29 octubre 2012

Viaje a Praga, toma de contacto y casco histórico (1ª parte)

Qué ganas teníamos de ir a Praga, nos habían hablado tan bien de ella que si había una capital Europea que queríamos visitar, era Praga. Y por fin, aprovechando la ocasión que surgió de ir con un amigos, hemos estado allí y ciertamente, hemos venido encantados. Tenemos muchas ganas de contaros lo que hicimos y empezamos hoy con nuestra llegada y toma de contacto con la capital de la República Checa y de la región de Bohemia, también conocida como la cuidad dorada, la ciudad de las cien torres o el nuevo París.

PRAGA I-16

Volamos un martes por la noche con la compañía aérea Wizz Air, una low-cost que ya probamos en nuestro pasado viaje a Budapest y de la que trajimos una opinión positiva, dentro de las limitaciones de una compañía de bajo coste. Hay que reconocer que estas compañías son una alternativa para volar a buen precio, aunque conviene que toméis algunas precauciones especialmente en lo relativo a vuestro equipaje. Aseguraros que éste se adecua a las medidas y pesos publicados por cada compañía, hemos visto como a muchos pasajeros les han hecho pagar 60€ porque su maleta medía un par de centímetros más de lo establecido, que pueden ascender a 120€ si deciden jugársela a la vuelta, más que el propio vuelo. Lo mismo ocurre con peso, el precio que cobran por cada kilo excedido es desproporcionado. Ah! y tampoco olvidéis llevar la tarjeta de embarque impresa, para no tener que pagar extras por hacerlo en el aeropuerto. En definitiva, prestad atención a la normativa de cada compañía,  no cuesta nada ser un poco previsor y que no nos amarguen el viaje.



PRAGA I-1

El viaje dura aproximadamente unas dos horas y tres cuartos. Para ir desde el aeropuerto Ruzyne de Praga a nuestro hotel habíamos contratado un transfer, es decir, un coche con con conductor. Hasta 4 personas cuesta alrededor de 20€ y os deja en la puerta del hotel. A la hora de contratar el transfer no encontramos ninguna compañía sin alguna crítica del tipo 'nos dieron plantón', de manera que acordamos el pago directo al conductor en cada trayecto y, aunque teníamos nuestras dudas, allí estaba nuestro chofer puntual, dispuesto a llevarnos raudo al hotel, tanto que todavía nos dura el efecto lifting. Pese a no hablar el mismo idioma, debió comprender que estábamos muertos de sed ;)

Si preferís optar por un taxi, andaros con ojo porque parece ser que son una de las mayores estafas que os podéis encontrar en esta ciudad, lo dicen los mismos praguenses, acordar el precio antes de montar. Nos dieron buenas referencias de la compañía AAA (los taxis amarillos), pero no hemos tenido ocasión de tomar un taxi y comprobarlo.

Lo que sí os vamos a recomendar fue el hotel donde nos alojamos, sobre todo por la ubicación, se llama The Charles un cuatro estrellas muy bien situado en el monumental barrio de Malá Strana, justo pegando al famoso Puente de Carlos, bastante insonorizado y bien equipado (wifi en todas las habitaciones con una señal buenísima). Creo que la experiencia de mucha gente que ha hecho algún circuito por allí es que los hoteles estaban alejados del centro, es mucho mejor que no sea así, y éste cumple todos los requisitos para que disfrutéis de una estancia relajada por la ciudad. Además tiene los baños reformados, la cama es muy cómoda y posee tarima. ¿Lo único malo? el desayuno, que es bastante mejorable.

PRAGA I-2
PRAGA I-3

Como llegamos al hotel pasadas las 12 de la noche nos quedamos en la habitación, no teníamos coronas checas y en recepción nos dijeron que en ninguna cervecería cercana al hotel nos iban a dejar pagar con tarjeta. Así que viendo la hora que era nos quedamos un rato en la habitación planificando el día siguiente y tomando unas cervecitas del minibar, como no, unas Pilsner Urquell.

A la mañana siguiente el desayuno, como ya os hemos dicho, muy mediocre. Además, si bajáis a última hora (cerca de las 10:00) ya no reponen y la variedad es muy escasa. Sí, tenéis zona caliente pero pequeñísima, el café malo y los zumos de juzgado de guardia. Lo único que se salvaba eran algunos panes, la carta de tés, los yogures y la fruta, que aunque escasa, era natural. Poco más. Poco que ver con el buffet de Budapest. A todo esto, que luego se nos olvida decirlo, el agua del grifo es perfectamente potable.

PRAGA I-85

Qué día tan fantástico nos hizo, además, salimos y lo primero que nos encontramos fue el susodicho Puente de Carlos sin duda uno de los sitios más bonitos de la ciudad no solo ya por su amplitud, empedrado y su aire bohemio (y eso que aún no había ni pintores, ni vendedores, ni músicos), si no por las vistas que ofrece de Praga y de su famoso río Moldava. No había nada de gente comparado con la que vimos el fin de semana, se notaba que era miércoles y temprano (sobre las 10:00).

PRAGA I-13
PRAGA I-86

La primera misión de la mañana era cambiar euros por coronas, aquí nos encontramos con otra de las estafas más populares. A nosotros nos recomendaron el Ex-Change de detrás de la Iglesia de San Nicolás, en la Ciudad Vieja de Praga, donde para un mínimo de 100€, cambian cada euro por 24,5 coronas, sin comisiones. Nos contaron que era muy común que te ofrezcan cambio por la calle y te den florines húngaros en lugar de coronas. Así que ya sabéis, ni se os ocurra cambiar a desconocidos y desde luego, jamás en sitios con nombre como éste :).

PRAGA I-4

Al adentrarse uno en la plaza de La Ciudad Vieja de Praga es como si el tiempo se parara, es una sensación tan grata encontrarte por allí que ya sólo por esto merece la pena el viaje.

La gran novedad de este viaje es que habíamos contratado previamente una visita guiada por la ciudad de la mano de una nueva empresa que está haciendo furor en gran parte de Europa (14 países), nos referimos a los Free Tours de Sandemans. Este tipo de compañía opera sin coste alguno, y sólo piden una voluntad al final del trayecto, entre medias, ahí esta el negocio, los guías te venden otros tours de pago y como son tan buenos y tan chisposos (saludos a Josef y Moises), picas, como nos pasó a nosotros, y  la verdad, merece la pena. Además los descansos de las rutas se hacen en locales concertados y la empresa de todo esto algo se llevará. Esta bien pensado. Tienen dos horarios, a las 10:45 y a las 13:45.

PRAGA I-5

El recorrido gratuito es sólo un paseo pero dura algo más de tres horas, el recorrido comprende desde la propia Plaza Vieja haciendo parada en el famosísimo Reloj Astronómico (con todos los virtuosismos de la señal horaria), paseo por la Universidad y Teatro real, la Plaza de Wenceslao, un último paseo por el Barrio Judío y aledaños de sus Sinagogaspara finalizar en Rudolfinum, sede de la Orquesta Filarmónica checa.

PRAGA LA QUE FALTA-1
PRAGA I-6
PRAGA I-7
PRAGA I-8

Una vez finalizado el tour, nos fuimos a comer algo a una de las cervecerías o pivnice que nos recomendaron los guías como auténticos sitios de culto checos. Hablamos de U Rudolfina.

PRAGA I-46
PRAGA I-47

La cervecería eran tan checa que no tenía carta en inglés, así que chapurreando con el camarero nos pusieron para comer pollo y salmón, perdonad que no os digamos los nombres de los platos. Y de beber Pilsner Urquell de barril, fantástica. Que sepáis que la Pilsner Urquell y la cerveza Gambrinus son como la Mahou y San Miguel de Madrid, las dos cervezas por excelencia de todo Praga. La Urquell es la Pilsner por excelencia a nivel mundial, luego os contamos.

PRAGA I-10
PRAGA I-9

El pollo nos encantó, tenía un rebozado como de patata y por encima queso fundente, no sé si es que teníamos mucha hambre pero para mí fue uno de los mejores platos de todo el viaje, aunque no sabemos su nombre. No hemos visto por ningún lado que sea un plato típico checo, más bien parece importado ¿alguien sabe de qué se trata?. Ya nos han contestado que se trata de bramborák, un plato originario de las cocina alemana, bohemia y austriaca (¡gracias Paula!) y que adopta otros nombres según el país (Placki, Kartoffelpuffer etc). Riquísimo.

PRAGA I-11

A otro comensal le trajeron salmón con espinacas.

PRAGA I-12

Al salir del restaurante, decidimos ir al hotel a descansar un poco y cambiarnos, y claro a la vuelta contemplamos una ciudad llena de vida, con una fusión de distintos estilos arquitectónicos que embriagaba, merecía la pena perderse por allí.

PRAGA I-18

La ciudad está llena de rincones, de sitios, de pasajes, y en uno de ellos se encontraba una plaza con unas pistolas cayendo del cielo. Se trata del museo de arte joven Amoya.

PRAGA I-17

También en dirección al hotel pasamos por el Black Light Teatre o Teatro Negro de Praga, sitio al que finalmente decidimos no ir y en el que se representa una obra de marionetas tan típicas de Praga, pasamos de nuevo por el puente de Carlos, y ya sí que era digno de ver. Qué ambientazo y qué gran momento, músicos de Jazz, pintores de todas partes del mundo, venta de cuadros. A muchos el ambiente incluso les recuerda el Montmartre parisino, aunque en mi opinión, no creo que llegue a tanto.

PRAGA I-14
PRAGA I-15

Hay cientos de historias acerca del puente, daros cuenta que es el puente más antiguo de Praga y el segundo de toda la república checa y claro, así que leyendas hay a patadas. Una vez situados allí veréis que la gente toca los tonos dorados del metal que brillan debajo de la figura de Juan Nepomuceno, una de las 30 estatuas allí presentes, dicen que en verano hasta hay cola. Si lo queréis hacer, no os dejéis llevar por el color de los relieves, al parecer la figura del perro está dorada porque unos praguenses la limpiaron con disolvente para gastar una broma a los turistas, pero tocarla no brinda ningún tipo de suerte.

PRAGA SEGUNDA PARTE-26
PRAGA LA QUE FALTA II-2

A la salida de la habitación, nos fuimos al tour de la cerveza también organizado por estos chicos de Sandemans. Cuesta unos 10€ y fue un gallego llamado Moisés el que nos estuvo guiando por unas cuantas cervecerías de la zona para degustar varios tipos de cerveza. Cuando os lo vendan, no os quedéis con que os enseñarán cómo hacer la cerveza, esto da motivo a confusión, os lo van a explicar pero no veréis ninguna fábrica. Y añadimos que lo más importante no era meterte en tres cervecerías y tomarte las 3 cervezas de medio litro que entran en el precio del tour, sino precisamente eso, todo lo que contaban de la gente de Praga, de su cultura, de sus costumbres, de estar en locales poco turistoides junto a los autóctonos degustando cervezas, el gran culto de este país.

PRAGA I-21

En la primera cervecería Moisés nos sentó a los 25 que íbamos dónde pudo y nos dio a probar una cerveza negra muy especial, una cerveza de cereal tostado pero sin apenas lúpulo por tanto, suave y dulzona. La cerveza era tan suave que te la bebías de un par de tragos, realmente curiosa. Además Moisés nos dijo que la ha visto en el Lidl, aquí en España, tenemos que pasar a verlo. Se trata de la cerveza Kozel, una de las genuinas cervezas checas.

Un detalle a tener en cuenta, en los bares checos se permite fumar, como en España hace un par de años, madre mía, horrible, que peste, y sobre todo que olor la ropa al llegar a la habitación, ya no nos acordábamos. Los cuatro que íbamos que hemos sido grandes fumadores, os decimos qué maravilla que no se pueda fumar en los bares y restaurantes, esto nos ha ayudado a recordarlo. No os lo podéis imaginar.

PRAGA I-19
PRAGA I-20

Al acabar nos dirigimos a la cervecería Lokál, en pleno centro de la ciudad, donde nos dieron a probar la cerveza de barril sin pasteurizar, se trataba de una Pilsner y nos explicó, como es lógico, la diferencia entre las fermertaciones de la ale y la pilsner o lager, además de un sin fin de referencias históricas sobre la cerveza en este país. ¿Qué diferencia hay entre una cerveza sin pasteurizar y pasteurizada?, pues la cerveza que no está sometida a un proceso de pasteurización, lógicamente es más fresca, más llena de matices, pero por contra dura menos que una cerveza pasteruizada, de hecho la cerveza sin pasteurizar no se puede servir en cualquier local, solo en locales con unos depósitos especiales que la conservan a una temperatura mínima y bajo estrictas reglas sanitarias, entre ellas que la cerveza que no se consume en 3-4 días hay que tirarla.

PRAGA I-22

Aquí los tenéis.

PRAGA I-23

La cerveza riquísima, suave, muy rica de sabor, turbia y con cierto sedimento. Una verdadera pasada. Si vais por allí fijaros si la tienen en las cervecerías.

La siguiente parada era para tomar una Gambrinus sin filtrar (no filtered) y de paso cenar algo. El restaurante se llamaba Stupartská, nos acomodaron en una sala para nosotros y nos dieron unas cartas. Los guías nos dijeron que allí se cenaba muy bien, y muy bien de precio, y así fue, cenamos estupendamente y por unos 10€ por barba.

PRAGA I-32

¡Que no falte de nada!, qué rica que estaba.

PRAGA I-24
PRAGA I-25

De comer pedimos varias cosas, de entrante al centro un poco de Prazská Sunka o más conocido como jamón de Praga, nos decepcionó un poco porque sabemos por las guías y experiencias de conocidos que está muy bueno. Es como un lacón, pero es que nos dieron un trozo bastante regular.

PRAGA I-28

Lola se pidió algo ligero, una ensalada de pollo y mozzarella (Salát s Kucerim masem a mozzarelou). Un poco sosa pero aceptable.

PRAGA I-26

Nuestros amigos compartieron unas verduras a la parrilla con queso feta (Grilovaná zelenina, balkánsky syr), también bastante aceptables, y el famoso pato a la brasa con dumplings (1/2 Pecené kackny, cervené zeli, bramborovy knedlík). Muy rico y totalmente recomendable.

PRAGA I-27
PRAGA I-30

Yo me pedí una pechuga de pollo a la plancha relleno de bacon y tomates secos (Plnená kurecí prsa susenymi raicaty a anglickou slaninou). Muy rica y jugosa.

PRAGA I-31

Patatas chips al centro.

PRAGA I-29

Aún quedaba el último asalto, para el cual nos dirigimos hacia un local de música en directo. Hicimos una parada en el camino dónde Moisés nos explicó como hacer la cerveza en casa, y nos comentó que el culto por la cerveza en este país es tal que si existe una religión en un país tan ateo como éste, es la cerveza, junto con el hockey sobre hielo. De hecho encontramos por el camino alguna iglesia reconvertida en local de moda.

PRAGA I-39

El paseo de vuelta fue mágico, si vais a Praga y dejéis de dar un paseo por el casco antiguo de noche. La magia que se respira en esta ciudad por la noche va a ser difícil de olvidar.

PRAGA I-33
PRAGA I-34

El pub era un antrillo bastante juvenil donde curiosamente vimos, entre absentas, vodkas y bebidas alcohólicas ya mezcladas, nuestro ron Arehucas. Mal ron no beben, no. Qué ilusión no hacen estas tonterías!

PRAGA I-81
PRAGA I-35
PRAGA I-36

Nuestro 'sin vino no se anda el camino', a la checa. Un poco obsesionados con la cerveza sí que están, sin duda :).

PRAGA I-37

Aquí nos dieron a elegir entre dos tipos de cerveza, nosotros elegimos una tostada de trigo tipo Ale bastante rica, con la salvedad de ser menos fuerte de lo habitual. No recordamos el nombre, pero nos gustó.

PRAGA I-38

Al acabar el tour nos dirigimos hacia el hotel, pensaréis que después de tanta cerveza fuimos bailando la conga, pero ni gotita, podemos llamarlo aguante, vejiga de acero o aguachirri, el caso es que ahora entendemos porque los checos pueden presumir de ser los mayores consumidores de cerveza del mundo, 156,9 litros por persona y año ;), ya sabéis, contando los que no beben, niños etc.

Era cerca de media noche y al día siguiente había que seguir viendo cosas, de nuevo nos encontramos con el puente de Carlos en todo su esplendor nocturno, Praga es una verdadera pasada iluminado.

PRAGA I-40
PRAGA I-41

(Continua en la segunda parte Viaje a Praga, barrio judío, castillo y Callejón del Oro).

Print Friendly and PDF

40 comentarios:

  1. Si siempre he tenido ganas de ir a Praga, después de leer tu post y ver tus fotos, aún me apetece más...deseando ver el resto!

    ResponderEliminar
  2. Carlos yo fui a Praga hace ya bastantes años (15 creo) y no me importaría volver. Me encantó.

    Por cierto que cuando yo fui aún no existían los tours gratuitos, pero yo también los he usado en mis últimos viajes a Munich, Bruselas y Berlín. Me parecen una opción muy buena porque te dan una idea general de la ciudad.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  3. Nosotros estuvimos allí a finales de agosto y el viaje nos encantó. Una llevaba ya sus expectativas, pero nada que ver. Volvería una y mil veces a disfrutar de Praga y de su ambiente. Me ha encantado tu crónica.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Nosotros estuvimos en Praga en el 2000 y los guías ya recomendaban U Rudolfina. La verdad es que veo que la ciudad ha cambiado desde que le visitamos así que habrá que volver y beber nuestro adorado ron Arehucas. La próxima vez que vaya a la fábrica les enseño tus fotos. Esperaré a ver que mas nos cuentas.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  5. Si conozco a uno de los guías. Alucino, el mundo es un pañuelo. Jajaja. Que agradable sorpresa. Praga es una ciudad especial, sin duda.

    ResponderEliminar
  6. Красота, заслуживает внимания!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Большое спасибо, мы высоко ценим ваши замечания

      Eliminar
  7. Es una gozada leerte. Además de un cocinero extraordinario y un orador nato, eres un cronista fantástico! Deberías abrir un blog de viajes. Sin duda, cuando vaya a Praga (que todavía no la conozco y tengo que ponerle remedio) volveré a esta entrada y las que quedan por venir sobre tu viaje. Tus consejos son muy valiosos.

    Lo que no creo que haga es beber tanta cerveza!!!! No soy nada cervecera, y aunque he bebido cerveza checa muy buena cuando estuve en un pueblecito en el sur de la República, mi estómago y mi cabeza no lo soportarían jejeej

    Ya me apetece seguir leyendo sobre el viaje.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Madre del amor hermoso Carlos! Pedazo curro de post y solo es una parte del viaje.... yo quiero ir de vacaciones con vosotros!! :D

    ResponderEliminar
  9. Maravilloso reportaje y el hotel me lo apunto... pero tengo que mirar precios que seguro que con lo bien que está barato no era y un 4 estrellas...
    Nieves

    ResponderEliminar
  10. Paula Kockova: hemos borrado sin querer tu comentario, muchas gracias por decirnos el nombre del plato. Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. De aquí si te puedo decir que es una maravilla, he estado dos veces en Praga, la segunda vez no la recorrímos de punta a punta, fueron 10 días de lujo. Se come bien y barato, sobre todo encuentras algunos sitios por ahí escondidos de lujo. Y la cerveza, jeje ,en mi vida he bebido tanto en un viaje. Una ciudad para repetir, es como tú dices te transportas a otra época y otro tiempo.

    ResponderEliminar
  12. Mi hijo va a ir este año de viaje de estudios con el instituto y viendo tu crónica creo que han elegido bien al irse a esta ciudad. Lo guardo en favoritos para que él lo vea (aunque como son adolescentes ya les llevan las tutoras a donde ellas creen recomendable). Sigo tus pasos ya que me encanta lo que escribes (tanto de viajes como de recetas). Un saludo. isabel

    ResponderEliminar
  13. Maravillosa entrada, me has hecho recordar mi viaje de novios , fue una estancia especial y maravillosa que volvería a repetir.

    ResponderEliminar
  14. Que recuerdos Carlos. Yo estuve en mayo de este

    ResponderEliminar
  15. Se ha publicado el comentario solo. Cosas de la informática! Estuve en mayo de este año, una semántica y nos encantó. Vimos todo y hasta nos dio tiempo a hacer una excursión a Karlovy vari, otra preciosidad. Me alegro q lo hayas disfrutado. Nosotros tenemos pendiente el de Budapest. Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Encantada he quedado, me gusta mucho tu entrada, que ciudad mas bonita y que fotos me gustan mucho.
    saludos

    ResponderEliminar
  17. En mi vida he bebido tanta cerveza como en Praga...Espero la segunda parte, tenéis que haber tomado goulash ¿ a que sí ?

    ResponderEliminar
  18. Qué buen reportaje, no he ido a Praga aunque ganas tengo y más después de leer tu post. Besos

    ResponderEliminar
  19. que estupendos esos platos y esas cervezas, seguro que fue un viaje increíble!

    ResponderEliminar
  20. Me encantan estos reportajes tan detallados que hacéis de vuestros viajes. Pueden resultar muy útiles si decidimos viajar a tan bella ciudad.

    La república Checa es el primer consumidor de cerveza del mundo en litros/habitante. Desde luego las tipo pilsen son muy buenas.

    Últimamente estoy bastante metido en el mundo de la cerveza y he probado muchísimas y de muchos tipos. Sin duda las cervezas sin pasteurizar son una pasada. Cómo iba a disfrutar yo por allí...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Como siempre nos dejas a medias en estas aventuras, deseando de leer la segunda parte. Me parece muy interesante toda la información que has recopilado en cuanto a la cerveza. Y el entorno es maravilloso, sin duda una ciudad que hay que visitar (como siempre digo sin niños). Me parece fantástico que tengan uno de los mejores rones españoles, como es el Arehucas, hubiese sido una pasada encontrar el Pálido, no?, je,je. Y en cuanto al puente de Carlos, a mi también me recordó al de MOntmartre, que sí que lo conozco. Por lo que cuentas es muy barato comer, aunque tampoco se esmeran mucho en las presentaciones de platos y por lo demás, también muy interesante lo de la compañía aerea y lo del cambio de divisas, dos asuntos a tener en cuanta cuando viajamos.
    De nuevo, enhorabuena por estos relatos tan detallados.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. que bien sabe la cerveza alli y curioso, pero es cierto que no emborrachan!

    ResponderEliminar
  23. Me ha encantado tu relato Carlos. Para mi gusto Praga es sin duda una capital con magia en todos sus rincones. Es una de mis ciudades favoritas de Europa. Tranquila y facil de andar, gente amable.... La entrada se me ha hecho corta y con ella he rememorado mi viaje a Praga de hace unos años.... Mil gracias.

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  24. Qué recuerdos!
    Estuve en Praga hace unos años en verano, y me encantó. Tengo un poco de sangre checa, la abuela de mi padre era de allí, aunque de un pueblecito que está cerca de la capital :).
    Praga se ha convertido en la segunda Viena en cuanto a turismo, hay muchísima gente, hicistéis bien en no ir en verano, aunque se disfruta igual. Es una maravilla llena de historia, arte, cultura, gastronomía por descubrir... Y que todavía le falten unos arreglos a ciertas partes le dan más encanto.
    Esperando la segunda parte!

    ResponderEliminar
  25. Praga es una de esas capitales europeas que tengo pendientes de visitar, desde luego cuando lo haga me volveré a pasar por tu blog.

    Petó

    ResponderEliminar
  26. Ainsssssssss que ganas tengo de visitar Praga y más viendo tu reportaje y esta maravilla de fotos que ilustran el mismo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Hola, joooo, me habéis hecho sentir de nuevo la melancolía de la ciudad. Hemos estado este verano y ha sido un viaje muy esperado, ya que era una de las ciudades pendientes desde hace tiempo y aparte ha sido el primer viaje que nos ha acompañado nuestra hija. Ha sido un cúmulo de sensaciones.Cada línea que escribís, me veo reflejada en todo lo que relatáis. Hicimos el tour con una gallega, recomendable para la primera toma de contacto con la ciudad. Cenamos en el mismo local, a diferencia que lo hicimos por libre todas las visitas. Espero que contéis la próxima entrada pronto y poder seguir el sueño de una ciudad que se debe visitar al menos una vez......
    Felicidades por el blog, os sigo hace tiempo.
    (en Lidl venden también Pilsner a 1€, la botella pequeña, por lo menos en Málaga)

    ResponderEliminar
  28. Hola, Carlos:
    nosotros tuvimos la suerte de pasar unos días en Praga en Semana Santa de este año. La verdad es que vinimos encantados con la ciudad. Nos gustó muchísimo. Tiene una belleza que además yo creo que destaca más todavía con el hecho de ser una ciudad no muy grande. He de decir también que comimos fabulosamente bien. Había hecho los deberes antes de ir localizando sitios donde comer auténtica comida checa, nada de turistadas (estuvimos en Lokal, como vosotros). Dejo el enlace por si a alguien que vaya a ir le pueda interesar:

    http://ensalsaverde.wordpress.com/2012/05/19/de-restaurantes-por-praga/

    Un saludo,

    Ivan

    ResponderEliminar
  29. Gracias por todas las recomendaciones Carlos, no tengo el placer de conocer Praga pero por tus fotos tiene que ser una ciudad bellísima!
    Espero la próxima entrega...
    Besos

    ResponderEliminar
  30. Ha sido un paseo precioso, he disfrutado muchísimo leyéndote. GRacias.

    ResponderEliminar
  31. Estuve el año pasado un puente!!! nos encantó!!! una ciudad preciosa y acogedora! Que recuerdos me has traído viendo las magníficas fotos. Besotes

    ResponderEliminar
  32. Praga es una ciudad mágica. Tus fotos una chulada.
    Buen día

    ResponderEliminar
  33. Carlos acabo de llamar a mi marido para que recordara nuestro maravilloso a viaje a Praga. Nosotros hicimos un "petit" crucero por el Moldaba, sorteando las esclusas, por la tarde-noche ¡¡ con cena incluida ¡¡ maravilloso ¡¡. Es verdad que bebes y no marea ni embucha, nosotros también fue de los viajes que mas cerveza hemos bebido a raudales. La negra no hay nada aun parecido a esa en Spain.
    No te encontrastes a Kafka por todas partes. Se nota el lujo del barrio judío ... con diferencia ¿ viste la milla de Oro??
    A nosotros nos sorprendió que las iglesias no las dedican al culto mas bien al arte. La entrada al cementerio judío con esa sala con todos los nobles....nos gusto mucho la sinagoga española. Tenemos un foto con la estatua del kafka de hierro jeee.
    Nos paso como a ti nos encanto. Visitasteis al Niño del Santo Remedio..dicen que es milagroso
    Deberías haber entrado en el teatro negro, esta muy bien, nosotros si lo vimos y nos gusto mucho, y la opera mas aun
    Bueno no em enrrovollo mas espero tu segunda y bien narrada entrega de tu viaje a Praga.
    Por cierto que he visto a Wally en las fotos, je je je....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kafta dejó una huella tremenda en la ciudad, con decirte que en la calle de Oro vivió 3 meses y allí dicen que tuvo su casa :))

      La opera si nos seducía, pero el teatro negro nos comentaron de todo, igual hubiera estado bien el viernes noche que nos llovió.

      Un saludo Lola

      Eliminar
  34. Una crónica explicada con todo detalle, unos consejos super útiles sobre todo el tema del cambio y la recomendación de la empresa de visitas guiadas. No conocemos Praga y estamos con muchas ganas de poder hacer ese viaje, no olvidaré este post porque me va a venir de perlas, y además estoy deseando ver más fotos y el resto del viaje que, como sea como esta primera me va a hacer disfrutar muchísimo. Besitos

    ResponderEliminar
  35. Ay, qué escalofrío me ha recorrido el cuerpo cuando he leído el título de tu entrada. Y es que Praga es una de esas ciudades tan pintoresca, acojedora y que me trae tan buenos recuerdos, que es inevitable borrar la sonrisa tonta que he tenido en mi boca mientras te leía. Y es que fue allí donde viajamos mi marido y yo para celebrar nuestra luna de miel. Y además, era nuestro primer viajes juntos y completamente solos (natural, por otra parte ;))

    Lo que habrá cambiado la ciudad en quince años. La semana que viene justamente los cumplirá :) Recuerdo que justo frente al Reloj Astronómico había un restaurante pequeño y muy acogedor donde íbamos todas las noches a cenar. Además, la cena estaba amenizada por una banda de jazz que tocaba de espectáculo. Y tanto nos gustó, que compramos su disco y todo.

    Vaya ruta de la cerveza que os habéis marcado, eh. Ja ja ja. Yo no soy de mucha cerveza, y cuando entrábamos a los locales, al principio, yo misma me daba ánimos para pedir una cerveza. ¡Cómo no beber cerveza en Praga, por Dios! Y lo sorprendente es que el medio litro que te ponían entraba tan suavemente que ni te enterabas, y eso que era noviembre cuando fuimos. Y lo mejor: que no se te sube a la cabeza, je je.

    Nuestro hotel no pillaba muy lejos del Teatro Negro, que estaba en una calle que salía a la plaza de la catedral. Quedamos muy satisfechos, pero después de tanto tiempo, estarás conmigo que recordar el nombre es bastante, bastante difícil. La habitación era espectacularmente grande, con sillones y mueble bar bien grandes. Y para entrar en la bañera, necesitabas un altillo, ja ja ja.

    En fin ... que los recuerdos son tan buenos, y tantos que podríamos escribir otra entrada tú y yo. Ja ja ja.

    Hasta la siguiente entrega.

    Besos.

    ResponderEliminar
  36. A mí este tipo de posts me dan mucha envidia. Mecachis! A ver cuándo puedo ir yo...sniff
    De cualquier manera, esta una de esas experiencias que nunca se olvidan y de la que guardas gratos recuerdos toda la vida. Me alegro mucho que hayáis disfrutado tanto. Un saludo.

    ResponderEliminar
  37. Que recuerdos! yo he ido dos veces a Praga y es una ciudad maravillosa, además con la suerte de tener amigos viviendo allí que se encargaron de enseñarnos la ciudad y los rincones más pintorescos. Justo en el centro, muy cerquita del reloj astronómico hay una plaza pequeña Malé námesti, en ella está la joyería Golden Crown de la que son socios mis amigos. Es una preciosidad, un edificio del siglo XIV que era originalmente una farmacia y todavía conserva las pinturas de la época.

    Espero la segunda entrega que también me va a encantar.

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger