9 ene. 2012

Decálogo de cómo ahorrar en la cesta de la compra

Hola a todos. Las fiestas han pasado y tenemos que empezar a ponernos serios con el ahorro para que no nos pille desprevenidos. Notamos a nuestro alrededor que la gente anda algo asustada después de tanto escuchar que este año va a ser muy difícil para las economías domésticas. Y están asustadas con razón, desde hace un tiempo muchas familias no andan muy boyantes y lógicamente que te quiten aún más dinero de tu nómina no es que duela, es que puede ser hasta peligroso. Ya se sabe que en esto de las crisis quién paga al final el pato somos los mismos tontos de siempre, la clase media trabajadora. En fin que de nuevo vamos a tener que hacer malabarismos para ahorrar unos euros al mes, tendremos que hacer un esfuerzo importante de ahorro de aquí y de allí, y vamos, que si pretenden que hagamos gasto para así reactivar la economía, con este panorama, lo llevan bastante claro. Pero a lo que vamos, a la hora de ahorrar existen fórmulas muy drásticas que ya os imaginaréis, pero también situaciones en las que no supone mucho esfuerzo y que nunca atendemos lo suficiente. Este es el caso del ahorro del que podemos beneficiarnos al ir a hacer la compra. Muchos no os lo habréis parado a pensar pero cuando nos disponemos a hacer la compra de la semana (o del mes), solemos cometer auténticas barbaridades, derroches innecesarios con los que al final acabamos pagando mucho dinero extra el cuál nos puede servir para otras cosas más importantes.


Mi padre siempre nos decía que "si uno es mirado en lo que compra es un sueldo más al año", y sin escatimar claro, pues no le faltaba razón. Y si no mirad lo que nos dice la OCU al respecto, sabiendo comprar el ahorro familiar puede suponer más de 1.000€ al año, aunque se puede llegar a cifras mucho mayores si el desatino es total, dinero que como ya os hemos dicho nos vendría fenomenal para pagar seguros, letras y los mil impuestos que nos van a llover. Para que os hagáis una idea un poco más concreta del tema que sepáis que en una compra de un carrazo de 300€, mal hábito éste con el que las grandes superficies sacan su parte, podíamos estar perdiendo incluso más de un 30% del dinero que pagaríamos si la compra la hiciéramos escalonada y mirando más los precios. Ya sabemos que no hay tiempo, pero no nos queda otra, con esto juegan y ganan los hipermercados.



Pues bien, nos dejamos de más charla, aquí os traemos un decálogo de medidas a tener en cuenta si queremos ahorrar dinero haciendo la compra del día a día. Nos habremos dejado muchas, seguro, pero que luego no se diga que Mercado Calabajío no se preocupa por vuestro monedero :). Si queréis lo empezáis a practicar, y hablamos en julio. Y sobra deciros que si se os ocurre alguna más, no dudéis en compartirla.

1. Dedicar tiempo a la compra.

Esto lo dividiríamos en dos grandes grupos, los hiper y las tiendas de barrio. Con respecto a los hiper, chic@s se acabó improvisar. ¿Qué no tenemos tiempo para nada de esto? pues que sepáis que lo vais a tener que sacar de dónde sea. Este es el único esfuerzo real que tendremos que hacer, y casi os decimos que los próximos puntos serán añadidos a éste. No podemos seguir cometiendo el error de ir a comprar a un sitio en el que algo concreto sabéis que cuesta barato y luego despilfarrar en cuatro cosas carísimas.

Nosotros llevamos muchos años viendo catálogos, ofertas y vales descuento, y creemos que adaptarlo a nuestra rutina no nos supone apenas tiempo y, en un cómputo anual, el ahorro es altísimo. Bien es cierto que al principio cuesta, pero que sepáis que es tan importante este punto que muchos de nuestros platos son consecuencia de lo que marca el mercado. Y ojo, puedes encontrarte con grandes superficies en las que tengan productos frescos de poca calidad pero el resto con precios bastante ajustados, o encontrarte con otras que ofrecen un ahorro importante en buenos productos de marca blanca, pero precios elevados en primeras marcas, o las que ofrecen excelentes productos frescos pero el resto de productos muy elevado. Con el tiempo uno se da cuenta que para una 'cesta tipo' al final hay que comprar cada cosa en un sitio. Es cierto que hay sitios que en lineas generales son más caros y baratos, pero no todo, y aquí está el negocio.

Y eso de que si nos movemos de sitio gastamos gasolina, depende, 15 kms son en gasolina 1 euro y algo, pero de una compra bien estudiada podremos ahorrarnos al mes ¿la gasolina?, nosotros creemos que mucho más. Vosotros ir viéndolo. Todos los supermercados tienen folletos online y deberías ajustaros lo máximo posible a las ofertas, además, si hay ofertas en el catálogo que no tienen en stock, podéis reservarlas (mucha gente no lo sabe). Sólo el tiempo os curtirá y sabréis que en estos sitios y fuera de catálogo está bien esto o aquello, igual hasta podréis reducir el número de compras.

En cuanto a las tiendas de barrio, siempre os las hemos recomendado para el día a día. Compraros un carro y moveros por la zona, igual muy cerca de vuestro barrio hay tiendas con vuestros productos favoritos a mejor precio, y encima ese paseo que os lleváis para el cuerpo. Ya sabéis además que aparte del trato, os beneficiaréis de detalles y redondeos, y no digamos si os hacéis amigos de los tenderos, vais a quedar encantados.


Por último añadir que podéis echar un vistazo por Internet, el mundo 2.0 pone a vuestra disposición productos que ni os imagináis, desde los más cotidianos a los más exclusivos a precios muy interesantes, sobre todo si compráis para grupos. También existen sitios online donde hacen comparativas de precios de productos entre varios supermercados, y no viene mal al empezar echarles un vistazo.

2. Planificar el menú semanal.

Creemos que es casi lo segundo más importante. Parece una tontería pero establecer un guión lo más inflexible posible funciona. Dedicad una de las tardes de la semana a sentaros a planificar el menú, para los próximos 7 días. Al final os daréis cuenta que es una actividad que os reportará tiempo y dinero, y además minimizareis el hecho de tirar comida, y con las semanas conseguiréis cubrir parte del menú de la siguiente semana.

Para que os hagáis una idea nosotros planificamos de lunes a jueves, compramos el mismo jueves o el viernes, y hasta el jueves siguiente no volvemos a comprar la comida de la semana. Entre medias, compramos ofertas puntuales y de fondo de despensa.


3. Comprar con lista de compra.

Es una de las consecuencias del punto 2, pero es una de los puntos clave de este nuevo programa y queríamos destacarlo. Y lo del estómago lleno no es una tontería, como tampoco lo es lo de llevarse efectivo, aunque echad bien las cuentas para no encontraros con que no lleváis suficiente dinero al ir a pagar, hacerlo por los que están esperando detrás, en la misma línea de caja.

4. Comprar productos de temporada.

Esto es importante no sólo para vosotros sino para mejorar así la calidad del producto que nos llega a los mercados. No se os ocurra comprar sandías en enero o alcachofas en verano. La globalización lo permite, pero ni estáis ingiriendo productos con todas sus propiedades y en su justo punto de maduración, ni estáis ahorrando dinero con ello. Podéis hacerlo muy de vez en cuando, pero no porque tengas mono de espárragos blancos frescos un 15 de agosto. Si compráis en tiendas de barrio y mercados, esto os pasará menos, los mismos tenderos os lo dirán.

5. Comprar más por menos y comer en familia.

De lo que más uséis o consumáis comprar envases mayores. Y si podéis comprar en grupo, mejor que mejor. Seguro que con amigos, familia o vecinos os ahorráis un dinero comprando las clásicas ofertas del 3x2, 2ª unidad a 50%, 70%,.. Comprar en grupo es también ideal para compras online, se minimizan los gastos de envío a prácticamente nada, y podréis optar por comprar productos de consumo habitual de forma periódica.


Y dos cosas importantes, la primera intentad consensuar los gustos en la mayor parte de los días y haced ese pequeño esfuerzo de comer de vez en cuando todos en familia de un puchero, cazuela o paella, en lugar de unos de eso y otros de aquello. Esto os facilitará la vida y ahorrareis también dinero y energía.

Sobre las marcas blancas, si os gustan adelante, es algo personal. A veces poseen la calidad suficiente y un sabor como para competir con las primeras marcas, y bueno, si esto nos ayuda ahorrar, mejor que mejor. También sopesad si os compensa hacer cosas en casa, por ejemplo, en vez de comprar pan de molde hacerlo en casa, o en vez de comprar conservas de bonito embotarlo en verano de forma casera vosotros mismos (conserva de bonito), o un dignísimo tomate frito 100% congelable si los tomates los encontráis muy baratos. O algo muy reciente, en vez de haber comprado un roscón de Reyes haberlo hecho vosotros mismos.


6. Comprar los productos con fecha.

Sobra deciros que lo que compréis por favor que tenga una larga fecha de caducidad, qué duda cabe, y si no la tiene mejor no comprarlo, o comprar otra marca. Remover lo que gustéis los lineales de compra y sacar los productos con más fecha, si sobra os puede hacer servicio la semana siguiente, o la siguiente... Riesgos los mínimos.

7. Congelar si es posible.

Esto realmente es un punto a tener en cuenta. Está claro que si congeláis ahorráis porque os permite comprar los productos en su mejor momento de precio y de calidad. Congelar es la solución de muchas familias no solo en Navidad, sino el resto del año. También congelar es la solución para comprar envases mayores a mejores precios. Aunque es cierto que en algunos alimentos se pierde textura con la congelación, por ello os recomendamos un blog con el que ahorraréis y en el que la persona que lo dirige sabe de congelación como nadie, además de dar muchos buenos consejos culinarios y cocinar estupendamente, es Entrebarrancos de Olivia Valido. Daros una vuelta y nos decís.

8. Comprar al peso.

Esto merece mención aparte, podría estar incluido en el punto 5, pero lo hemos querido destacar. No caigáis en la trampa de comprar una bandejita de jamón que os cuesta 2€ pensando que así ahorráis, si os gusta el jamón serrano mirad a ver qué tal os sale al peso, igual en la bandeja sale 40€ el kilo y sin embargo al peso os cuesta a 20€ (y entero el kilo a 8€). Mirad estas cosas, por ejemplo, si comprando un salmón entero os sale mejor (punto 7), o en la compra de un queso entero, etc. Daros cuenta además que comprando bandejitas, planchas o bolsas generaréis mucha basura contaminante.

9. Inventariar la despensa

Esto es un detalle que parece tonto pero que ayuda a administrar mejor lo que tenemos, evitando que se caduque (punto 6). Lo primero que hay que proponerse es intentar gestionar espacios como la nevera, congelador y despensa con un papel y un boli, así no cometeremos el error de comprar cosas que ya tenemos. Lo mejor es llevar un balance de stock semanal, y si es posible etiquetad las cosas del congelador, a veces te acuerdas que compraste chuletas y al descongelarse os lleváis la sorpresa de ser huesos de rape. Muchas veces nos disponemos a comprar género y ni sabemos lo que tenemos en la despensa, igual compráis chuletillas y ya teníais medio kilito detrás de los tuppers. Echad un vistazo antes de ir a comprar y mantened estas listas.


10. Mirar siempre los tickets de compra

¿No creéis que esto es algo crucial?, mirad siempre los tickets de compra y justo allí, en el supermercado. Os decimos por experiencia que si no hubiéramos reclamado nada en la vida habríamos perdido miles de euros, y no exageramos lo más mínimo. Las máquinas fallan como escopetas de feria, y esto pasa muy desapercibido. Además, seguro que no sabéis que hay empresas que en vez de reintegrar el dinero mal cobrado os regalan el importe íntegro de esa unidad.

¿Se os ocurre alguna más?...

Salud.

Print Friendly and PDF

36 comentarios:

  1. Increible.
    Como diría Pumba, el amigo de Timón, del rey león, "Me postre ante ti"
    Me imprimo el guión para ponerlo en la nevera ;)
    Un besote.
    Lau.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también la he impreso para ponerlo en la cocina!! Además, hace no mucho e descubierto un canal de cocina en youtube, donde se realizan variadas recetas con lo que tienes en la nevera.. simplemente genial! http://www.youtube.com/watch?v=cPqCcAFb0kM

      Eliminar
    2. otra vez publicitando tu canal niiñaa.

      Eliminar
  2. Buenos días y buen año! está genial este articulo, os lo habéis trabajado y no se me ocurre nada más....pero volveré otro día para ver si alguien aporta mas ideas...

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. Hola..feliz año¡¡¡¡ Me ha encantado la entrada, a ver si soy capaz de hacerle caso a algunas cosas que no em miro en nada jejejeje.Besillos

    ResponderEliminar
  4. Lo de inventariar la despensa es algo que tengo que hacer, porque a veces se me olvida que tengo cosas. Esta semana mismo tengo ya varias recetas de cosas que quiero gastar.

    Un repaso muy bueno, porque sinceramente nos va hacer falta ahorrar viendo como se están poniendo las cosas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Excelentes consejos los comparto intento a hacerlos casi todos.

    El que más partido saco es el del inventario del congelador, no sabes lo bien que me viene! Gracias a él organizo la compra y el menú semanal y lo más importante no tiro nada!

    Tardas 2 minutos en apuntar lo q metes y mucho tiempo ganado, por no decir la de veces q ya no tienes q abrir el congelador con la consiguiente perdida de frio.

    ResponderEliminar
  6. Magnífico el post, Carlos, y muy necesario. Yo tengo un truco muy bueno: ¡¡Robarle a mi madre cuando voy a su casa!! jajaja

    No, ahora en serio. Mi propósito de este año en lo que a cocina se refiere es precisamente comprar con un poco de cabeza. Mi problema es que no planifico bien y muchas cosas acaban en la basura, no grandes cantidades, pero un poco de jamón que se me olvidó que tenía, unos yogures que se han puesto malos, un trozo de queso reseco, un filete solitario. Vas sumando unos poquitos y te sale un muchito. Así que vamos a empezar 2012 desde cero. No voy a hacer compra hasta que no tenga la nevera y la despensa limpia. Lo hice una vez en el 2010 y estuve un mes entero sin tener que comprar nada.

    ResponderEliminar
  7. Realmente útil!!

    Se os escapaba aquello de sacarse todas las tarjetas de fidelización de los supermnercados, pues suelen hacer determinadas ofertas contra su presentación, descuentos, promociones...

    ResponderEliminar
  8. Begoña: en nuestro caso nos pasa igual!, cuando hacemos limpieza de nevera anual estamos más o menos un mes sin comprar nada... Es increíble!

    Tito: cierto!!, y nosotros que somos usuarios de unas cuantas, gracias por la aportación.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Buen artículo.


    En mi afán por simplificar y no perder mucho tiempo, evito las grandes superficies para no hacer compras absurdas. A veces las ofertas no salen a cuenta si acabas comprando más de lo que necesitas. Poner en práctica todo lo que dices está muy bien. hacer una mínima previsión para la semana e ir a comprar con una lista cerrada y bien atada, es algo que también funciona... salvo si una se topa con una parada de verduras como la de la foto que nos has puesto ¡madre mía, con espárragos de mar... patatas azules...crosnes de Japón... ooohhh... aquí yo me perdería y seguro que me gastaría más de la cuenta. Un día estaría bien que hicieras un artículo de cómo poder controlar nuestros puntos débiles, ayshh..... :o)


    Un beso y buen lunes.

    ResponderEliminar
  10. tienes toda la razon Carlos
    buen articulo

    ResponderEliminar
  11. Sin duda todos son buenos consejos para ahorrar. Yo odio ir de un sitio a otro para comprar, por lo de tiempo que pierdo, pero nunca es tarde para comenzar...

    ¿Lo ponemos como proposito de año nuevo?

    ResponderEliminar
  12. Unos consejos maravillosos Chicos, yo suelo seguir bastantes de ellos, se que lleva más tiempo que hacer una compra toda de golpe, pero aseguro que así se ahorra mucho o si no ahorras por lo menos tienes para comprar otras cosas que si no no compraríamos.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  13. Muy Buenas un año mas.

    Estupenda entrada y sobre todo voy hacer hincapié en las cantidades compradas: Dejémonos de esas bolsas enormes de zanahorias de 2 kilos que luego se quedan en la nevera mustias por que solo hemos usado 3 zanahorias. Y sobre todo volvamos a las compras del barrio pateemos nuestro entorno por el bien de todos.

    un saludo

    ResponderEliminar
  14. Muy buenos tus consejos... los paso a a carpeta de favoritos ya¡¡

    Besos. Recetasdemama

    ResponderEliminar
  15. Son unos consejos excelentes. Hace tiempo que divido la compra, algunas cosas en Carrefour, al lado de casa, y otro día me voy al centro donde compro carne, fruta y verdura de mejor calidad y a mucho mejor precio. Si es un trabajo y tengo que andar de un lado a otro y cargando con el carro y el autobús, pero al final merece la pena.
    Gracias por los consejos.
    Alicia.

    ResponderEliminar
  16. Gracias por recordarnos todas estas cosas a tener en cuenta. Algunas es verdad que por las prisas vamos dejando de ponerlas en práctica.
    AHora con las ideas mas frescas, seguro que hago mejor la compra.
    bsts. maite

    ResponderEliminar
  17. ¡Ay, Carlos, ya me preguntaba yo por qué me entraba hoy tanta gente en congelación! Gracias por los piropos. Suscribo todos y cada uno de los aspectos de tu decálogo. Si me permites yo añadiría algo más con respecto a la congelación con un sencillo ejemplo: se gasta prácticamente el mismo gas o la misma electricidad horneando dos muslos de pollo que el horno cargado hasta los topes de muslos. Tampoco se multiplican los ingredientes extras: sal, pimienta, limón etc. lo que acostumbres en tu receta y no estoy contabilizando el tiempo, que también vale oro.
    Sin habernos puesto de acuerdo mi entrada de hoy también está relacionada con la crisis y el ahorro: Convertirnos en pequeños agricultores.
    Un beso y enhorabuena por tan magnífica entrada. Yo pongo en práctica estos consejos desde hace muchos años, ya sabes " más sabe el diablo por viejo..."
    Oli

    ResponderEliminar
  18. Oli, gracias por tus consejos, tú sí que sabes... el tiempo sí que es oro!

    Gracias al resto por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  19. post super útil, pero ya aplico la mayor parte de las cosas (afortunadamente).
    Yo añadería otra cosa : ser "crítico" con los productos y sus características : por ej. la leche o el yogur contiene calcio, entonces si el mensaje comercial te dice que ese yogur o esa leche contiene más, mira 1/ si no es un eslogan sin más y 2/ si no te cobran una pasta por este "extra". Si miramos nuestras compras, es realmente sorprendente cómo nos llegan los "mensajes comerciales" e igual no hay justificaciones...

    ResponderEliminar
  20. Un artículo estupendo. Nosotros nos aplicamos bien en lo de diversificar las compras en diferentes establecimientos pero fallamos en la revisión de la despensa y a veces nos encontramos con alguna cosa caducada que hay que tirar.
    También tenemos la gran suerte de que la familia tiene huerta con lo cual siempre contamos con frutas y verduras fresquísimas y de regalo, un ahorro que se nota mucho en la cesta de la compra.

    Bicos

    ResponderEliminar
  21. pues llevas toda la razon del mundo..
    eso se intenta..
    compro unas cosas aqui..otras alla´...segun veo yo que estan mejor de precio y sean de calidad..
    todo sea por ahorrar algun euro..que esta la cosa muy mal..
    ahora aprovechamos hasta el pan duro....
    en fin..muchas gracias por tan buenos consejos.
    un beso

    ResponderEliminar
  22. Que buena entrada Carlos si que lleva razón tu padre. Ahora mismo le reenvio tu entrada a mi hija pues creo que la gente joven es la que se tiene que concienciar van siempre con prisas y compran mal.
    Saludos

    ResponderEliminar
  23. Buen post si señor.
    Buen decálogo, al que además añado lo que ha dicho Oli, que a la hora de cocinar vale la pena hacer más cantidad, el gasto extra es mínimo.

    Yo aportaría un par de consejos para la compra y aunque suene a raro si se pone en práctica me daréis la razón:
    - pagar en efectivo, así seguro que por miedo a pasarnos con la compra nos ajustaremos a la lista y no haremos pequeñas concesiones
    - Yo planifico, más o menos, los menús por mes, no por semana, hago una gran compra de productos no perecederos y cada semana compro lo fresco, eso me hace ahorrar tiempo y a la larga dinero.
    - Un consejo: ir a comprar con el estómago lleno, si lo hacemos con hambre llenamos más el carro con antojos.

    Buen año!!

    ResponderEliminar
  24. Buen trabajo Carlos, me ha encantado tu decálogo, muy completito, ahora mucha gente tendría que aprender a hacer cocina de reciclaje, así no tiraría nada de nada...y eso también contribuye a una buena economía....


    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  25. Una vez mas enhorabuena por el desarrollo de tu post de hoy.
    Es cierto que vienen tiempos difíciles y esta vez no es crear alarma, es lo que hay. Yo soy partidaria del consumo con moderación, pero los que generan/generamos la capacidad de consumir, les/nos suben el IRPF y ahi perdemos nuestro poder adquisitivo.
    Apoyo el consumo moderado, para salvar esos comercios que cada dia cierran sus puertas.
    La medida del menu semanal es lo mejor, planificar el menú y no dejarse llevar por los impulsos, fijarse bien en los precios, ya lo creo, tienes toda la razón, es increíble las diferencias que hay de un sitio a otro.
    Yo también practico mucho lo de congelar, hago lentejas para 8, cuando a diario somos dos, el resto en cajitas al congelador y el dia que toca "inventariar la despensa", como dices, casi comemos un mes sin compra.
    Es muy importante tener la despensa controlada, lo envasado también caduca, las especies, las pastas...
    Menudo rollo, parece que el post sea mio...he copado media página, pero es que este tema da para mucho!!
    Saludos
    Carmen

    ResponderEliminar
  26. Carlos, no se me ocurre nada más que aportar, la verdad que el factor fundamental es el tiempo, sin él no podríamos seguir los siguientes puntos. Hoy mismo estaba pensando en etiquetar todo lo del congelador, un día saqué compota de manzana pensado que era puré de verduras y tuve que improvisar un almuerzo. Y el tema de la caducidad es fundamental, aunque en casa ese problema está más que solucionado, si hay algo caducado mi marido se lo come, como te decía el otro día él se lo come todo, je,je.

    P.D.: Ya te contaré otro dia sobre la cena en Arriaga, aunque te adelanto que al final no cumplió mis expectativas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Buenisimos consejos. Uno de mis propósitos ultimamente ee no tirar nada o desperdiciar nada de comida... a veces es imposible pero poco a poco lo consigo. Y por supuesto todo comienza con una compra racional. Me quedo con todos los puntos. Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  28. Enhorabuena por un post tan completo y bien estructurado. Algunas de estas recomendaciones me las intento aplicar, sobre todo lo de planificar los menús, pero con el tiempo lo voy dejando sin querer... Es lo peor que se puede hacer! Improvisar sobre la marcha o comprar sin saber muy bien qué ingredientes se van a usar es una manera ideal de malgastar dinero o acabar tirando cosas a la basura... A ver si me aplico el cuento y cumplo este decálogo a rajatabla! Gracias :)

    ResponderEliminar
  29. Un post interesante.

    Me considero una compradora buena y me consideran,jaja.
    Tienes todas la razón en que hay que comprar cada cosa en su sitio pero muchas personas no tienen tiempo para andar haciendo la ruta del supermercado como yo la llamo pero merece la pena sacar el tiempo el ahorro es considerable.
    Según están las cosas, tendremos que conformarnos no con ahorrar, sino con llegar a fin de mes.

    Un beso

    ResponderEliminar
  30. Cuanta razón llevas, en los Hiper nos la cualan doblá que dicen en mi tierra, eso de la segunda unidad esun camelo, al final terminas trayendo a casa mucha más cantidad que pensabas y como consecuancia gastando mucho más. Hay que tener cabeza y comer sano que por cierto es lo barato, pasta, arroz, legumbres, carnes blancas, pescado de temporada etc....En fin que dios nos coja confesados. Besos

    ResponderEliminar
  31. Magnífica entrada, Carlos, magnífica. Ya te imagino a ti junto a Lola, o algún pariente o amigo, debatir sobre la cuestión del ahorro y cómo ejecutarlo con estos tan prácticos consejos. No tengo nada más que añadir, no se me ocurre; pero si en estos días alguna idea aflorara en mi mente, ya vendré a exponerla.

    Estoy totalmente de acuerdo en "viajar" de hiper en hiper para adquirir en cada uno de ellos aquellos producto que realmente sabemos que está mejor de precio siendo de la misma marca. Yo creo que disponer de tiempo para dedicarte a hacer este "viaje" es primordial. Y quienes tenemos niños, y hay que atender sus obligaciones, y otras responsabilidades varias, lo vemos bastante difícil el ir de un hiper a otro. Lo que yo hago es que como mis padres están jubilados y puesto que una de las cosas que más les gusta hacer es andar, les pido que me lo compren ellos con la excusa del paseo, y así salimos beneficiadas dos partes, je je.

    Unas palabras sí que querría dedicar a la compra en el mercado. En mi opinión, el producto fresco como carne, pescado, fruta y verdura, siempre es más reciente y más fresco y está a mejor precio en los mercados de la zona. A esta actividad sí que le dedico tiempo. Soy de las que compra estos productos siempre en el mercado.

    Muchas gracias por vuestro tiempo en realizar este decálogo y por compartirlo con nosotros. ¡Excelente!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  32. Genial la entrada! Yo he empezado el año inventariando despensa y congelador.
    Gracias por el decálogo!

    ResponderEliminar
  33. Una entrada genial. Todo muy bien explicado y muy claro. Sera una gran ayuda. Yo quisiera añadir algo, cuidado con los envases familiares de algunos articulos en las grandes superficies, ya que salen mas caros que los envases individuales (yo lo comprove en un envase doble de galletas con chocolate y en algunas cosas de limpieza). Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eso es verdad... gracias por la puntualización!

      Eliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger