29 ago. 2017

Docamar y su famosa salsa brava que ahora se vende

El barrio de Las Ventas ha sido el barrio de la familia de mi madre desde la tercera década del siglo pasado y ha sufrido los cambios propios de un barrio que por aquel entonces era periférico. Mis abuelos, como también era lo normal por aquel entonces, emigraron de sus respectivas poblaciones a principios del siglo pasado ya que en Madrid era donde había prosperidad y se podía ganar un jornal. Mi abuelo Elías lo hizo desde Tarancón (Cuenca) y estuvo trabajando en un extinto molino con un hermano, ya que ambos entendían de harinas y piensos. Mi abuela Modesta en cambio vino desde un pueblo de Ávila llamado Sinlabajos y cuando se casaron se instalaron de alquiler en la zona urbanizada más cercana a este barrio, en la calle Marqués de Zafra. Tras concluir la dura guerra civil volvieron al antiguo barrio de Las Ventas montando allí un colmao muy cerca del actual Mercado de Las Ventas pero como no se vendía mucho mi abuelo, al que ya llamaban 'el pajero', empezó a trabajar de maestro molinero en un molino de la calle Legazpi. El colmao empezó a crecer y empezaron a ser conocidos en la zona en los 60, ganándose la vida con esto hasta mediados de los años 70 cuando por los planes urbanísticos de la zona lo acabaron derribando.

SALSA BRAVA DOCAMAR-1

Esta es la historia resumida de mi familia materna, una historia como la de tantas otras de la zona, y es que a finales de los años 60 el barrio iba a sufrir una gran transformación y una época de esplendor por la construcción de las zonas residenciales aledañas y como os hemos comentado, la famosa M30. Tras la construcción de la autovía, más o menos hacia 1974, quedó el antiguo barrio de Las Ventas dividido en dos, por un lado la Colonia de la Fuente del Berro y el Parque de las Avenidas, ambas zonas administrativas del Distrito de Salamanca, y por otro lado Las Ventas, con las famosas construcciones de 'Las Colmenas' del Parque Calero de José Banús, y la zona del Barrio de la Concepción y Pueblo Nuevo, ambas del distrito de Ciudad Lineal. Lo curioso es que la Plaza de Toros de las Ventas ya no pertenecía a este barrio, sino que pertenecía a la Guindalera, al igual que su estación de metro, el destino quiso que así fuera. No obstante esta nueva delimitación en Las Ventas derribó cientos de corrales, vaquerías, puestos de venta y casas bajas para hacer finalmente un gran mercado y con los años un barrio lleno de vida. Mis abuelos se llevaron de allí muchos amigos y conocidos de entonces, sobre todo del actual mercado de Las Ventas, llegando a ser en su día una gran familia.


Docamar no se mostró ajeno a este gran cambio, aunque su concepción no fue ni en esta zona ni en esta época ni con ese nombre, fue un bar llamado Donato sito en pleno barrio de Argüelles, zona clásica del vermú de por aquel entonces. No fue hasta los años 60 cuando cerraron ese local y se instalaron en la Plaza de La Quintana constatando el buen momento que se vivía en esta zona periférica por aquel entonces, barrio de donde era la familia.

Fotos del Docamar
Foto del bar Donato, antesala de lo que luego fue Docamar
En la foto padre e hijo, Donato y Jesús. Foto extraída de Pinterest

Pese a que en aquellos primeros años en Argüelles el bar tuviera su éxito siendo un café-cervecería, en su nueva ubicación se reconvirtió en un sitio donde se servía lo mismo pero también comidas, entre ellas un manjar tan excelso como es el de unas picantes patatas bravas, uno de los platos sin duda predilectos por los madrileños.

Fotos del Docamar
Donato Cabrera, fundador del bar homónimo 
que acabó convirtiéndose en Docamar en 1963. Foto extraída de Pinterest

Muchos no lo saben pero Docamar no es un nombre de una zona costera, ni hace alusión a una marisquería como he oído en alguna ocasión, viene de las primeras sílabas de Donato Cabrera Martínez, el abuelo y mentor del actual 'Docamar', aunque una vez en la Plaza de La Quintana lo regentó su hijo Jesús Cabrera que fue quién popularizó las bravas como las mejores bravas de Madrid desde 1963 a 1996. Ahora el bar lo regenta el nieto Raúl Cabrera y desde entonces las cosas han cambiado un poco.

Fotos del Docamar
Construcción del local en la Plaza de la Quintana donde se encuentra 
la ubicación original junto a otros locales. Foto extraída de Pinterest


Pues os traemos una buena noticia, desde hace un tiempo venden su salsa en su propio local, una salsa que hasta hace unos años guardaban celosamente en la barra de este bar siendo su receta el santo grial del 'bravismo'. Con los años pensarían venderla y así han hecho, así que si tenéis compañeros de trabajo o amigos que vivan por la zona, podéis decirles que os la compren porque no os vais a arrepentir. Con los años hemos deducido que la salsa no parece tener mucho misterio, como las cosas buenas de la vida. Tomate lleva poco, pimentón picante es el gran matiz, luego cebolla, ajo, una base de caldo de carne y jamón y algo de harina para espesar el caldo. Nosotros compramos los botes pequeños que venden a 1,50€ ya que un bote de estos da para una ración para  4 personas, pero puedes llevarte la botella grande tipo 'DYC' por unos 9€, algo que no vemos necesario a no ser que vayáis a  hacer muchas patatas bravas, es cierto que la salsa se puede congelar y sale algo mejor de precio, pero no mucho mejor.

Luego, claro está, hay que elegir una buena patata, y para ello la variedad agria es la mejor y es la que usan ellos con total seguridad. Esta patata ya se puede encontrar en muchos sitios. La preparación sólo consiste en pelar las patatas, cortarlas en trozos gruesos, aunque de bocado, y freírlas en aceite. Nosotros usamos aceite virgen extra pero allí usarán refinado.

SALSA BRAVA DOCAMAR-2

Al ser patata agria ya os hemos dicho en alguna ocasión que da igual como tratéis la patata en la fritura, es decir, da igual si la echas en aceite humeante, frío, escaso, abundante, la frías 2 veces, 3, 4, siempre saldrá perfecta clarita por fuera (no tiene apenas azúcares), muy crujiente y seca por dentro, importante.

SALSA BRAVA DOCAMAR-3

Aquí en plena fritura.

SALSA BRAVA DOCAMAR-4

Al sacarlas echamos la sal y luego la salsa del tiempo.

SALSA BRAVA DOCAMAR-5

Maravillosas, exactamente como en el local.

SALSA BRAVA DOCAMAR-7

Salud.

Print Friendly and PDF

5 comentarios:

  1. Ay el Docamar, qué recuerdos y qué patatas bravas tan ricas......

    ResponderEliminar
  2. Me estás creando una necesidad.....Bueno dos. Por un lado comer unas buenas bravas y por otro lado encontrar esa variedad de patatas porque....anda que no son malas las patatas que compro últimamente....
    Como siempre, gracias por todo lo que nos aportas.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante la historia del Docamar y del Barrio de la Concepción. Gran sitio para tapear, por cierto.

    ResponderEliminar
  4. MUy interesante, ameno y bien documentado.
    Y te lo dice uno que vice al lado.
    ;-)
    Por cierto... la salsa me sale muy buena.
    ;-)))

    ResponderEliminar
  5. Genial noticia, me pilla relativamente cerca, a la que vaya a tomar unas raciones seguro que compro salsa porque es un vicio. Gracias!

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger