2 abr. 2009

SARDINAS EN ACEITE DE OLIVA, LA FARMACIA EN UNA LATA

Está demostrado. Tomar sardinas en lata en aceite de oliva es de los alimentos más completos y saludables, baratos y cómodos del mundo. Y que sepáis que nosotros explotamos este producto como los mejores, merecía la pena pues rendir un discreto homenaje a tal suculencia ahora que además se está investigando en serio que las carencias de vitamina D deterioran el sistema inmunológico del ser humano. Algo que falta aún por puntualizar, pero que está conduciendo a los científicos por otros caminos hacia el antídoto natural contra el resfriado común, al menos igual de efectivo que la vitamina C.


Y es que en este producto se uniría la alta proporción de vitamina D existente en el pescado azul, la gran dosis de calcio de la espina, las sales minerales propias de esta proteína de alta gama (fósforo, yodo, sodio etc), las grasas omega-3 y el ácido oléico tan beneficioso para nuestra salud. Por último las propiedades innatas del aceite de oliva, aderezo importante a la hora de adquirir este alimento en la tienda.

Dicen además que si esta maravilla la añadís a una improvisada ensalada repleta de tomate fresco y la aliñamos en vez de con vinagre con limón (y sin apenas sal), completaríamos las necesidades diarias más básicas del ser humano, es decir, ingeriríamos casi todas las vitaminas importantes (C, B, A, K, D, E) y la asimilación de un buen número de ácidos grasos poliinsaturados e hidratos de carbono propios del pescado azul y el aceite de oliva. También las maravillas propias del tomate como los bioflavonoides (Vitamina P) o el famoso Licopeno (pigmento rojo) etc.


Y si lo acompañamos con algo de vino tinto, algo de pan integral y una pieza de fruta, y comiendo siempre en una justa cantidad, tendríamos además un aporte correcto de fibras, azúcares y líquidos que completarían la totalidad de las necesidades primarias de la pirámide alimenticia mediterránea. Por tanto, y sin retocar mucho esta improvisada receta, tendríamos en la mesa una de las soluciones más económicas para poder ayudar a nuestro cuerpo a mejorar su estado de salud. Además, sólo por lo cómodas que son esta sardinas en lata, son el más rápido fast food mediterráneo que creemos que existe en nuestra gastronomía.

Nosotros disfrutamos mucho de ellas desgrasadas en bocadillo con un buen tomate raf. Ideal la preparación de las mismas como aperitivo, si éstas son sardinillas. Ponéis en un palillo, una rodaja de un huevo cocido, una sardinita y un mejillón en escabeche sobre un pan tostado con alli oli. También podéis comerlas en una cuchara sobre el zumo de dos olorosos tomates cherry, piparra picada, cebolla pochada y con una reducción de módena por encima y aceite de perejil. O ponerlas sobre el clásico pisto para coronar la faena. O comerlas en una rica escalivada. O acompañando a unos pimientos del padrón. También otra receta impactante es colocar un par de sardinitas en una endibia fresca con una base de tomate frito y otra capa de compota de pera o manzana rociando todo con un poco de limón y aceite. También podéis hacerlas como las prepara a la plancha Falsarius en su blog, si se trata de ejemplares grandes como las de la marca Cuca o Albo. O también hacerlas en un escabeche improvisado, simplemente sofriendo puerro, zanahoria y ajos, con vino y vinagre, y algo de especias al gusto (o como hagáis el escabeche), apagar el fuego y una vez templado sumergirlas en el mismo para que maceren durante un par de días.

Por qué no colocarlas dentro de un pimiento del piquillo torrado a la plancha, y entre una fritada de ajetes y pimiento, y llevarlo al grill con algo de mayonesa por encima. O si tenéis mandolina cortar finísimas rodajas de calabacín para enrollarlas y hacerlas a la plancha vuelta y vuelta, con algo de aceite de alcaparras (aceite colado de triturado de alcaparras). También podéis pelarlas bien, quitar espina, piel y con los lomos (secados en papel), guarnicionar unas empanadillas con trocitos de piquillo, huevo duro, cebolla y tomate, más o menos como siempre.. y un largo etc... ¿Os animáis a preparar alguna recetilla diferente para vuestros blogs?.


La verdad es que al ser un producto graso, le viene muy bien acompañarse con desengrasantes naturales y ligeros. Ojo, no mencionamos las croquetas de sardinas, o los patés que no nos gustan, pero a mucha gente sí.

Lo que está claro es que desde que el americano Frank E Booth prensara la primera lata en 1895 (Old Cannery Row), no ha habido alimento más cómodo, más completo, más sano y más económico que éste ¿alguien da más?.

NOTA: La gente que posea el colesterol en sangre elevado, que consulte con su médico.

Salud.

Print Friendly and PDF

14 comentarios:

  1. Qué casualidad Carlos!!!! Ayer precisamente hemos comido en mi casa una ensalada con sardinillas. No tenemos mucha costumbre de comerlas, pero tenía una lata de hace tiempo y decicimos darle salida y la verdad es que estaba deliciosa. Alegra a cualquier lechuga....
    Y con todas las ideas que acabas de dar, estoy segura de que este verano voy a ponerle más empeño a las sardinas.
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  2. Hola Carlos, es cierto, es un alimento de lo mas completo a nosotros nos encantan. Ya estoy yo pensando en tu pan de ayer y las sardinillas dentro con un poquito de tomate Raff...
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. A nosotros nos encantan las sardinillas en aceite de oliva. Las comemos con tomate y queso freso de cabra (publiqué un post con esta receta) y quedan buenísimas.
    Y, tal como dices, son muy sanas.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Ya lo creo que la cocina en una lata. Es muy sano y super recomendable comer sardinitas de lata, aportan muchísimas propiedades.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Pues mi padre debe ser famaceutico frustrado, porque toda la vida lo recuerdo cenando un picadillo y una latilla de sardinas. Le encantan.
    Me has despertado una sonrisa. Gracias y besitos sin gluten

    ResponderEliminar
  6. Mira que he hecho empanadas ... pero como la de sardinillas NADA! Que ricas!! Me gustan mucho aunque sea en un bocata!!

    ResponderEliminar
  7. No solo me llevo información nutricional sino que además cargo debajo del brazo con un montón de recetas a cual más rica, de sardinas .
    Comemos de vez en cuando, a mi me gustan con tomate natiral y ensalada, pero pondré en pr´ctica alguna de las que compartes .
    Que tengas una buena Semana Santa y hasta la vuelta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  8. Hola Carlos, porqué no pones tu las sardinas y ese pan maravilloso que nos enseñaste ayer, y yo un guacamole, unas rodajas de tomate raff y un hilo de olivada, y hacemos un bocadillo de sardinas que no se lo salte un torero.... ;)

    Las sardinas son maravillosas, yo me como hasta la raspa.

    Saludos,
    Anna

    ResponderEliminar
  9. Hola Carlos,
    De las más humildes de las conservas, es una de las que más me gustan. A mis pequeñajos les encantan, sobre todo dentro de un pan de pita calentito.
    Saludos desde Córdoba

    ResponderEliminar
  10. Muy buenas tus ideas Carlos, la verdad es que de esta manera no me cansaría jamás de comer sardinitas enlatadas.....

    En casa me soluciona alguna que otra cena ràpida, con un bote de tomate en coserva casero, una aceitunitas de aragón y un poco de orégano, tal como muy bien dices acompañado de un vasito de vino de Falset y una pieza de fruta, cenamos como reyes!!!

    La verdad es que en casa no faltan nunca, hay que comer sano y bien.

    Saludos!!!!

    ResponderEliminar
  11. ¡Gracias por vuestras recomendaciones! Sobre todo para aquellos que ya tenemos una cierta edad...mayor.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Marta: pues como ya vi tu post sobre una lata de sardinillas. igual ahí empecé a inspirarme. Luego la noticia de la vitamina D, claro.

    Vacapaca: yo la he probado comprada, y no me gustó mucho. Seguro que la tuya ni se le parece ;)

    Dolors: ¡hasta la vuelta!

    Anna: sardinas con guacamole y olivada, tú si que sabes!!. Yo también me como la raspa, es de lo más sano del bocado!.

    ResponderEliminar
  13. Carlos, después de leer este post tuyo me animé a hacerme una ensaladita con sardinillas que me gustó mucho (no solía tomarlas) así que la he publicado en mi blog con un enclace a este post y la información y consejos que dabas tú.

    Espero que no te moleste. Me pareció una información muy útil.

    Muchas gracias!!

    Bicos.

    Laura.

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger