11 oct. 2011

Restaurante La Calesa en Fuengirola, cocina casera a pie de playa

Cuando un negocio a pie de playa mantiene a su clientela dentro y fuera de temporada es porque allí, y nunca mejor dicho, se está cocinando algo importante. Se trata del restaurante La Calesa, en la zona más tranquila del paseo marítimo de Fuengirola (Paseo Marítimo, 2 Bloque 5, Local 2), un pequeño santuario culinario el cuál nos descubrieron nuestros amigos Javi y Tere en nuestras recientes vacaciones de septiembre. Allí fuimos a comer 2 días y en ambas experiencias salimos muy satisfechos de la cocina de Juan y Paqui fundadores del local. La idea es la correcta, en la oferta de este sitio coexisten los platos que suele demandar el veraneante como las frituras, los arroces o raciones de marisco y pescado del día, como opciones de cocina casera dentro y fuera de carta que comprende desde los guisos hasta el asado. Tan único y fresco es todo lo que sale de estos fogones que en las dos ocasiones que fuimos a comer, al acabar veíamos a Juan montarse en su moto e ir a comprar el género que él preveía que le podía faltar para la cena, recuerdo que al preguntarle nos decía "intentamos que no falte pero que no sobre, y eso lo dan los años". Y este es el leitmotiv de La Calesa, calidad, frescura y además buen servicio, y sobre esto último, venid y comprobarlo. Los camareros saben su oficio, te aconsejan cantidades, te orientan sobre tus gustos, son simpáticos, divertidos y bueno, lo más importante, están pendientes. De ir por Fuengirola desde luego repetiríamos en esta cocina las veces que fueran necesarias.


Pues varios premios a nivel nacional certifican la calidad de lo que aquí se sirve a los clientes. Nuestra amiga Tere nos contó que lo que uno presencia en verano es en parte un espejismo, este sitio efectivamente satisface los gustos de un amplio segmento de gente, pero en invierno da su mejor cara siendo bastante conocido en la zona por sus fogones ya que es elegido por la gente de por allí para celebraciones y acontecimientos especiales. El sitio posee no sólo la terraza sino una estancia interior la cuál conforma un gran salón en forma de 'L'. Allí agasaja a los clientes con un pescado a la roteñaguisos de carne, micuit de pato a la miel de naranja, asados de Castilla, carnes gallegas a la parrilla, postres caseros etc etc. No pedimos vinos porque al mediodía y en verano no nos apetecía, pero tienen carta y bastante surtida.


Pues sin más, vamos con el resumen de las dos comidas que hicimos. De entrada y mientras pensábamos qué pedir, nos trajeron unas cervezas y tintos de verano, estos último de forma tradicional porque no nos gustan los jarabes de grifo o de botella que se han puesto tan de moda, y de acompañamiento, unas patatas fritas tipo snack cien por cien caseras.


Ya en la comida abrimos boca con unos boquerones victorianos, boquerones que son famosos por freírse unidos por la cola pero que mucha gente desconoce que en verdad representan una variedad autóctona y única que existe en la bahía del Rincón de la Victoria, de ahí, que se llamen victorianos o rinconeros. Es una variedad de boquerón más pequeña, más fina y con un sabor exquisito. Si a este hecho sumamos que en esta casa la fritura la bordan, tenemos este manjar que veis.


Pasamos a las famosas berenjenas con miel de caña de Frigiliana tan típicas de la zona, concretamente están bañadas con miel de Nuestra señora del Carmen (ya os hablamos de ella en el post de Miel de Nuestra señora del Carmen de Frigiliana y por si alguno no lo sabe, la vende Mercadona en todas las tiendas de nuestro país. Deliciosas.


Si no era suficiente con la calidad de estos entrantes, nos trajeron lo que fue para mí una de las mejores raciones que yo haya comido este verano, un calamar rebozado excelso. Tierno, fresco, con un rebozado sin nada de grasa y de nuestras costas. No creo que fuera de potera, pero con esta calidad me vale. Desde este punto ya podían continuar con platos desastrosos porque daba igual, con estos 3 platos ya habíamos triunfado.


Luego pedimos unos buñuelos de bacalao rebozados también con miel de caña. A mí este tipo de buñuelos no me entusiasman demasiado porque los veo empachosos, pero a la gente les encanta y a nuestro amigo Javi le vuelven loco. Era una ración bastante ajustada, y con estos bocados está muy bien.


Para probarla nos trajeron una tapita de fabada casera. Nos contaron que había gente que venía a pedirla incluso de otras localidades y aunque era aún verano, la seguían haciendo para los más valientes. Fuera hacía mucho sol y unos 28º, pero corría una brisa tan agradable y estábamos tan a gusto que nos lo podíamos permitir perfectamente. Hemos probado fabes más finas pero el sabor estaba clavado.


Luego pedimos una ensalada de la casa o Calesa (creo recordar) fruta, aguacate, jamón ibérico, langostinos y salsa cóctel. Muy rica, sobre todo si pinchabas el langostino junto al aguacate y mojabas en la salsa. ¿Qué gran combinación verdad?.


Por último de postre algo que también resultó ser mágico, una tarta de queso casera con caramelo. Aquí los postres los hacen todos caseros y seguramente este será muy sencillo, pero a mí personalmente me impactó. Tanto fue así que pensé llevarme a Almuñécar en una neverita y por encargo un poquito para que lo probaran mi hermano y mi cuñada. Al final no lo hice pero ahí queda, qué cosa más buena, un sabor delicioso como a dulce de leche y textura de la clásica tarta de queso philadelphia. Maravilloso postre. No dudéis en pedirlo.


El segundo día no nos complicamos. Pedimos arroz, y éste se acompañó de una ración de txistorra creemos que ésta viene servida con un toque final de vino...


... y una ensalada mixta excelente con buenos ingredientes y un tomate de huerta insuperable. Es lo bueno de septiembre, a diferencia de julio hay unos tomates fantásticos no sólo en los mercados locales sino en muchos restaurantes.


El arroz fue un clásico arroz señoret o arroz del señorito, una paella de arroz mixto con carne de pollo/cerdo y marisco en el que te sirve todo pelado y deshuesado pero con todo el sabor de ambas partidas. Nosotros la verdad es que sin pensarlo ni planearlo es la técnica de arroz que hacemos en casa. Aquí arroz para 3, aunque éramos 4.


De postre pedimos curiosamente el plato que no tenían el día anterior, menos mal que no lo tuvieron :). Se trata de un arroz con leche de la casa con costra de caramelo al más puro estilo crema Sant Josep. Sí, estaba muy rico y muy bien hecho, pero como para gustos los colores yo sigo prefiriendo la tarta de queso del día anterior. Lola y nuestros amigos en cambio no, no habría problema, en estas situaciones me adaptaría siempre.


Conclusión, sitio recomendable cien por cien. De precio os tenemos que decir que excelente, entre 20€ y 30€ por persona según carta de vinoscafés y demás. Luego dicen que comer bien es siempre caro, vamos, que este restaurante sirva de ejemplo para todo ese bodrio-restaurante que por lo mismo o más te da batalla y guarrería, y cada vez son más. Con sitios como éste todavía queda esperanza.

Que paséis todos una muy feliz festividad del Pilar, nos vemos el jueves.

Salud.

Print Friendly and PDF

16 comentarios:

  1. Por Dios Carlos, no puedo creer que comiérais todo eso cada día, sobre todo el primer día.
    Los postres tienen realmente una pinta divina, pero me quedo sobre todo con eso de que los camareros son simpáticos, divertidos y demás. Eso es tan raro que cuando yo lo encuentro, daría saltos de alegría.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Acabo de descubrir este blog y me parece magnífico!! Espero aprender mucho de él, ya que acabo de iniciarme en esta maravillosa aventura del blog. Aprovecho para adjuntarles mi enlace:
    http://gastrodisfrute.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Vaya festin si algún día voy a Fuengirola, me apunto

    ResponderEliminar
  4. Madre mía. ¡que panzada!. Este verano estuve por Andalucía y me harté de comer esos boquerones fritos tan buenos que tienen, nada grasientos, son unos artistas con las frituras....me saltan las lágrimas viéndolos ahí en la foto y no poder coger uno....

    ResponderEliminar
  5. Cuanta comida! Pero debo reconocer que en casa también empezamos a pedir pedir y luego no dejamos ni miga. Se ve todo delicioso, sobretodo los calamares y los boquerones, lástima que me quede tan lejos, pero si nunca voy, lo tendré en cuenta :)
    Muchas gracias por la información

    ResponderEliminar
  6. Esas berenjenas y esos boquerones. Y la tarta de queso.
    Gracias por recomendarnos buenos sitios a buen precio. ¡Qué importante es la gastronomía para hacernos felices! Y espero poder visitar la zona el próximo año.

    Saludos chocolateros

    ResponderEliminar
  7. Olé por los buenos restaurantes, que todavía queda alguno.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Pues también he pasado un montón de veces por este Restaurante y nunca he entrado, pero ya sí que tengo unos buenos motivos para hacerlo. Gracias por las recomendaciones tan estupendas, Carlos. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Estos son los sitios que no debemos de perdernos. Magnífica comida, entorno agradable y buen trato ¿para qué mas en un almuerzo de diario?

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Carlos, estoy recopilando todos esos lugares de la costa malagueña, cuándo vamos a España, entramos por Algeciras y subimos hasta Barna, Andalucia es el lugar donde nos solemos dar buenos homenajes, esos boquerones y esos calamares...que arte tienen friendo. Apuntado queda. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. ¡Uf, Carlos!... esas fotos son la mejor carta de presentación de La Calesa. No se pueden aguantar.

    ResponderEliminar
  12. Magnífica elección de platos, me gustan todos!
    Me tomo nota del restaurante.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Estoy babeando, sobre todo con el menú del primer día: que rico todo.
    La miel de caña de Frigiliana la tengo en casa y es genial para preparar las galletas de jengibre le aporta ese color oscuro y muchísimo sabor.

    Bicos

    ResponderEliminar
  14. Buenos platos y buenas fotos, gracias por el soplo.

    Aunque yo eso del limón en la paella nunca lo entenderé.


    Saludos!

    ResponderEliminar
  15. Que seleccion de platos mas magnifica, te entra hambre solo con ver las fotos, no dudare en ir al restaurante si paso por fuengirola.

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger