25 ene. 2013

Pissaladière, la pizza provenzal

Descubrimos la pissaladière hace un año más o menos cuando investigamos aquella ensalada Niçoise que os mostramos, y la verdad, estamos muy contentos con estos dos hallazgos porque ambas recetas han resultado ser deliciosas, cada una en su contexto. La pissaladière, pissaladiera o tarta nizarda, es una elaboración originaria de Niza en Francia la cuál, como os podréis imaginar, ha sufrido muchos cambios desde su origen, para que os hagáis una idea parece ser que surgió un poco antes del siglo XIX. Hoy por hoy es muy popular servirla como una especie de pizza o coca, similar a las preparaciones italianas o españolas, pero que la cuál no lleva tomate en su base además de algún que otro detalle. Esa es la hoy os traemos, aunque reconocemos que es injusto que los turistas que visitan la zona la tachen como 'copia' de la pizza italiana cuando originariamente esta preparación no se degustaba así.

PISSALADIERE-18

Y os preguntaréis, ¿cómo era la pissaladière en su origen?. Pues bastante diferente. El nombre deriva de la palabra pissala, que al parecer significa en el dialecto nizardo 'salazón de pescado', y que poco tiene que ver con la pizza a la que estamos acostumbrados. El pissalat, preparación que se hacía con pissala de anchoas o sardinas (aún se discute cuál), consistía en una pasta densa hecha con las mismas, junto con algo de ajo, aceite y abundantes especias. Esta pasta se servía sobre pan y en seguida se convirtió en una preparación muy popular, trascendiendo hasta nuestros días. Otra cosa es que de ahí derivara a lo que hoy por hoy se vende como pissaladière, y no pissaladière niçoise apostando por una presentación con una base muy parecida a la pizza, mucho más aceptada y con añadidos modernos como la cebolla o las olivas.


Nos ha gustado mucho la preparación, sólo reseñar que la próxima vez que la hagamos pondremos las anchoas un poco antes de sacarla del horno para que éstas queden algo más jugosas, pero por otro lado es cierto que a lo mejor la masa se impregna menos del sabor de las mismas, entonces se nos ocurre engrasas la cebolla en su pochado con su aceite. No obstante está buenísima así, y deberías de probarla.

Vamos con la receta para una pissaladière para 2-3 personas, para la masa 250gr de harina panadera, 125gr de agua, 1 c/s de aceite de oliva virgen extra, 1 c/c de sal, una pizca de azúcar (opcional) y 2,5gr de levadura liofilizada u 7,5gr de levadura fresca (c/s: cucharada sopera, c/c: cucharada de café). Para el relleno o topping, 1 kilo de cebollas, 2 dientes de ajo, una pizca de sal, pimienta, 1 hoja de laurel (usamos 2 pequeñas), tomillo en polvo, orégano (se pueden emplear más especias si se desea) y aceite de oliva virgen extra. Para decorar anchoas en conserva y aceitunas negras.


Vamos con la masa. Mezclamos los ingredientes en un vaso batidor o sobre la encimera. Nosotros volvimos a usar la Kitchen Aid.


Mientras preparamos la masa, vamos estofando la cebolla en trocitos o en juliana, como os guste más en una sartén con un poco de aceite de oliva. Vamos a oscurecerla un poco con las especias y una pizca mínima de sal.


La masa la tuvimos 15 minutos amasando en la máquina, quedo ligeramente pegajosa pero bien integrada. Luego la dejaremos reposar unos 20 minutos y volveremos a amasar ya en la encimera un par de minutos. Hay que repetir este paso hasta que el gluten se desarrolle un poco, es decir, al estirar un pedazo la masa ésta no se resquebraje enseguida. Podéis usar un poco de harina para las manos.

Si la hacéis en encimera sólo hay que tener paciencia al principio ya que poco manejable, después mucho mejor. La dejaremos finalmente en el recipiente cubierta por papel film y a crecer 1 hora más o menos.


Mientras tanto la cebolla sigue su curso, a la media hora éste es su aspecto.


A los 40 minutos lista.


Con la masa también lista, la colocamos sobre la encimera y la amasamos un poco más con más harina.


Le daremos forma rectangular, tened cuidado que no sobrepase el recipiente de horno que utilicéis, aprovechad bien la masa haciéndola gordita. Si aun así os sobra masa la podéis reunirla en una bolita y hacer (por ejemplo) un mini-pan además justo en el mismo momento del horneo de la pissaladière...


Una vez esté la masa extendida la cubriremos de cebolla, distribuirla bien.


Y las anchoas, muy buenas éstas de esta marca Del Reino.


Distribuirlas en rejilla todo lo bien que podáis porque con este bote que veis nos quedamos incluso cortos. Una vez dispuestas, y justo antes de meterlas al horno, pintarlas con más aceite de oliva por encima.


Ahora incluiremos las aceitunas, ésta por la mitad, y al horno. Lo tuvimos a 200º durante 30 minutos o hasta que vimos que la superficie quedaba bien dorado. Quedaría mejor si disponéis de una piedra o placa debajo a la misma temperatura que el horno.


Lista.


Aquí un poquito mas cerca.... ¡zas!.


Esperemos que os haya gustado y feliz fin de semana.

Salud.

Print Friendly and PDF

40 comentarios:

  1. Como estoy obsesionada con las anchoas, creo que no tardaré mucho en hacer esta receta tan fabulosa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Esto es mas que interesante...sin tomate y con esa cantidad de cebolla y anchoas, es que tiene que estar de miedo...

    ResponderEliminar
  3. Ummm, sin palabras me he quedado.....se me hace la boca agua.....
    Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Ufff desde luego tiene una pintaza soberbia Carlos.
    Me lo apunto!!!
    Buen fin de semana ;)

    ResponderEliminar
  5. Me he quedado sin habla, desconocía este plato, y realmente me ha encantado por su toque de anchoas y la cebolla, y al ser más suave que la pizza me parece deliciosa.
    Un saludo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. Por favor, qué pintaca! Y yo sin hacerla aún, no tengo perdón.

    ResponderEliminar
  7. No conocía esta maravilla, pero es fantástica. Besos

    ResponderEliminar
  8. Me encantan las anchoas, perfecta!! Un abrazo,Clara.

    ResponderEliminar
  9. Carlos estoy salivando, de verdad. La primera vez que la ví fué en un programa del Canal Cocina, en el de masas, y pense debe ser una locura. Y lo es. a ti te ha quedado perfecta y esa cebolla tiene una pinta.
    Buenísima

    ResponderEliminar
  10. Para mi esta pizza es una delicia, tengo la suerte de que el charrúa me la prepara siempre, me encanta, esa mezcla de la cebolla caramelizada, las aceitunas y las anchoas....mmmh, imperdible.
    Besos!

    ResponderEliminar
  11. No puedo! no puedo! no puedo!!
    Juer! que estoy a dieta!!
    No voy casi a ningún blog porque me deshidrato de babear! jaja
    No es justo......
    Qué cosa más buena! En cuanto acabe con la dieta, ya sé qué va a ser lo primero que coma!!!
    Feliz finde!

    ResponderEliminar
  12. Esta simplesmente fantástica.
    Gostei muito.
    bjs

    ResponderEliminar
  13. Las anchoas me vuelven loca, es cierto que recuerda más a las cocas mediterraneas que a las pizzas por la ausencia del queso y tomate, casi más ligera y más sana. No me voy a quedar con las ganas de hacerla desde luego. Una auténtica delicia!

    ResponderEliminar
  14. Jajaja, tengo un libro de cocina francesa que me regaló una buena amiga, francesa, y tengo esta receta en pendientes desde hace un montón. Lo único que a bote pronto me suena que en el libro son reposos más largos. Cuando llegue a casa la echo un vistazo; la vuestra tiene una pintaza impresionante. Buen fin de semana. Esperanza.

    ResponderEliminar
  15. Impresionante, desde luego se parece a las cocas de mi niñez en Palma, entonces no conocía las pizzas.
    Me la llevo para hacerla que seguro que nos va a encantar.
    besos

    ResponderEliminar
  16. Y yo continuo copiando estas fantásticas recetas con las que sueles deleitarnos. Lo único que necesitaré para ponerme manos a la obra será que encuentre unas anchoas dignas!! Y en cuanto las tenga, me pongo con esta maravilla de pizza, coca, o como quiera llamarle algunos!!

    Muchas gracias, Carlos, por compartir!
    Un beso,
    IDania

    ResponderEliminar
  17. Que hambre Carlos. Cuando he visto la base de masa aun cruda con esa capa de cebolla, casi me da algo. Me pido un pedacito y espero que me lo reserves. Buen fin de semana a los dos.

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  18. Carlos, yo la hago desde que vi un programa de Rick Stein cocinando por Francia. Para mi, que no me gusta el queso, es la alternativa perfecta para poder comer pizza. He reinventado (jejeje) la receta y la aplico con restos de cocido y queda fantastica también. De todas formas y de nuevo, enhorabuena por la elaboración y por el paso a paso.

    ResponderEliminar
  19. Que bien te ha quedado, esta fabulosa, y muy bien presentada.

    Besos

    ResponderEliminar
  20. ufff me ha encantado, pobre pissaladiere no entiendo como la minusvaloran, me parece impresionante la receta, enhorabuena y gracias

    ResponderEliminar
  21. Que pintaza, esta la tengo que probar pronto, se ve de lujo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  22. La verdad es que en la foto parecía una pizza normal. Yo estaría mas que dispuesta a probarla, y además queda muy bonita.
    Buen finde

    ResponderEliminar
  23. Esta receta la he hecho alguna vez en casa y desaparece como por arte de magia. Es una verdadera delicia. Lo que no sabia era su historia y me gusta mucho saber la procedencia de lo que hacemos.

    ResponderEliminar
  24. Ohhhh se ve exquisita!! seguro que estaba super crujiente ummm...otra receta a vuestra carpeta :)
    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Esta va a ser mi perdición!!!! Qué pintaza!!!
    Me vuelven loca las anchoas y todas las tartas saladas (cualquier masa con ingredientes)también. Así que esta receta pasa al nº 1 de la lista de pendientes.
    Como siempre, perfecto!!
    Un abrazo, Begoña

    ResponderEliminar
  26. Esto es todo un espectáculo ¡¡

    Ana de Recetasdemama

    ResponderEliminar
  27. Ésto si és empezar bien el fin de semana...
    Yo aquí, con mi yogur, pasando mucha envidia...
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  28. Carlos con estas recetas tan tentadoras vas a conseguir que me gusten las anchoas. No me hubiese importado probarlas aquí. Has reunido los dos ingredientes que no nos gustan en casa, a mi las anchoas y a mi marido las aceitunas negras, pero has conseguido que me resulte una pizza de lo más apetecible.
    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  29. Ya había oído hablar de este "pizza" provenzal y la verdad me sorprendió bastante. Sin duda tengo que probarla, la foto lo dice todo! Buen provecho y un saludo.

    ResponderEliminar
  30. que maravilla, te ha quedado con esas anchoas, tiene que tener un sabor delicioso, para tomarla con una cervezica fresca tiene que ser un bocado delicioso. Mil besicos

    ResponderEliminar
  31. Tengo pendiente esta receta hace muchísimo tiempo, no sabes cómo me tienta.. pero creo que acabas de darme el empujoncito que me faltaba para lanzarme a hacerla.
    Besos y buen finde ;)

    ResponderEliminar
  32. Así que sirviéndonos la tentación en bandeja, eh, Carlos. Un poquito más cerca, venga. Con esa pinta tan estupenda que tiene la pissaladiere no podías hacer mejor cosa para convencernos de hacerla que acercándonosla un poquito más, cosa que tampoco era necesaria, porque tus paso a paso resultan siempre de lo más atractivos.

    Tengo pendiente desde hace tiempo hacer esta pissaladiere, al igual que aquella que llevaba patata.

    Besos y feliz finde.

    ResponderEliminar
  33. Muy buena pinta si señor. Respecto a lo de poner las anchoas al final... seguro que queda mejor. Es como la paella, los bichos no los pones al principio para no sobrecocerlos.

    PD: Yo uso estas anchoas siempre, no fallan: http://www.casasantona.com/venta12/

    Un saludo

    ResponderEliminar
  34. Y de masa fina!!!! como me gustan, es que las otras no me desagradan pero me llenan mucho. Lo de freír la cebolla antes, lo haré en la próxima!!! Bss

    ResponderEliminar
  35. Ohhh ya tengo dos cosas apuntadas para este fin de semana, la sopa de pera y mostaza y esta maravilla, sólo una duda, cómo quedan las anchoas horneadas, a veces las encuentro demasiado saladas, gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quedan saladas, pero proponemos en el post ponerlas al final... de todas formas el bocado es tan jugoso y tan crujiente, que te puedes abstraer totalmente

      Eliminar
  36. Me encanta la Pissaladière y te ha quedado con una pinta fabulosa. Me la apunto para hacerla.
    http://misbizcochoscaseros.blogspot.com

    ResponderEliminar
  37. Muchas gracias por confiar en nuestros productos de manera desinteresada
    Contacta con nosotros por favor a través de nuestra WEB www.delreino.es
    Tenemos unas NUEVAS ANCHOAS DE PESCA TRADICIONAL DEL CANTÁBRICO BAJAS DE SAL
    que deseamos disfrutes y puedas hacer alguna rica receta para tu interesante
    BLOG.
    Un abrazo desde CONSERVAS DEL REINO
    Ismael Jiménez

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger