Guiso de costillas ibéricas con grelos

Hace un tiempo surgió una conversación con unos amigos en la que salieron a relucir los grelos. Decían que no compraban grelos porque sólo sirven para el gran pote gallego o ese plato tan buenísimo como es el lacón con grelos. Pero en absoluto, el grelo o nabiza se puede utilizar en muchas preparaciones, casi en todas las preparaciones que utilicen verduras tales como espinacas o acelgas, eso sí, su sabor es un poco diferente y hay que tenerlo en cuenta para algunas combinaciones, pero vamos, en todos los casos resulta ser un sustituto muy agradable y original. Se me ocurrió comprarlos ya que en el supermercado al que fuimos no había berza, que estábamos buscando para otro plato, y decidimos hacer con ellos dos recetas muy sencillas, una este guiso con costillas que os traemos hoy, y la otra es un plato muy ligero ideal para una cena que os mostraremos dentro de poco, aprovechando que estamos en temporada de grelos.


Ya os hemos dicho en alguna ocasión que los grelos son una verdura muy utilizada en la cocina gallega, y aunque ese encuentran con relativa facilidad en verdulerías y supermercados de casi todo el país, no hay muchos platos con ellos. A todo esto, si no los encontráis, se pueden encargar en vuestra verdulería habitual, es algo que no se nos ocurre y que podemos hacer cuando ya hay una discreta confianza, no lo olvidéis.


Las nabizas y los grelos están repletos de propiedades beneficiosas para la salud, poseen antioxidantes en abundancia, y los famosos flavonoides, sales minerales y algo que nosotros no habíamos oído jamás y que son los glucosinolatos, unos compuestos glucósidos a base de nitrógeno-azufre a los que se le otorgan propiedades muy beneficiosas para la salud, entre ellas anticancerígenas, aunque hay que tener en cuenta que sólo se encuentran en este vegetal siempre y cuando lo consumamos en cocciones cortas o al vapor. También, y como colofón a tan saludable currículum, los grelos poseen un muy alto contenido en calcio. ¡Vamos corred a comprar un manojito ahora mismo!.


El plato que os traemos hoy es un guiso sencillísimo en base a unas ricas costillas ibéricas adobadas, que fueron las que dieron el sabor al mismo, y unas patatas. Nada más. Si lo hacéis con costillas sin adobar, habrá que aderezar el plato con un sencillo refrito de ajo y pimentón, ahora os explicamos. Un plato ideal para los principiantes y para aquellos que sientan devoción por esta curiosa verdura. A todo esto, cuando los compréis, conservarlos en la nevera dentro de una bolsa sin aire, se ponen lacios en el calor de los apartamentos.

Vamos con ella, para 2 personas, 6 costillas ibéricas adobadas, 2 patatas, 250gr de grelos frescos, 1 puerro, aceite de oliva virgen extra, agua y sal. Una pimienta cayena fresca opcional.


Tan sencillo como lavar y trocear el puerro.


Lo sofreiremos con dos cucharadas de aceite y una cayenita (opcional).


Cuando empiece a rehogarse, pasados un par de minutos, echaremos las costillas. Si no son adobadas, echad un ajo picado, y justo al final de rehogarlas media cucharada sopera de pimentón.


Limpiaremos los grelos bajo el chorro de agua del grifo y para esta ocasión le quitaremos los tallos, aunque éstos se comen.


Los coceremos en agua con sal aparte, durante un par de minutos, con esto eliminaremos un poco su amargor característico.


Cuando las costillas estén bien rehogadas...


Cubriremos con agua y añadimos las patatas, un poco de sal. Cerraremos la olla a presión y coceremos durante 20 minutos.


Abrimos la olla, echamos los grelos y cocemos 5 minutos más, sin tapar.


Desgrasaremos y listo.


No quedó nada picante y de sabor muy rico con el adobo, ya os hemos dicho en alguna ocasión que en los guisos de carne el adobado da mucho juego, aunque si os da cosa, siempre podéis hacerlo casero mirando aquellas Fabas con costillas en adobo casero con trompetas de la muerte.


Salud.

34 comentarios:

cocinamarroqui dijo...

Como nos gustan tus potajes Carlos!!!! y que pinta tienen esos grelos.
Tienes toda la razón, son riquísimos, lastima que fuera de Galicia, no son fáciles de encontrar.
Curiosamente, en el desierto y en gran parte del norte de África, se cultiva algo muy parecido a los grelos, deben ser, pienso, de la misma familia, aunque la planta tiene un tallo mucho más gordo, parecido a la coliflor. Puedes verlo aquí:

http://desertification.files.wordpress.com/2007/03/2007-01-smara-mod-p1000375.jpg

No falla en ningún couscous sahariano y también esta presente en muchas hariras y ensaladas, se come crudo muy picado. Dependiendo de las zonas, se le conoce como khabitti.
Curioso que en climas tan dispares, crezcan plantas tan parecidas.
Buena semana

cocinarycompartir dijo...

Me encantan estos guisos, y los grelos también. En el pote son imprescindibles pero como bien dices se pueden usar en muchas otras preparaciones. Yo incluso tengo publicadas unas vieiras con grelos que están bien ricas. Buena semana. Esperanza.

Carlos Dube dijo...

Muy interesante (como siempre).... gracias por contárnoslo!

Sonia - L'Exquisit dijo...

Aqui los encuentro a epocas, yo los hago con pasta, pero la proxima vez probáré este guiso...

jose manuel dijo...

Tienen un aire parecido a las acelgas, lo digo por ignorancia pero eso me recuerda, tiene muy buena pinta el guiso, dan ganas de meter la mano por la pantalla.

Rosmaría dijo...

Me gustan los grelos de todas las maneras...
Este plato se ve riquísimo, seguro que lo preparo.
Gracias.

pepa cooks dijo...

Guisote y potajes... Vaya invierno rico que llevamos... ¿A que nos vamos a dedicar este verano, Carlos?

luis dijo...

Los grelos estan buenisimos. Yo los preparo con garbanzos y bacalao, en tortilla, con patatas y congrio...
En fin, que son ina delicia. Son un poco dificiles de conseguir, asi que el año pasado los puse en la huerta.

Oli dijo...

Estupenda combinación. Veré si los consigo aquí, lo veo algo complicado. Un besote de OLi de ENTREBARRANCOS

Anónimo dijo...

Carlos,
Me apunto la receta... los grelos me recuerdan a mis veranos gallegos (suspiro larguíiiiisimo) ;D

Delicias Baruz dijo...

Un guiso delicioso. Un saludo, Clara.

quesemaquemao dijo...

Que rica la mezcla, enhorabuena, Carlos.
Besitos

Francisco Becerro dijo...

Pista para los que queráis grelos...

En A. Suarez, una magnifica tienda de productos gallegos, asturianos y de otras localidades, en la calle Alcalá entre El Carmen y Quintana, los tienen frescos los miércoles y enlatados durante todo el año.

Un placer ver estos guisos tradicionales de patatas y costillas, (me encanta) tanto para costillas adobadas como para frescas, que no todo van a ser costillas al horno.

Un abrazo Carlos

Mezquita dijo...

Que te voy a decir yo de los grelos.........
¿Habéis probado a cocerlos, escurrirles el agua y prepararles una ajada? Más o menos como las judías, con huevo cocido y todo. Para mi es como más ricos están los grelos. Es una de mis cenas favoritas.

Un besote.

Lau.

Chez Silvia dijo...

Yo lo tengo dificil!!! hace poco me enviaron otra receta que los llevaba y me he quedado con las ganas, por que este plato ha de estar de lo lindo!!!!!Bss

Yolanda Modamio Chamarro dijo...

Qué color tiene ese plato! Seguro que su sabor es mucho mejor.
Muchos besos

Ana Cruz dijo...

Vaya pinta tiene el guiso...¡¡
Por aqui tengo dificil encontrarlos, pero a la más minima ocasión los probaré.
Bss¡¡

Isabel dijo...

Mmm que bueno con este frio !!! nunca las he preparado pero tienen una pinta genial !!!

besotes

carmen rico dijo...

En casa nos encantan las costillas en adobo, asi que a buscar los grelos y si no hay, unas acelgas moradas que vi el otro día y que tengo muchas ganas de probar.
Las patatas, que ricas, eh?
Abrazos

Ana dijo...

Me encanta el estofado de patatas y costillas... tengo que probar tu variante, con las costillas en adobo. Por aquí los grecos son mas complicados de conseguir

Recetasdemama

Rosa dijo...

Que ricas esas patatas impregnadas del sabor de las costillas, me encanta. Besos

Roser dijo...

Que rico este guiso...y con grelos..estupenda combinación de sabores. Por aquí no los encuentro ni por encargo..
Abrazos

Gabriela, clavo y canela dijo...

Wow, que pinta tan buena tiene este plato, por aqui los grelos no los he visto..Hay platos que me encantaria probar pero hacerlos aqui es un poco dificil por algunos ingredientes..
saludos

Carlos Dube dijo...

Qué buenos!!

Lidia de la O dijo...

Yo no los he comido nunca. No se si tú lo habrás visto por aquí. La verdad es que el mercado de Almuñecar sí tiene variedad de verduras, a lo mejor allí, pero aquí nada. Tampoco suelo tomar las costillas, no se porqué, pero no las he comprado nunca para cocinarlas, siempre las he probado fuera. Así que este plato supone un reto para mi (o dos, encontrar los grelos y comprar las costillas para acompañarlos).
Una vez me comentaba el frutero que no traía algunos productos porque después nadie los compraba, como por ejemplo espárragos frescos, imagínate. El pescadero igual, si quieres comprar una lubina se la tienes que pedir por encargo, sólo trae boquerones, arañas,,,,, en fin, y poco más. Y los que tenemos inquietudes gastronómicas nuevas o por lo menos diferentes nos tenemos que conformar con los productos de siempre (claro que sin desmerecerlos en absoluto).
Bueno, no me enrollo más (ah, tengo pendiente de publicar el potaje de calabaza, a ver si esta semana lo hago, aunque no me salió tan bueno como le sale a mi madre, je,je.).
Un abrazo.

Begoña dijo...

Carlos, esta vez y aunque me cueste reconocerlo, no creo que sea capaz de encontrar grelos por aquí..... Una vez ya preparé un caldo con espinacas con tal de hacer una receta que había publicado Pilar Lechuza... Si no los encuentro, desde lugo los sustituyo, porque no me pierdo esas costillas por nada del mundo!!!!
Impecable.
Un saludo, Begoña

Miquel dijo...

por aqui no los encuentro pero si los veo lo pruebo seguro,tremendo de bueno
saludos

MªJosé dijo...

Alaaaaaaaaa, menudo guiso te has marcado. Esto quita el frio y el hambre a todo un regimiento.

Un besito

Ralu. De camino a mi cocina dijo...

Los grelos me traen muchos recuerdos, unos amigos lo sembraban curiosamente aquí en Cádiz, ellos son Gallegos pero con un arraigo a su tierra enorme. Siempre los he relacionado con el lacón, el pote o la empanada pero veo que puede ponersele a cualquier guiso que seguro que está bueno. Este guiso tiene una pinta expectacular, me acogeré a la idea de echarle ajo y pimentón ya que por aquí no suele encontrarse la costilla adobada. Un saludo!

Anyol dijo...

Uhmm! que rico, pero que pinta tiene!
Me quedo por aqui de seguidora de tu blog.
Si quieres pásate por mi blog, estoy de sorteo-concurso.
http://anyolcocina.blogspot.com/2012/01/anyol-cocina-esta-de-concurso.html

mari carmen www.elhornodemaria.com dijo...

Me gustan mucho los guiso..y este es delicioso.Un beso feliz semana

Su dijo...

la foto de los grelos es para forrarme con ella el frigo...
que pasada!

Begoña dijo...

Vaya vaya vaya cómo combatimos el frío... eh!! jajaja vaya guisote bueno. Tiene un aire de pueblo de montaña estupendo.

Laube dijo...

Carlos, qué delicia. Me encanta esta clase de platos, tan calentitos y contundentes. Tengo pendiente hacer algo parecido, aunque sin grelos, que por aquí no tenemos...
Un besote