2 dic. 2008

ALCACHOFAS CON JAMON EN CALDO CORTO

Si tuviera que hacer una lista con los mejores platos de cada año, sin duda este año incluiría a éste pese a que sea un guiso sencillo y barato, se ha convertido en toda una referencia en mi cocina desde el momento que mi madre me lo contó por teléfono tras haberlo visto en un programa de TVE (creo que España Directo). Pues chicos, fue probarlo y caer rendido ante esta suculencia que aunque proceda probablemente del famoso y típico plato de alcachofas con jamón, en su versión de caldo corto gana en puntos de tal manera que lo convierte en un ganador absoluto, sobre todo para el que ama las alcachofas (como yo).


Las alcachofas sabréis que son depurativas, carminativas, saciantes, nutritivas, analgésicas y un largo etc. Su contenido en propiedades beneficiosas para la salud ya os las comentamos en otro post hace algo más de un año, y desde este site os recomendaba su consumo y abuso, porque eran bálsamo y tónico para el cuerpo y en especial como depurador natural del hígado. Así que a este delicioso plato habría que sumarle este diferenciador importante, así que ese tópico de que lo bueno, os es malo o engorda, lo vamos a dejar para otro momento porque para mí, tiene muchas excepciones (una de ellas es ésta).

Pues los secretos de este sencillo plato son obvios y son sólo dos, uno es que las alcachofas deben de ser naturales (nada de bote), y ahora que ya empieza haber a montones en los mercados y a buen precio, es el momento perfecto para empezar a disfrutarlas. Y el otro, el caldo de ave (veréis que estos detalles no son baladí), que si no tenéis, no tendréis más remedio que usar caldo de Aneto. Aunque si podéis, en serio que no cuesta, elaborar en menos de 40 minutos un fácil fumet de ave que ya os propuse en otro post, y que podéis congelar en tarritos pequeños individuales sin problema, y ya veréis como lo agradecéis. Los fumets son desde luego los responsables del sabor de muchos de esos platos que nadie se explica porque los tuyos están más ricos que los de pepito o menganito. Hacerme caso.

Pues bien, los ingredientes de este plato más fáciles imposible. Dos kilos de alcachofas frescas, un taco de 150gr de jamón ibérico, caldo de ave, pimienta negra recién molida, 3 ajos, una cucharadita de harina, una cucharada de vino blanco, AOVE, agua y sal.


Primero pelaremos las mismas, para ello os remitiré al post de pelado, preparación y conservación. Nosotros teníamos poco perejil fresco, así que no pudimos evitar que se oxidaran un poco, pero bueno.


Una vez peladas, pondremos agua a hervir con algo de sal e iremos depositando las mismas para empiecen a cocer durante 20 minutos más o menos.


Mientras partiremos el jamón en trozos, lo partimos en trozos menudos, pero eso como gustéis.


Los rehogaremos en una cacerola (a ser posible la definitiva) con un poco de AOVE, los ajos fileteados, y el propio jamón siempre a fuego suave.


Una vez hayan dorado, yo tiré algo de aceite y eché la harina y remover un poco.


Echar el vino, y pasada su rápida evaporación echar corriendo el caldo de ave.


Transcurrido el tiempo de cocción, apagar las alcachofas y depositarlas por encima de la cacerola con este sofrito con caldo.


Rellenar de agua de la cocción hasta que cubra, y dejar cocer unos 10 minutos (desde que arranque la cocción) y al mínimo, con la cazuela medio tapada. Probar de pimienta, que de sal no hará falta.


Lo dejé de un día para otro, y yo creo que mejora este plato, no era normal lo bueno que estaba.


Salud.

Print Friendly and PDF

20 comentarios:

  1. Te han quedado geniales! Me las estoy imaginando con unas almejas grandes entre medio.
    Me encantan las alcachofas.

    Un saludo,
    Anna

    ResponderEliminar
  2. Hola Anna, me alegro que te hayan gustado, jejeje he publicado sin querer el post de mañana, bueno, pues mejor, así lo veis antes. Estaban buenísimas.

    ResponderEliminar
  3. He descubierto tu blog ahora mismo... mi abuela hace unas alcachofas rellenas parecidas con ingredientes similares...la salsa tiene muy buena pinta

    Felicidades por el blog y me lo apunto!!!

    jorge
    http://pocohecho.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  4. Me encantan las alcachofas, y estas tuyas se ven de lo más apetitoso, así que las probaré cuanto antes

    Ana

    ResponderEliminar
  5. Carlos, yo también soy fan de las alcachofas, pero llevo un año intentando que me queden tan bonitas como las tuyas y no había manera. Ni agua fría ni perejil fresco, ni el tradicional limón. Las tuyas siempre aparecen preciosas y las mías estaban más "renegrías". Hasta que vuelto al frío y como os comenté traje verdura de todo tipo. Ahora si, ahora se que el problema eran las alcachofas. En esta zona y en la vega de Velez-Málaga hay mucha alcachofa y durante muchos meses, además de la que pueda venir de Almería y Murcia de invernadero y están buenas, si las cocinas bien son tiernas y puedes encontrarlas incluso pequeñitas. Pero el color y el sabor!!!!! No, no es lo mismo. No me acordaba yo de como es la verdura verde de las tierras donde no hay tanto sol....Las acergas, borrajas, berza y alcachofas que traje no tienen comparación y una amiga de Baracaldo que siempre que viene me trae puerros y siempre me dice lo mismo : Es que el sabor....
    Voy a probar tu receta, por que hasta que echas el caldo yo las preparo igual. Le añadiremos el caldo y te contaré....
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  6. Jorge: pues me tengo que dar una vuelta por tu web, que a simple vista me parece curradísima y con fotos grandiosas. Me alegro conocerte.

    Ana: están muy buenas, de verdad.. ¡anímate!, quedan de maravilla.

    Begoña: Pues no siempre me quedan blanquitas. Otra técnica usar uno de estos dos métodos y cocerlas en un caldo blanco que es harina, agua y algo más de limón.

    http://www.gastronomiavasca.net/multimedia/glosario/110/Cocer_en_un_caldo_blanco.mpg

    Nunca lo he probado pero dicen que salen muy bien (la harina aisla y el limón evita el óxido), aunque supongo que al sacarlas tendrás que lavarlas. Mira en Internet este método y nos cuentas.

    Sobre lo que cuentas del norte, te entiendo, arriba tenías a tu mano un lujo que ahora no puedes disfrutar como antes, aaayy, la nostalgia... en fin, tendrás que pensar en positivo, arriba no tenías esos mangos, aguacates y papayas que tú ahora puedes disfrutar jejeje

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Carlos un día sin entrar en tu blog y me encuentro con "mis alcachofas!"que lujazo de plato, ya sabes que me gustan de todas las formas, pero esta preparación es de 10.
    Gracias por traérmela!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Este plato lo hacian en casa de mi abuela, con mejos jamón, ya sabes por las escaseces...y es impresionante. Gracias me ha traido muy buenos recuerdos y tu paso a paso como siempre
    fantástico.
    Un beso Carlos

    ResponderEliminar
  9. Carlos que ricura de receta, como a tí las alcachofas me chiflan, estan deliciosas las pongas como las pongas, ahora ya llega el buen tiempo para nosotros y poder disfrutar de ellas, justo tengo pendiente de subir unas alcachofas que preparaba mi abuela, que son mi perdición, me llevo tu receta, porque siento que caeré rendida también ante ella.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Carlos, las alcachofas son uno de mis productos pendientes. No consigo que me queden bien. Además no son muy fáciles de encontrar por esta tierra. Eso si, debo admitir que las tuyas están que se salen de la pantalla.
    un beso

    ResponderEliminar
  11. Carmen: ¿las haces así? ¿y tú sin contarlo?. Qué lujazo.

    Su: Yo lo he probado siempre con jamón, pero no con caldo. Hay diferencia, vaya que si la hay... Os lo recomiendo.

    Trotamundos: Hazla Trota, 100% recomendable. Voy a tomar nota de tu estofado con cerveza negra... guau. Vaya pinta.

    Pilar: pues anímate Pilar, te pierdes sabor y salud, y a mí al principio ¡no me gustaban!, entiendo que sean complicadas de encontrar, mira a ver en grandes superficies.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Las alcachofas me encantan, pero recientemente descubrí unas en mercadona que me parecen geniales, se llaman alcachofas baby,vienen congeladas y son pequeñitas y much´simo más tiernas que las que he probado, la verdad es que a las frescas no les acabo de dar con el punto. Estas tuyas te han quedado estupendas!probaré a hacerlas con las que te digo!un saludo

    ResponderEliminar
  13. Hola Martuki, tomo nota... el caso es que me suena havber visto babys congeladas... pero no me hagas mucho caso. Las voy a probar. Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Hola Carlos,

    Queria felicitarte por el blog.
    Estoy fascinado con las recetas.
    Tienes cuenta en facebook o un mail al que te pueda escribir?

    Y una pregunta mas,
    ¿que camara fotografica has utilizado para hacer las fotos de las alcachofas y las fotos en santiago de c. en el bar?

    Un saludo,

    Carlos Vásquez/Madrid

    ResponderEliminar
  15. Hola Carlos, tengo correo electrónico recetascaseras@gmail.com para cualquier consulta o duda que te surja. Tuve en su día facebook, pero ya no lo tengo. Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Todo lo de cuchara mejora de un día para otro, estoy contigo. Pero esto no lo he probado nunca. Confieso: no suelo comprar alcachofas frescas por ... pura vageria ... no tengo perdón, lo sé

    ResponderEliminar
  17. Madre ía qué maravilla este plato, para chuparse los dedos y mojar el pancito.

    ResponderEliminar
  18. Eu: te entiendo, es un poco pesado, pero merece la pena.

    Cibercuoca: de lo mejor del año... y no es broma.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. ¡Qué ricas estaban!.
    Las he preparado para comer hoy. Mi hija, que por lío de trabajo más estudios llevaba dos semanas a sandwiches, se ha puesto las botas, mientras decía "qué gusto da comer así", jaja.

    Sobre las alcachofas, debo decir que antes también me daban mucha pereza prepararlas (aunque siempre me encantó comerlas), pero en los dos últimos años me he acostumbrado y la verdad es que el trabajo no es para tanto.

    Bueno, gracias por tus recetas. Este es mi "blog de cabacera", todo lo que saco de él me queda bueno.
    Un abrazo. Yolanda

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger