1 dic. 2011

Receta de tarta de cebolla

Hoy día 1 de diciembre es el cumpleaños de nuestra amiga Begoña del blog Las Recetas de Marichu y las mías y ya os advertimos que somos parte de una gran sorpresa que le hemos preparado varios blogueros para el día de hoy. Todo ha sido posible gracias a su hermana Ana, que nos propuso con mucha ilusión hacerle alguna sorpresa para hoy y bueno, encantados de participar con una felicitación en forma de receta. Ya os hemos hablado de Begoña decenas de veces, y aunque muchos de vosotr@s ya la conocéis, los que no la conozcáis os diremos que esta bilbaina afincada en Nerja (Málaga) tiene una mano con la cocina que más quisiéramos muchos. Sabe hacer de todo, maneja genial las masas, la repostería, las galletas, helados, tiene un conocimiento amplísimo sobre salsas, platos de aquí y del más allá, hace patés, decenas de platos de carne, verdura, postres de frutas, hace versiones propias de infinidad de platos, es además una mujer super metódica, trabajadora y además de todo esto una bellísima persona. Somos fans de su trabajo desde sus primeras recetas allá por el 2008, y bueno, es para nosotros un placer volver a oficiar una receta de su blog con motivo de este día tan especial. Esperamos sinceramente que le guste nuestra versión porque a nosotros nos encantó...


Y ya os podréis imaginar que cuando publica una receta nueva salada es casi seguro que acierta con nuestros gustos, y no exageramos, aunque es cierto que entre todas la variedad de recetas que publica destacamos dos tipos de recetas, esas foráneas que Begoña recopila de sus innumerables referencias a blogs, libros, revistas y amigos extranjeros, y las recetas que las hermanas Villarán atesoran de su madre Marichu. Y una de ellas es ésta, una riquísima y casera tarta de cebolla. Y precisamente se propuso en facebook hacer una tarta a modo de felicitación, pero como nosotros somos tan irregulares con la repostería, y porque por circunstancias familiares últimamente apenas tenemos tiempo, no estábamos para repetir la receta si ésta salía mal. Así que hicimos esta tarta salada tan sencilla pero tan rica, que cuando la vimos nos gustó, y que al probarla, nos encantó.


Añadir que además está hecha con la masa quebrada de Michael Roux que tanto nos gusta hacer y que se la copiamos también a Begoña, aunque como dice ella últimamente, no hay que ser tan rígidos y hay que empezar a perderle el respeto a estas medidas :). Y sí, la tarta al final es una especie de quiche, y la historia es que supuestamente su madre Marichu copió de la revista Telva hace ya muchos años. Y como anécdota, si ya teníamos lo nuestro con el poco tiempo que teníamos, tuvimos además un percance que ahora nos reímos pero... ¡qué inoportuno!. Cuando ya habíamos hecho todo, justo antes de hornear ¡plas! se nos rompió el horno. Así que deprisa y corriendo fuimos a casa de mis suegros a hornearla, os podréis imaginar, todos los ingredientes en tuppers, la base de masa cruda llevándola a pulso, y bueno, al final salió. Nos tenéis que perdonad por la baja calidad de algunas fotos, no tuvimos más remedio que hacerlas con la cámara pequeña porque no nos daba tiempo a traslados. Pues qué rica, madre mía, nos la comimos en dos días y sí, las últimas fotos ya las hicimos en casa al día siguiente. Imaginaros, un relleno con una base de cebolla pochada, bacon, huevos camperos y la rica leche Ideal. Las cebollas además procedían de Figueres (Girona), unas cebollas dulces de tonalidad morada que compramos en bolsas siempre que las vemos bien de precio, y que no pican apenas.


Vamos sin más a por la receta, para un molde de 28cm, masa quebrada: 250gr de harina floja, 150gr de mantequilla fría, 1 huevo fresco, 1 cucharada de leche entera y 1/2 cucharada de sal. Para el relleno 1 kilo de cebollas, 150gr de bacon, 50gr de queso emmental o cheddar, 4 huevos frescos, 1 bote de 170ml de leche Ideal, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta.


Vamos primero a hacer la masa. Utilizaremos la amasadora, si no tenéis, amasad todos los ingredientes en un bol. Por tanto, echad los ingredientes de la masa quebrada en el vaso, y Begoña dice que al final echar la leche. Nosotros pusimos primero el accesorio mezclador en la Kitchen Aid 5 minutos a velocidad 2, y luego el accesorio amasador a la misma velocidad y durante otros 5 minutos.


Mientras amasa :), os presentamos el queso cheddar curado de 15 meses que usamos para la tarta, se trata de uno que vende el Lidl en su semana inglesa, la cuál, es una vez al año. El queso es una barra deliciosa, extremadamente mantecosa, con un sabor profundo a mantequilla ideal para tomar en sandwich o incluso para fundir. Para este plato ni os contamos. De verdad es un producto 100% recomendable y su precio de risa (2,90400gr).


Vamos pues con la masa, una vez formada, vamos a estirarla un poco en la encimera y haremos una bola. Una vez hecha la envolveremos en papel film y la meteremos en la nevera una hora.


Y mientras enfría, vamos a pochar la cebolla. Para ello pelaremos las mismas, las cortaremos en juliana y las pondremos en una sartén con una pizca de sal y un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra. La dejaremos hacer a fuego lento durante algo más de 1 hora dando vueltas de vez en cuando.


Mientras rehoga vamos cortando el bacon, ya sabéis que solemos desgrasarlo un poco.


Cuando la cebolla esté a medio hacer, echaremos el bacon y la pimienta.


Cuando la cebolla tenga este aspecto, después de una hora, ya tendremos la masa lista.


La extendemos con un rodillo en la encimera.


La extendemos cuando ésta alcance un diámetro superior al de la base, para que así podamos cubrir las paredes.


Fijaremos la masa a la superficie al molde con la ayuda del rodillo, repasaremos los bordes con el mismo y pincharemos la base con un tenedor.


Encenderemos el horno a 180º. Colocaremos sobre la masa un papel sulfurizado o de horno y sobre éste algo de peso, por ejemplo, 1 kilo de garbanzos los cuáles sólo usaremos para este cometido. Cuando se haya alcanzado la temperatura, meteremos la base en el horno 18 minutos.


Mientras hornea, vamos con el relleno (aquí en casa de mis suegros). Batimos los huevos con una pizca de sal.


Echamos la cebolla y el bacon. Removemos.


Echamos la leche Ideal. Removemos.


El queso rallado. Removemos y probamos de nuevo de sal.


Sacamos el molde, y echamos sin más el relleno.


Extendemos bien y horneamos por 50 minutos a 180º, aunque los primeros 15 minutos sólo se hará con la placa inferior.


Cuando tenga este dorado, lo podréis sacar.


Cuando se temple, racionar (las fotos son del día siguiente).


Pues esperamos que os haya gustado, y bueno... sólo nos queda añadir ¡felicidades Begoña!

Salud.

Print Friendly and PDF

29 comentarios:

  1. La receta estupenda, y Begoña a la que conozco en persona maravillosa. Espero que lo del horno se haya solucionado...lamento deciros que me he reido mucho con la situación.

    ResponderEliminar
  2. Menuda pintaza tiene la tarta, a pesar del incidente del horno!
    Si es que viniendo de Begoña no tiene más remedio que salir bien.
    bueno, yo es que no soy imparcial...La quiero un montón!
    Un besico.

    ResponderEliminar
  3. He tomado buena nota de todo, maravillosa receta

    ResponderEliminar
  4. Genial tarta y genial paso a paso...besos

    ResponderEliminar
  5. me encanta esta tarta. es de together forever! Yo la suelo preparar con un poco de cebolla, pescado blanco sin espinas, y cambio la leche por queso philadelphia, nata, o lo que tenga por el frigo... y queda deliciosa!

    ResponderEliminar
  6. Que precioso homenaje Carlos, se nota que Begoña es una persona muy querida, que lindo.
    Esta tarta se ve riquísima, no sabes como me gusta la cebolla, pero lo de la leche ideal debe darle un toque estupendo, la estoy usando bastante en cocina y de verdad que me gusta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Ríquisima Carlos. Tiene una pinta deliciosas. Y del horno qué te voy a contar. Consuélate. A mi me pasó hace ya muchos años el día de Navidad con el cordero en la cazuela. Menos mal que mi cuñada comia en casa de su otro hermano (mi otro cuñado) y como viven cerca me dejó las llaves de su casa. Pero imagínate con la cazuela por la calle. Un saludo. Esperanza.

    ResponderEliminar
  8. Maravillosa tarta, me va a gustar muchísimo, porque de ésta semana no pasa que la haga yo, me has tentado...y de Begoña que te voy a contar, que su familia y ella son muy buena gente y que los queremos muchísimo...

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  9. Sí yo te hablase de percances con el horno!!!
    No conocía a Begoña, lo haré en cuanto acabe y aprovecho para saludarla : Felicidades!!!
    La tarta impresionante, la cebolla de Figueras, es muy agradecida. Te ha quedado muy bien, buen regalo de cumpleaños. Saludos

    ResponderEliminar
  10. No suelo dejarte comentarios,aunque vengo a verte creo que cada vez que publicas, pero hoy si tengo que decirte que me quito el sombrero ante esta tarta. Estupendo paso a paso.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Nosotros no hemos podido hacer nada especial para Begoña, nuestras organizaciones particulares son imposibles de compatibilizarlas con nada. Pero lo principal es lo que todos la queremos...

    Me ha encantado vuestra propuesta...

    ResponderEliminar
  12. Que rica esta tarta salada y muy bonito el detalle de la felicitacion

    ResponderEliminar
  13. Pero que pintaza!!!! Yo también tenía fichada esta tarta de Bego....

    Menudo homenaje que le habéis hecho... claro que ella bien lo merece.

    Un besote gordo.
    Lau.

    ResponderEliminar
  14. Impresionante tarta que adoro, quiero probar vuestra versión. Como siempre un paso a paso de lujo!!! da gusto entrar a veros!!! Bss

    ResponderEliminar
  15. ¡Ay Carlos, Carlos! Esta vez casi coincidimos, me explico: mis próximas entradas no son de recetas elaboradas por mí, las realiza un cocinero excepcional, Juan Adank del que hablé cuando publiqué mi ensalada de pepinos. Serán varios asados, espectaculares y sencillísimos y su quiche o tarta de cebolla. La suya tiene una particularidad que la diferencia de la tuya, así que la publicaré pero para determinado paso a paso, como tú eres el especialista number one de toda la blogosfera, enlazaré a tu blog. Un besote de Oli

    ResponderEliminar
  16. como me gustan las tartas saladas !!!

    besotes y gracias por recordarme el cumple de begoña

    besotes

    ResponderEliminar
  17. Tiene que estar deliciosa! yo hacía una con mucha cebolla y con alcachofas y era una delicia

    ResponderEliminar
  18. Debe estar riquísima. Adoro la tarta de cebolla, las empanadas con cebolla, la pizza de cebolla...
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Espectacular la tarta, la superficie dorada y el corte son inmejorables. Ese queso es la bomba, me encanta! Como todos los productos de la semana inglesa (el pickle y las patatas fritas de vinagres son de vicio)!! Ahora mismo paso donde Bego a felicitarla.

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  20. El corte te ha quedado genial, esta tarta en casa nos encantaría, me gusta todo lo que llevo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Esto está de lujo de los de verdad. ¡Menuda pinta tiene esta tarta, con ese doradito que va adquiriendo conforme la metes en el horno y nos cuentas el paso a paso tan minucioso.
    ¡Menudo trabajo! Si a mí me cuesta horrores hacer dos o tres fotos, ¿cómo eres capaz de este despliegue de información gráfica y tanmagníficamente?
    Me quito el sombrero y me arrodillo.
    ¡chapó!
    bonito detalle también con Begoña-

    ResponderEliminar
  22. Esta mañana casi llego tarde a trabajar, comencé a leer la receta, a ver las fotos y se me fue el santo al cielo con lo del cumple de Begoña. Menuda sorpresa que la habéis tendo que dar....
    La tarta tiene un especto increible.Caray, una hora con la cebolla....
    Un abrazo para vosotros y otro para Begoña.
    María José.

    ResponderEliminar
  23. Hoy no os puedo decir nada de la receta porque no me gusta la cebolla pero reconozco que se ve muy apetitosa. Habéis preparado una sorpresa preciosa para Begoña, desde luego se lo merece.

    Bicos

    ResponderEliminar
  24. Para mí ésta es una de las tartas saladas más sabrosas, te ha quedado genial. Besos

    ResponderEliminar
  25. Por fin te puedo comentar!!! No veas hasta que he configurado la cuenta de blogger!

    La receta fantástica, me imagino la cara que pondrá la cumpleañera!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  26. Hola Carlos que maravilla de tarta, y he de decirte que yo no soy de mucha cebolla, pero seguro que me la comería enterita pensando que es de patatas.

    Un besito

    ResponderEliminar
  27. ¡¡genial!¡

    Buenísima tarta salada

    ResponderEliminar
  28. Pintaza impresionante!!!!!
    El tema de la masa quebrada en el mundo sin gluten es un rollazo, pero creo que la voy a intentar con hojaldre comprado, pero este tipo de tartas me apasiona.
    Gracias por la receta.
    Miles y miles de besos, que aunque ande un poco desconectada (tengo el ordenador en el taller y ando con uno prestado a ratos), no me olvido de vosotros.

    ResponderEliminar
  29. BUENO QUE PINTA TIENE, LA HAGO SEGURO, YA LA PONDRE EN MI BLOG, VENGA UN SALUDO.

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger