6 jul. 2011

Precauciones alimentarias de cara al verano

Hoy os traemos un decálogo sobre algunas precauciones alimentarias que todos deberíamos de cumplir, y que teníamos ganas de enseñaros ahora que ya nos encontramos en pleno verano. Es una breve selección de partida que hemos hecho Lola y yo para que tengáis en cuenta una serie de pautas fundamentales para cuidar nuestra salud y disfrutar de esta época del año que tanto ansiamos, si nos encontramos en zonas de mucho calor. Muchos puntos seguro que ya los conoceréis o tenéis en cuenta, pero quizás otros puntos no, por si acaso os los vamos a recordar porque el simple hecho de pasarlos por alto puede convertir nuestra loca alimentación estival en una auténtica temeridad. Os animamos a que participéis y añadáis más puntos importantes a tener en cuenta con la comida en verano, entre todos podemos convertir este breve decálogo en un amplio glosario de pautas importantes a tener en cuenta.


Vamos con ellas.

1. Hidratación adecuada: no os tenemos que decir que hidratarse en estos meses es importantísimo porque es sabido por todo el mundo que cuando el calor aprieta el cuerpo transpira para refrigerarse y mantener en temperatura. Esto lógicamente pasa factura y si no nos hidratamos podemos tener algún susto. Y no se trata de ingerir una cantidad fija de líquido para todo el mundo, dependerá de muchos parámetros entre ellos la exposición, la actividad física y la edad, que sobre este último aspecto muchos no sabéis que con los años vamos perdiendo ese chivato natural que nos indica que nuestro cuerpo necesita agua (la sed). En definitiva, beber mucho y poco a poco.

2. Comidas copiosas no gracias: Las comidas copiosas pueden llegar a alterar nuestro metabolismo y nos generan digestiones pesadas provocándonos somnolencia, apatía, gastritis, acidez, cambios de humor y lo peor de todo cansancio crónico que con las altas temperaturas, se acentúa aún más. Por eso es conveniente comer alimentos con pocas grasas y poca cantidad.


3. Bebidas muy frías o helados: intentar evitar la ingesta de bebidas muy frías cuando la temperatura exterior es muy alta. En cuanto a los helados, intentar bajar de temperatura los mismos en la boca antes de tragar. Lo ideal es no tomar las bebidas frías y nunca después de hacer ejercicio físico, esto provocaría un contraste importante de temperatura que podría traer asociada una faringitis o un exceso de transpiración. Para que nos entendamos, los beduinos beben té caliente para contrarestar las pérdidas de líquidos producidas por el sudor (equilibrio hídrico), pero vamos, tampoco se pide eso.

4. Evitar el alcohol en horas de más calor: ya os hemos comentado que beber mucho líquido es fundamental, al menos, más que lo que tomamos en otras estaciones del año, pero esto no tiene nada que ver con el consumo de alcohol. Podemos ingerir alcoholes de baja graduación moderadamente, pero un abuso en este sentido o una ingesta de bebidas con alta graduación alcohólica, aunque en el momento de tomarlas parezca que hidratan, deshidratan muchísimo y aumentan el riesgo de sufrir un golpe de calor. ¿Y esto por qué es así?, pues porque nuestra capacidad de termorregulación se ve alterada ya que el efecto vasodilatador del alcohol favorece la pérdida de calor.

5. Aumentar el consumo de frutas y verduras: fundamental, estos alimentos sin grasas son ricos en agua, azúcares y sales minerales. Éstas últimas las eliminamos por el propio sudor y por la orina. Es recomendable aprovecharnos entonces de las frutas de temporada jugosas y llenas de agua como el melón, la sandía, el melocotón o las fresquillas entre otras, así nos hidratarnos y nos aprovisionamos de excelentes sales minerales. Las verduras son una solución ideal para estas fechas por su gran aporte alimenticio sin apenas grasas, su fácil digestión y porque también nos hidratan. Ideal las cremas frías como el gazpacho.

6. Tomar pescado azul de temporada: tenemos que aprovecharnos de la época dorada del pescado azul, el verano. El pescado azul es rico en omega-3 y sus ácidos grasos poliinsaturados son excelentes para nuestro organismo. Las sardinas, el atún y bonito, las caballas o los boquerones son un auténtico lujo para nuestro organismo, y qué mejor manera de tomarlas que a la plancha o en espeto. Comprarlo fresco o congelado, si tenéis problemas con los parásitos, tomarlo sin muchos rebozados y muy a menudo. Aprovechad y comer todo el pescado que no coméis en invierno.


7. Máxima higiene al manipular los alimentos. Ya os explicamos en otras ocasiones que con el calor las bacterias y diversos agentes patógenos florecen y campan a sus anchas, una mala manipulación o conservación de los alimentos que posteriormente nos vamos a comer, pueden causarnos un serio disgusto para nuestra salud. Para ello lo que os hemos dicho en otras ocasiones, lavaros bien las manos, comprar los alimentos muy frescos (mirad fechas de caducidad y su aspecto), refrigerar bien en neveras limpias y que funcionen correctamente (atención a romper la cadena de frío en los viajes del super a casa), lavar bien los alimentos y secar mejor (esto a conciencia) y ante los descuidos o dudas, lo mejor es descartar la comida.


8. Evitar proteínas poco cocinadas: pescados, carnes, mayonesas, salsas, natas, cremas, helados caseros etc, Intentar no consumir estos productos de forma natural en la medida de lo posible, pero si queréis hacerlo seguir estas pautas que os mostramos el año pasado en este post. También se os pide cocinar los alimentos correctamente, y si es posible, más de lo normal, todo ello sin alterar sus propiedades.


9. Evitar cortes de digestión: intentar evitarlos es ya un clásico por estas fechas, pero ojo, no sólo hay cortes de digestión por un cambio brusco de temperatura en el agua sino por ejemplo por comer y dormir una siesta bajo el aire acondicionado. Mucho cuidado con abusar de los aires acondicionados porque aunque son fabulosos nos pueden dar muchos disgustos.

10. Cocina y utensilios bien limpios. Así evitaremos males mayores o que algunos insectos nos invadan dejándonos un ambiente poco propicio para cocinar. Intentar no dejar restos de comida a la vista, aunque sólo sean miguitas de pan. Lavar bien los utensilios de cocina cada vez que se utilicen, limpiar las tablas de cocina con esponja y jabón, limpiar muy bien encimeras, fregadero, lavar bien las bayetas; ahora en verano en vez de trapos de cocina os vamos a recomendar usar papel de cocina por ser más higiénico, y un último consejo, lavar muy bien el cubo de la basura con lejía cada 2-3 días y tirar la basura todos los días.


Como colofón final a todo esto os vamos a dejar un link que os vamos a pedir que os leáis, un post de la gran Oli del blog Entre Barrancos que habla de la Contaminación Cruzada, es buenísimo y no os lo podéis perder.

¿Se os ocurren más consejos?.

Salud.

Print Friendly and PDF

26 comentarios:

  1. Genial entrada! te iba a recomendar el articulo de Oli, pero veo q ya lo habeis tenido en cuenta...

    ResponderEliminar
  2. Acabo de descubrir tu blog, y me parece muy interesante!!!!! la verdad es que no siempre tomamos todas estas precauciones, y la entrada sobre contaminación cruzada también está genial!!!!! Y luego hablamos tanto de la nube tóxica y la polución, y tenemos a nuestros grandes enemigos en nuestras queridas cocinas!!!!!!!
    Me pasaré más a menudo!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por compartir; el de Oli, ya lo lei la saemana pasada y es muy bueno también.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Especial cuidado con uno de los alimentos mas delicados en esta época: el huevo, sobre todo en casa porque en la hosterlería esta prohibido su uso desde el año 91 y deberían usar sustitutos del mismo.

    Evitar en lo posible dejar los alimentos a temperatura ambiente en esta época.

    No romper la cadena de frío de los alimentos sobre todo a la hora de realizar la compra.

    Por cierto muy bueno el artículo y el enlace de Oli:)
    Buen casi fin de semana

    ResponderEliminar
  5. No tenía claro por qué no debemos tomar alcohol cuando hace calor. Ahora estoy al día.

    Como curiosidad os comento que yo tengo el chivato de la hidratación estropeado desde pequeña, y nunca tengo sed. Mi hermano aprendió a pedirme agua antes de lo normal porque yo lo mataba de sed. Ya me veo de mayor con una alarma cada media hora.

    Muy interesante toda la información, como siempre.

    ResponderEliminar
  6. No se me ocurre nada más! Creo que habéis recogido muy bien todos los consejos. Sólo podría decir algo más: ¡cuidado con las ensaladillas rusas y su mayonesa! Ahora que apetecen tanto hay que tener cuidado con la pinta que pueda tener una mayonesa en un bar o la que nosotros podamos dejar en la nevera.

    Saludines!

    ResponderEliminar
  7. Gracias Carlos por recomendar mi entrada que junto con la tuya, conseguimos recordar muchos precauciones que todos conocemos pero que a veces pasamos por alto. Un besote de OLI de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  8. Sonia: Buenísimo el artículo de Oli.

    VADEPAN: Bienvenido y gracias por tu comentario! Pásate cuando quieras, aquí estaremos :)

    Camilni: Gracias a ti por leernos.

    Raquel: Muy importante lo de la cadena del frío, con estos calores es tan fácil romperla..

    Ander: Qué bueno lo de tu hermano, jejejeje. Entiendo lo de tu chivato porque a Lola le pasa lo mismo. Habrá que tirar de alarma ;)

    Arantxi: Qué razón tienes! A nosotros la ensaladilla rusa nos apetece siempre, pero en vacaciones más... mira que le sienta bien de acompañamiento a la cerveza del aperitivo.

    Oli: Gracias a ti por hacer una entrada interesante y compartirla.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por los consejos, la verdad que son cosas a tener muy en cuenta con el calor que estamos pasando, Besis

    ResponderEliminar
  10. Que completo!! la verdad es que a veces se nos olvida todo esto, así que vuestra entrada me la imprimo y todo para no olvidarme de nada!!
    Gracias y un beso

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias por tus consejos, siempre viene bien recordarlos!! un beso

    ResponderEliminar
  12. Hola,el plato tiene una pinta deliciosa y gracias por los consejos. Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Que interesante que divulguéis estas normas. A veces llevados por la rutina, no se presta demasiada atención a tan importantes consejos de manipulación de alimentos y las reacciones que tienen en nuestro organismo.

    De todas formas, el cuerpo debe de ser muy sabio, el mio seguro que tiene hasta chivato, la mayoría de vuestro decálogo, mi organismo me avisa, sobre todo en las comidas copiosas en verano y el alcohol, pero vamos, que hasta una cervecita y ya me da calor...

    Que bueno el post de Oli, que bien planteado..

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Siempre es bueno tenerlo en cuenta, que estas calores son peligrosas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Yo añadiría que según donde vayaís, es mejor beber agua embotellada.

    ¡Buen verano!

    Cuchillero

    ResponderEliminar
  16. Genial post Carlos, y también el de Oli y muy apropiados en esta época.
    Yo quisiera hacer una aportación respecto a las tablas de corte. En general creemos, porque así se ha hecho creer en campaña hace unos años, que la madera es menos higiénica que otros materiales menos porosos como las resinas, etc. Sin embargo, es justamente la porosidad de la madera, la que al parecer y según los últimos estudios, le da propiedades anti-bacterianas por su efecto tampón.
    Yo tengo tablas de madera en mis clases y me preocupaba el tema, así que me estuve documentando y según estudios comparativos llevados a cabo en distintos países, en la madera la concentración de bacterias disminuye antes que en los materiales impermeables. Un dato muy curioso es que parece ser que no solo tiene mejor limpieza, sino que los residuos que quedan inevitablemente después de limpiar, en maderas y también en otros materiales, se comportan de diferente forma. En la madera y no saben por qué, las bacterias detienen su crecimiento, no proliferan como en otros materiales. A mi me pareció extraordinario cuando lo leí, porque el lavado, incluso con productos fuertes, no impide que queden bacterias residuales y bueno, en la madera, por lo que sea, las bacterias acaban limitándose por sí solas.
    El crecimiento de las conocidas E-coli y la salmonella y otras, son las que se han sometido a estudios expresos y el resultado fue:
    las bacterias no proliferaban en las superficies de madera sin cortes, en condiciones normales de una cocina.
    La limpieza con estropajo y detergente, eliminaba por completo la presencia de las bacterias.
    Y en los cortes producidos por los cuchillos, el resultado era el mismo. Aunque habían bacterias que no se habían eliminado con la limpieza, en la madera, y por alguna razón, paraban su reprodución, muriendo al poco tiempo.
    En las tablas de otros materiales las bacterias permanecían y aumentaban. Incluso en la superficie no podían ser eliminadas del todo, sobre todo después de haber cortado pollo.
    La diferencia entre maderas tratadas con aceites o no tratadas era inapreciable en estos estudios, o sea, que es la propiedad de la propia madera la que le brinda estas ventajas.
    Creo que es un dato importante a tener en cuenta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Una entrada de lo más completa, creo que no se os ha olvidado nada. Os felicito.
    Y el articulo de entre barrancos también me ha parecido genial.

    Bicos

    ResponderEliminar
  18. Gracias a todos por vuestros comentarios.

    Viena me parece muy interesante lo que comentas, creo que de esto he hablado contigo o me he leído algo que hayas publicado porque me suena mucho, y la verdad es que lo desconocemos todos.

    Lo que no me negarás (corrígeme si me equivoco) es que muchas de las maderas que usamos, incluído la mía que ya la vamos a tener que tirar en breve :(, están llenitas de cortes, es más, te lo digo porque si has manipulado alimentos frescos (pollo) por ejemplo en tablas como la nuestra y no la lavas bien, en un par de días huele que echa para atrás.

    Es muy curioso que no proliferen tanto las bacterias en la madera como en otras superficies, pero efectivamente existe contaminación cruzada y ahora en verano se convierte en un foco de bacterias de muy pronta aparición, así que tampoco deberiamos de pasar por alto esta medida pero tampoco de olvidarnos de este detalle tan sorprendente que nos cuentas.

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  19. Por supuesto Carlos, que no se malinterprete mi comentario en sentido de bajar la guardia, que simplemente es una defensa de las tablas de corte, frente a otros materiales, pero no para que nos relajemos en la higiene y precauciones máximas que la cocina requiere yo diría que en verano y en toda época.
    Yo las tablas las conservo bastante bien, aunque corto claro, pero quizás porque cocino poca carne, me duran bastante. Eso sí, cada año como mínimo, hay que hacer un cambio. No es mucha inversión y merece la pena, además da un gusto tremendo estrenar tabla ¿que no?
    Un beso.
    P.D. Ah si, creo que una vez lo hablamos en algún post tuyo o mío.

    ResponderEliminar
  20. Gracias por recordar estas cosas, tan importantes, que parece que las sabemos todos, pero no, no no.
    Gracias

    ResponderEliminar
  21. Leeré la entrada de Oli, a quien por cierto no conozco.

    Los temas que tratáis hoy son archiconocidos, pero no está de más nunca refrescar nuestra memoria y saber lo que tenemos que tener en cuenta llegado el verano. Lo de hidratarse es algo que a mi me obsesiona, y no sé por qué, porque jamás he tenido ninguna experiencia negativa relacionada con ese tema.

    ¡Los beduínos de verdad que se toman el té caliente en el desierto! Bueno, te confesaré que yo soy de las que las duchas de verano nada de fresquitas o templadas, no.¡Con agua calentita! Y así se nota mucho menos el contraste con el calor de fuera, de verdad.

    Besos y feliz día.

    ResponderEliminar
  22. Otra cosa Carlos, ni hablar de tirar tu tabla, cuando la renueves, la guardas, que tu tabla tiene mucha historia...

    ResponderEliminar
  23. Siguiendo los comentarios muy interesante el tema de las tablas de madera ;-)

    ResponderEliminar
  24. Con la cosa del veranito, quizás os apetezca un chapuzón de humor submarino. Estáis invitados.

    http://pescadodeldia.blogspot.com/

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger