13 ene. 2010

RESTAURANTE JOSETXU, CALIDAD Y MATERIA PRIMA

Estas navidades estuvimos celebrando la comida de trabajo en el restaurante Josetxu (Bulevar de Salvador Allende, 25) en Alcobendas (Madrid). No teníamos referencias de cómo se comía en este sitio, pero la pinta del local y la carta que pudimos ojear en la puerta nos convenció a todos. Así que no dudamos en acudir a su cocina y disfrutar de la misma, materias primas de excelente calidad, buenas preparaciones, y algunas modernas, pero sin llegar a ser nouvelle couisine. Eso era lo que en el fondo buscábamos ya que los 6 que fuimos a este sitio a comer vemos la cocina de formas muy diferentes. Os contamos pues al detalle.


Es curioso, pero al entrar pensábamos que el local era mucho mayor de lo que en verdad es, bien es cierto que no nos habíamos parado a pensar en las dimensiones reales del sitio, porque la estructura del mismo se ve claramente desde fuera (es un edificio exterior). Pero claro, un gran espejo al fondo engañaba un poco y en verdad el local era muy pequeño, así que fue algo curioso.

Antes de nada, os diremos que para las comidas de entre diario, ofrecen un menú ejecutivo de veintipico euros (no nos acordamos del precio exacto) que consiste en un primero, un segundo, vino y postre. La verdad es que el precio no está nada mal si tenemos en cuenta nuestra experiencia con la carta. Os contamos.

A

Una vez te dispones a pedir, abres la carta y te encuentras una oferta breve. A mí este tema me encanta, porque soy de los que opinamos que abarcar mucho en una cocina nunca es buena idea, pero vamos, tampoco muy breve, había unos 20 primeros (incluído dos tipos de arroces) y unos 15 segundos, quizás los segundos poco variados en las carnes. En cuanto a los precios, algunos primeros platos estaban algo inflados, ensalada verde a 16€, verduras, trigueros etc por más o menos lo mismo, huevos rotos a 19€ y lo curioso, es que vimos algunos de estos platos en otras mesas y creímos que no valían ese precio, pero ojo, tampoco los probamos. Por contra el precio de los segundos platos no era tan caro.


Mientras pedimos degustamos un aperitivo sencillo basado en queso tierno, aceitunas y colines, pero que acompañaron estupendamente a las cervezas previas.


Curiosamente la maître nos recomendó que no pidiéramos más de lo que pedimos, y no pedimos cantidad, es más, creo que fue justo. Previo a los entrantes que pedimos nos pusieron un caldo de carne en base al clásico fondo oscuro, invitación de la casa, una mezcla muy conseguida de salsa de carne (de ternera) y matices a verduras asadas. El caldito venía en un chupito, estaba muy caliente y en general sentó fenomenal, además si se hubiera servido más cantidad no hubiera estado tan bueno. Un acierto, sin duda.


Pues de las tres cosas que pedimos al centro, la primera fue las anchoas en salazón que nos recomendaron y que decían en carta que eran del Cantábrico. Si no me equivoco fuimos a comer a este restaurante a mediados de diciembre y la veda se abrió el 15 de ese mes, 4 años después del cierre de los caladeros en esa zona (mirar aquí). Así que era técnicamente imposible que fueran de allí, pero vamos, independientemente de esto las anchoas estaban excepcionales. ¿Excepcionales he dicho?, impresionantes, fabulosas, ¡guau!... sin un pelillo, en su punto de ternura y de sal, gruesas y bien presentadas ¡de 10!. Quizás las mejores que yo haya comido jamás, y mirar que habremos comido anchoas en nuestra vida, ¡muchísimas!. Pero ojo, se pagan. Cada una costaba cerca de los 2€ (12 lomos 21 euros), y las servían en un excelente aceite de oliva virgen extra, y de verdad, si os gusta esta especialidad en salmuera merece la pena probarlas.


Luego llegaron unos boletus salteados con ibérico que también estaban magníficos. La salsa era casi lo mejor, un muy buen aceite de oliva y creemos que un toque muy suave de all i oli. Llegados a este punto muchos pensamos que todo lo que habíamos pedido de la carta iba a estar formidable, y no nos equivocábamos, al final fue así.


Por último y para compartir entre todos pedimos un arroz con bogavante al centro pero en cantidad para 2 personas. Todos lo probamos, y os tengo que confesar que quizás sea también el mejor arroz con bogavante que yo me haya comido jamás. Además de que el propio arroz estaba en su punto, el sabor era suave y delicioso, para nada sabía/olía a cabeza de gambas ni sabía a sal. Sabía a buen refrito y bogavante y estaba poco coloreado de guarrerías. Lo sirvieron además muy bien troceado y calentito. Un auténtico lujazo que muchos no olvidaremos, y que os recomiendo encarecidamente si vais por este lugar. Habrá otros sitios en la capital qe lo sirvan igual o mejor, eso sin duda, pero éste está ya localizado, tiene categoría y saben prepararlo. Y a un precio razonable, 22€ persona. Además, la presentación y la cantidad la consideramos correcta. Felicitaciones al chef.


A todo esto, para la comida pedimos dos tintos jóvenes crianza del Bierzo (uva Mencía), el vino se hacía llamar Pétalos del Bierzo 2007. Un crianza bastante aceptable que nos gustó a todos y que destacaba claramente por su bouquet. Su sabor era rico, pero sin unos matices que nosotros sepamos apreciar. Ideal para acompañar con un sin fin de platos, y sin duda acompañó muy bien a las anchoas y al arroz con bogavante.


Se nos olvidaba, la carta de vinos era extensa y buena, con muchas referencias excelentes de los mejores vinos de nuestro país. De beber nos sirvieron agua mineral Evian, agua que servían en todo momento pero que traían siempre abierta. Fallo, porque eso levanta sospechas y es que además creemos que no era agua Evian. No es que tengamos algo en contra del agua de Madrid, para nada, nos supo muy buena por supuesto, pero no era mineral, ni algo gruesa, como es la Evian. No nos parece justo el cobro de 2,50€ por un litro de agua de Madrid. Y también confirmó nuestras sospechas, cuando vimos la cuenta, ya que esta botella en la calle creo que cuesta 3€ o más.


Por fin, llegaron los segundos platos y empezamos por el mío, un bacalao a la vizcaína. Un trozo de bacalao perfectamente desalado que sinceramente me encantó. La salsa era la auténtica salsa vizcaína con algunos pimientos morrones, y sólo le eché algo de menos, la guarnición. Hablaríamos de unos simples cubos de patata para acompañar este bocado, no pedía más. Así que al faltar, uno tira del pan, y al final me cargué 3-4 panecillos pequeños. Su precio 23€.


Para mí el mejor segundo plato fue sin duda el bacalao al pil-pil. Extraordinario, algo sublime. Lo pidió un compañero, y de verdad que todos coincidimos en que era una pequeña maravilla culinaria. Meloso, en su punto de sal y decorado extraordinariamente. Hacía años que yo no probaba un bacalao al pil-pil de los de verdad, y sin duda sigo pensando que es uno de los mejores platos de pescado de nuestra gastronomía. Quedaba claro que en este sitio saben trabajar el bacalao, y lo agradecemos porque fuimos dos comensales los que pedimos este pescado.


Otro comensal pidió solomillo en hojaldre con foie. Yo lo probé ligeramente, y el solomillo estaba algo seco. El micuit bueno, pero como sabemos que es un plato en el que el punto es complicado de conseguir, sinceramente no os lo vamos a recomendar.


Dos comensales pidieron el chuletón de buey Josetxu fileteado, para mi gusto poco hecho. Pero los que lo pidieron opinaron lo contrario, así que como ellos disfrutaron de lo lindo, aquí nadie ha dicho nada. El punto de la carne es muy particular, y lo que importaba era la calidad, que a la vista está que era excepcional. Lo probé y efectivamente estaba tierno y carecía de olores extraños y aguas. Me quedé con las ganas de preguntar la raza de buey, pero seguramente sería buey gallego, pero son todo conjeturas.


Otro comensal pidió la parrillada de pescado Josetxu, venían chipirones, atún rojo y rape, todos ellos excepcionales. Quizás destacó el atún, y eso que no es temporada. Riquísimo. Los demás bien hechos a la parrilla y muy frescos, regados por un buen aceite de oliva al perejil y unas hojas de espinaca roja. Probé todo, y me gustó. Su precio 26€.


Por último los postres, piña en rodajas con helado, algo de verdad que te deja un poco descolocado porque te sirven 4 rodajitas en un corte tipo carpaccio.


Una mínima tarta de queso con crema de mora. Poca cantidad pero correcta.


Y un hojaldre de tarta de manzana, no lo probé pero dijeron que fue lo mejor.


Para acabar unos cafés y tés, y unos licores invitación de la casa. Todos ellos correctos.


En definitiva Josetxu es un restaurante a tener en cuenta para disfrutar de los mejores alimentos de nuestros mercados, a un precio que aunque sea algo elevado se corresponde con lo que uno espera de una buena cocina: calidad, frescura y oficio.

Salud.

Print Friendly and PDF

8 comentarios:

  1. A pesar de algunos fallos que comentas, hay que reconocer que coisteis de miedo. Siempre te lo digo, que bien te cuidas....
    Yo a un rstaurante vasco no le voy a poner pegas, pero es verdad que a veces te llevas unas sorpresas...y vosotros habeis acertado.
    Lo que má me ha llamado la atención, el arroz con bogavante. Una pinta deliciosa.
    Y en cuanto a las anchoas, las de la marca Angelatxu, de lata redonda, no las de bote de cristal, las mejores que he comido jamás. Caras, muy caras, (+ de 30€ la lata), pero algo espectacular. Me las recomendó Mª Jose de Pasen y degusten y de verdad, que yo también he probado muchas anchoas, es una de las cosas que más me gustan, no había comido ninguna como estas. Solo las venden en una tienda de alimentación del centro de Santander, pero merecen la pena. Ya las volveremos a traer.
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  2. Por lo que veo la comida excelente en general, pero esos pequeños "fallos" como el del agua hacen que uno no salga plenamente contento.
    Pero luego uno se le olvida y solo piensa en "que bien comimos"!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Qué pinta tiene todo, me quedo con la presentación del bacalao al pil-pil, me parece excepcional, sólo la presentación eh???, pero si ya dices que al probarlo también merece la pena, genial. Desde luego lo que merece la pena es leer tus comentarios de todo, me encanta, y apunto el restaurante para darnos un homenaje gastronómico.

    bsss

    ResponderEliminar
  4. Sería imperdonable que un restaurante de nombre Josetxu no supiera guisar un bacalao o una carne como Dios manda.
    Las fotos estupendas.
    Es cierto que los postres se quedan pobres al lado del resto.
    No les debe de gustar pasearse por los blogs para coger ideas. Muchos sois auténticos artistas.

    ResponderEliminar
  5. Este restaurante que comentais es honesto en lo que sirve, al menos por lo que mostrais en las fotos. Recetas tradicionales bien ejecutatas, especialmente el bacalao que tiene un punto difícil. Las anchoas son en salazón, bien preparadas para la degustación. Al margen de pillerías aguantan en conserva mucho tiempo. La carne debe estar al punto que desea el comensal. Yo la veo muy poco hecha (blue), pero siempre tiene que esta caliente, y eso sí que es un desafío técnico en una cocina comercial. Me extrañan tus sospechas por el agua porque la empresa se juega el pellejo por el chocolate del loro. Los precios no son bajos, pero corresponden a la calidad del ingrediente. En cuanto a los postres, creo que tienes razón. Habla de un jefe de cocina cocinero que no es pastelero. Aunar amba cosas es la cuadratura del círculo en ciéncia culinaria. Pero es un pecado menor. Yo les aconsejaría tener a alguien especializado en postres para redondear la experiencia.
    Saludos,

    Cuchillero

    ResponderEliminar
  6. Acabo de descubrir tu blog y me parece muy interesante.
    Por lo que cuentas, el precio está muy bien y las fotos demuestran el buen hacer siempre de los restaurantes vascos aunque siempre se puede mejorar pero para eso están los juicios de los clientes y completar un buen equipo es siempre ir en busca de la mejora y de alcanzar objetivos más altos.
    Saludos.
    Ana

    ResponderEliminar
  7. Hola Carlos!

    Como me suscribí a tu blog, cada vez que entro aprovecho por darme una vueltecita por tus fantásticas recetas.

    Solo quería hacerte un comentario respecto al atún y a las anchoas. La costera del bonito del norte y atún, en el golfo de Vizcaya, sí que es en verano, de mayo a septiembre más o menos, porque entra en estas aguas en migración para alimentarse, pero, según lo que tengo entendido (porque a pesar de vivir en un pueblecito que se dedica a esto yo soy más de ciudad que un semáforo), en diciembre, enero y febrero, parte de la flota de bajura se dirige al mar de Alborán y al golfo de León para pescar atunes en el Mediterráneo. En el pueblecito donde vivo, son, si no tengo mal entendido, 27 los barcos que se dedican a esto.

    Las anchoas, si son en salazón, deberían tener al menos 10-18 meses, más los 10-12 que pueden tener en aceite (de conservera). Me parece justito para ser del cantábrico, pero podrían ser conservadas aquí y pescadas en Argentina, Marruecos, costa mediterranea, etc...no te habrían engañado ...del todo. :-)

    Aunque también podrían ser de l'Escala con reconocida tradición, la de salar pescados, que se remonta a la llegada de los griegos a Empúries, 25 siglos atrás. Sus anchoas son de una calidad exquisita, beneficiadas por el efecto de la tramuntana, que hace que sean las aguas más frías de todo el litoral catalán, y pescadas, también , con artes tradicionales. Lástima que no sean tan conocidas, pero a mi gusto, son mucho más finas que las cántabras.

    Perdona el rollazo, no es necesario que publiques el comentario, pero me hacía gracia explicartelo. :-)

    un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  8. Manduixa que interesante tu comentario ¡¡cómo no lo voy a publicar!!, si es de los más interesantes que he visto en un tiempo. Las anchoas de L’escala nos parecen (como a ti) soberbias, es una de las que hemos comprado en época de veda cantábrica para consumo e incluso las hemos preparado nosotros mismo para aperitivo. ¿Son mejores que las del cantábrico? Puede, ambas son extraordinarias, pero no podríamos decirte. La verdad es que tampoco es muy importante que sean de estas zonas, porque mira el post de este restaurante, serán foráneas y eran espectaculares. Vete tú a saber, igual nos hemos encerrado de mentes todo estos años y queda mucho por descubrir. Y mejor que no sean tan conocidas las e L’escala, te lo digo en serio, aquí como antaño, celosos de lo nuestro.

    Te invitamos a leas este post.

    Da gusto recibir comentarios como éste, y tu blog, magnífico, lo seguimos ojeando Lola y yo a ratos y nos chifla todo lo que haces.

    Un saludo muy grande.

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger