07 septiembre 2009

CAPONATA SICILIANA, LA ENSALADA DE BERENJENA

Hola a todos. Hace unos días probamos por primera vez esta rica ensalada templada llamada Caponata, ensalada extraída de los clásicos recetarios italianos y que teníamos ya ganas de probar en casa. Se la habíamos visto oficiar a Carmelilla en su blog, hará más o menos un año. Ella reprodujo fielmente la versión que a su vez realiza el famoso chef inglés Jamie Oliver en su extraordinario libro Jamie's Italy. Nosotros nos hemos basado también en esta versión, con alguna ligera variación en su ejecución, pero vamos, viene a ser la misma. La más importante es como hacemos la 'vinagreta' final, y por supuesto le añadimos las almendras que el propone y que nos pareció una idea estupenda. Os invitamos pues a conocerla, y a prepararla, porque es sencilla y combina con todo.


Cuentan en algunos libros sicilianos que la palabra caponata indican que tiene origen español, y más concretamente catalán, pero después de investigar durante un par de días todo esto es un poco lioso. Por un lado es verdad, la caponata actual puede estar inspirada y por proximidad en la famosa Samfaina catalana (o pisto), pero algo en todo esto no concuerda. Pese a ser platos parecidos no lo son del todo, sobre todo en su inicio que es anterior a la samfaina. Además algunos diccionarios sicilianos insisten y desvían un poco la atención diciendo que la palabra caponata deriva de 'caponada', palabra española que significa algo así con '[..] fogata hecha con ramas', palabra que nosotros no lo habíamos oído jamás y que poco tiene que ver con la samfaina (y sí con nuestra cocina en general). Lo que está claro es que tiene más sentido esa idea de su origen comulga con la palabra 'caupona', que era esa taberna dónde los romanos y sobre todo los marineros comían rápidamente platos sencillos y especiados antes de zarpar. Por tanto es anterior a la samfaina, aunque el origen del plato no pudo ser anterior al año 1600 que fue cuando los árabes introdujeron la berenjena en Sicilia desde la India. A partir de aquí, el plato se iría formando popularmente añadiendo los baños de especias y aliño (como era típico en la zona), y el consagrado pomodoro (tomate).

Además qué demonios, es un plato italiano y es lógico que su origen proceda de casa, y quede en casa. Además la etimología del nombre se formaría de esta forma de vida del marinero comerciante romano, ya que el plato es eso, rápido y sencillo. Pero ojo, esto son conjeturas ya que poca gente da datos concretos. Lo que sí que es seguro es que este tipo de platos de verduras, es un icono en la cocina mediterránea importada de los árabes, platos como el ratatouille, shakshuka, la samfaina, el pisto etc, todos ellos descendientes muy probablemente de la famosa alboronía.

Bueno, pues al grano. Los ingredientes para cuatro personas son sencillamente 3 berenjenas pequeñas, 4 tomates pera enteros, la ralladura de otros 4 tomates, 1 ramita de apio (nosotros no la echamos), 1 cebolleta, 2 ajos, aceitunas verdes sin hueso, un puñado de alcaparras, pimienta negra, perejil, unas hojas de albahaca, orégano, un puñado de almendras (opcional), AOVE, vinagre y sal.


Lo primero que haremos es lavar la berenjena y trocearla. Podéis ponerla previamente a escurrir en un bol con sal para liberar parte de su amargor, pero estos ejemplares que nos regalaron mis suegros eran fantásticos. También tendremos que pelar los tomates enteros (ya que irán en trozos), picar la cebolleta y rallar el tomate si no lo habíais hecho ya.


Lo primero será rehogar la berenjena con algo de AOVE, orégano y sal. Nosotros hicimos este paso sin mucho aceite, seguro que con aceite abundante está muy buena, pero preferimos inundarla de tomate y que la berenjena supiera más a plancha. Podéis rehogar también la cebolleta, nosotros no teníamos prisa.


Una vez asada, la reservaremos en una olla provisional.


Ahora la cebolleta con algo más de AOVE.


Cuando esté rehogada echamos los encurtidos. Estamos seguros que Anna del blog buenasmigas hubiera echado aceitunas de Aragón (sólo Dios sabe que no las echamos porque no teníamos).


Una vez todo rehogado, echamos el tomate a trozos (primera textura), la albahaca y el perejil picados. Una vez rehogado a fuego fuerte, unos 8-10 minutos, apagaremos y lo añadiremos a la berenjena que habíamos reservado.


Ahora freíremos el tomate rallado en la misma sartén con algo más de AOVE y sal para crear la segunda textura de tomate que llevará el plato. No habrá que freirlo mucho, sólo reducir y pochar unos 5-10 minutos. Esto nadie lo hace en las caponatas, pero nosotros quisimos hacerlo con dos texturas y nos encantó. Sabemos que los tropezones de tomate son fundamentales y la salsa buenísima, pero al ir aliñado el plato, no pinta nada que el plato tenga dicha salsa ¿verdad?. Pues pensamos, si la salsa brava que hacemos express lleva aliño y de sabor queda genial, seguro que al final es todo un acierto. Y sin duda lo fue, no os creáis que esto ocurre todos los días.


Al final añadiremos encima del tomate los ingredientes que teníamos reservados y removeremos bien. Iremos friendo todo a fuego mínimo durante 20 minutos.


Aparte haremos la vinagreta, para empezar rehogaremos las almendras que habremos hecho filetes (con un cuchillo), en algo más de AOVE.


Una vez hayan rehogado bien, echaremos los ajos picados. Utilizamos un picador.


Freiremos rápido sin que se nos queme y echaremos un chorretón de vinagre, pimienta y una pizca de sal.


Lo echaremos por encima. ¿Qué buen aspecto verdad?.


Apagaremos y así queda. Se puede tomar caliente, templado o frío. Mejor las dos primera opciones desde luego.


¿Qué le puede ir bien al plato? pues una guarnición adecuada. Pensamos en solomillitos de pollo albardados con bacon, y gratinados con rulo de cabra. Creímos y no nos equivocamos, que el queso de cabra pegaría muchísimo, y fue así.


Los saltearemos mínimamente en algo de AOVE y sal. Hasta que el bacon se endurezca y se agarre a la carne. El resto de cocción la haremos en el horno, no preocuparse de que quede hecho en este paso.


Así quedarían


Colocaremos el queso de cabra y al horno calentado a 200º y si se desea con algo de grill, aunque esto es opcional. Lo tuvimos unos 10 minutos. El queso realmente lo que tiene que hacer es fundir.


Y acompañamos la caponata.


Salud.

Print Friendly and PDF

24 comentarios:

  1. Había oído hablar de la Caponata, pero no sabía ni en que consistía. Evidentemente mediterranea.
    Una receta excelente, de esas que se seguro que me va a gustar, y el remate final del pollo con bacon y queso, me ha superado.
    No tengo días para tanta receta, voy a tener que proponer en mi casa hacer una comida a media tarde, para poder probarlo todo....
    Buenísima !!!!
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  2. Uy por favor!! No sigas por este camino...todo semeapetece, y no me da tiempo a tanta cosa rica. La dejo en reservados, asi voy a tener bien contento a mi fotógrafo.
    Enhorabuena nº1enpasosapasos.

    ResponderEliminar
  3. Tu caponata tiene un aspecto estupendo, aunque es un poco distinta de la que yo hice hace un tiempo, la mía lleva apio, cosa que llevan todas las recetas que he visto y además en unas cantidades enormes, yo le puse bastate menos porque se me hacía un poco raro ponerle tanto.
    Por lo demás, verdad que está riquísima?, eso si, según los italianos, se come totalmente fría.
    Y los solomillos tienen una pinta sublime...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Begoña: jajaja, es verdad, pero vamos, para superproductivas tú. Es una barbaridad la cantidad de platos que haces. Nosotros, os instimos, sólo cocinamos de Viernes a Domingo, con algunas raras excepciones (hoy vamos a cocinar, por ejemplo).

    Su: si vieras nuestro 'reservados', más de 100 páginas!!. Un placer que te haya gustado.

    Lolah: tienes razón, ahora que me lo has comentado yo también me di cuenta cuando empecé a buscar información sobre ella (que se usaba el apio). Pero claro, ya la tenía hecha, pero bueno, lo voy a añadír en los ingredientes, y opcional no echarlo, porque si te soy sincero se nos olvidó. De todas formas es una versión de Jamie O. versus Carmelilla, y de verdad, que así está buenísima.

    Lo pongo ahora mismo.

    Gracias a las tres.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Buenos días,
    coincido con Lolah en lo del apio, aunque el apio, la berenjena y otros ingredientes sólo se empezaron a añadir a la caponata a partir del siglo XVII porque antes no se conocían. De hecho en origen la caponata tenía consistencia de galleta y era mucho más seca, se tomaba remojándola en agua salada, o eso es lo que se cuenta. Con el tiempo y la mayor disponibilidad de ingredientes la galleta se fue "desmenuzando" y transformando en lo que ahora es.
    Me gusta tu versión, sobre todo el toque de las almendras que debe darle una textura y un paladar muy delicados.
    Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Me encanta todo lo que aprendo aquí!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Que ensalada más deliciosa!!!La verdad es que con las olivitas negras debió quedar increible!

    Un besino.

    Vanesuky.

    ResponderEliminar
  8. Me encanta como te ha quedado la Caponata, una pinta deliciosa!
    Gracias por nombrarme, me ha hecho muchísima ilusión. El acompañamiento de los solomillos de pollo sublime, no lo podías haber elegido mejor.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  9. Qué haaaaaaambre!!! Un montón de ingredientes mediterráneos juntos no puede dar como resultado sino una maravilla. Estupenda caponata. Hace tiempo que le tengo ganas, pero aún no la he probado.

    ResponderEliminar
  10. Fantástico.
    La verdad que yo lo ví y pensé; un pisto. Me suena parecido.
    Las ramitas de apio son apropiadas cuando se usa tomate, eso lo aprendí de un Chef italiano, creo que le quita acidez.
    Excelente recomendación de acompañamiento, el plato en sí me parece divino, tanto que me lo copio ya mismo con tu permiso.

    Buena semana!

    ResponderEliminar
  11. Carlos, vaya caponata rica que te has marcado !!

    ResponderEliminar
  12. El nombre me recuerda a una gallina..., pero me imagino un poco de esa exquisitez en una tosta de pan de "pueblo" y comienzo a salivar. ¿Por qué será?

    Estupenda receta y, como bien dices, combina con todo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. No conocía esta ensalada pero tiene un aspecto fantástico Carlos. La berenjena en casa nos gusta mucho, sin duda probaremos tu receta.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. MMMMMM!!!!
    Deliciosa....
    Parece trabajosa, pero seguramente deliciosa.....
    Gracias por compartir.
    Un besito,
    IDania

    ResponderEliminar
  15. He probado diferentes versiones de caponata porque es plato que me encanta. En Barcelona hay un restaurante italiano llamado "Al Contadino" dónde preparan la mejor que he probado. En Sicilia comimos algunas buenísimas. Tu versión me ha conquistado, el toque de las almendras me parece espectacular.
    Gracias por la receta y explicaciones.

    ResponderEliminar
  16. Ufff vaya pasada de caponata te has marcado...un paso a paso de cine...ummmm

    ResponderEliminar
  17. Esto tiene que estar pero que muuuuuuuuuuy rico!
    Lo pongo en la lista, aunque creo que no tardará mucho en caer. Nos encantan las verduras en casa y los niños la verdad es que la comen bien.
    Gracias como siempre por vuestros paso a paso que me parecen espectaculares.
    Besitos sin gluten

    ResponderEliminar
  18. Pero que plato!! vuelvo y me encuentro con esto!! cómo os habéis puesto en mi ausencia jajaja!!!!
    Me parece algo excepcional, pero un poco laborioso, no?

    ResponderEliminar
  19. guau, como para perder el conocimiento aunque no le hayas puesto aceitunas de Aragón. Las zajadas me encantan también. Y una gran idea la de envolver las pechugas en beicon, seguro que te quedarían muy melosas.
    Receta de matrícula, de verdad, me ha encantado :o)

    ResponderEliminar
  20. Uy! que bueno, otra receta a mi lista!!!
    Le pondré apio, que así surgió la conversación de esta ensalada, busqué en internet, y voila! la tuya fue primero!

    ResponderEliminar
  21. Muchas gracias por publicar esta receta, solo tengo una duda, la verdad soy nuevo en esto, tengo la duda que tipo de vinagre es el que se utiliza para mejores resultados en la vinagreta. Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zuriel, eso va en gustos, a nosotros nos gusta el de Jerez, pero hay gente que no lo tolera por su sabor. Con un vinagre de vino blanco normal, tipo Lau, Ybarra etc siempre triunfarás.

      Eliminar
    2. Buscaré el de Jerez por tu sugerencia @Carlos Dube, muchas gracias por compartir estas recetas. Ya todo listo para la cena de año nuevo!

      Eliminar
  22. Gracias por esta estupenda receta. Verdad es que está emparentada con la ratatouille provenzal y con nuestro pisto. Su toque distintivo es sin duda el vinagre y las almendras y le dan realmente carácter. Yo he utilizado una parte para acompañar unos taglietelle para mis hijas. Tagliatelle allá caponata!!! Un regalo para el paladar.
    Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que solo podrán publicar comentarios personas registradas. Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

Si no estuvieras registrado en las plataformas sugeridas en el momento de publicar el comentario (openid, wordpress, blogger, livejournal, typepad, aim) puedes mandarnos un correo a por la sección de Contacto del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde facebook, google+ o twitter accediendo desde los banner de la columna de la derecha del blog.

Perdona las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger