4 jun. 2009

EL CULTIVO DE LA LECHUGA (PARTE II): DESARROLLO Y RECOGIDA

Continuando con el anterior capítulo dónde mi hermano nos mostraba cómo empezar a cultivar una lechuga de invierno, ahora os publicamos la segunda y última entrega, su desarrollo y recogida. Bueno, realmente quedaría una última entrega a esta saga, y es una alternativa de uso en cocina que no es ensalada. Por tanto en un capítulo afín os mostraremos de qué otro modo exprimir al máximo su sabor, vitaminas y sales minerales. No os lo podéis perder.


Os dejamos pues con mi hermano y su final de reportaje, esperamos os guste.

Se muestran las tarrinas una semana después. Se embalan unas pocas para plantar en terreno definitivo.


Se coge ya en el huerto un trocito de terreno y se cava, mullendo bien. Después se vierta abundante materia orgánica y se revuelve y alisa la tierra. Posteriormente se hacen hileras. Se enseña un bonito ejemplar de lechuga en una tarrina, y las raíces que tienen un vez extraídas de sus recipientes.


Se muestra una lechuguita recién puesta en tierra y el aspecto general durante el primer mes.


Se muestra el aspecto las semanas siguientes..


Fotos de las semanas previas a la recolección y la obtención de la primera lechuga de la temporada. Se muestran detalles para ver su tamaño.


Lechuga en la pila de casa. Tras coger la primera lechuga, se cogen el resto para repartir a los amigos. Estamos ya a finales de abril, justo antes de que empiecen los calores que harían que se espigasen rápidamente las lechugas


Se ven aquí las plantas cortadas y dispuestas boca abajo sobre el terreno y después de lavarlas con la manguera en la carretilla. Detalle de una partida por la mitad. Son destacables le ternura y el crujido al masticar


Nosotros en una primera prueba, la consumimos con dátiles, queso de cabra, huevos cocidos y atún claro. Regado de buen aceite de oliva y vinagre de Módena. Resultó estar exquisita.


Esperamos que os haya gustado.

Si queréis ver la receta que os proponemos, pinchar aquí.

Salud.

Print Friendly and PDF

15 comentarios:

  1. ESPECTACULAAAAARES !!!!!!!!!!!

    Qué pedazo de lechugas!!!

    Qué envidia!!!!!!

    Te lo dije, me voy a tener que comprar un terreno, aunque sea dos x dos. Pero algo tengo que hacer, porque creo que es un verdadero lujo tener tus propias lechugas. Y sobre todo si son de este calibre.
    Ya veremos....
    Dale la enhorabuena a tu hermano, es un fenómeno.

    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  2. Sólo puedo daros mi enhorabuena. Eso sí son lechugas de verdad.
    Nosotros las plantamos todos los años, no nos rendimos pero las babosas y caracoles comen más que nostros.
    Esa ensalada tenía que estar de muerte.
    un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, el mérito de todo esto es de mi hermano, todo esto le ha encantado desde siempre.

    Si por él fuera nos mostraría muchas más cosas, y nos contaría muchas más recetas de mi familia, pero mi sobrino (su nene) le roba muchísimo tiempo (como es lógico), y no puede escribir.

    Así que todo esto viene con cuentagotas, y animándole yo mucho ¡los que sois padres y madres que os vamos a contar!.

    Gracias por vuestros comentarios que supondréis que le encantan.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Por favor, por favor, por favor.

    Dile que gracias por enseñarnos a través de mercado calabajío, las cosas bien hechas!
    Óle!

    ResponderEliminar
  5. Carlos no soy muy de campo -y ya me da rabia, no creas- pero ante esto, me descubro!! y lo valoro y mucho, pensar en todo ese largo proceso para que luego podamos comernos esa lechuga que seguro estará dulce..merece la pena!! Enhorabuena a tu hermano a ti por traernoslo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Ya hacía tiempo que no veía unas lechugas tan hermosas y frescas!
    Qué lujo tener un terrenito para cultivar algunas de tus verduras, un verdadero lujo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hazte un huerto en el balcón, es una alternativa, y en teoria el resultado es similar!

      Eliminar
  7. Que color!!!!!! El resultado es increible!! ya podriais dedicaros y venderlas!! Ojalá pudiera tener un terrenito donde cultivar alguna lechuga!! Me encantaría!! Felicidades a los dos por tan buen trabajo!! Un saludo, Montse.

    ResponderEliminar
  8. Vaya lechuguitas RICAS, RICAS!!!!! y que maravilla de ensalada!!!!

    Me encanta!!!!

    La lechuga a veces me es un poco indigesta, pero cultivada en casa no tiene nada que ver, mis suegros tienen un huerto y anda que no se nota!!!
    Hoy en dia es un lujo poder disfrutar de alimentos naturales y cultivados en casa.

    Un abrazo Carlos!!!

    ResponderEliminar
  9. Estas lechugas si que se ven sanas, aquí sabes lo que comes, lo que yo daría por tener un pequeño huerto. No sabes lo que disfruto con tus reportajes, sigue así.
    Muxus

    ResponderEliminar
  10. Maravillosas las lechugas e inmejorable la explicación. Felicidades a tu hermano y a ti.

    Biquiños.

    laura.

    ResponderEliminar
  11. Pero qué envidia!!!! Esto sí que son lechugas y lo demás tonterías.
    Me ha encantado verlas crecer... aunque sea en foto. Fenomenal reportaje y las explicaciones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Mira que se nota cuando son verduras hechas con mimo y cuidandolas por los tuyos, no es lo mismo comprar una fruta o verdura que cojerlas del arbol y a comer.
    Yo tengo suerte en este caso y me abastecen todo el verano.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Que preciosas esas lechugas, y tienen que estar divinas en esa ensalada!! que envidia, quién tuviera un terrenito pequeño para culvtivar.

    Un beso

    Bea

    ResponderEliminar
  14. La lechuga tendría que estar tierna, tierna, crujiente,.. vamos que se debía de deshacer en la boca.
    Una suerte poder contar con esta maravilla cultivada en casa, no tiene nada que ver con la que se suele comprar.
    Felicidades a tu hermano!!!

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger