21 may. 2010

CANELONES DE POLLO ASADO CON BECHAMEL DE SETAS

Os vamos a ser sinceros, hace unos días hicimos unos canelones con restos de la nevera, pero estuvieron tan buenos que os los vamos a publicar. Teníamos medio pollo congelado, una parte del que usamos para un caldo o fumet de ave, y que por falta de tiempo no usamos para otra preparación. También había por el congelador restos de setas y por la nevera alguna que otra verdura. Al final se nos ocurrió hacer esta sencilla receta que esperamos os guste.


Se nos olvidaba, antes de empezar a ver su preparación queríamos aprovechar para mostraros el asado en bolsa. Ya os comentamos en su momento y en este post, que existen en el mercado unas bolsas preparadas para horno que son ideales para asar cosas menudas y para los que no tengan en casa un horno pirolítico ya que gracias a estos plásticos no se ensucia y asan a las mil maravillas. Sabemos que para la hostelería llevan ya mucho tiempo en el mercado, y cuando las compramos por primera vez fue hace relativamente poco (casi 2 años) y quedamos fascinados de tan práctico invento. Estas bolsas que veis las compramos en Mercadona a un precio irrisorio (menos de 2€), y aunque las usamos menos de lo que deberíamos, son útiles hasta decir basta. Y por último, además de las ventajas que os hemos comentado, se gasta menos consumo eléctrico ya que se emplea menos tiempo y potencia, esto es debido a que el calor concentrado dentro de la bolsa es mayor que el exterior, y los resultados de verdad que son sorprendentes muy cercanos al de un asado normal. En aquel post os contamos las ventajas e inconvenientes bajo nuestro punto de vista.


Por último, e independientemente de las bolsas, esta receta es ideal cuando sobra pollo asado de alguna comida anterior y queremos aprovecharlo de una forma diferente. Os adelantamos que esta carne aporta un sabor buenísimo al bocado.


Pues vamos allá, para 4-5 personas necesitaremos 1/2 pollo fresco, 150gr de setas variadas, 6-7 tomates rojos, 1 cebolleta hermosa, 1/2 pimiento morrón, 1 caja de 25 placas de canelones, pasas, piñones, harina floja, 1/2 vaso vino blanco, 1 litro de leche entera, nuez moscada, sal, pimienta, AOVE y agua. Para asar el pollo 1 casco de cebolla, 2 hojitas de laurel , algo más de vino blanco y 1-3 dientes de ajo. ¿Fácil verdad?. La longaniza perdonadnos pero se nos coló en la foto, aunque si queréis echarla al relleno pues mira, un ejemplo de las posibilidades infinitas del mundo del canelón.


Lo primero será preparar la bandeja de horno dónde va a ir recostada la bolsa con el pollo, y por supuesto ir encendiendo el horno a 200º. En las especificaciones de las bolsitas viene que no es recomendable el uso continuado de una temperatura superior a 200º, así que bajarlo en cuanto metamos el pollo a 180º. En la bolsa meter lo que gustéis, nosotros optamos por media cebolla en trozos, algo de laurel y algunos ajos golpeados.


Depositamos encima el pollo ya salpimentado y bronceado de aceite de oliva, y echamos si queréis un poco de vino y cerramos la bolsa con unos cinturones metálicos en forma de tiras que vienen en el interior de la caja. Abrochamos la bolsa en su extremo, cortamos el exceso de bolsa que sobresale del hatillo con unas tijeras, lo pinchamos sólo por arriba con un palillo de dientes en varios sitios y lo metemos en el horno.


Mientras se asa vamos avanzando la receta. Rallamos el tomate, y preparamos las viandas según veis, es decir, la cebolla en juliana y el pimiento en tiras. El resto tal cuál.


Como vamos hacer un pochado meticuloso de la verdura, echaremos todo junto, con un poco de aceite de oliva, sal y pimienta, bueno, y parte del total de las setas, pero eso como gustéis, nosotros las echamos pasados unos minutos.


Freímos aparte el tomate con un poco de sal y pimienta (como siempre), y si se quiere una pizca de azúcar.


Echaremos ahora esa parte de las setillas que os hemos comentado, el caso era acabarlas. Estas setas de cultivo son shiitake, champiñón, seta de chopo etc.


La otra parte de las setas, a la batidora, van a ser el aderezo de la bechamel.


Cuando el sofrito tenga este aspecto...


Echaremos el vino.


El tomate después de una media hora, ya estará listo.


Ahora os dejamos una instantánea del pollo asándose, creemos recordar que este aspecto lo tenía pasados 3/4 de hora. ¿Veis qué color va cogiendo? además la bandeja limpia. ¡Ah! y cuando saquéis el pollo del horno no apaguéis el mismo, bajarlo de potencia que luego van los canelones.


Una vez hecho el sofrito, probaremos de sal y reservaremos.


Una vez libres del sofrito, y en la misma sartén vamos con la bechamel. Echaremos un chorro de aceite de oliva en la sartén y echaremos el puré de setas.


Cuando haya cambiado de color, es decir, la carne de setas quede ligeramente tostada, echaremos la harina. Para esta fuente de canelones echamos dos cucharadas soperas bien colmadas.


Vamos ligando el roux como siempre que hacéis una bechamel en casa.


Mirar, el pollo una vez asado lo sacamos de su bolsa, y tatachán, listo y dorado. Lo dejaremos enfriar para sacar posteriormente su carne.


Así quedaría una vez descarnado. Por supuesto el jugo lo guardamos... sí, sí, lo que habéis oído, en la bolsa también se guarda la salsa.


Ahora, trinchamos el pollo muy menudo con unas tijeras que siempre queda mejor.


Y lo mezclamos con el sofrito que teníamos reservado.


Le añadimos 3-4 cucharadas de la bechamel que estamos haciendo y mezclamos bien (debe de quedar jugoso).


La bechamel sobrante la reservamos y vamos a cocer las placas de canelón, ya sabéis, en agua hirviendo con sal o si podéis, caldo de ave. Echarlas una a una, y con una diferencia de 3 segundos.


Una vez cocidas, ya tenemos todo listo para montar los canelones.


Vamos con el montaje. Lo primero será elegir una buena fuente o cazuela dónde nos quepan todos y extender el tomate frito.


Vamos enrollando los canelones, muy fácil, mirar las fotos por si alguno nunca lo ha hecho.


Los colocamos en la fuente y siempre con la apertura del canelón hacia arriba. Alguno quedó poca abajo porque se nos rompió un poco, y es verdad que al final quedaron un poco prietos, pero vamos, no pasa nada.


Inundamos de bechamel todo el preparado, ideal si ésta queda algo líquida. Y nada, subimos el horno a 180º y los dejaremos a 30 minutos o hasta que doren.


Perdonad la presencia del gratinado, pero pusimos sin querer horno+ventilación. El caso es que ya estaban listos.


Ojalá os haya gustado.

Salud y muy buen fin de semana.

Print Friendly and PDF

29 comentarios:

  1. Joer, si que me han gustado. El pollo asado y las setas dan mucho juego. Además los canelones me encantan.

    Por otro lado, esos platos improvisados resultan estar de muerte. Yo publiqué unas pajaritas con gulas y berenjenas hechas con sobras y resultaron estar de diez. Te secundo en la de las bolsas de asar del Mercadona. Son un invento sensacional. Al horno o al micro tienen mil aplicaciones. Las patatas asadas en el microondas en 10 minutos son una pasada con esas bolsas.

    Pos na, que buen finde a todos.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Acabo de meter un pollo al horno para comer hoy y ya estoy deseando que sobre para poder probar estos canelones... deliciosos.
    Me encanta como haces los sofritos, las salsas, las mezclas... todo.Eres tan organizado!!! Has conseguido una mezcla estupenda, pollo, setas, bechamel... me gusta todo!!!

    Y con las bolsas de horno tienes razón, no las valoramos. Yo se de una, que estaría encantada si yo las usara más a menudo. Dejo siempre el horno hecho una pena.... hoy mismo he llegado tarde, y el pollo está a sus anchas en el horno, poniendo todo perdido...y lo peor es que tengo las bolsas compradas...
    Y por cierto, pronto os voy a hablar de ese papel, pero en rollo, que es el que usé en la tarta de queso, y la verdad es que es un invento, sirve para mil cosas...el poblema es que resulta muy caro.
    Y muchísimas gracias por tus palabras de ayer, fuiste muy amable con todas. Esperamos que todo esto llegue muy lejos... a veremos.
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  4. Vaya tela!
    Me imagino cómo estaría. Gracias de nuevo, nunca me cansaré de repetirlo por los pasos a paso!
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Hola Carlos,
    fantástica receta, ya sabes que yo soy una entusiasta de la cocina de nevera, o de fondo de armario, o como la queramos llamar. De la improvisación salen genialidades como ésta. La bechamel de setas me parece soberbia, tengo que probarlo ipso facto.
    Lo de las bolsas es un inventazo, yo soy super partidaria, no tengo horno pirolítico así que toda ayuda para ensuciar menos es bienvenida. Y qué decir del papel de horno, como dice Begoña es caro pero yo lo gasto por toneladas y me compensa, el resultado cuando horneas tartas, pasteles o galletas es espectacular, nada se pega, y después las bandejas y los moldes quedan impecables.
    Gracias por compartir esta receta estupenda, un abrazo y buen finde.

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué buena idea la bechamel con setas para los canelones! Yo también hago unos canelones con pollo, no tan elaborados, y la próxima vez van con besamel de setas (puede que este finde porque tengo restos de pollo en la nevera). Acabo de descubrir hace poco las bolsas para asar y me parecen el invento del siglo. No se mancha nada y todo sale buenísimo. Gracias.

    ResponderEliminar
  7. Si es cierto que esas bolsas son una grandísima ayuda para la cocina, pues asan genial y además no hay que limpiar despues el horno, que es lo mas engorroso que puede haber

    Me ha llamado la atención lo de las setas, pero estoy segura que el sabor que le aportan es fantástico y te copiaré la receta para llevarla a cabo

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Que curioso lo de la bolsa esta, viendo el anuncio no me quedaba muy claro su utilidad, pero me voy convenciendo.

    En cuanto la receta es muy buena si asas el pollo con ese proposito, pero me parece fantastica como para aprovechar sobras de pollo asado. ummm

    ResponderEliminar
  9. me parece una idea estupenda lo de la bolsa, no había leído vuestro otro post, y me parece algo genial, y que hay que probar, por supuesto.

    y qué decir de los canelones, qué relleno más bueno, me parece genial, y lo probaré, desde luego, porque tiene que estar genial.

    feliz finde para todos, y gracias como siempre por ese paso a paso de vuestras recetas, que parece mágico, y el tiempo que le dedicáis al blog, y a compartir.

    abrazos variossss

    ResponderEliminar
  10. Nunca he usado las bolsas de asar, pero me están dando unas ganas de acercarme al Mercadona para asar medio pollo que tengo en el congelador...
    Desde luego, los canelones toenen una pinta buenísima, con ese pedazo de sofrito y esa bechamel de setas tan sugerente. Fantástico.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  11. Bueno pues menuda idea más buena me has dado a mi que la carne picada me provoca escalofríos.... así las lasañas y canelones sólo se me ocurría hasta ahora hacerlas de atún o vegetales.... menudo relleno de lujo.

    Por cierto que he estado esta semana tan liada que me he perdido el salmón al papillote... tenía mogollón de ganas de una receta así porque me viene estupenda, tanto para la dieta como para el tema del colesterol, así que anotado queda... estoy deseando intentarlo.

    Un besote.

    Laura.

    ResponderEliminar
  12. tu explicacion del paso a paso es excelente, y los canelones tienen una pintaincreible, te felicito, besitos desde londres

    ResponderEliminar
  13. Como siempre "chapeau" por el paso a paso...me comía el sofrito a cucharadas...que ricos!!!
    muchos besos

    ResponderEliminar
  14. Me tienes babeando delante del ordenador!
    Soy un desastre compre las bolsas hace meses y sólo las he usado una vez.
    Estos canelones son impresionantes, que vivan las recetas de aprovechamiento que dan platos como éste. La bechamel de setas me ha enamorado.

    Bicos

    ResponderEliminar
  15. Acabo de comer Carlos y fijate tu por donde, viendo esta receta, me ha vuelto a entrar hambre!

    Viendo el paso a paso no creo que os sobresen muchos canelones,¿o me equivoco?

    Un saludo...

    ResponderEliminar
  16. Esto de hacer canalones da un poco de trabajo pero es un triunfo seguro. Quería preguntarte por el tipo de pasta que has usado, porque de la imagen uno tiene la impresión que es del tipo rápido. Ya sabes que tratando de pasta, tanto monta, monta tanto las placas como el relleno.
    Saludos,

    Cuchillero

    ResponderEliminar
  17. Pues yo estos canelones no me los pierdo este fin de samano los hago porque tienen que estas riquisimos,primero tengo que comprar las bolsas para asar el pollo no las he usado nunca un saludo

    ResponderEliminar
  18. Tenemos tanto en común a la hora de cocinar, que podría decir que esos canelones se han hecho en mi cocina, jajaa.

    Yo también uso mucho las bolsas, y también hago mis caldos caseros como el tuyo.

    Y también soy muy amigo del tomate casero y de las recetas de aprovechamiento...

    por eso he disfrutado con este preparado tan estupendo.

    Canelones... (Se me están antojando para el cumple, quién sabe)

    Abrazo

    ResponderEliminar
  19. No conocía las bolsas de asado, me gustan y me van a dar mucho juego. Me gustaron las setas con los canelones.

    ResponderEliminar
  20. Hola Carlos, tu blog es uno de los mas populares y ahora parte de Lo Mejor de Club Comida.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  21. Os habeis pasado!
    Que delicia por favor, que rico!! De sobras?? De restaurante de 5 tenedores!! Me ha encantado. Las bolsas las tengo, aunque no tenía muy claro como usarlas, gracias!
    Y gracias por el paso a paso, genial.
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Gracias a todos por vuestros comentarios.

    Begoña: deseando estamos de que nos cuentes cosas sobre ese rollo de plástico de horno para asar, creo que se lo vimos a Apicius hace tiempo. Es el que os decimos que se usa en hostelería (creo).

    Cuchillero: canelones precocinados del Mercadona, limpieza de nevera... y de fondo de armario.

    Ben: ¡Qué sorpresa!, nos alegramos mucho que le guste a la gente, nuestra cocina es muy modesta y nos sorprende al igual que nos honra.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Bueno, está bien, pero quizás te valdría la pena no tener en tu fondo de despensa placas de canalones de ese tipo porque la diferencia es verdaderamente importante. Sé que algún día te atreverás con els canalons de Sant Esteve y entonces es cuando de verdad te recomiendo utilizar placas tradicionales.

    Cuchillero

    ResponderEliminar
  24. Madre mía!, la receta nos gusta ya desde la preparación previa de 'los restos'. Lo de las bolsas para asar parece interesante. Habrá que probar urgentemente estos canelones para ver si tienen algo que envidiar a los de sant esteve que hace mi madre y si es que no, tendré que guardar el secreto para no darle un disgusto. Enhorabuena de nuevo.

    ResponderEliminar
  25. Yo suelo usar bastante esas bolsas, sobre todo para hacer las papas con ssu cebollitas y pimientos. Quedan genial como acompañante de pescados y carnes y se hacen rapidísimo.
    Tus canelones... estupendísimos!.
    Un besote

    ResponderEliminar
  26. Acabo de hacer los canelones con los restos de pollo asado de la nevera y la bechamel con setas. ¡Es increible el punto de sabor que la dan las setas y lo que han mejorado mis canelones con ellas! Un millón de gracias.

    ResponderEliminar
  27. Arriety, nos alegra muchísimo que te hayan gustado. Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. Un 10, un 10, un 10...
    Vaia receta de categoría!! Es larga pero es que se ve deliciosamente perfecta!!!!
    Bien por los dos otra vez!
    Bicos!

    ResponderEliminar
  29. Carlos, geniales estos canelones, absolutamente geniales. Creo que son tus fotos, o el paso a paso, pero siempre acabo casi saboreando lo que cocinas :-) Además, me consta que tenían que estar muy buenos.

    Me ha encantando lo que has hecho con las setas, todo en general me ha parecido delicioso, me ha recordado a aquellos ravioli caseros que hice de sobras, no sé si te acordarás, que casualmente también eran de restos de pollo asado, solo que la salsa la hice con las setas enteras y tal como lo has hecho tu me parece más acertado. Tomo nota para la próxima vez! :-)

    y si me permites, yo te iba a preguntar los mismo que he visto después ya te había preguntado Cuchillero, con la misma curiosidad que yo, respecto a las placas. De entrada las he visto hasta bonitas, tan lisas y me han parecido hasta más grandes de lo habitual, pero si no he entendido mal son ya precocinadas? uhm... cachis!, debes animarte con las placas de toda la vida, su acabado es realmente insuperable, de verdad, y perdóname porque te prometo que no es que me quiera poner quisquillosa, es que me parece un buen consejo el que te ha dado, y más después de todo el trabajo que habéis hecho. Porque hacer canelones es mortal de necesidad :-)

    un besazo!

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger