21 febrero 2011

Lentejas guisadas al estilo del Alto Aragón

Bueno, esta es una receta de esas que adaptas con lo que tienes, pero evidentemente sólo se parece a la receta tradicional que se oficia en el Alto Aragón (Huesca) y en ese bellísimo paraje que es el parque natural de Ordesa. Ya sabéis que en esta zona existe una legumbre de excelente calidad, otro gran plato pero con alubias es el Recao de Binéfar. Pero a lo que vamos, de esta receta de lentejas hemos encontrado poquísima información, se ofician en los restaurantes de toda esta comarca y su preparación necesita morcilla local de arroz o cebolla, lenteja local tipo castellana, setas silvestres, o en su defecto champiñón, y al final de su elaboración un chorrito de aguardiente o vino dulce de la zona... ¿será ese aguardiente el que da longevidad a tantas personas (mirar aquí)?. Y poco más hemos encontrado, si alguien quiere compartir su granito de historia, estaremos encantados de añadirla.


Pues para la ocasión utilizamos unas lentejas del Paleto del Bauco y compramos unas morcillas de arroz que pese a no ser de obrador, nos entusiasmaron al verlas, y no era para menos. Son unas deliciosas morcillas burgalesas (Villarcayo) de la marca Ríos, toda una institución en la zona, con un sabor y composición 100% natural, y a un buen precio, menos de 2€. Es habitual encontrar morcillas de esta marca en el hipermercado, pero en tamaño pincho no las habíamos visto hasta ahora, y nos parecen ideales para este tipo de guisos. Pertenecen a la promoción de marcas de Castilla y León Tierra de Sabor, de la que ya os hablamos en otros posts.


El tiempo de cocción dependerá de la legumbre y el agua empleados, nosotros esta vez las hicimos en la cazuela al chup-chup y tardaron en hacerse unas 2 horas, en olla a presión en 1 hora están listas. Si usáis lenteja pardina, calcular un 50% menos de tiempo.

Ingredientes para 4-5 personas, 400gr de lentejas (nosotros usamos castellanas), 4-5 morcillas de guarnición (nosotros usamos de arroz), 200gr de champiñones, 2 puerros medianos, 1 cebolla pequeña, 1 tomate hermoso, 1 punta de jamón ibérico, 1 chupito de aguardiante (orujo), agua, laurel, pimienta, aceite de oliva virgen extra y sal. Opcional patata y zanahoria.


Pondremos en remojo las lentejas la noche de antes, mínimo 6 horas. Las echaremos en una cazuela con la punta bien lavada, y una hoja de laurel.


Las cubriremos de agua, un palmo por encima (2 litros y cuarto de agua), y las pondremos a cocer a fuego medio y desespumaremos. Bajaremos el fuego, taparemos y coceremos durante 1 hora.


En una cazuela aparte, escalfamos el tomate para pelarlo.


Y cortamos las verduras así, el champiñón bien limpio bajo el grifo.


Vamos sofriendo el puerro y la cebolla en una sartén con un poco de aceite de oliva y sal, y a fuego lento (no hay prisa).


Damos vuelta de vez en cuando para que no se queme, y una vez esté así...


Añadimos el champiñón sin agua, el agua activa rápido su deshidratación.


Una vez rehogado (5 minutos) echaremos el tomate en trocitos.


Y en cuanto se vaya agarrando a la sartén, echaremos un chorritín de agua. Ya el champiñón desaguará. Lo dejaremos cocer por unos 20 minutos. Cuando esté apagaremos.


A la hora echaremos la sal y un poco de agua fría para suavizar la legumbre. Taparemos y dejaremos cocer de nuevo hasta que estén tiernas, nosotros las tuvimos media hora más. En ese momento, echaremos el contenido de la sartén dentro de la cazuela.


Una vez vuelva a cocer, pinchamos las morcillas y las echamos para que cuezan unos 20-30 minutos, meneando de vez en cuando.


Añadimos el aguardiente o el vino dulce, apagamos y listas. Con guindillitas ¡ideales!. Podéis tomar acompañada de una ensalada de escarola y granada.


Salud.

Print Friendly and PDF

32 comentarios:

  1. nunca te acostarás sin saber una cosa más (y eso que me acabo de levantar, jajaja), nunca había visto prepararlas así, pero han de estar muy ricas ;), si señor

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Yo tambien soy de encurtidos (guidilla principalmente) en las legumbres. Les va como anillo al dedo.

    Una vez probe unas en aceite en lugar de las típicas en vinagre y son ideales.

    Saludos de lunes

    ResponderEliminar
  3. Qué bien sienta un buen plato de lentejas, verdad? Y si además tiene su origen en el Alto Aragón, tierra a la que me unen muchos lazos, pues mejor que mejor.Y la guindilla se va haciendo ya imprescindible...
    Y sobre la morcilla Rios estoy de acuerdo en que es muy rica y para nosotras, que estábamos acostumbradas a ese tipo de morcilla, cuando epezaron a venderla en los supermercados de aquí, fué una veradera alegría. La echábamos tanto de menos....
    Pero si un día tienes oportunidad de pasas por Frías, pueblo de la provincia de Burgos, no dejes de probar las morcillas y los chorizos de Vitores, UNICOS!!!!
    Y la torta de chicharrones....
    Cómo nos gusta comer,eh?
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  4. Bueno, esta lamentablemente me la tengo q saltar, q es "de la tierra"....entre las lentejas y la morcilla....eso no lo consigo aqui ni en broma...

    Anoche hice la pasta scarparo, pero con puré de ajo, salio riquisima!

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  5. Vaya lentejas! Todo un lujo de plato...y eso que no me gustan y me ha dado ganas a estas horas incluso jajaja

    ResponderEliminar
  6. Begoña, apuntado queda lo que nos recomiendas!!

    ResponderEliminar
  7. Sonia, pues nos alegramos mucho. A nosotros nos encantó desde luego.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Por dios pareja!! Que bien me habría venido a mi este plato ayer con el frío que pasé esquiando..... si lo sé.... vengo... ;)

    Deliciosas!!!
    Bicos.
    Lau.

    ResponderEliminar
  9. Qué sorprendente eso de echarle un chorrico de aguardiente a las lentejas, no me hago idea de como quedarán...seguro que bien ricas.
    Anda que no me reí anoche con lo de los caballos!!! Estaba totalmente convencida, aunque me parecía de lo más excéntrico...
    Un besico.

    ResponderEliminar
  10. Mezquita: ¡no paras! jeje

    Lolah: estaba claro, es que fue adorable, una descuido gracioso gracioso jajaja.

    ResponderEliminar
  11. Soy una apasionada de las lentejas, he aprendido en este post una nueva manera de hacerlas, y ademas para tupper genial!!

    ResponderEliminar
  12. Me encantan las lentejas, con morcilla no las he probado, pero con tanta verdura sí y me encantan

    ResponderEliminar
  13. Estupendo plato de lentejas, yo las hago así mas o menos con mucha frecuencia, solo que la morcilla me la salto, no porque no me gusta que me enloquece y además la de Burgos, tierra con la que tengo lazos y me permite comerlas con frecuencia, por eso suelo evitar los guisos demasiado calóricos.

    Como mi marido no perdona unas lentejas o con chorizo o con Moriclla,lo que hago es cocer el chorizo `pinchado aparte, para que deje mucha grasa en el agua y después a última hora se lo añado a las lentejas para que de un hervor. También me gusta en ese momento, hacerle un sofrito de aceite, ajo, que retiro y pimentón de la Vera y echarselo a las lentejas, además de un color muy apetitoso, le da un sabor exquisito. Lo que nunca había oído ni probado es lo del aguardiente.
    Había una de la jet que se hizo famosa por las lentejas que cocinaba un día a la semana para los famosos importantes, era la época del Boyer, y decían que sus lentejas eras exquisitas porque las echaba un chorrito de vino.
    Bueno Carlos, no pongo nunca comentarios aunque te leo TODOS LOS DIAS, pero hoy me he explayado y por eso no pongo comentarios, porque me conozco y me enrollo como una persiana.
    Un abrazo. Chus

    ResponderEliminar
  14. Este plato de cuchara me encanta. No solo porque en esta época es cuando más nos puede apetecer sino porque me parece delicioso. Unos ingredientes excelentes y un resultado magnífico.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. No sabes las ganas que tengo de preparar una lentejas, pero tengo que buscarlas, se ven poco por acá. Lucen muy sabrosas!!!
    Hacía días que no venía a visitarte, estaba demasiado liada... me voy a ver que otras cositas has publicado.
    un abrazo,

    ResponderEliminar
  16. Sois los reyes indiscutibles de la cuchara, cuando uno cree que sobre las lentejas está todo escrito y publicado, aparecen los del Calabajío y te desmontan tus tradiciones...
    Fantástico
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. ¡¡Que buena pinta!! Las lentejas me encantan, pero siempre tengo que luchar con las "de siempre".

    Pero la proxima ni pregunto. Porque me apetecen estas estilo Alto Aragón.

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Chus: ¡¡qué alegría tenerte por aquí!! pues verás, estas lentejas han sido una especialidad y una prueba más dentro de las poquitas recetas diferentes de lentejas que hemos probado.

    Nos han gustado mucho, pero nosotros en el fondo estamos con tu marido, con choricito las lentejas son una verdadera exquisitez, no creas, echamos de menos el toque de pimentón y ese sabor punzante a choricito. Pero hay que abrir miras, el plato de lentejas con chorizo es como nos hemos criado (improntación, como nos dijeron una vez).

    A todo esto, mi madre hacía eso de escaldar el chorizo y morcilla en agua para que en algunos platos el chorizo o la morcilla perdieran fuerza y grasa, y lo hacía sobre todo con algunas chacinas asturianas que son un pelín más fuertes y especiadas, y en casa algunos somos más delicados, pero que sin más, quedaban muy ricos.

    Hilmar: siempre es un placer tenerte por aquí, lógicamente ven cuando puedas, que es cierto que estamos todos faltitos de tiempo... esto es una locura.

    Gracias a todos por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  19. Que lentejas!, me vuelven loca, no vengo a decirte nada de ellas sobre su historia, vengo a robartela y hacerla mañana mismo. Una verdadera maravilla
    Un saludo

    ResponderEliminar
  20. Me gusta tu variación sobre las tradicionales, con todo esa verdura y con la morcilla en lugar del chorizo.

    yo las hago a veces con puntas de costilla o con carnes, pues coincido contigo en que hay que abrir la mente y probar otras formas.

    un saludo

    ResponderEliminar
  21. Que buenas se ven con ese caldito espesito como a mi me gustan.
    De jovencita no me gustaban las legumbres y ahora me encantan.
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Orujo y licores de Colungo!! Con eso no te haces viejo jamás!!
    Yo soy del Alto Aragón aunque no del alto alto, del Somontano y es que tenemos cosas estupendas en esta zona, el vino del Somontano, los quesos de Radiquero, la torteta, los pastillos de Sierra, las chiretas...
    Muy buena receta, besicos.

    ResponderEliminar
  23. Esta es una de mis legumbres favoritas, y así como tu las has hecho tienen que estar buenísimas, la próxima vez llamame y me invito a comer, besitos, pepa.

    ResponderEliminar
  24. Carlos, aunque tú hagas referencia al alto Aragón, y sobre el que no puedo satisfacer tu deseo de saber más, a mí, esta receta, con sus lentejas y su morcilla, solo me puede transportar a las tierras castellanas, tierra de donde proceden mis padres, una tierra menospreciada y sin embargo con una riqueza cultural y gastronómica impresionante.

    Claro, que con ésto no quiero decir que tu plato no me merezca valorarlo. ¡Por Dios, no! Nos encantan las lentejas, y bienvenida sea otra propuesta que nos permita degustarla.

    Un beso y feliz semana.

    ResponderEliminar
  25. Es así como comentas Yolanda, este plato en sí con su morcillita tipo de Burgos y lenteja castellana es castellano hasta la médula, es verdad, pero sólo hay unos matices que lo diferencian o que lo hacen sensiblemente diferente a la receta que tú y nosotros hemos comido siempre, no existe el pimentón, ni chorizo, y lleva aguardiente en un toque final, y no sólo eso, dudamos de si la receta llevaría realmente tomate, pero bueno, así ha quedado.

    Te digo todo esto porque no sabemos si sabrás que en Cataluña el uso del chorizo en la cocina es algo muy moderno, y tenemos entendido que no llegó a estas tierras hasta la llegada de los emigrantes andaluces, y el pimentón lo mismo, pero con los extremeños.

    Por último, comentarte que la morcilla utilizada en esta zona es la que por aquellos lares se oficie, y no tiene por qué ser de arroz, al igual que las lentejas, que serán las de allí, pero da igual, ésta estaba buenísima y la utilizamos. No podíamos abarcar todo.

    Un saludo y gracias.

    ResponderEliminar
  26. Yo creo que un buen plato de lentejas es el plato de cuchara por excelencia y es curioso la cantidad de recetas que hay para hacerlas. Yo no las hago así, pero sí había leído lo del chorrito de aguardiente y creo que es una idea que voy a probar la próxima vez que las haga. Ah, yo les pongo una pizca de comino molido, les da un sabor muy agradable y es un buen carminativo.
    Las fotos y el paso a paso son excelentes Carlos, qué gusto da ver las recetas así, es que aunque no supieras leer, puedes seguir la receta, qué maravilla.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. chapeau ¡¡ Me encantan las lentejas, y este estofado está para para inclinarse

    Besos. ana

    ResponderEliminar
  28. Carlos me gusta tu entrada de hoy ya que estas lentejas casi 89% de ella es como las hago yo y me gustan mucho.
    Saludos
    miquel

    ResponderEliminar
  29. Soy una enamorada de las lentejas.Muy curioso lo del orujillo, nunca lo hubiese dicho.
    Hoy hace malísimo, ideal para tomar una lentejas, con su guindillita, sí señor.
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  30. Carlos como me sorprendeis siempre con vuestros guisos, qué lentejas tan buenas y diferentes a como yo las hago.
    Igual un día me animo y las publico!
    Me ha sorprendido el rehogo que le ponéis, jo qué buenas las veo de verdad!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que solo podrán publicar comentarios personas registradas.

Si no estuvieras registrado en las plataformas sugeridas en el momento de publicar el comentario (openid, wordpress, blogger, livejournal, typepad, aim) puedes mandarnos un correo a por la sección de Contacto del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde facebook, google+ o twitter accediendo desde los banner de la columna de la derecha del blog.

Perdona las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger