29 octubre 2009

PATATAS GUISADAS CON CARNE

Aquí os dejamos uno de esos guisos tradicionales tan populares en nuestra gastronomía, el estofado de carne, patatas guisadas con carne o guisaíllo. Un guiso que en mi casa se ha hecho hasta la saciedad y que con los años se ha convertido en un plato estrella dentro de la gran variedad de comidas sencillas hechas entre semana. Todavía recuerdo cuando mi abuela, y luego mi madre, lo servían como plato único junto con una buena ensalada de lechuga o escarola. Qué bueno era llegar a casa después del cole y encontrarte un plato de cuchara así. Supongo que vosotros también habréis disfrutado del mismo en vuestras casas, y es curioso, pero no es tan frecuente verlo en menús del día de restaurantes o mesones como por ejemplo se ven las famosas patatas guisadas con costillas y que ya en otro post os mostramos. Muchas similitudes tiene con el calderillo bejarano, pero no es igual, es más fácil. Pues os vamos animar hacer este guiso porque es un plato sencillo, nutritivo de sabor excepcional, y para nosotros, con una carga sentimental enorme.


El único misterio de este plato es lógicamente la calidad de los ingredientes. Nosotros utilizamos para esta vez una ternera que no resultó ser la mejor que hayamos comprado nunca, pero que más o menos dio la talla en el plato. Se trataba de ternera de la Sierra de Guadarrama, que esta vez curiosamente, no fue la ternura personificada, aunque dejó un sabor y olor deliciosos como siempre. En otras ocasiones esta carne nos ha encantado, no sabemos que es que pasó.

Esperamos de verdad que os guste, sobre todo a los que nunca lo habéis intentado. Los ingredientes son para 3-4 personas, 2 patatas medianas por persona, 350gr de carne de ternera para guisar, 1/2 pimiento, 1 cabeza de ajos, 1/2 cebolla, 1 tomate, 1 hoja de laurel, pimentón de la Vera, pimienta negra, perejil fresco, sal, un poco de fumet de ave (opcional), agua y AOVE.


Muy sencillo. Trocearemos las patatas en trozos chascados y la carne la limpiaremos de gordos y grasa.


Rehogaremos la misma en una olla a presión junto con la cabeza de ajos, y en algo de aceite de oliva (AOVE). No se os olvide salpimentarla.


Cubriremos de líquido (fumet + agua) y añadiremos algo más de sal. Taparemos la olla a presión y coceremos por 40 minutos. Al abrir el resultado será éste.


Ahora es el momento de echar las verduras troceadas en crudo, y la patata que teníamos cortada en trozos. Ya sabréis por otras veces, que podéis echar el tomate hecho aparte en frito y una vez se haya cocido la patata, ya que con el ácido del tomate la patata pierde algo de textura, pero esta vez os hemos querido enseñar como se ha hecho en mi casa este plato desde siempre, todo junto.

A todo esto, siempre que hablo de guisos o pucheros de carne con patatas, me acuerdo de un detalle curioso. Los abuelos siempre comentan que para que este tipo de platos salgan buenos es ideal usar patata vieja ya que ésta espesa el mismo. Es cierto, no os digo que no, aunque lo que creemos que espesaba sus caldos era esa cocción tan prolongada de la patata que en algunos de los guisos de antaño era por más de tres horas. Y claro, la patata vieja se deshace que da gusto y lógicamente da algo más de textura. Pero es una teoría curiosa, porque igual estamos equivocados. En fin, queríamos compartirla con vosotros.


Probaremos de nuevo de sal, subiremos el fuego y majaremos en un mortero un diente de ajo con un poco de perejil bien limpio. Una vez majado lo echaremos en el guiso.


Echaremos por último el pimentón en crudo (una cucharada rasa sopera) y a cocer de nuevo por 30 minutos (en olla a presión 10 minutos). A veces le hemos echado algo de pimentón picante.


Listo.


¿Sencillo verdad?. Delicioso también, os lo aseguramos.


Salud.

Print Friendly and PDF

16 comentarios:

  1. Por Dios que empiece ya el otoño!!!!
    Yo quiero platos de cuchara, como este, con patatas guisadas, que me encantan, calentitos, humeantes....
    Pero a 28º seguimos comiendo gazpacho y ensalada...
    Se me están acumulando muchas recetas y cuando bajen las temperaturas...me voy a hartar.
    Me vuelven loca las patatas guisadas, ya lo sabes.
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  2. Voy volando a la cocina a por una cuchara bien grande para catar esta delicia.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Solamente leer el título de tu post, ya se me hace la boca agua pensando el maravillos plato que voy a encontrar, y la verdad es que nunca defraudas...¡Qué pinta tiene!
    Nunca he hecho así la carne guisada, así que la pongo de las primeras de la lista para probarla.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Sí señor, lo que mi madre llama estofado, de toda la vida.
    Esos platos alegran un montón el día cuando uno viene "jarto de coles" (que decimos aquí cuando se aguantan muchas tonterías) en la oficina y se sienta a la mesa. Eso calentito es la mejor terapia antistress.
    Besitos sin gluten.

    ResponderEliminar
  5. Así me gusta a mi la cocina... sencilla y con los platos de siempre, pero tan bien cocinados como los tuyos

    Besos. Ana

    ResponderEliminar
  6. Es verdad lo de la patata. También mi madre las cocía durante mucho tiempo, pero mucho, seguramente para espesar. Pero oye, yo recuerdo que antes había una clase de patata para todo y ahora ....
    Estupendo guiso Carlos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Mi madre siempre hacia las patatas guisadas con costillas, estas tuyas deben estar espectaculares, me las anoto para probarlas ya que las otras al ser tan hipercaloricas, me da un poquito de reparo.
    Gracias por otra estupenda receta.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Como transportan los guisos de cuchara de nuestras madres, mmmmm..... Me estoy imaginando el tuyo, con ese majado de ajo, perejil y su pimentón de la Vera. Fantástico. Que bonitas fotos. :)

    ResponderEliminar
  9. Me vuelven loca estos platos de cuchara. No lo puedo evitar...

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Sí sí recuerdo cuando volvíamos del cole y teníamos estas patatas con carne en la mesa, aquello era una alegría, un premio, una fiesta. Pero la verdad ,en mi casa este guiso era más de fin de semana que de diario. A mí también me trae recuerdos.Lo guiso con frecuencia. He tomado nota de algunos detalles que pondré en práctica.
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  11. Voilà!!! este plato también se hacía un montón en mi casa.... y ahora momento de confesión... yo lo odiaba!!!! jajaja.... Pero te explicaré porqué Carlos, la persona que en aquel momento cocinaba en mi casa compraba carne con bastante grasa para que resultase jugosa y no se molestaba en limpiarla... así que te ibas encontrando pelotas de grasa por el medio que me daban muchísimo asco.... en aquella época también le cogí asco a todo aquello que estuviese hecho de carne picada (albóndigas, lasaña, ...) por el mismo motivo.

    Ahora me he imaginado tu plato hecho con una buena carne limpita y se me está haciendo la boca agua... vamos que de plato único y con un buen pan de bolla al lado me ponía yo las botas.....

    Una receta genial y muy bien explicada Carlos, tengo que recuperarla yo para mi casa...

    Besazos!!

    Laura.

    ResponderEliminar
  12. Tiene tan buena pinta que se me saltan las lágrimas.
    Te contaré que yo de jovencita las odiaba, como ha dicho alguien por ahí, y que pisaba todo el contenido del plato con el tenedor hasta reducirlo a puré y así me lo comía. Cuánta tontería se hace de jóvenes y cuánto cambian los gustos (en mi caso creo que a mejor)
    Saludos,

    ResponderEliminar
  13. hace poco colgue también en mi blog una receta de patatas con carne...y es que es una receta fácil y el resultado riquísimo... Pero yo trituro la verdura porque preferimos que no se vea...muy buena pinta tiene esas patatas!!!!!

    ResponderEliminar
  14. Ayyy qur rico!!Y más ahora( supuestamente) que viene el tiempo fresquito!!

    ResponderEliminar
  15. Carlos vengo de ver tu Suquet de hongos... me había perdido este delicioso plato! Tengo un corte que le va a ir muy bien y tengo todos los ingredientes. Lo haré mañana, qué antojo. Me llama la atención que se llama papas con carne y no carne con papas =)
    Y ahora voy a ver tu suquet de pescado

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Pués ahora mismo me guiso unas patatitas con carne, ya verás!!

    Gracias por la receta!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que solo podrán publicar comentarios personas registradas.

Si no estuvieras registrado en las plataformas sugeridas en el momento de publicar el comentario (openid, wordpress, blogger, livejournal, typepad, aim) puedes mandarnos un correo a por la sección de Contacto del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde facebook, google+ o twitter accediendo desde los banner de la columna de la derecha del blog.

Perdona las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger