30 ene. 2013

Olla de San Antón en el restaurante La Estrella (Granada)

Nunca la habíamos probado la famosa Olla de San Antón y por fin este año tuvimos ocasión de probarla junto a unos amigos en un conocido restaurante en Granada, aprovechando una visita relámpago a esta preciosa ciudad. La olla de San Antón es una cazuela de legumbres, verduras y carne de cerdo que se oficia estos días con motivo de las matanzas tradicionales de estas fechas, próximas a San Antón (17 de enero). Es típica de muchas zonas de Murcia Andalucía Oriental, especialmente de la provincia de Granada, y cada localidad tiene una forma de oficiarla, incluso cada restaurante o casa.


Nuestros amigos Gabriel, Verónica y familia nos invitaron a probarla en el conocido restaurante La Estrella (Paseo de la Estrella, 2), local sito en la antigua zona de merenderos de esta localidad aledaña a Granada llamada Huétor-Vega, famosa por sus habas, chacinas y vino. Este mítico restaurante se inauguró en 1954 y desde entonces es conocido por oficiar cocina casera típica de la comarca. Normalmente nuestros amigos suelen reunirse con su familia para comer la olla en casa, pero estos últimos años salen también a comerla fuera (El Melero, Monte Vélez etc).




Al parecer yo estuve por la zona hace muchos años, cuando su aspecto distaba bastante del que ahora tiene. Y un ejemplo lo tenéis con este local el cuál se reformó posteriormente a mi supuesta visita y ahora es una grandísima estancia con muchos salones y ambientes acondicionado para eventos tales como bodas y grandes comidas de empresa, algo muy diferente al concepto de merendero que tenía. El local es muy frecuentado en plena temporada de espárragos habas, famosos en toda la comarca por su gran calidad, siendo su plato estrella las excelsas habas con jamón, aquí os dejamos esta deliciosa receta que comparte la propia asociación Regamam a la que el local pertenece.


Las jornadas de la Olla duran prácticamente todo el mes de Enero y aquí han preparado un menú especial cerrado de precio que consiste en remojón, la propia olla (puedes repetir lo que quieras), encurtidospringá y de postre sorbete de limón o piña. Salimos a unos 22€ con bebidacafé y copa que no están incluidos en el menú.


Vamos sin más demora. De primero el remojón granaíno que prepara este local, y para quién no lo sepa se trata de una ensalada de bacalao en salazón desmigado y naranja, cebolla, aceitunas, tomate y huevo.


Los encurtidos fantásticos, imprescindibles en este comida, cebolla en vinagre, guindillas verdes picantes y pepinillos.


El vino que pedimos era un Pilongo, un vino del terreno rosado, fresco, dulzón y sin aguja, muy suave al trago y con una graduación media (13,5º). Recuerda en boca al Lambrusco pero se trata de una mezcla de uvas de tipo P. Ximenez, garnacha y merlot, sin añadidos azucarados. En nuestra modesta opinión no es el más indicado para este plato, pero lo pidieron para que lo probáramos y se lo agradecemos.


Aquí el primer servicio de la olla, el puchero, ésta se componía principalmente de alubias, hinojos, michirones (habas secas), arroz y patata, todo bañado en el caldo de cocido de las partes del cerdo y la morcilla. El camarero te lo servía desde la misma cazuela.


A nuestros amigos de Granada con los que compartíamos mesa les chocó el uso de hinojo en la clásica olla de San Antón, leímos posteriormente que es un ingrediente bastante utilizado en estas ollas y es perfectamente válido su uso sobre todo porque esta olla, como tantas otras repartidas por nuestra geografía, se caracteriza por ser una olla muy abierta en cuanto a los ingredientes. De hecho el puchero de hinojos del valle de Lecrín es muy similar a este plato y en muchos casos son lo mismo (aquí la receta de nuestra amiga bloguera Helena del Valle). A nosotros desde luego nos pareció el gran punto del plato, le daba cierto carácter y un punto diferente, además por todos es sabido que cocinar con hinojo es siempre un acierto máxime ante una olla con abundante legumbre, patata y en definitiva muy contundente.

Su sabor nos recordaba un poco a la Minestrone, pero lógicamente no era lo mismo.


Para continuar la deseada pringá que consistía en tocino frescocostilla salada, espinazo, pata, panceta, rabo, oreja y morcilla de la zona (lo mejor). Todo esta bueno aunque echamos de menos algo de carne magra, y bueno, chorizo. Pero no es habitual en la olla de San Antón.


Os podréis imaginar que el montadito de tocino era obligado :).


De postre un acierto, piña natural. Pedirla, tras estos platos (o no), no os arrepentiréis nunca.


Luego una café, una copilla y paseito para bajar la comida y animar la larga sobremesa. La verdad es que nos hizo un día muy bueno, y tuvimos mucha suerte.

Y poco más, algunos querréis una receta fiable de la olla de San Antón típica de Granada ¿verdad?, pues hemos visto una que nos ha gustado mucho y que encaja con la que comimos, aquí os la dejamos. Qué la disfrutéis.

Salud.

Print Friendly and PDF

14 comentarios:

  1. Estoy encantada con tu mención, tu ya sabes que te admiro profundamente por tu rigor, por tu seriedad, por tu perfeccionismo y por tus habilidades culinarias, asi que para mi es una alegría enorme que me pongas como referencia de este plato tan típico de Graná.

    Me encanta que hayas puesto el enlace de la Olla de San Antón también porque tengo ganas de hacer una y a la gente del pueblo que pregunto cada uno la hace a su manera.
    Muchas gracias y un beso grande!!

    ResponderEliminar
  2. Carai, unos platos granadinos estupendos, garluti! Petons

    ResponderEliminar
  3. Yo he sido incapaz de probar la Olla de San Antón, pero si vienes otra vez soy capaz de probarla.

    ResponderEliminar
  4. bueno, pasé la Nochevieja en Granada y ahora veo que tendría que ir algún año después del 17 de enero también...genial el post!

    ResponderEliminar
  5. Yo no se si te llegué a comentar que aún no la he probado, y en cuanto al puchero de hinojos a mi madre le encanta, pero como es la única que lo toma en mi casa nunca lo hace ella, cada vez que una tía mía lo hace le lleva una cacerolita para ella, cuando pueda voy a decirle que lo haga, que lo prepare, que seguro que ahora que tanto cambiaron mis gustos culinarios con respecto a mi infancia, ya me gustan todos estos platos. Es curioso que a esa ensalada tampoco la conocía como remojón granadino, y es que, aún estando en la misma provincia, los nombres cambian con respecto a la costa, de hecho yo pensaba, que era una ensalada malagueña..... De nuevo aprendiendo cosas de mi tierra a través de un madrileño, ...¡qué delito!.
    P.D.: tendré en cuenta tu consejo sobre el codillo y la sopa de ajo para la próxima vez que la prepare.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Yo no la he probado nunca, la he visto en varios blogs...pero no me decidi por este plato...!!!

    ResponderEliminar
  7. Que lugar y que comida... Una delicia al cuadrado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Ay!!! que buena pinta que tiene todo, esa olla...madre mia!!!

    ResponderEliminar
  9. Me apunto ese restaurante y la receta la tengo que probar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Que curioso Carlos, mi madre hace también esa comida, pero aquí se le llama potaje de habas con pringue, porque también hay éste potaje sin pringue y son bien diferentes; a mí me encanta, la verdad es que los potajes han sido mi alimentación de infancia, jejej, antes la olla grande era muy socorrida, sobre todo porque mi padre tenía en su huerto habas y en éste tiempo el hinojo se encuentra facilmente; pero lo que mas me gusta con diferencia de éstos potajes es la pringá...ayns por qué tiene que engordar tanto? jejej

    A tener en cuenta éste restaurante granadino, aunque tengo ya varios en la cola para visitar.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  11. Me encantan estos platos!!!!! Qué bien os cuidais, cómo me alegro!!!
    Por aquí también se hacen este tipo de platos, yo publiqué hace mucho tiempo el "Potaje de Habichuelas e Hinojo", que en Nerja se prepara mucho, pero no lleva tanta "pringá".
    Este año he comido pocos potajes.... tengo que ponerle remedio rápido, que la primavera está a punto de entrar...
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  12. Nunca había oído eso de la olla de San Antón , el caldo supongo que se hace con toda la carne de cerdo, y el hinojo ,las habas y el arroz cuando se echan? Un saludo.
    www.arolasblog.wordpress.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eral!, tienes la receta justo al final del post!

      Eliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger