leche muy baratas, eliminaban el contenido graso de su leche y añadían grasa de vaca refinada, sacándole más rendimiento a la grasa propia de la leche para otros productos más rentables como es la nata o la mantequilla. A mí me lo dijo incluso alguien que supuestamente tenía un contacto dentro de una empresa láctea, pero aunque creemos que estas prácticas ya no están permitidas por ley, esto puede que en su momento se practicara, de hecho coincidió con aquellas leches baratas que surgieron en los 90 y que efectivamente algunas sabían a sebo. ¿Sería entonces cierto?.

Salud.

Print Friendly and PDF

26 comentarios:

  1. Gracias por vuestra entrada tan completa e informativa como siempre

    ResponderEliminar
  2. Esto es la leche...
    Prefiero no sacar conclusiones.
    En los últimos años, en Marruecos ha empezado también la "guerra" de las leches. Tal como comentaba en un post, las sociedades emergentes, lo primero que heredan del progreso, es precisamente lo que no deberían. Hasta hace bien poco, era prácticamente imposible encontrar leche que no fuese fresca y tan solo en ciudades y zonas determinadas, la gente era autosuficiente (sus propias vacas) o bien usaban leche en polvo.
    En la actualidad, hay más de treinta marcas diferentes locales y otras tantas foráneas, las cooperativas se han multiplicado y la leche fresca prolifera por todos lados. Lo mismo ha sucedido con el resto de productos lácteos y derivados.
    Aquí cada uno se monta su cortijillo y para algunos el oro, no es dorado, sino blanco.
    Algo tan simple como la leche... ademas, se cargarán hasta el refranero y los chascarrillos, ya no me creo nada, aquello de "blanco y en botella" pues no sé yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me olvidé:
      Entradas como esta, son las que hacen grandes los espacios y el vuestro lo es. Gracias

      Eliminar
  3. Qué entrada más interesante!!..
    Gracias por la información.
    http://perfectodia.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  4. buena informacion,gracias por compartirlo y desde luego como dicen los de cocina marroqui para algunos es oro blanco y no se que pensar¡¡

    ResponderEliminar
  5. Vaya entrada interesante. Muy buena información. Pides nuestra opinión: Creo que nos dan la información que quieren y como quieren y nosotros a callar y a tomarlo como nos lo dan, que así es lo que hacemos siempre. Cuatro dicen como son las cosas y los demás .... como corderos, al menos así es como me siento. Aunque el derecho al pataleo lo tenemos siempre, pero me siento como un muñeco al que mueven unos hilos. Tu lo dices con la leche, pero creo que es con todo. ¿Y los pepinos? ¿A quien le interesaba que no saliesen a mercado? ¿Y el daño que hizo a los pobres agricultores, con lo crudo que ya de por si lo tienen?

    ResponderEliminar
  6. qué interesante, gracias por compartirlo, un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Realmente completo, es alarmante el uso de la leche como producto reclamo en algunas superficies y el consiguiente impacto sobre los ganaderos. También hay que tener en cuenta que somos paradojicamente deficitarios en leche y productos lácteos e importamos grandes cantidades de Francia y Alemania fundamentalmente...
    Os puedo recomendar una leche muy interesante que venimos adquiriendo y vendiendo en nuestra tienda desde hace algún tiempo, procede de Crica una explotación familiar en cooperativa en Valladolid, es una leche pasterizada con caducidad de 7 días y todo el sabor y la crema de la leche.
    http://www.esderaiz.com/tienda/shop/category/quesos-y-leche-cooperativa-crica-megeces-valladolid/
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Hace años trabajé en la industria alimentaria. Llegué lleno de mitos como este de la leche, que si la leche cortada se usaba para hacer batidos, etc. Resulta que en los precios ya está calculado un porcentaje en concepto de merma, por lo que las empresas ya han previsto con anterioridad los posibles abonos que han de hacer a sus clientes, por conceptos como caducidad, rotura de envases, falta de demanda, etc.
    A una empresa le sale mucho más caro recoger la leche caducada, llevarla a planta, sacarla de los envases y volver a procesarla, que tirarla. Además del riesgo sanitario, se enfrentan a una multa millonaria, a cierre de la empresa y el empresario a penas de prisión.
    Siempre tenemos la imagen de lo que nosotros haríamos para evitar tirar la leche, haríamos arroz con leche, flan, etc. Para las empresas no es así, además que las máquinas han de funcionar con una cantidad de producto mínima, que las devoluciones no llegarían a alcanzar. En todos los envases verán siempre cifras que pueden despertar la imaginación, pero siempre tienen que ver con las fases productivas, como lote, número de máquina, operario, turno, proveedor de materia prima, proveedor de plásticos, etc.
    Desgraciadamente, en los últimos tiempos hay más personas que deben recoger alimentos que tiran los supermercados. Si se fijan, verán allí los cartones de leche caducada, entre otros productos.
    Otro bulo, no alimentario, es el del dígito de control del DNI. No es el número de personas que se llaman igual (dato que, opino personalmente, sería absurdo ya que no estaría nunca actualizado durante la vigencia del documento, además en mi documento el número es 0), sino que es un número de control para la lectura mecánica del DNI. Si la lectura de todos los datos es correcta, tras aplicar un algoritmo el número ha de coincidir con el de control, y confirmar la lectura (este procedimiento es el que se suele hacer en aeropuertos y controles de documentos).

    ResponderEliminar
  9. Haciendo un juego de palabras "Esto es la leche".... La verdad es que es para tener miedo, sobre todo por el engaño y la falta de información.

    Yo cuando quiero hacer buenos postres, procuro conseguir leche de algún lechero que te la trae en su caldera, pero aun así no es la leche que era, yo creo que tambien la bautiza
    un poco.

    Solo he podido volver a tomar la leche de antaño, cuando un cliente que tenemos dedicado a la leche, me da la garrafa de leche directamete de los bidones que tienen para abastecer a Danone y demás marcas a las que venden. Sale ya filtrada y es absolutamente deliciosa, que nata cuando la cueces Carlos, de esas que me guardan a mi en la Ultzama para mis postrecitos, un manjar.

    Pero luego ya no se lo que hacen con ellas, las bautizan, las rebautizan y aun siendo leche fresca, olvidate de esa nata que quedaba en la superficie, cuando en nuestras casas de niños cocian la leche recien traida. Le quitan toda la nata, incluso a la fresca, asi sacan varios productos, por la miseria que pagan a los ganaderos.

    Es que a mi el tema de la leche me cabrea un montón, porque se como lo están pasando y como nos engañan.

    En fin que tu post es como siempre una maravilla, para guardar. Voy a ver si me lo releo con mas tranquilidad, poruqe es para no perder ripio.

    Un abrazo.

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  10. Impecable post como siempre, yo soy de las que el informe de la OCU me influyó y bastante, hace mucho tiempo ya que compro leche fresca, la de Los Combos es mi favorita, sabe a leche de verdad y nada tiene que ver con el resto que hay en le mercado, y alguna vez cuando no tengo compro la fresca de Mercadona asumiendo la merma de calidad.

    Un abrazo y mil gracias por toda la información que nos dáis de manera tan generosa.

    ResponderEliminar
  11. Interesantisimo y muy trabajado el post de hoy Carlos...podia hacer la broma fácil, pero no la hago...!!! Me lo voy a guardar en favoritos para leer todo con muchisimo mas detenimiento y compartir con mis hijos...que también estarán interesados...
    Besos

    ResponderEliminar
  12. ¿La mejor leche? Ninguna. Sin duda, una de las principales fuentes de obesidad. ¿Leche como fuente de calcio? Vivimos en la sociedad de información, a día de hoy ¿todavía creemos ese rollo?. Ni siquiera los terneros una vez pasada la etapa de cría toman leche -igual que los humanos-.

    ResponderEliminar
  13. Me ha parecido un post de lo más instructivo. Cuando salió ese estudio que decía que una de las mejores leches UHT era la de Mercadona aluciné. De todas formas me sigue pareciendo un aguachirri insípido comparada con la de Priégola que nos traen a casa todas las semanas o la que se bebe en Inglaterra, allí ellos no conciben lo de la leche en tetra brick como nosotros y está mil veces más rica claro!

    ResponderEliminar
  14. Magnífico post cargado de información y buenos consejos. En definitiva creo que nos venden lo que les da la gana y juegan con nosotros bordeando las normativas. Es terrible.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Muy bueno su blog!
    Usted puede publicar sus articulos también en Hogar del Ocio.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Durante más de 15 años en Madrid me traian la leche priegola a casa, que además estaba muy cerca de su fábrica en Villanueva del Pardillo, ahora por comodidad consumo la leche UHT y cuando tengo capricho o quiero hacer algún postre compro a fresca de la marca Hacendado, sobre todo porque el Mercadona lo tengo muy cerca.
    Mis hijos se criaron con la Priegola y asi guapos y fermosos son, si tenéis niños en casa yo les alimentaria con leche fresca para poder verles con esos bigotillos tan graciosos que les quedan después de un buen vaso de leche..je, je Besitos

    ResponderEliminar
  17. Si esto es lo que explicais de la leche, no quiero ni pensar que debe pasar con el resto de alimentos que consumimos diariamente. Lo mejor sera consumir la mayor variedad de alimentos en pocas cantidades y no encasillarse en unas marcas concretas, por si acaso. Muy pedagógico el artículo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  18. No os creáis los correos electrónicos que circulan. En el tiempo que he trabajado en la industria alimentaria, el mayor peligro para la salud que he visto ha venido siempre de los trabajadores, más que de los procesos y materias primas utilizadas. Me refiero a que los riesgos venían más por falta de higiene personal de los empleados, y por desidia de los mismos, al no limpiar lo suficiente las máquinas o no realizar correctamente los procesos, como no respetar la cadena de frío por simple comodidad o pasotismo. Cuando un empresario o accionistas invierten mucho dinero, lo último que quieren son problemas y pérdidas.
    Un día recibí un correo, en el que ponían fatal una cantidad de marcas conocidas de productos, que siendo independientes pertenecían a un gran grupo alimentario. Supongo que lo escribió algún empleado resentido o la competencia, pero durante un tiempo en los lineales de las tiendas los productos se acumulaban sin vender.
    Lo que sí os recomiendo es comprar la mayor cantidad de productos de proximidad posible. Pensad que las verduras que se venden en grandes superficies han de aguantar una semana en el transporte, una semana en el mayorista o distribuidor, una semana en la tienda y una semana en la nevera de nuestras casas. No quiero decir que sean malas para la salud, ni que estén irradiadas ni cosas por el estilo, pero el gozo de comer una sencilla ensalada preparada con una lechuga de oreja de burro que hayamos comprado en el mercado, normalmente a los propios productores, nada tiene que ver con una sosa lechuga iceberg producida en invernaderos de Holanda.

    ResponderEliminar
  19. Muy buena información...hace pocos días se han visto miles de litros de leche tirados por los productores porque no les sale rentable. También habría que hablar de los intereses económicos y la falta de voluntad del gobierno para solucionarlo.

    Un saludo
    Jorge R.

    ResponderEliminar
  20. gracias por una informacion tan completa. saludos.

    ResponderEliminar
  21. Sabía yo que tenía que leer este artículo tuyo, Carlos. Sabía que no iba a tener desperdicio, y así es. Leo tus palabras y me llega un mensaje con un cierto resentimiento. Quizás sea porque realmente presientes que nos están engañando con la calidad de la leche. Pero y si solo fuera en esto ...

    Tengo un familiar que es ganadero, y de siempre le he oído comentar que no todas las leches son iguales. Bueno, hasta aquí no nos descubre nada nuevo porque nosotros mismos lo notamos al paladar de igual forma que ni una cerveza ni un vino es igual a otro. Pero ahí influirán otros factores. Las marcas blancas, de leche o de otros productos, pueden ser buenas, pero dudo que su calidad sea tan buena como la de la marca real con la que firman su producto. Por ejemplo, una tableta de turrón blanca puede ser buena, y estar buena, pero la calidad de la almendra o del azúcar, así como la cantidad de uno y otro, no puede ser la misma que la de un turrón de buena marca.

    Recuerdo aquel artículo que salió en El Mundo y que difundió toda esta historia sobre la leche. Yo me quedé pasmada cuando vi que las marcas blancas ganaban peso. Pero aún así, yo sigo siendo fiel a la marca de leche que se consume en casa desde siempre. ¿Hasta que punto podemos confiar en estos estudios sin pensar que no sea una campaña de desprestigio de ciertas marcas de renombre?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Si observamos la naturaleza, veremos que los animales mamíferos se alimentan exclusivamente de leche hasta ser destetados con otros alimentos. La desaparición natural de la lactasa (la enzima que permite digerir la leche) del organismo humano a la llegada de la madurez demuestra claramente que los humanos adultos no tienen más necesidad de leche que los tigres o los chimpancés adultos.

    Aunque la leche es un alimento proteínico completo cuando se consume al natural, también contiene grasa, lo cual quiere decir que combina mal con cualquier otro alimento salvo ella misma. Consiguientemente, la primera y más importante norma a tener en cuenta sobre el consumo de leche es: «Bébala sola o no la beba».

    Hoy en día, la leche se vuelve todavía más indigerible a causa de la práctica generalizada de la PASTEURIZACIÓN, que destruye todas las enzimas naturales y altera sus delicadas proteínas. La leche al natural contiene las enzimas activas lactasa y lipasa, que hacen posible que se digiera por sí misma. La leche pasteurizada, desprovista de lactasa y demás enzimas activas, no puede ser correctamente digerida por los estómagos adultos, e incluso resulta difícil para los niños, como lo demuestran los cólicos, erupciones, problemas respiratorios, gases y demás afecciones tan frecuentes en los bebés alimentados con biberón. Además, la ausencia de enzimas y la alteración de las proteínas vitales hace
    que el calcio y los restantes minerales contenidos en la leche no sean bien asimilados.

    Hacia 1930, el Dr. Francis M. Pottenger realizó un estudio de 10 años de duración sobre los efectos relativos de una dieta de leche pasteurizada y otra al natural en una población de 900 gatos: Uno de los grupos no recibía nada más que leche entera al natural, mientras que el otro era alimentado exclusivamente con leche entera pasteurizada de la misma procedencia.
    Los alimentados con leche pasteurizada pronto se volvieron inquietos, confusos y sumamente vulnerables a un gran número de enfermedades degenerativas crónicas que normalmente se relacionan con el ser humano: enfermedades cardíacas, afecciones renales y tiroideas, problemas respiratorios, pérdida de dientes, fragilidad ósea, inflamación hepática, etc. Pero lo que más llamó la atención al Dr. Pottenger fue lo que les sucedía a la segunda y tercera generaciÓB: Los primeros descendientes del grupo de la leche pasteurizada nacieron todos con mala dentadura y huesos pequeños y débiles, síntomas evidentes de una deficiencia de calcio que indicaban a su vez una mala absorción del calcio de la leche pasteurizada.
    Muchos de los gatitos de la tercera generación del grupo pasteurizado nacieron muertos, y
    los que sobrevivieron eran todos estériles e incapaces de reproducirse. El experimento debió terminar ahí porque no hubo una cuarta generación de gatos alimentados con leche pasteurizada.

    Las personas preocupadas por la OSTEOPOROSIS deberían tomar buena nota de todos estos datos sobre los productos lácteos pasteurizados: esta leche desnaturalizada no aporta el calcio suficiente para combatir la citada enfermedad, como queda plenamente demostrado por el hecho de que las mujeres norteamericanas, que consumen grandes cantidades de diversos productos lácteos pasteurizados, presentan una mayor incidencia de osteoporosis que las de cualquier otro país del mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vic, gracias por tu comentario. Estoy en parte de acuerdo contigo, pero en otra parte siento decirte que no. La evolución del ser humano desde cualquier punto de vista no es comparable con la de ningún otro ser vivo, eso también es naturaleza y por tanto, debe de tenerse del todo en cuenta a la hora de mencionar estudios de comportamiento animal. Lo de la desaparición de la lactasa en la edad adulta del ser humano es cierto, pero en la mayor parte de los casos el ser humano puede seguir consumiendo leche perfectamente, eso sí, salvo esas ya muy localizadas excepciones que son los intolerantes a la lactosa, o los que sufren, lo que ahora muchos llaman, 'sensibilidades'. Con la oferta de leches vegetales que hay en el mercado, todo queda solucionado.

      Esto es extrapolable a cientos de alimentos que los animales no son capaces de digerir y que nosotros si que podemos, cachis, la evolución de nuevo. El omnivorismo es una realidad que no se refleja en todas las especies, el ser humano lo es, y salvo algunas convicciones totalmente respetables o patologías concretas ¿por qué no nos vamos a aprovechar del consumo de las mismas?.

      Te invito a leer este artículo en el que viene a decir lo mismo, aunque hay alguna cosa a mi juicio equivocada. De verdad Vic, tengo de un tiempo aquí la extraña sensación que ahora hay una tendencia a que todo se debe de comer sin gluten o lactosa, y pese a ser prescindibles por existir mucha oferta diferente en el mercado, podemos hacerlo independientemente de la calidad de la leche que uno quiera consumir. La pasteurización es necesaria para alimentar a la humanidad sin que la ingesta de la leche traiga peores consecuencias. Somos partidarios de la baja pasteurización, pero en muchos casos la gente no se lo puede permitir.

      Y por último, prevenir la osteoporosis es más complejo de lo que creemos, y lo que recomiendan va mucho más allá del consumo de algunos lácteos. Es más, una vez que uno la sufre uno NO recurre a la leche para asimilar el calcio que se necesita, y menos con un café de acompañamiento :). Supongo que también sabrás que cuando uno va al médico por esta patología éste ni menciona la leche en los tratamientos que te suelen poner (te lo digo con conocimiento de causa). Siempre recomiendan otro tipo de alimentos, derivados, combinaciones de alimentos y por supuesto, otra calidad vida.

      Gracias.

      Eliminar
  23. ¡Muy buen post!. Este año la OCU sacó otro informe diciendo que no había encontrado fosfatos, el susto ha funcionado.

    He escrito un artículo sobre la controversia acerca del consumo de leche de otras especies, los motivos por los que voy a seguir consumiéndola los tenéis en el mismo.

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger