Sopa de cebolla francesa (versión definitiva)

Hace más de 12 años os mostrábamos cómo preparábamos en casa la clásica sopa francesa. Es cierto que era muy de andar por casa y nos dejamos varios detalles en el tintero que ahora creemos que son claves, de hecho, aunque aquella versión estaba rica, la que hoy os traemos es absolutamente deliciosa. Aquí nos adentramos en el uso de la mantequilla, en el uso del queso emmental y por supuesto un excelente fondo de ternera que ya os preparamos en aquellas patatas a la importancia con níscalos.


La sopa de cebolla  es cierto que por aquí se prepara poco, en Francia la soupe à l'oignon o gratinée à l'oignon es toda una institución, algo similar a lo que ocurre por aquí con la sopa de ajo. Pero vamos, quién la prueba comenta siempre lo mismo '¡Qué buena que está!', y es que es verdad. La conjunción de cebolla pochada, queso, mantequilla y pan, no puede salir mal aunque no sepamos hacerla. Luego cada cocinero es cierto que le añade su toque personal, como por ejemplo, vino tinto o vino generoso, en vez de blanco, cebolla muy reducida (incluso quemada) en vez de pochada, el pan frito en mantequilla en vez de tostado sin más, o con un gratinado final a conciencia, casi quemado, o en vez de gratinar ligeramente para fundir el queso.

Lo que es cierto es una delicia que no debéis de pasar por alto, y que para hacerla tenemos todo en nuestro país. ¿Qué no tenéis un fondo de ternera? pues intentad hacerlo, no os va a llevar nada y podéis tenerlo varios días antes. También podéis hacer una versión más vegetariana usando un caldo de verduras, eso sí, con un poco de champiñón. O si queréis un fondo de ave pues sin problema, no será lo mismo, pero quedará rico.

La receta que hoy os traemos la tomamos del fabuloso programa francés Les carnets de Julie, serial de cocina tradicional francesa que desde aquí os recomendamos ver. Ingredientes para 4 personas, 4 cebollas medianas, 1 litro y medio de fondo de ternera, 100 g de pan de calidad, 40 g de mantequilla, 1 cucharada rasa de harina de trigo, 1/2 vaso de vino blanco (si usáis generoso un chorrito), 100 g de queso emmental, pimienta y sal (al gusto). Tiempo de preparación 40 minutos (con el fondo de ternera ya hecho).


Para empezar pelaremos y cortaremos la cebolla en juliana, aunque ya os adelantamos que hay cocineros que la cortan en aros o picada. Ponemos la mantequilla en una cazuela y la derretimos. Echamos la cebolla con algo de sal y dejamos rehogar unos 10 minutos dando vueltas de vez en cuando. Echamos ahora la harina, la rehogamos bien, y luego el vino dejándolo reducir. Cubrimos con el fondo de ternera, que como veis recién sacado de la nevera es muy fácil desgrasarlo.


Le echamos pimienta (generosamente) y otro poco de sal, a la espera de salarlo al final. Tapamos y dejamos cocer unos 20 minutos, la cebolla tiene que cocer y dar sabor. Mientras tanto vamos rallando el queso y reservamos. Cuando haya transcurrido el tiempo de cocción, probamos de sal, y tostamos el pan. Partimos el pan trozos y los depositamos sobre la misma. Cubrimos los mismos de queso, no pasa nada porque el queso caiga a la sopa (muchos dicen que es necesario), y gratinamos ligeramente dentro del horno, nosotros no queremos el queso endurezca y/o se queme.


Listo.


Si lo dejamos reposar hasta templar, el pan absorberá la sopa y el pan quedará cremoso como una torrija, un bocado jugoso, sabroso y delicioso. ¿Se puede pedir más? ¡Tenéis qué hacerla!


Carlos Dube.

5 comentarios:

  1. Hola Carlos! Aprovecho para felicitarte estas fiestas. En casa somos unos incondicionales de esta sopa. Un par de apuntes por si pueden aportar: corto la cebolla en juliana, pero luego la parto por la mitad. Creo que así resulta más fácil de comer. Y la segunda: si al pan tostado le frotas un diente de ajo el resultado aún es mejor. Gracias por la receta y feliz entrada de año.

    ResponderEliminar
  2. Es una de mis sopas favoritas y la verdad es que la hago muy poco. La próxima vex añado ese toque de harina.

    ResponderEliminar
  3. Además de pimienta, yo le echo mostaza (a la antigua, por ejemplo) y orégano, y le da un toque delicioso. Pruébala con Gruyère, le va también genial. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Se ve deliciosa. La hare para un almuerzo con mis invitados.
    Gracias.

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook o twitter accediendo desde los iconos superiores del blog.

Toda la información referente al correo electrónico y nombre y apellidos del comentarista, está amparada por la Política de Privacidad de Blogger, propiedad de Google INC.



Perdonad las molestias.