06 noviembre 2012

Viaje a Praga, barrio judío, castillo y Callejón del Oro (2ª parte)

Después de la primera parte de nuestro viaje a Praga, os seguimos contando cosas de nuestro pequeño periplo por la ciudad dorada. Amaneció el jueves con sol y lo primero que hicimos fue bajar a desayunar. En el desayuno había mucha más gente que el miércoles, bien es cierto que bajamos más tarde, y claro, empezamos a tener problemas con las existencias y el desayuno se convirtió en algo más caótico. Una vez en marcha nos dirigimos como imanes al centro de la ciudad, con dos días y medio por delante y siendo el cumpleaños de Antonio, uno de los integrantes del grupo, así que decidimos tomárnoslo con calma, para eso estábamos de vacaciones.

PRAGA I-90

Por el centro se veía mucha más gente, músicos en la calle, gente almorzando, miles de japoneses, ¡ambientazo! Una cosa que se nos olvidó comentaros en la pasada entrega, todo el que ve el reloj astronómico y le cuentan su historia ve como funciona y demás, olvida que esta curiosa máquina pertenece al antiguo ayuntamiento de Praga. ¿que dónde estaba el ayuntamiento?, pues estaba ahí, lo que pasa es que en durante la segunda guerra mundial fue masacrado por los alemanes casi en su totalidad quedando sólo la torre del reloj y nunca fue reconstruido (mirar una foto de antes del derribo). ¿Por qué entonces no se reconstruyó como tantos otros edificios? pues efectivamente no se hizo y se construyó en su sitio un parquecito. Pues nos contaban los guías que no se hizo porque los praguenses quieren que la gente de fuera vea el daño que se les había hecho con los bombardeos nazis durante la segunda guerra mundial. A todo esto, no olvidéis tampoco visitar la torre del reloj, se puede subir en ascensor y por poco dinero.



PRAGA I-88

Ya en el segundo día te das cuenta que esta gente de centro Europa ya está comiendo a las 12:00!! y los checos no comen cualquier cosa para almorzar, esta es la comida fuerte del día y si no mirar que jamones asados, tan típicos de allí ¡qué olor!.

PRAGA I-43

Nos adentramos por nuestra cuenta en el barrio judío, barrio que nos enseñaron por encima en el tour del día anterior. Queríamos ver el cementerio judío, la sinagoga de Pinkas y la sinagoga española. Pues bien, caminando hacia allí pasamos por la milla de oro praguense (que no Callejón del oro), la calle Parizska. Caray, que no falte de nada, decenas de tiendas de lujo y clientela de lo más. Pues bien justo detrás de este derroche, empieza el barrio judío que a nuestro juicio y a pide de calle, no tiene mucho que ver.

PRAGA I-44

Para nosotros la parte más interesante es la del cementerio judío y, aledaña al mismo, la sinagoga Pinkas, una de las más inquietantes del recorrido, es más, después de visitar esta sinagoga tomamos definitivamente la determinación de no ir al campo de concentración de Terezín,y no es porque queramos dar la espalda a la historia, es que nos parece algo demasiado estremecedor.

PRAGA I-91 PRAGA I-92

Existe una entrada combinada para visitar el Cementerio Judío y cinco de las seis sinagogas (la entrada de la sinagoga vieja-nueva se compra aparte), cuesta unos 12€ por persona (300 CZK) y vale para varios días, pero tener en cuenta que los sábados cierran. Quién quiera ver todas amortizará seguro la entrada, pero si queréis ver sólo el cementerio, lo vemos un poco caro sobre todo porque además tienes que pagar un canon (que te pueden pedir) por fotografiar, creemos que el negocio es redondísimo. El cementerio a pleno sol, y en medio de varios bloques no nos estremeció tanto como la historia que hay detrás (ya os enteraréis) o la sala de los dibujos de la sinagoga Pinkas de los niños que estuvieron en Terezín, muchos de estos dibujos están al margen de la situación y expresan momentos alegres y optimistas pese a que, como muchos sabéis, la mayoría de los niños que los pintaron tuvieron un trágico final en Auschwitz. De esta sinagoga también impacta los miles de nombres inscritos por las paredes de la misma, vamos, de los cerca de 80.000 checoslovacos asesinados durante el Holocausto, entre ellos los niños de las pinturas. Recomiendan también la visita de la sinagoga española, la más vistosa de todas con su estilo morisco.

Una vez salimos de aquí, nos tomaron el pelo en una cervecería aledaña al cementerio, nos cobraron por una cerveza más de 8€ cuando no te debrían cobrar más de 2€. Decidimos comer pronto, serían las 13:30, para posteriormente ir por la zona arbolada de los alrededores de la catedral para finalmente ver la Callejón del oro. Fuimos a otra de las cervecerías recomendadas por Josef (nuestro guía) que se llamaba U Medvídkú y quizás fuera una de las cervecerías que más nos gustó por su buena relación calidad precio.

PRAGA I-62
PRAGA I-63

Veréis que todos estos sitios son alargados y bulliciosos.

PRAGA I-48

Calmamos nuestra sed con una de las cervezas que ancestralmente se viene preparando en la República Checa, se trata de la Budweiser Budvar (podéis leer la historia en castellano aquí). No os asustéis cuando veáis la graduación de la cerveza ya que los checos utilizan un sistema distinto que no se refiere al volumen de alcohol. Por ejemplo,  la cerveza  X-BEER 33 que sirven aquí y anuncian como la cerveza más fuerte del mundo, con una graduación de 33º, tiene sólo un 12,6% en volumen de alcohol, un porcentaje nada despreciable aunque dista mucho, por ejemplo, de la escocesa Armageddon que la requetebate con 65%. El caso es que la quisimos probar y no puedo ser, o no la tenían o no nos vieron cara de 'machotes'.

PRAGA I-57

Pues la Bud checa la servían de grifo y sin pasteurizar, bastante tostada, con abundante espuma y con un gran sabor a malta (la venden en casi todas las tiendas especializadas de cervezas aquí en España). Estaba realmente buena, muy suave y entraba de lujo. Se hace desde el S.XVI y nada tiene que ver con la Budweiser americana que aquí conocemos, menudas historias hay detrás de la disputa por los derechos de venta y nombre de Bud, datan de 1880. Cervezas que a todo esto poco tienen que ver desde el punto de vista de su composición.

PRAGA I-49

Empezamos la comida con las famosas sopas de centro Europa, Praga no iba a ser menos. Yo me pedí una Domácí bramboracka s houbami (sopa de patata casera con champiñones). Riquísima, os la recomiendo.

PRAGA I-50

El resto pidió la sopa de cebolla de la casa con crutones de queso (Cibulacka se sýrovými krutony). Muy rica también.

PRAGA LA QUE FALTA III-1

Para picar y al centro unas clásicas salchichas en salsa a la cerveza tostada Oldgott, otra de las cervezas que deberíais de pedir en este sitio, de hecho, la hacen ellos mismos. El plato era Vurty na polotmavém mefiltrovaném pivu OldGott z naseho minipivovaru. No os lo vamos a recomendar, la cerveza sí. Perdonar por la calidad de la foto.

PRAGA I-51

Mi segundo plato fue el codillo o pierna de cerdo muy títpica de este país, Grilované veprové ocásky s cesnekovou a d'ábelskou omáckou. Recomendable, aunque estaréis de acuerdo con nosotros que muy abundante.

PRAGA I-52
PRAGA I-56

Lola se pidió un arroz con Beef Stroganoff hecho a la manera del chef (Svícková Stroganoff s divokou rýzí (sunka, zampióny, cognac)), desde luego, el que hicimos hace poco en casa, el cuál copiamos de un libro, estaba mucho mejor. Y sí, lo que veis a la derecha es nata montada, y no fue la última vez que lo vimos.

PRAGA I-53

Nuestros amigos pidieron unas Costillas de ternera marinadas con cerveza negra de la casa y encurtidos. Marinovaná hovezí zebra na tmavém pive Oldgott nakladané cibulky a okurky, pecivo. Estaban buenas también.

PRAGA I-54

Y, por último, un filete magro con tocineta y judías y patatas fritas que resultó estar bastante agradable y bien hecho aunque por el rabillo un poco seco. Rumpsteak s peprovou omackou, bramborové tolárky, zeleninová obloha.

PRAGA I-55

De postre compartimos un Rollo de manzana típico de la localidad de Karlstejn con crema pastelera y nata. (Karlstejnský jablkový závin se slejackou). Yo estaba ya llenísimo, así que comprenderéis que a mí no me hizo mucha gracia, pero el resto de comensales no rechistaron.

PRAGA I-59

Como os decíamos, los cafés de por allí los sirven a lo bestia, mirar el capuccino, pues el expreso también.

PRAGA I-60

Aquí otra de esas instantáneas grotescas de cuentas hechas de memoria con un amplio margen de equivocación. Recomiendan en las guías pedir la factura para empresa pero si os pasa esto, repasar la cuenta con la carta delante. Nosotros no nos cortamos un pelo y efectivamente estuvo bien (veréis que salimos a 20€ cada uno) con 2 jarras de cerveza por barba.

PRAGA I-61

A la salida pasamos por una zona comercial (calle husova) que nos gustó mucho, allí vimos los Staročeské de masa de pan especiada y azucarada que nos mostraba Sara en su blog Cuece y Amasa. No nos compramos uno porque estábamos llenísimos, pero al final de nuestra estancia los probamos.

PRAGA I-64

También la famosa figura del hombre 'colgado' de David Černý. No hemos averiguado que significa.

PRAGA I-93

Y pos supuesto la gran cultura de la absenta que hay en toda la República Checa, absenta que a todo esto probamos en su versión 70% en el bar de un amigo y que escupimos de la cantidad de alcohol que tenía. Se trata de un orujo de ajenjo y otras hierbas que puede alcanzar graduaciones suicidas de cerca del 90%. Pues en este tipo de tiendas ofrecían desde la propia bebida, pasando por cócteleschocolates y helados.

PRAGA I-65

Nos adentramos en los frondosos parques camino del Castillo, concretamente hablamosdel parque Letenské sady, justo enfrente del puente Čechův, pensamos que el paseo era un poco mejor pero no, fue bastante normal. Eso sí, te puedes hacer con algunas buenas fotos desde los miradores que te encuentras.

PRAGA I-67
PRAGA I-94

Llegamos al Castillo, dentro de cuyo recinto se encuentra la Catedral de San Vito (Chrám Svatého Víta). Por si no lo sabéis, la entrada al recinto y a  la Catedral es libre pero si uno quiere ver la capilla, altar, el panteón real, y algún que otro museo tiene que pagar unos 10€. Esta entrada bajo pago incluye también la visita al Callejón de Oro, para muchos uno de los rincones más bellos de todo Praga (además está recién reformado). Pues bien, a quién no le importe mucho adentrarse en los vericuetos de la Catedral pero sí quiera ver este Callejón lo tiene fácil, si en esta época espera a las 18:00, y aunque ya sea casi de noche, la entrada es libre. Nosotros a eso que fuimos y creemos que mereció la pena.

PRAGA I-69 PRAGA I-97 PRAGA I-68

Previo a esta visita vimos en un largo paseo la inmensa catedral por fuera, todo el castillo y las calles y recintos reales, y bueno, hay que destacar muchos rincones pero uno de los momentos que más nos impactó, a Lola el que más, fue encontrarse de repente la neogótica fachada oeste de la catedral, una fachada exuberante rumbo hacia el cielo con ese color negruzco fruto de la polución pero que un aire misterioso y cierta personalidad, de hecho éste es el castillo más grande del mundo. A mí en cambio me impacto aún más la vista trasera de la catedral, la podéis ver en la segunda foto.

PRAGA I-95 PRAGA I-96

A la bajada, fotos desde varios miradores. Creo que sabréis que el castillo de Praga es el castillo gótico más grande del mundo.

PRAGA I-70 PRAGA I-98

Y de camino al hotel ya de noche un par de sitos curiosos, una calle peatonal con semáforo (dos personas en paralelo no caben) y un Pilsner Urquell Store, como no podía ser menos (camisetas, gorras, recuerdos).

PRAGA I-71
PRAGA I-72

Pasamos por el hotel a descansar un rato, y nos fuimos a la cervecería Lókal, cervecería que conocimos en el tour de la cerveza y nos gustó mucho, por su cerveza y porque se comía de raciones a un precio más que razonable.

PRAGA I-73

Nada más entrar unos cervezones al canto mientras revisábamos la carta, como es normal. Pedimos picoteo al centro, para ello un queso frito, agradable aunque con un regusto a industrial ¿lo mejor? las patatas cocidas que venían con él, recién hechas y tiernísimas. También venía una salsa tártara para acompañar (Smažený sýr s domácí tatarskou omáčkou).

PRAGA I-74

Pedimos también un pollo a la mantequilla de especias, pensamos que iba a venir en trocitos (Filet z čerstvého kapra na kmínovém másle). Muy buen sabor.

PRAGA I-75

Quisimos un par de ensaladas, y nos decidimos por la de pollo (Salát s kuřecími prsíčky). Muy simple, demasiado, además. le faltaba aliño aunque claro, para gustos...

PRAGA I-76

Y una Ensalada de col con zanahoria y rábano picante (Zelný s křenem), muy buena.

PRAGA I-79

Yo me pedí una Sopa de repollo con crutons (Hrachovka s opečeným chlebem). Deliciosa, además advierten que no usan saborizantes industriales, de verdad, totalmente recomendable.

PRAGA I-78

Algo un poco más fuertecillo, piezas de cerdo en su jugo con repollo salteado, riquísimo, muy logrado y totalmente recomendable. Con esto pedimos patatas chips que no fotografiamos.

PRAGA I-77
PRAGA I-80

Veíamos que mucha gente pedía el Beef tartar, pero nosotros no lo hicimos. No os podemos decir por cuanto salimos porque fue una invitación, aunque ya os adelantamos que los precios de la carta eran más que razonables. Además los camareros muy majetes.

Os dejamos con las notas donde apuntaban las cervezas que tomábamos ^_^.

Ticket Praga

Al salir de allí nos fuimos a seguir tomando cervezas a un par de sitios más, uno de ellos lo elegimos por el wifi, ejem..

PRAGA I-82

Al final acabamos en un bar tomando una copa, que como veréis, se servía al libre albedrío del camarero, y que conste en acta que nos avisó, pero apetecía rebajar la cerveza ;)

PRAGA I-83

La charla fue muy amena y estuvimos hasta media noche. Luego vuelta al hotel, sinceramente, ya nos sentíamos praguenses.

PRAGA I-89


Nos quedaba sólo un día y medio, en la próxima entrada os contamos el final del viaje.

Continua en Viaje a Praga, Malá Srtana, Petřín y Catedral.

Print Friendly and PDF

25 comentarios:

  1. Que recuerdos, el cementerio me impresiono mucho.

    SAludos

    ResponderEliminar
  2. Como me gusta esta ciudad. Nosotros estuvimos hace unos 12 años y se me apetece mucho volver.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  3. estupendo vuestro viaje, tengo que ir y probar todas esas cervezas!!

    ResponderEliminar
  4. Preciosa entrada Carlos. Cómo me gustaría probar todas esas cervezas...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Ay!! Carlos!!como te dije en la primera parte... que recuerdos más buenos me has vuelto a traer!!! Me encantó toda la ciudad, y también comimos un día derechos en la plaza jamón cocido, y patatas con frankfurt, y bocadillos de salchichas tremendamente deliciosas!! Gracias y Bss

    ResponderEliminar
  6. Por donde empezar. Un millón de gracias por tu reprtaje tan bien hecho que no me hace falta ir. Fotografía y explicaciones sublimes. Gracias por transportarme a ese lugar y continua por fa

    ResponderEliminar
  7. Qué sitio tan maravilloso es Praga, estuve hace 20 años y aún me acuerdo de los nombres de los sitios en checo. Ahora veo que hay tiendas de lujo que no había entonces...

    ResponderEliminar
  8. "Yo conozco a mi madrecita Praga hasta el corazón, sí, y a mí ningún poeta me ha contado nada. Basta con crecer entre todas estas iglesias y palacios. Dios sabe que no necesitan que nadie hable por ellos, hablan por sí solos, quiero decir. Basta con que a uno le guste escuchar. ¡Oh! la de historias que saben"

    Bohemia, Praga, Rilke, que curiosamente desde Ronda (otra joyita) nos recreó con su obra.
    Es todo un placer viajar con vosotros por la vieja Europa.

    Gracias por refrescar la memoria.

    ResponderEliminar
  9. Venía con retraso a ver lo que me había perdido estos días, aunque con twitter me apaña mucho, y ya me voy viajada, y con antojo de patatas en salsa...guay

    ResponderEliminar
  10. El cementerio judío impresiona, aunque es verdad que tienen montado mucho negocio con las visitas y entradas, una de las cosas que más me gusta de esa zona es la arquitectura, hay unos edificios cubistas muy interesantes.

    La catedral de San Vito es impactacte, ¿visteis la vidriera de Mucha? es magnífica, si no ha cambiado, aquí también tienes que pagar un canon si quieres fotografiar el interior.

    Ya veo que os integrasteis bien la cultura local, nosotros lo primero que aprendimos a decir al llegar fue "pivo" (cerveza) jeje.

    Que ganas de ver la última entrega, ¿fuisteis a Carlovy Vary? totalmente recomendable, es uno de los lugares más hermosos que he visto, los edificios son impresionantes, Karlstein es también muy interesante, a nosotros nos queda pendiente de visitar Kutná Hora, tengo muchas ganas de ir.

    Bicos

    ResponderEliminar
  11. Es increible como me transportas con tu relato, todo lo que aprendo , realmente es una visita guiada por la ciudad increible, como alguien ha dicho es como haber ido. Supongo que los platos los pediriais señalando los nombre porque algunos son impronunciables... y como haces para acordarte de ellos?, los apuntas? madre mia que paciencia ... si cuando yo digo que eres un maestro es que es verdad, qué paciencia tan grande para luego hablar con rigor y poder explicarnoslo a la perfección a todos.
    Muchísimas gracias, besitos!

    ResponderEliminar
  12. ai, quants records! I quines fotos més boniques! Els menjars a Praga els recordo com molt especials... avui me'ls heu fet reviure, gràcies!!! Petons

    ResponderEliminar
  13. Que envidia, que envidia, que envidia sana me has dado. Me ha encantado el detalle con que lo has contado. que bien lo debisteis de pasar.
    Besicos

    ResponderEliminar
  14. Que te voy a decir que no sepas ya. He vuelto a viajar y soñar contigo(sanamente,con el permiso de mi tocaya)ufff me voy con ganas de una cervecita fresca....
    Saludos desde Almeria

    ResponderEliminar
  15. Voy guardando tus recorridos. tres preguntitas ¿en qué idioma os entendiais? ¿que moneda se usa allí? y sale barato el comer y beber allí. Gracias mil. Un saludo. isabel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una ciudad muy preparada para el turismo, así que hablan inglés en todas partes. La moneda oficial es la Corona Checa (CZK). Y en cuanto a la última pregunta, pues hay de todo, pero en general, a pie de calle, es más barato que aquí. Un saludo.

      Eliminar
    2. Muchísimas gracias, seguro que de aquí a que mi chaval marché a Praga te haré alguna pregunta más. Un saludo. isabel

      Eliminar
  16. Carlos, pedazo de reportaje que te ha salido madre mía... es como haber estado allí...
    ;-P
    Una maravilla!

    ResponderEliminar
  17. Cuanto he disfrutado. Estuve en Praga hace 13 años, Praga te emociona,te transporta a otros mundos. Dicen que es la ciudad de las 400 torres... Me llevaron a un restaurante de un hotel muy alto y desde alli todo iluminado me impresionó.
    Me ha llamado la atención en tu post ver tantas tiendas de firmas importantes, cuando yo estuve, apenas habia luces de neon y la mayoria de las tiendas eran todavia del Estado, con unas colas..
    Pero esas terrazas, esas cervezas y ese ambiente, igualito.

    ResponderEliminar
  18. El único mal recuerdo que tengo de Praga fue en un restaurante por culpa de la cuenta. Quisieron engañarnos y terminamos a gritos en español , en checo , en inglés...Lo demás, una delicia. ¡ Qué recuerdos....!

    ResponderEliminar
  19. Pues un capítulo también bastante interesante, desde luego que con tus post nos ahorras comprar las guías turísticas de las ciudades donde vayamos a viajar, no?. Siguen sin apetecerme, como ya te dije en el anterior capítulo, las comidas, pero no por los ingredientes, sino por la presentación, no entran por los ojos para nada: dime que hacía esa nata montada en el plato, buff. Así que ya me imagino mi futuro o futurible viaje a Praga, venga a darle a la cerveza y sin comer nada por no resultar nada apetecible para la vista, je.je.
    Por cierto, yo tampoco sería capaz de visitar un campo de concentración, sólo de pensarlo me conmuevo. Además no sé por qué los usan como atracción turísitica.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Que envidia de viaje con las ganas que tengo de ir a Praga, pero a este paso creo que me quedo con tu reportaje y me conformo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Me encanta esta crónica por capítulos, ya estoy esperando el "desenlace"! Tengo que decirte que a mí también me pareció una pasada lo de las sinagogas, un auténtico negociazo, y me molestó un poco aunque al final lo pagas y es mejor no hacerse mala sangre... es verdad que el cementerio no impacta tanto como cuando lo ves en fotos, pero si lo piensas, es impresionante. Nosotros sí decidimos ir a Terezín y es algo de lo que nos alegramos mucho. Se pasa mal, la visita es estremecedora, pero aprendimos mucho y no nos arrepentimos para nada.

    Por cierto, sobre el hombre colgado, leímos que tiene un parecido sorprendente con Freud... por qué será?

    Saludos!

    ResponderEliminar
  22. Carlos, me encantan estas crónicas y estoy deseando leer el final. Me ha gustado mucho revivir mis paseos por esas calles tan bonitas...Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Qué bien haber leído un poco más y saber sobre vuestras andanzas por tierras checas. Ya te comenté en la primera parte que hace quince años que nosotros estuvimos allí, y sin duda, si hoy volviera, por estar inmersa en este mundillo bloguero, la visita la vería desde otra perspectiva, sin descuidar, por supuesto, la turística.

    La cervecita entraba suave, eh. Nosotros descubrimos allí la Budweiser, y mira que no soy de cervezas, pero entra sin darte cuenta.

    Un beso, y feliz semana.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que solo podrán publicar comentarios personas registradas.

Si no estuvieras registrado en las plataformas sugeridas en el momento de publicar el comentario (openid, wordpress, blogger, livejournal, typepad, aim) puedes mandarnos un correo a por la sección de Contacto del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde facebook, google+ o twitter accediendo desde los banner de la columna de la derecha del blog.

Perdona las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger