17 nov. 2011

De compras por Londres, segunda parte

Continuamos con la segunda parte de esta entrega doble de nuestros días por Londres, atrás queda la primera parte. Al día siguiente desayunamos por primera vez en el hotel y fue bastante aceptable. Decidimos llegar al centro neurálgico de la ciudad atravesando dos Royal Parks, Kensington gardensHyde Park, dos parques contiguos divididos por el lago Serpentine. Ambos conforman un grandísimo espacio verde, rico en vegetación y agua, que es el verdadero pulmón de la ciudad. Y ahora en otoño la verdad es que estaba especialmente bello, una gran capa de hojarasca, muchos colores otoñales, mucha gente paseando y haciendo deporte... realmente maravilloso.


Curiosamente las ardillas del parque eran muy simpáticas, se acercaban con mucha confianza a dónde las llamaras, aunque buscando comida claro...




Como era domingo decidimos hacer una mini ruta turística para volver a ver las principiales atracciones de la ciudad, incluído ese London Eye al que al final no subimos, pero que pese a haberse convertido en un estandarte en la ciudad, no lo habíamos visto nunca en directo. Antes nos acercamos al Buckinham Palace a volver a ver el famoso cambio de guardia, pero cachis! mala suerte que en domingo no se realiza. No obstante en los alrededores había mucho ambiente, y nos hicimos unas cuantas fotos por allí.


Andando llegamos al barrio Westminster y en seguida al parlamento británico (Palacio de Westminster) edificio que es patrimonio de la humanidad con su St. Stephen's Tower o más conocido como Big Ben coronando el mismo. Como no era verano, no se podía entrar, y la verdad, yo personalmente tengo muchas ganas de ver las cámaras de los Lores, Comunes y demás, pero otra vez será. De todas formas el ambiente en la calle era muy auténtico, había muchisima gente cruzando las calles, policía a caballo, un desfile de gaiteros con forzudos escoceces tirando con cuerdas de un autobús. Se repiraba UK por todos lados.


Aquí el London Eye al fondo, al paso por este puente sobre el Támesis mucho frío pero buena música.


Después de dar vueltas, desde esta zona cogimos un autobús y fuimos a la zona de la famosa Torre de Londres a ver el puente levadizo situado al lado de la misma, nos referimos al Tower Bridge.


Al rato nos dispusimos a volver al barrio Covent Garden para ver el ambiente dominguero que allí se respiraba. Al llegar nos topamos con otro mercadillo, el Jubillee Market, en el que abundaban los puestos de artesanía. Después leimos que este mercado va cambiando según e día de la semana, los fines de semana está dedicado al arte y la artesanía, los lunes funciona como un mercado de antigüedades y el resto de la semana es un mercado general.


De allí nos dispusimos a elegir un sitio para comer.


De camino a ningún sitio, más bien con rumbo a una zona ruidosa, nos paramos en una curiosa tienda de caramelos.


Y por fin nos decidimos. La comida nada especial, entramos en un Steak House de costillas y de trozos de la famosa carne escocesa Angus, dónde pedimos además de las costillas que veis en la foto alguna ensalada y alguna ración amenizada con chips. Al no echar con flash las fotos, nos salieron bastante mal, así que os dejamos ésta a modo de testimonio. Las costillas estaban muy ricas.


Al terminar de comer, nos dispusimos a acercarnos por el barrio del Soho a ver qué había abierto. Allí se encuentra una oferta muy cosmopolita de tiendas de alimentación, tiendas de ropa, restaurantes y cafés. El Soho es quizás mi barrio favorito de Londres, aquí es dónde se esconde la esencia multicultural de la ciudad, a cada esquinazo decenas de negocios de todo tipo de nacionalidades, un lugar dónde se ha vivido un eclecticismo histórico y donde se dan rienda suelta a las libertades culturales y sociales. El calificativo perfecto para este barrio es encanto, no belleza.


Allí fuimos a una conocida panadería-pâtisserie con mesa comunal llamada Princi, la cuál descubrimos gracias a Victor, el hermano de Tere una de las integrantes del grupo. La panadería nos encantó, nos recordó un poco a Le Pain Quotidien, pero a nuestro juicio Princi es mucho mejor y creo que  más variado. Allí se podían degustar panes (¡qué panes!), pizzas de obrador, croissants caseros, briochés, panettones, luego también ensaladas, platos preparados con pasta fresca, y muchas tartas caseras. La bebida era en barra aparte con una cuidada selección de cafés y tés, todo en un mismo sitio. No era especialmente barato, pero es una idea rompedora por su originalidad, su estética, su olor en tienda y la gran calidad de los productos que ofertan.


Al salir de allí y de tomarnos un postre, nos fuimos a ver tiedas curiosísimas, entre ellas algunas de cupcakes. Impresionante, sólo tenían eso y bebidas.


A pocos metros del Soho se encuentra el barrio chino de Londres, más conocido como la Chinatown de Londres. Allí numerosas tiendas y comercios invitan al público a probar diversos productos y servicios orientales, algunos de ellos algo excéntricos pero al fin y al cabo propios de su cultura. Allí según parece vive poca gente, y no es más que una pequeña ciudad comercial. Merece la pena verlo sobre todo de noche, a mí me impresionó porque además de lo original que es, no lo conocía. Al parecer es mucho más grande y mejor que el de Nueva York.


Después de cotillear escaparates y alimentos, volvimos a acabar en un bonito pub inglés esta vez del barrio West End de Londres. Allí nos tomamos para variar una italiana Peroni de barril, cerveza que se ve mucho por allí y que a mí personalmente me encanta. En este bonito pub y para nuestra sorpresa, se encontraban Elsa Pataki y su marido Chris Hermsworth, ambos sentados detrás nuestra y acompañados por unos amigos. Realmente la estampa era curiosa.


Al salir nos dispusimos a picar algo, y como es Londres a las 20:30 y más en domingo, ya tenían las cocinas cerradas de los pub, así que picamos algo dónde pudimos y continuamos de pubs.


Entramos en uno típicamente inglés de los más antiguos de la ciudad a tomarnos una Guinness, y luego en otro sitio probamos una curiosa cerveza belga que se parecía a una clara con limón, se trataba de una Hoegaarden.


Por último nos metimos en una disco del Soho a escuchar un poco de musica dance, pero ya estábamos algo cansandos. Parecían ya las 3am pero eran las 12. A todo esto como está pegando el tema del dj catalán Sak Noel, no nos gusta especialmente, pero a los ingleses les chifla. Lo dicho, nos fuimos al hotel en bus, y a dormir.

Al día siguiente fuimos dirección Harrods y para ir decidimos coger el metro y al salir adentrarnos por la calle de super lujo Mount Street.


Impresionante despliegue de boutiques y de tiendas fashion, y como no alguna que otra carnicería de super lujo dónde te podías llevar la carne por cortes y en bandejas como aquí en España.


De camino pasamos a echar un vistazo al Museo de historia natural de Londres, y bueno, presenciamos su cinematográfico salón central, dónde un gigante esqueleto de diplodocus acapara la atención de los visitantes.


Pasamos a la tienda y al salir de allí fuimos al Harrods de Knifebridge, y bueno, el edificio es espectacular y la subida por la escaleras mecánicas impresiona, pero por dentro son unos centros comerciales en su mayor parte intocables. Lujazo al máximo, y no veas la entrada exterior, coches limusinas, todos blindados, con chóferes y saliendo ricos y ricas... en fin, un público muy exclusivo y un local prohibitivo. Ya sabéis que desde mediados de 2010 ya no es de Al-Fayed, sino de la familia real de Qatar, con esto todo se entiende.


Al salir de allí fuimos por la zona de tiendas, y a la hora de la comida decidimos ir al Soho a comer a un tandoori restaurant (indio) llamado Delhi Brasseire.


Pedimos unas Cobra de bebida y unos picoteos al centro, realmente nos gustó.



Salsas para acompañar unos crujientes poppadoms con sus salsas. Falta la foto de las tortas.


Luego nos arrancamos con 2 arroces, un Pilau Rice y un House Rice.


Para acompañar 2 plain naan.


Y como segundos, un Lamb Korai (cordero con especias, hojas de alholva y verduras). Fue el plato que más nos gustó.


Luego un Chicken Tikka, el cuál nos pareció normal.


Y un Tandoori Chicken, y dispulparnos por la foto. Se me olvidó hacerla una vez se fueron los vapores de la cocción. Aquí lo sirven como un cuarto de pollo, algo decepcionante, pero de sabor bueno, aunque con menos presencia de yogur que en otras ocasiones. El problema se lo pusimos a que nos pusieron una tajada con hueso, y estamos acostumbrados a los platos con pollo troceado (diced chicken).


Al acabar fuimos dando un paseo por más tiendas y tiendas, escaparates y calles adornadas de navidad. La verdad es que Londres está precioso.


Acabamos de nuevo en otro pub a tomarnos una guinness, y de allí a otro pub a picotear. Nada destacable ni de uno ni de otro, sólo lo cómodos que nos sentíamos.


A la mañana siguiente poco tiempo teníamos para hacer cosas, nos fuimos pitando hacia el centro a ver la zona de las 7 calles (Seven dials), y un pequeño rincón alucinante lleno de tiendas preciosas llamado Neal's yard .


Justo a la salida nos encontramos esta maravillosa tienda del emblemático queso Appleby del Condado de Cheshire.


Empezó a lloviznar, cosa leve, pero llovió. Pasamos por la emblemática plaza Trafalgar Square y el Picadilly Circus de día y cogimos dirección al metro que nos llevaba al extravagante barrio de Candem y su mercadillo Candem Town.


Es la locura, cientos de puestos callejeros, mucha variedad, y como no entretenimiento total. Os dejamos las fachadas de 2 de las tiendas más representativas


Hasta el punto que está llegando la piratería china. Según me comenta Toni por google+ son tazas de café que imitan a objetivos, mirad aquí.


Y el gran número de tiendas que había adorando la patria con sus miles de artículos de merchandising con la bandera de UK de fondo.


Y algo curioso, en una zona de comida take away, unos asientos de vespas viejas para comer. Impresionante.


Al acabar de recorrernos este mercado, fuimos a comer, y de ahí al avión. A la vuelta Ryanair te mide el equipaje de cabina y la sensación que tuvimos es que eran más estrictos, pero vamos, salió puntual y llegamos a las 00:00, hora española.

Conclusiones, Londres es una ciudad comercial imponente, y para empaparte de ese aire tan especial, creemos que hay que organizar un viaje como éste al menos una vez en la vida y abstraerse de visitas a museos y barcos por el Támesis probando el ambiente de ir de tiendas, mercadillos, pubs y por supuesto callejear. Nos dejamos en el tintero algunas zonas, pero para otra. Londres está realmente a 2 horas de Madrid.

Salud.

Print Friendly and PDF

15 comentarios:

  1. Segunda entrega con fundamento, con mucho fundamento. ¿Sois capaces de comer todo eso en un finde? Para nosotros, a pesar de que conocemos London, ver tus fotos, es como estar viendo otro planeta, tanto orden, limpieza, organización y variedad, la tiendecita de los quesos nos ha robado el corazón, aqui, que solo tiramos de La Vache qui Rit. Pero si hay algo que realmente nos ha impactado, es y sin ninguna duda: Los tele Canian y Nicam, que fuerte!!! e igual funcionan y todo, bueno, aunque solo sea una foto, Jodeles...
    Un placer viajar contigo

    ResponderEliminar
  2. Jo, Carlos, los dientes por el suelo tengo. Nuestra próxima salida internacional será ésta sin duda.Una crónica seductora. Un saludo. Esperanza.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, me parece que os ha gustado el finde en Londres, y esto es lo más importante.
    Lo que me molesta a mi (pero igual porque yo también digo que conozco Londres "un poco", e igual preparo más mis viajes para optimizar las experiencias "lugareñas", no sé) es que vuestro finde se haya limitado a la zona más turística y en mi opinión no es la zona más bonita, ni la más auténtica. Veo aquí fotos de pubs con real ales y os tomais una Hoegaarden (que por cierto no es una cerveza curiosa, es una cerveza blanca de trigo, típica para el pueblo de Hoegaarden, a unos 20km de donde soy yo), vais a un restaurante indio en Soho (mientras que en Brick Lane comes mucho mejor y más barato), etc...son detalles, pero es una pena, porque creo que habría podido ser incluso mejor experiencia ;-)

    Pero tampoco me gusta sólo dejar comentarios negativos : si quieres realmente tomar una buena Hoegaarden (y además bien servida, no esa de la foto sin espuma), te invito a mi casa (las tengo siempre "en stock"). Pero no inmediatamente, porque me voy de vacaciones a Colombia dentro de dos días...sancochos y bandejas paisas, here I come! ;-)
    Saludos,
    Ilse

    ResponderEliminar
  4. Preciosas fotos nos regalais. Me quedo con las dos primeras otoñales, preciosa la ardilla!. Me encanta también la foto preciosa de Neal's yard. Hace años que no voy y me han entrado unas ganas locas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. que envidia, que envidia, que envidia.....!!!!!
    Y que fotos mas bonitas.....

    ResponderEliminar
  6. Ohhhh!!! que chuli todo, las fotos el post todooooo!! que ganas tengo, ya me queda menos!!! Le voy enseñando a mi mardio sitios que aún no hemos estado, le dije espera que abrá segunda parte!!!! se la cuento hoy!!! Que bien habéis comido, yo tampoco he comido nunca mal!!! felicidades por el repor!!!!Besotes

    ResponderEliminar
  7. Me acuerdo perfectamente des esos pollos (¿son pollos no?) colgando en los escaparates de los restaurantes... es que me dejaron impresionada. Bonitas fotos y bonito reportaje, yo estuve hace años para Navidades y la verdad es que como fue una escapada fugaz nos quedamos con algunas cosas sin ver! Por cierto, ¿por allí cómo está la moda de los cupcakes? Me da la impresión de que deben haber millones de cafeterías estilo vintage con cupcakes, ¿no?

    Saludines

    ResponderEliminar
  8. Ilse: gracias por la información, ya sabes que es muy útil para nosotros :). Sí, efectivamente salimos por la zona turistoide. Para otra ocasión indagaremos más, date cuenta que había gente que no la había visto nunca y la zona invitaba.

    Prácticamente todo lo que ves en estos reportajes es improvisación, no buscamos ningún sitio en concreto.

    Arantxi: lo que cuelgan son patos y pollos laqueados, y sí, efectivamente los cupcakes son una plaga...

    Gracias a todos por vuestros comentarios.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Bufff que recuerdos y que ganas de volver, y es lo que dices total esta a 2 horas....me apunto todo todo lo que nos cuentas para nuestra próxima visita a Londres...
    besos

    ResponderEliminar
  10. He vuelto a viajar a Londres, rápidamente, con sólo mirar vuestras votos.

    Volveré a mirar pausadamente la entrada. Me ha encantado.

    Neal´s Yard es genial. La zona de Camdem Market también. En fin, para haber improvisado, habéis hecho un gran recorrido, gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  11. Es curioso que con lo grande que es Londres siempre tengamos todos las mismas fotos, la de los mismos sitios. Tengo foto de las ardillas, de la Guardia Real (que yo si que la vi en domingo), de esas Vespas, de las fachadas de Candem Town, y eso que sólo estuve allí unas horas. Lástima no tener más tiempo en nuestros viajes para poder encontrar los rincones más bonitos de cada ciudad. Me hubiese encantado ir a esa panadería.
    Me encantan tus relatos de viajes. Yo me voy este puente a Frankfurt, y como es el tercer viaje que hacemos allí, supongo que podré descubrir nuevos rincones de la ciudad. Ya os contaré.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Carlos, con esas fotos dan ganas de coger el primer avión que salga para Londres. Un beso.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. Que dos reportajes más buenos, y llenos de información.
    Las fotos son buenísimas, pero la de las 7 calles, la de colorines, me encanta, parece Burano.
    Gracias y saludos
    Rosa.

    ResponderEliminar
  14. Gracias por este delicioso paseo, lo he disfrutado en el silencio de la mañana con mi café...me ha sabido a poco. Es uno de los viajes que se me ha quedado pendiente, espero poder retomarlo una vez que los peques sean algo myores.

    ResponderEliminar
  15. coincido con el comentario anterior, delicioso paseo, me encantó, viajé con uds. me encanta el blog un saludo desde argentina!!

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger