18 may. 2011

Guiso de trigo (con bulgur)

Hace poco que conocemos el blog de cocina de Carmen de ¿No quieres caldo? pues toma dos tazas y a muchos no os vamos a descubrir que es un blog fantástico desde todos los puntos de vista, sus recetas, sus fotografías, su formato de receta directa y precisa. De su amplio repertorio hace un par de meses nos llamó la atención su Guiso de trigo, y aunque bien es cierto que nos hemos basado en su preparación para traeros esta receta, no la hemos clavado porque carecíamos en casa del trigo que ella utiliza, un trigo que hemos sutituido por aquel bulgur que os enseñamos en Burgul o burghul, el trigo para cocinar. El trigo que ella y su familia utilizan es trigo seco y remojado, y lo más parecido que tenemos por aquí (y que sepamos) es el trigo candeal, pero no lo localizamos en el sitio dónde lo suelen vender así que decidimos hacerlo con este cereal precocido para exaltar del todo esta versión más 'express' con olla a presión, aunque con todos estos detalles sabrá diferente.


El guiso de trigo es un plato típico de la región de Murcia, es típico de la cuaresma, pero como todavía podemos encontrar estos productos en el mercado decidimos hacerlo en casa para probarlo, y resultado nos pareció fantástico. Pues poco más, que esperamos que Carmen nos perdone por habernos saltado algún paso o haber añadido u obviado algún ingrediente que ella propuso en su receta, pero el caso es que así nos ha encantado y repetiremos siempre que podamos. Ya nos imaginamos y lo hablamos con ella que estos guisos llevan un poco de la primavera en la cazuela, es decir, lo que haya de temporada y tengamos a mano, pero vamos, con los ingredientes que probamos volvemos a comprobar que estos guisos de verduras y legumbres no sólo nos gustan, es que nos vuelven locos.

Ingredientes para 5-6 personas, 100gr de alubias secas (utilizamos las últimas Fesols de Santa Pau), 140gr de garbanzos secos (malos, muy malos unos que compramos de marca blanca 'gourmet' en el Alcampo), 80gr de bulgur seco, 1 calabacín (añadido nuestro), 1 nabo (añadido nuestro), 150gr de calabaza (añadido nuestro), medio hinojo, 1 puerro, 1 cebolla, 4 tomates maduros, 2-4 alcachofas6 ramitas de acelgas, 4 ajetes, 1 diente de ajo, cardo (troceado y congelado), 3 zanahorias, un puñado de judías verdes, aceite de oliva virgen extra, sal, pimentón dulce, azafrán, pimienta y agua o caldo de verduras. Añadir habas si tenéis.


Lo primero que habremos tenido en cuenta es la hidratación previa del bulgur en agua con una pizca de sal (al menos 3 horas antes) y la legumbre (8 horas antes). Os hemos dicho en muchas ocasiones que podéis usar legumbre ya cocida siempre que ésta sea de calidad, y aunque los guisos sin el caldo de cocción de la legumbre pierden un punto de untuosidad y sabor, podéis optar por añadir parte del contenido de la conserva siempre y cuando no lleve ésta muchas porquerías.


Como queremos que todo tenga su justa textura, primero haremos la legumbre por si tenemos sorpresas. Si usáis legumbre en conserva, o ya cocida, obviar este paso. Las alubias las pondremos a cocer en la olla a presión grande con abundante agua fría y cuando rompan a hervir...


...asustamos las mismas con los garbanzos fríos. Una vez vuelva a hervir, si falta agua añadirla caliente del microondas y sin sal. Cerrar la olla hasta que estén tiernas (40 minutos en olla a presión normal).


Mientras cuece vamos a limpiar las acelgas, una técnica que os hemos contado en otras ocasiones es limpiar bien la pila y llenarla por la mitad de agua sumergiendo los tallos dentro. Se limpian rápido luego al chorrillo. Nosotros separamos los tallos de las hojas, las hojas nos gustan menos hechas pero esto es opcional.


Ahora vamos con la preparación del guiso, partimos el puerro y la cebolla nueva y llevamos todo a sofreír en una sartén con un poco de aceite de oliva y sal. También os hemos dicho en otras ocasiones que utilizamos sartenes con teflón para los sofritos y rehogados de carnes porque no se nos pegan nunca, pero de siempre se han hecho en las ollas y cazuelas dónde vamos a hacer el guiso.


Cuando la cebolla esté pochada, unos 20 minutos, añadir el tomate rallado, sal y pimienta. Freír tranquilamente.


Después de freír el tomate, la olla con la legumbre ya habrá terminado. Mientras sale el vapor echamos agua en la sartén hasta que cubra y cuando hierva bajáis el fuego al máximo. Podéis usar agua de cocción.


Partimos ahora las verduras de textura más dura como ahora os mostramos. También hay que incluír a las alcachofas, pero como se oxidaban rápido, haceros la idea que las pelamos y las echamos a continuación cortadas en cuartos.


Volcáis sobre la legumbre el sofrito pendiente y la verdura que hemos cortado, junto con los tallos de las acelgas y las delicadas alcachofas. Probáis de sal, cerráis y cocer 10 minutos a presión.


Mientras, y en la misma sartén de la cebolla (la repasáis con un papel de cocina) y hacéis a la plancha el calabacín limpio y cortado en cubos con algo de sal y sin nada de grasa, rustiendo poco a poco.


Cuando acabe de cocer la verdura, abrís la olla, y echáis el calabacín ya rehogado y las hojas de la acelga.


Cuando todo se hunda será el turno del pimentón y azafrán, removéis con sumo cuidado o meneáis y dejáis cocer hasta que el color de la hoja de la acelga se haya apagado un poco, cuestión de 5 minutos.


Antes de apagar echaremos el bulgur, con el calor residual se hará del todo. Listo.


Rico es poco y es 100% congelable, el bulgur aguanta el tipo muchos días.


Salud y feliz miércoles.

Print Friendly and PDF

25 comentarios:

  1. Se ve un guiso fantástico, tendré q probarlo, aunque para mi sola....si pongo esto en casa, me echan....

    ResponderEliminar
  2. Yo el bulgur lo descubrí hace un año, y fue un gran descubrimiento, lo usamos cada día más, nos encanta.

    TE ha quedado un plato supercompleto, me gusta. Yo también tengo un par de recetas con bulgur pendientes ya las pondré.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Que bueno, sano y nutritivo chicos.... me apuntaba yo a este plato.... ya sabeis, el tupper para allá y así me poneis un poco que me hace falta rellenarlo para mañana, que toca piscina.

    Bicos.
    Lau.

    ResponderEliminar
  4. Caray lo que me estaba perdiendo, pues tampoco conocía yo el
    blog de Carmen. Me parece un gran blog.

    El guiso de trigo, fantástico. El hinojo suaviza un montón la legumbre, mi abuela también lo ponía en sus potajes. Y las judías de Santa Pau son un acierto ¿a que son finísimas?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Menudo puchero interesante, y bien aderezado Carlos. Nada menos que con los fesols, que tanto me gustan, y con la aportación del bulgur.

    Si es que el cuchareo, no tiene que decaer ni en verano ni en esta primavera, y menos ahora que parece que refresca de nuevo.

    Un abrazo, me voy encantado.

    ResponderEliminar
  6. Que plato mas completo, me encanta el trigo, yo tengo ahora mismo trigo sarraceno, asi que adaptare un poco la receta, me ha encantado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Pues no conocía yo el bulgur, ahora indago un poco más ;)
    Gracias por compartir la receta, tiene una pinta estupenda!!!
    un beso

    ResponderEliminar
  8. El guiso de grañones (trigo cocido) es tradicional en la comarca de La Loma de Úbeda.
    En ésta ciudad, Patrimonio de la Humanidad digna de visitar, el http://www.restauranteamaranto.es/
    premio Bib Gourmand en la Guía Michelin 2011, los ofrece bien buenos. Muy recomendable la visita y el restaurante.

    ResponderEliminar
  9. Me encanta la versión que has hecho de la receta!! De hecho te la copiaré, ya que el trigo solo se encuentra durante un par de meses en el mercado, y es un guiso que nos encanta en casa, y por mucho que congelo, dura otro par de meses. Las verduras son diferentes a las que hecho, pero es que en cada casa se hace de una forma. En mi pueblo es un guiso muy típico de cuaresma, pero que se está perdiendo. A mucha gente jóven no le gusta este tipo de platos, y a mí me encanta!

    ResponderEliminar
  10. Que guiso, que fotos, que rico desde luego vuestra cocina es maravillosa dan ganas de ponerse a ello en cuanto lo encuentre a la cesta de la compra.
    Besicos sorianos:)

    ResponderEliminar
  11. Ni te imaginas lo que me apetece descubrir recetas nuevas con el trigo. Se me hace la boca agua al ver vuestro delicioso plato.
    Combinación de ingredientes excelente. Un 10, como siempre.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Carlos, una plato lleno de matices al paladar, con tantos ingredientes...debe quedar riquísimo...por cierto el trigo también es típico de Almería, y aquí lo solemos comprar en las tiendas de alimentación de animales, venden trigo a granel, ese trigo se lava bien, se pone a remojo y se utiliza para cocinar....seguro que así lo encontrarás si tienes mucho empeño en probarlo...

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  13. jo, qué maravilla! no sé que vas a hacer conmigo Carlos, pero tampoco he probado el bulgur, ni el trigo en guisos, y tiene una pinta! No me cansaré de decírtelo... lo que aprendo contigo! Y esas alcachofas tamaño sandía, espectaculares!

    ResponderEliminar
  14. Me encanta, me encanta, me encanta.
    Por lo sano y delicioso que ve, y con las explicaciones de ustedes es imposible resistirse.
    Cuando vengo aqui, me voy más que feliz... gracias!
    besos

    ResponderEliminar
  15. No sé si cambiará mucho el sabor por el tipo de trigo, aún soy una novata en estos ingredientes, pero desde luego este guiso es de quitarse el sombrero como no! Eso sí, saco las alcachofas que yo sigo sin cogerle el punto :)

    ResponderEliminar
  16. Una receta muy interesante y con un resultado fantástico.

    ResponderEliminar
  17. Un platico de mi Murcia! No puedo evitar que me haga ilusión :)
    Aunque nunca en mi familia se ha hecho exactamente así, es verdad que mi abuela preparaba guisos con ingredientes muy parecidos cuando llegaba la época. Fíjate que tengo ganas de cocinar con bulgur y ganas de cocinar con trigo, pero aún no he probado ninguno de los dos cereales. No sabría con cuál quedarme, tanto este platazo como el de Carmen tiene una pinta deliciosa.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. ¡Qué rico! os ha salido estupendo, entran ganas de meter la cuchara. Parece que este tipo de potaje es típico de todo el sudeste de España, porque en Jaén también se hace, aunque sólo con trigo, sin alubias ni garbanzos, además se le suele echar conejo u otra carne, así que no es muy de cuaresma.

    ResponderEliminar
  19. Pues la verdad es que yo nunca he hecho ni comido el guiso de trigo, creo que en Cartagena no se suele hacer (que yo sepa) sin embargo tengo una amiga de Aguilas que si lo hace con frecuencia.
    De cualquier forma tiene una pinta estupenda y como siempre seguir tus explicaciones es una delicia.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  20. Qué riquísimo!. Me encantan estos platos. Tampoco he visto yo ese trigo que dice Carmen, aunque si dices que vale el bulgur, lo probaré así.
    Aún caen genial los platos de cuchara calentitos.
    Un besoteeeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  21. He aprendido...de todo en este post.
    Gracias chicos

    ResponderEliminar
  22. Carlos, tengo tu blog un poco abandonado, pero te prometo que no lo hago intencionadamente, no hay más horas físicas en el día.

    Ya sabes lo que opino sobre el bulgur, ¿verdad? Nos encanta desde que lo descubrimos. Tu propuesta es super completa, de lo más: entre legumbres, cereal, verduras ..., con este plato ya ni cenaríamos seguro, je je.

    Besos y feliz día!!

    ResponderEliminar
  23. Recuerdo que me habías comentado sobre este guiso cuando yo publiqué mi trigo picao, y es cierto, es muy parecido, tampoco yo lo hago exactamente igual todas las veces, sino dependiendo de las verduritas que haya en cada época. Es cierto que en Semana Santa es cuando se hace más, pero ¿por qué no en otras fechas?
    El aporte del bulgur es interesante. ¿Y sabes también con qué puede ir estupendo? Con Quinoa, otro ingrediente super interesante que tenemos abandonado.
    Bueno, un placer ver estos platos, siempre riquísimos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. pues bueno, que decir, como murciano digo que me encanta. otro plato de cuchara nutritivo y reconfortante. esta buenísimo. y lo habéis hecho estupendo vosotros también.

    por cierto aprovecho para felicitaros por el blog. muy bueno.

    ResponderEliminar
  25. Arquetipos orientales: gracias por tus palabras, era la primera vez que lo hacíamos :)

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger