5 sept. 2012

Cojondongo con uvas

Os habéis quedado de piedra ¿verdad? ni idea de lo que es el cojondongo. Pues si os somos sinceros,  nosotros tampoco la teníamos, pero no fue hace mucho cuando se lo vimos a Epa! en el genial blog Desayuno de Domingo y vaya, además de descubrirlo la idea nos encantó. Se trata de una receta ancestral extremeña muy veraniega y que es típica de Puebla de la Reina, en Badajoz, y como a nosotros esto de descubrir recetas locales es casi lo que más nos gusta de la gastronomía, no dudamos en ponerla en practica y enseñárosla. La base de esta porra es pan, aceite, vinagre, ajo y sal, y por el color os podréis imaginar que no lleva tomate en su base, lo lleva por encima junto a otros ingredientes típicos de los gazpachos veraniegos. Creemos que ésta es la receta auténtica, Epa! así lo confirma en su post, pero no tenemos más referencias, lo cierto es que servida así tal cuál, nos ha encantado y con eso nos vale. Así que si nunca la habéis probado y queréis sorprender a amigos y familia, ahora que todavía estamos en en verano, debéis de ponerla en práctica ya..

COJONDONGO-16

El origen del cojondongo os podéis imaginar que es ancestral y sin autoría, no lleva apenas tiempo hacerlo y los ingredientes son sencillísimos. Parece ser que es una mezcla de dos recetas populares en Extremadura, la macarraca y el carajamandanga, dos platos de pastores con unos nombres que nos parecen ¡buenísimos!. Estas sopas eran grandes gazpachos de pan, aceite, ajo y sal que con los siglos empiezan a derivar en el cojondongo actual. Suponemos nosotros también que cuando llega a la península el tomate y el pimiento desde América surgió este popular Cojondongo o Cojondongo del gañán.




¿Cómo se hace este gazpacho?, pues como os vamos a enseñar con la puntualización de servirse según la textura deseada. A nosotros no gustó la textura del salmorejo o del ajoblanco, como la receta que copiamos, pero se puede servir espesísimo. Como mandan los cánones debe de hacerse en el lebrillo majando el pan con el ajo y el aceite y finalmente probándolo de sal y vinagre, pero nosotros optamos por la santa batidora, que en fin, a muchos le escocerán los ojos, pero a nosotros nos parece perfecto. Con éste son dos los gazpachos nuevos preparados esta temporada, y además ambos extremeños, aquel Gazpacho de poleo que os enseñamos y éste.

Pues vamos a ello, para un rico cojondongo para dos personas, 3 rebanadas gordas de pan de calidad "asentao" (unos 250gr), nosotros utilizamos uno casero con centeno, 1/2 vaso de aceite de oliva virgen extra, 1 diente de ajo pequeño (aunque veáis en la foto dos), agua (1 vaso y un poco más), vinagre de vino y sal (al gusto). Como guarnición buen tomate, pimiento, pepino, y luego si se quiere redondear el plato, saliéndose un poco de la norma, un poco de jamón ibérico, huevo duro, atún , melón o uvas, guarnición esta última que por temporada nos pareció perfecta, ¡os la recomendamos!.

COJONDONGO LA QUE FALTA-1

Tenéis dos opciones, o majar con paciencia en un mortero la miga de pan con el aceite, ajo y sal ... muy tranquilamente....

COJONDONGO-1

...o batir a conciencia con una batidora, vosotros elegís :). Pondremos todos los aliños y pan en el vaso y corregiremos de agua, sal y vinagre hasta obtener el sabor y textura deseada.

COJONDONGO-2
COJONDONGO-3
COJONDONGO-4

Esta la textura deseada.

COJONDONGO-5
COJONDONGO-7
COJONDONGO-8

Os la hemos querido enseñar antes de refrigerar, pero esta porra se toma fría, así que lo suyo es enfriarla previamente y luego servirla. Bien, partimos las viandas para echar por encima, las uvas podéis servirlas abiertas sin hueso, venga, lo vamos a hacer a lo finolis.

COJONDONGO-6

Plato preparado...

COJONDONGO-9

La corteza de pan echa pellizcos, da pena tirarla...

COJONDONGO-10

Ahora el tomate en trocitos.

COJONDONGO-11

Ahora el pimiento, usamos rojo verde.

COJONDONGO-12

Ahora el pepino y la cebolla...

COJONDONGO-13

... y las uvas, como no. Nosotros utilizamos Robustabeère Talizman o Robustareben Talizman (Talizman Grape fruit), cultivadas por mi hermano en la casa del pueblo de mi padre y con una producción muy escasa. Es un variedad ucraniana rarísima de encontrar en nuestro país, es vigorosa, suelta y de granos gordos. Al parecer en Ucrania, como abundan las centrales nucleares, los campesinos le llaman "la energía nuclear de los pobres".

COJONDONGO-14

Primer plano.

COJONDONGO-15

Unas gotitas de aceite para decorar, y listo. Es una sugerencia de presentación, realmente se echa la porra en el plato y encima las hortalizas al montón.

COJONDONGO-17

El bocado del cojondongo con las uvas y por el color de la crema recuerda al ajoblanco con uvas que preparamos en casa, pero ya os adelantamos que no es lo mismo. El caso es que este gazpacho rustico está buenísimo, y hacerlo son dos duros ¿no queréis sorprender a familia y amigos con él este fin de semana?.

Salud.

Print Friendly and PDF

46 comentarios:

  1. tremendo el nombre y el resultado
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Original receta, hay que probarla antes de que acabe el verano!

    ResponderEliminar
  3. Havia sentit el nom d'aquest plat en alguna altra ocasió. La veritat és que hi ha tants colorines i és tan fàcil que segur que un dia d'aquests ha de caure! Súper xulo i interessant el pas a pas! Petons

    ResponderEliminar
  4. No lo había oído nunca. Una sopa fresquita para el recetario de verano, sin duda.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Insuperable Carlos, este plato es verlo y apetecer y esa base sencilla y cremosa debe ser una locura!!, la probamos este mismo finde, no puedo esperar!!

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. solo un extremeño podría llamar a un plato: cojondongo xD Me encanta Carlos, yo tampoco lo conocía!

    ResponderEliminar
  7. SIMPLES E COM UM ASPECTO DELICIOSO.
    OS INGREDIENTES AGRADAM-ME.
    BJS

    ResponderEliminar
  8. Si queréis más información, aquí:
    http://valdomicer.blogspot.co.uk/2010/05/cojondongo.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Valdomicer, cocimos tu post a raíz de buscar información de este maravilloso cojondongo, enamorado nos tiene su nombre. Qué calladito os lo teníais los extremeños, menudo delicia escondíais :). Habrás visto que le hemos añadido las uvas por darle un toque dulce y diferente, y como ocurre en el ajoblanco con esta fruta se rebaja en boca el bocado denso y sabroso. Por supuesto lo hemos presentado a lo finolis, hemos visto que como realmente se sirve es exactamente como tú publicaste.
      Una delicia!
      Muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
  9. Genial Carlos. De parte de un enamorado de esos gazpacxhos extremeños solo de agua, pan, ajo y aceite .

    ResponderEliminar
  10. Del nombre no sé si me acordaré pero la receta seguro que no se me va de la cabeza tan fácilmente. Con lo que me gustan los gazpachos no me va a quedar más remedio que salir a buscar una hogaza digna :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  11. Hola buenos días, me gustan estos platos de la cocina tradicional.Un beso y gracias por compartir.Estoy de sorteo por si te animas!!!

    ResponderEliminar
  12. Como puedes imaginar, ni idea de lo que es «cojondongo» hasta que hemos leido tu post. La verdad es que tiene muy buena pinta. A nosotros también nos gusta conocer diferentes recetas de diferentes procedencias. Nos la apuntamos. Besicos.

    ResponderEliminar
  13. Hay que ver lo bien que nos enseñas Carlos! Da gusto aprender recetas tan antiguas como sugerentes como la que nos muestras hoy. La verdad, tengo que reconocer, que esta receta es toda una novedad para mí, ya que no tenía ni idea de su existencia.

    Gracias de nuevo por acercarnos estas recetas tan tradicionales y "novedosas"...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  14. El nombre se las trae... Cuando lo he ido leyendo me ha hecho pensar en un gazpacho blanco pero con distintos tropezones. No os parece?.

    ResponderEliminar
  15. Que gracioso el nombre!! Esta receta la tengo que probar. Yo suelo preparar el salmorejo y le pongo los mismos tropezones pero esta versión me gusta!! Un besote :)

    ResponderEliminar
  16. Una mezcla dulce-salada que tiene que estar de miedo. Me gusta la presentación.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Con este nombre no sabía qué esperar, pero como siempre, no defraudas. Qué cosa más buena.

    ResponderEliminar
  18. Si mi hija os leyera (si supiera, claro) diría: pero cómo, existen las uvas con pepitas??? aqui cuesta muchísimo encontrar unas uvas de verdad (todas son sin pepitas), así q cuando dices q son directas del campo, q envidia...

    me llevo la receta, aunque aqui empieza ya a refrescar, puede q aun caiga

    ResponderEliminar
  19. El nombre se las trae jeje.. qué gracioso! Habrá que probarlo, con esa presencia resulta cuanto menos sorprendenete.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Esta comida la he probado y además pendiente. Que recuerdos. Se ve estupendo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Casi me muero de la risa cuando he visto el nombre!

    Carlos, me encanta el plato; este seguro que lo hago antes de que entre el otoño! Gracias por compartir con nosotros tanta sabiduría y cultura gastronómica :-).

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  22. Desde luego Carlos me ha fascinado la receta..... Tengo unas ganas de probar a hacer estas típicas cremas caseras.....

    Un besote.

    ResponderEliminar
  23. Uhmmm que rico! éste plato me recuerda a un gazpacho que hace mi madre,es uno de esos platos de toda la vida, un plato pobre, de lo que se tenía en casa, pero contundente y nutritivo, a mí me encanta y además tiene un nombre muy bonito, jejj

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  24. Queda en pendientes, la presentación perfecta. Un saludo, Clara.

    ResponderEliminar
  25. Vaya nombre!! jeje Pero la pinta es estupenda!!

    ResponderEliminar
  26. ¡Toma! Pues sí que me he quedado helada. No tenía ni idea de la existencia de esto pese a que mi madre es pacense de buena cepa. Soy fan del ajoblanco así que me juego lo que sea a que esto me mola. ¡Ah! y hacerlo con pan caserito le da un plus... Besotes

    ResponderEliminar
  27. ¡Vaya nombre, parece una palabrota! Imagino el sabor, una combinación perfecta. Bs Oli de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  28. Pues me han entrao unas ganas terribles de probarlo. No sé si podré esperar al fin de semana. Tengo un pan recien hecho y guardaré la miga para hacerlo. Me encantan todas estas recetas ancestrales. Gracias por compartirlas con todos. Saludos.

    ResponderEliminar
  29. Yo he venido aquí para hablar de mi blog: http://cojondongo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  30. No se iban a reír poco en mi mesa si les pongo el plato y les digo como se llama, menudo cachondeo íbamos a tener toda la comida, je,je. Este me lo guardo para mi marido y para mi, que seguro que nos encanta. Tiene una pinta fabulosa y el colorido es extraordinario. Una gran idea la de añadirle uvas, ahora en plena temporada, mi suegro tiene muchas variedades aunque desconozco el nombre de cada variedad.
    En fin que una propuesta que todavía apetece mucho tomar, aquí nos queda calor para rato.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  31. Carlos, solo te puedo decir ...Impresionante!!! Me encantan este tipo de platos, el unico y sencillo inconveniente es quitar las uvas, aunque el contraste sera lo que le da al plato la calidad!!! Pero si uvas lo probare con toda seguridad...
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Ya solo por el nombre, merece la pena probarlo. ¡Qué cosas tiene la cocina rural, qué sencilla y qué buena! Seguro que el toque de las uvas le da un contrapunto perfecto.

    ResponderEliminar
  33. Genial! me encanta que incluyas este tipo de recetas! y me lo he pasado genial leyendo el post y los comentarios...

    ResponderEliminar
  34. Hay que ver la cantidad de gazpachos distintos que hay en nuestra gastronomía, entre los tradicionales y las numerosas variaciones "modernas" que no paran de surgir, tenemos para comer uno distinto cada día del verano. Este tan sencillo tiene una pinta extraordinaria y vuestra presentación es fantástica, dan ganas de meter la cuchara!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  35. Que gracia me han hecho los nombres, claro que de la mezcla del macarraca y el carajamandanga, solo podía salir el cojondondo. Parecen nombres sacados de alguna tribu, jaja..

    Muy bien Carlos, me encanta que nos descubras estos platos ancestrales de la sabiduría popular, no nos va mal un poco de culturilla culinaria para los que andamos un pelín despistaos en esta asignatura :)

    Menuda pinta tiene el cojondondo!

    Besos.

    ResponderEliminar
  36. jajajajaja me encanta el nombre y por supuesto la receta!!! que cosa más rica para verano!! como aún nos quedan días y días de calor me la anoto.
    Besosssss

    ResponderEliminar
  37. ¡Ja ja ja! Pero vaya nombre. Tiene para echarte unas risas, eh. Mis raíces no andan por tierras extremeñas, así que es bastante difícil que un plato como este pudiera sonarme de alguna manera. Estoy segura de que casi has tardado más tiempo tú en elaborar esta entrada que en hacer un cojondongo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  38. Que pasada!! que colorido!!! que completo!!! cuanto nos queda por hacer y por aprender!!! este plato es una joya y el nombre una gran sorpresa...

    ResponderEliminar
  39. Cierto! no tenía ni idea de lo que era ese platoooo!

    Ahora ya sí, gracias ;)

    ResponderEliminar
  40. Qué maravilla!!!!!!!!!!!! Me ha encantado! Esto lo haces en dos patadas y queda un plato que además es precioso. Bravo!!

    ResponderEliminar
  41. Genial ¡¡

    Me ha encantado con ese nombre tan sonoro

    Ana de Recetas de mamá

    ResponderEliminar
  42. Es genial, lo voy a hacer y a compartir en mi blog tb, me parece super original!

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger