16 feb. 2009

RESTAURANTE PARADA BICHITOS EN ALBOLOTE (GRANADA)

Estuvimos hace un par de fines de semana visitando a nuestros amigos de Granada Gabriel y Vero, y de paso conocer algunos santuarios gastronómicos típicos de esta bellísima capital. Fue un fin de semana extraño, porque entre otras cosas nos hizo malo, nos volvimos antes por las amenazas de nieves, y además, les pillamos en medio de los preparativos de su boda que se les avecina en Mayo. Pero la verdad es que estuvimos muy a gusto en su casa, visitando sitios y tabernas pendientes. Y este restaurante, que a nuestro juicio nos pareció una de las mejores opciones que tiene Granada, para comer casero de verdad, y mirar que conocemos ya sitios en la zona. Os cuento mejor como fue, y vosotros sacar vuestras propias conclusiones. ¡Ah! el restaurante/bar no está céntrico, está en la localidad de Albolote (a las afueras) pero como por allí todo está al lado, realmente se encuentra a 10 minutos en coche desde el mismo centro de Granada.


No os esperéis un sitio de cocina moderna, fusión, o folclórica o incluso un asador, para nada. Tampoco esperéis una buena carta de vinos, o un local amplio, o la tranquilidad de poder disfrutar de una reserva y de una atención muy personalizada. No. Aquí hay que desconectar de todo, abrir la mente y disfrutar como se hacía hace 20 años, en un estrecho comedor, con cartas amplias encuadernadas y plastificadas, postres caseros y un 'por favor' a grito 'pelao' constante, aunque hay que reconocer que responden y muy rápido. Y antes esperar (no hay reservas), porque ya os adelantamos que el comedor siempre está lleno y es complicado comer así sin problemas sobre todo los fines de semana, aunque la verdad es que nosotros tuvimos suerte.

Y es que a este restaurante llamado Parada Bichitos se viene realmente a tapear, a comer raciones y a disfrutar de la compañía con una cocina casera amplia y de la verdad es que de calidad. Lo curioso del almuerzo, y como práctica habitual en la zona, es que por cada consumición que te traen te ponen tapa hasta en la mesa del comedor. Algo como o sabréis inédito en otros lugares de España y que sólo ocurre en Granada. Es que si al menos estuviéramos en la barra, lo entenderíamos, pero en una mesa de comedor y con el follón que se monta cuando se llena, me parece digno de mencionar.

Bueno, y sobre la comida. Lo teníamos claro, Gabriel nos quiso llevar a comer el famoso bacalao con tomate de Albolote porque desde hace muchos años tiene un éxito arrollador, aunque no he podido saber el tiempo que lleva el bar en activo, pero creo recordar que algo de su historia venía en su carta. En fin, que pedimos sólo raciones y sobre éstas varios comodines, porque si os somos sinceros algunas de las cosas que pedimos es lo que siempre nos apetece cuando salimos a picar algo.

Empezamos. De primero una original ensaladilla rusa, que si os somos sinceros cada vez nos hemos acostumbrado a la idea de hacerla sobre una base de puré de patatas, y por encima de ésta los ingredientes. Es curioso, pero esta forma de oficiarla se ve mucho por abajo (por el sur), se hace igual que todas las ensaladillas, pero las patatas en puré se baten junto con parte de la mayonesa, suponemos (ingenuamente) que será una forma de prepararlas que guste. A nosotros nos gusta ojo, pero a lo mejor lo hacen para que aguante más.

La mayonesa no pudimos/supimos apreciar si era con leche o hecha de bote, pero el resultado era muy aceptable, aunque hemos de reconocer que no podemos ser objetivos porque estábamos de antojo y con este plato en fin... nos pirra.


Con la bebida nos habían puesto de tapa un poco de cazón en adobo, que quizás sea uno de los mejores adobos que hayamos probado en mucho tiempo. Era crujiente, nada grasiento, jugoso por dentro y sin excesos de sal. Soberbio en definitiva, y mirar que este pescado no da para mucho, pero la verdad es que si se hace bien (como aquí) resulta un bocado delicioso. Echamos de menos eso sí la ensalada de col que ponen por la costa, pero bueno, nada importante. Esto que veis primero es la tapa, y luego la media ración que pedimos, impresionante la cantidad.


Luego cayó el flamenquín casero. No lo podemos evitar, carne de cerdo magra rebozada rellena de jamón serrano (y a veces queso), es otro de los antojos que siempre tenemos. Y mirar con qué patatas fritas nos lo pusieron, nuestra perdición. Nuestros amigos nos comentaron que lo ponían muy bueno, y no dudamos en pedirlo (estaba realmente buenísimo).

Y hablando de flamenquines recordamos haber probado los mejores hará unos 5 años en Moriles (Córdoba), cuando otros amigos nos llevaron a probarlos a un bar de similares características y con mucha fama en la zona. Recordaremos siempre que no cabían en el plato (a ver si pudiera encontrar la foto) y el sabor nos pareció único, fritos en ese maravilloso aceite de oliva que se produce por la zona, y con un poco de ensalada y de un bien recibido alli i oli. Plato único aquel digno de retener para siempre, porque nos encantó una y mil veces. Luego ya os podréis imaginar las luces y sombras del asunto, la cantidad de flamenquines chapuceros que hemos comido por ahí, y las sorpresas agradables (como ésta) que en alguna contada ocasión hemos tenido.

Bueno, pero a lo que íbamos. Nosotros no los hacemos en casa pero es que pese a lo sencillo del mismo nos encanta pedirlo por ahí y esperar ese momento. No queremos aborrecerlos.


Y por último el famoso bacalao con tomate. El bacalao no era la finura en persona, pero era un bocado gustosísimo y estaba muy bien deshalado (no era bacalao fresco). Estaba bien rebozado y no poseía ninguna espina. Pero vamos, lo mejor casi diría yo era esa capa de tomate frito cien por cien natural y de sabor dulzón que lo hacia delicioso y muy recomendable de probar. Es muy impactante para el que no esté familiarizado con el tomate frito casero, pero para el que lo está el mismo muy muy rico. Por un momento pensé que ese sabor dulzón se le atribuía al añadido sin más de un extra de azúcar, pero pudiera ser que el sabor se lo proporcionara una cebolla muy caramelizada. Aunque por otro lado no me sabía mucho a cebolla. En fin que tengo mis dudas. ¡Ah! la ración contundente y el pan obligado.


No pedimos nada más porque queríamos retrasar el postre un rato yendo después (y de nuevo) a la famosa pastelería granadina Casa Isla, famosa por sus piononos. Allí quisimos pedir algún pastel y comprar los famosos pastelillos árabes, que yo me había quedado sin probarlos en otra ocasión y que a todo esto son una maravilla para quién le guste las almendras, semillas y las frutas pasas.

Al final el plan fue una gran idea porque compramos todo para llevar, y nos los tomamos en el sillón de su casa mientras nos poníamos de nuevo el pantalón del pijama (a las 16:00h), nos tomábamos un rico casero, y veíamos diluviar mientras charlábamos de todo un poco. No sentó muy bien recargar las pilas después de una semana complicada de trabajo como la que tuvimos.


Salud.

Print Friendly and PDF

18 comentarios:

  1. Insisto : qué bien os cuidais....
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  2. Carlos, que buenos datos... A mediados de marzo iremos a conocer Granada y Sevilla con mis padres que vienen de visita... Los pasteles de la Casa Isla se ven espectaculares, también queda en las afueras de Granada?
    Todo lo que describes me parece delicioso. Nada mejor que pasar un fin de semana paseado y descubriendo nuevos destinos gastronómicos, mi panorama favorito!
    Saludos y buena semana

    ResponderEliminar
  3. Uy Carlos, que apetecible la escapada, dejo de soñar...venga a trabajar...

    ResponderEliminar
  4. Pues Granada es uno de los lugares a los que tengo muuuchas ganas de volver, y con tus datos aún mas!!, anotado queda en mi libreta de direcciones interesantes!. El bacalao con la salsa de tomate casero, qué delicia no??, y los flamenquines nunca los he probado, pero lo haré!!, además tengo la receta , cualquier dia me animo!!
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Nada como los fritos andaluces, me ha fascinado ese cazón. Todo lo que muestras me resulta muy familiar, mi madre le estrella unos huevos al bacalao con tomate y está tremendísimo. Me ha hecho gracia el nombre del bar; vaya que raciones ponen, convendría un par de hogazas de pan como las que hiciste el otro día....

    Saludos, buen lunes.
    Anna

    ResponderEliminar
  6. Memorable sin duda el bacalao del Bichillo. Soy Granadino y mas de un domingo he ido a comprar un poco de bacalao para tomarmelo en casa (lo preparan para llevar). En cuento a la salsa de tomate... después de mucho pensar y probar, unos amigos y yo hemos llegado a la conclusión de que podría contener Calabaza. Qué opinas tú?... Sin duda uno de los sitios de buena comida de Granada. Hay algunos mas por ahí... Un saludo y gracias.

    ResponderEliminar
  7. Martuki: sobre los flamenquines, te recomiendo la receta de Begoña y la de Ana.

    http://lasrecetasdemarichuylasmias.blogspot.com/2009/01/flamenquines.html

    www.recetasdemama.es/2008/10/flamenquines/

    Anna: ya te digo, pan, pan y más pan. No quedó nada.

    Anónimo: Hola, una pregunta ¿sabes algo de la historia del bar? ¿cuándo empezó? ¿quién lo lleva?Y sobre lo que comentas, pues sí, puede llevar calabaza por supuesto que puede. Es una buena idea y razonamiento.

    Un saludo a tod@s

    ResponderEliminar
  8. Bueno, bueno, que vas a hacer enfadar a muchos andaluces no gradanidos, que las tapas gratis con cerveza las sirven en más provincias. Mira que me has sacado mi vena patriótica, que yo soy de Jaén y eso es lo que más extraño en esta tierra tan bella pero tan insulsa en concepto "tapear". ¡¡¡¡¡Por favorrrr!!! :-) Ayyyy, ahora me comía yo un buen flamenquín.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  9. Que ricos platos, madreeee!!
    Aquí eso de poner tapas gratis con las bebidas, no se hace, que pena, pero por el sur, da gusto!!!

    Un besín.

    ResponderEliminar
  10. Pues la verdad que no puedo ayudarte en nada acerca de la historia del Bichitos. Oí hablar de él a trevés de una amiga la cual había oido hablar de él por medio de otra amiga y así podriamos llegar hasta media Granada. Me encantan estos locales. Van quedando pocos en Granada pero aún hay alguna joya por ahí escondida. Un saludo

    ResponderEliminar
  11. María: ¡habrá sido un shock verlo no! jejeje. No... no me refiero a Granada como único sitio de tapas gratis, para nada María. Aquí en Madrid, también hay zonas estupendas de tapas por la periferia, e incluso en algunas calles de barrios céntricos, pero vamos, que no es sólo Granada, la fama se la lleva Almería, Jaen etc.

    Lo que me llamó más la atención fue que lo sigan haciendo en un restaurante, cuando ya habíamos pedido la comida. Es curioso, pero si se lo ahorraran nadie diría nada (gente de fuera claro) y sin embargo lo hacen. Pasa lo mismo en otros muchos sitios de la provincia (y costa), y es algo peculiar.

    Yo he estado en Jaen un fin de semana hace muchos años, y es verdad que había muchas y muy variadas. Pero lo que más recuerdo de tu patria natal es esa cerveza que teníais, Alcázar de Jaen, que ahora se supone que es la cruzcampo especial, y yo no la recuerdo así (serán las neuronas que quemé con la vieja).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Carlos
    Que buenos datos, pienso viajar a España en un par de meses. ya voy a anotar en la bitacora de viaje estos 2 sitios.
    Saludos
    Polo

    ResponderEliminar
  13. El bacalao del bichitos es altamente recomendable, yo cuando puedo escaparme pa la capital me voy a degustarme con ese tomate frito excelente( creo que le meten calabaza marranera que es la dulce)

    ResponderEliminar
  14. POLO: de todas formas Polo, si vas a ir a Granda, es preferible que vayais primero a otros sitios más céntrico para que os empapéis del ambiente. Este se encuentra aislado aunque no es menos recomendable.

    Anónimo: ¿nos puedes decir que entendéis por allí por calabaza marranera?

    Un saludo a los dos

    ResponderEliminar
  15. Que homenajes os dais!!!!!! envidia sana que tengo.
    El colofón fueron estos pastelitos que buena pinta tienen!!!

    ResponderEliminar
  16. Vaya que pasteles por Dios, que delicia.
    Envidia me das;))
    Besos
    Margot

    ResponderEliminar
  17. Dolors, Margot: no os creáis que nos comimos todos!!!

    ResponderEliminar
  18. Ya sé que este post es de hace bastante tiempo, pero me ha encantado ver el bacalao del Bichitos, ya que casi siempre en cumpleaños solemos comprarlo para comer en casa, sobre todo de mis suegros. Yo creo que la salsa de tomate casera, lleva zanahoria.

    Será cuestión de probar entre la calabaza y la zanahoria un día.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger