13 ago. 2010

Marmitako o Marmita de bonito, el puchero que gusta en verano

Ya en un viejo post os comentábamos cosas sobre este famoso guiso marinero tan popular en estas fechas y que casi todas las familias oficiamos en plena temporada del bonito del norte (Thunnus Alalunga o atún blanco). Las formas de preparar esta marmita son todas parecidas, aunque no iguales, lo que es común es que en su realización se necesitan pocos ingredientes para triunfar. Nosotros somos de la escuela de no añadirle tomate a la preparación, de no atiborrarlo a carne de pimiento choricero y de no hacer un fumet con las espinas de este pescado. Mucha gente hace todo esto y es habitual verlo en recetas. Nosotros creemos que el tomate aporta sustancias que revienen o endurecen las patatas y al final queda un plato con una patata sin gracia, de echarlo, sería mejor ya frito y hacerlo cuando las patatas estuvieran cocidas. En otro orden el fumet de pescado azul o de pescado graso aporta para nosotros un sabor demasiado fuerte, pero lo que está claro es que a mucha gente le gusta. Nosotros creemos que sería mejor emplear otro fumet más suave hecho con huesos de rape (mirar aquí), congrio (mirar esta fantástica receta de Futuro Bloguero) o el clásico de merluza, y en su defecto agua, sin más, que el guiso cobra ya el sabor necesario con el reposo final de bonito. Y por último tanto tono rojo empacha, en nuestra opinión, razón por la que no abusamos del pimiento choricero. ¿Nos acompañáis a ver cómo se hace?


Además para oficiar este plato este año nos deleitamos con las primera patatas bintje recién extraídas por mi hermano del terreno de la casa del pueblo de mi padre. A ver si le convencemos para que nos envíe las fotos y el reportaje completo de todo el proceso de cultivo, realmente ha sido muy emocionante recibirlas en casa, y por supuesto, verlas crecer durante estos meses con éxito. Para los que no lo sepáis, la patata bintje es una variedad europea, antigua que se utiliza sobre todo para frituras. Posee un sabor estupendo, una textura harinosa y pocos azúcares o almidón en su composición (no se oscurecen en la fritura). Es también una gran patata para cocer, y poco más. Bueno sí, que estamos de suerte, desde hace unos meses parece que vuelven a los mercados españoles después de muchos años de sequía comercial, bienvenidas sean.

Por último deciros que este plato lo ha hecho mi familia desde que tengo uso de razón. Recuerdo que siempre en verano, mis hermanos y yo se lo pedíamos a mi madre porque era un guiso de patatas con pescado magro que nos agradaba muchísimo. El pescado es jugoso, con un sabor muy agradable y con una carne blanquecina que desde niños nos ha gustado. Si nunca lo habéis preparado os animamos a hacerlo porque estáis a tiempo, la temporada del bonito acaba a mediados del mes de Septiembre (por lo menos así era antes), y siempre se ha dicho que alcanza su punto más óptimo en el mes de Agosto. Este gran solomillo del mar es una maravilla de la naturaleza que aquí en España se captura de forma sostenible y que se puede encontrar en el mercado muy fresco y bien de precio ¿vais a prescindir de él?.

Ingredientes para 3-4 personas, 350gr de bonito magro en tacos pequeños, 5 patatas medianas (nosotros usamos de varios tamaños), 2 pimientos choriceros, 1/2 cebolleta, 1 diente de ajo, 1/2 pimiento verde/rojo, 1 cucharada de vino blanco de calidad, agua o fumet de pescado, 1 guindilla o cayena, aceite de oliva virgen extra. Opcional 1 hoja de laurel.


Troceamos la verdura como veis, las patatas chascadas (al crujir), el pimiento en tiras medianas (que se vea) y la cebolla muy picada.


Rehogamos la cebolla y el pimiento con algo de sal y aceite de oliva, como 3-4 cucharadas soperas.


Una vez esté rehogado rehogaremos la guindilla (en nuestro caso media picona canaria)...


...y las patatas.


Los pimientos choriceros los habremos tenido en remojo con agua templada o caliente durante 2 horas o si os resulta más cómodo en agua del grifo desde la noche anterior.


Una vez las patatas estén rehogadas echamos el vino, y removemos. Podéis echarle más de una cucharada, el vino le da buen sabor.


Echaremos el agua o caldo que cubra, y uno de los pimientos choriceros lo echaremos en trozos (nos gusta el efecto). Echaremos un poco de sal.


En un mortero majaremos ahora el ajo con un poco de sal gorda.


Una vez hecho pasta, echaremos la carne del otro pimiento choricero que habremos extraído con una cuchara (mejor de palo) extendiendo el pimiento sobre la mesa o tabla con el interior hacia arriba.


Majaremos la carne de pimiento junto al ajo.


Rellenamos con un poco de agua y rebañamos.


Lo echaremos en el guiso que ya estará cociendo. Taparemos y esperaremos a que las patatas estén totalmente hechas, unos 30 minutos.


Una vez estén hechas, apagaremos y echaremos el bonito sin fuego y meneando la cazuela para que el sabor penetre en el guiso. Tapamos, y servimos a los 5 minutos.


Listo. Si el marmitako no pica un poquitín, para nosotros le falta algo. Sobre los trozos de pimiento choricero que nos encontramos en el plato, yo particularmente me los como repasándolos con los dientes. No sabe a nada en especial ¡pero me encanta!.


Salud y feliz fin de semana.

Print Friendly and PDF

18 comentarios:

  1. Asi me gusta a mi el marmitako, ó marmita según el sitio del Norte le llaman de una manera ú otra.
    Coincido contigo en la elaborción al 100x100,sin tomate y con fumet muy ligero, de la misma manera que un fumet enriquece un plato, también se lo puede cargar.
    Y echar el bonito con fuego apagado, al calor del guiso, claro!!
    Un abrazo y buen finde!!!

    ResponderEliminar
  2. Y he olvidado decirte que jugáis con ventaja, con esas patatas recién cogidas y de esa calidad...

    ResponderEliminar
  3. Este plato me encanta. Porque me recuerda a verano, a vacaciones, a Santander. Soy una enamorada del marmitako.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Sin duda este es un plato de esos que reconfortan el alma en verano o en invierno, yo creo que es atemporal, nunca pasa de moda, siempre tan apetecible... mmmm......
    Y si encima le añadiste esas patatas cultivadas por tu hermano.... mmm... te quedaría una cazuela de lo más triunfadora.

    Feliz viernes y buen finde.

    ResponderEliminar
  5. Qué guiso tan sencillo y tan rico. Yo no lo hago exactamente igual que tu,si le echo un poquico de tomate, pero aunque me sale buenísimo voy a probar tu receta, siempre se está a tiempo de mejorar...
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. El marmitako es un plato que me encanta, y el tuyo se ve muy sabroso. Estos son los platos ricos para comer con un buen pan.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Que delicia Carlos, soy de pocos guisos o pucheros, pero este lo voy a probar de todas maneras durante el invierno, se parece mucho a nuestro caldillo de congrio.
    Un beso y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Qué maravilla!! Yo lo tomo incluso con el calor del sur, en cuanto aflojen un poquito las temperaturas

    Besos. Ana

    ResponderEliminar
  9. Genial. Carlos.
    Un clásico en casa.

    ResponderEliminar
  10. Yo también voy a probar tu receta, aunque tendré que esperar a que pase este calor... no lo soporto más!!!
    Lo que si me da envidia es lo de las patatas... qué difícil es encontrar por aquí una buena patata...
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  11. Hola Carlos,
    aquí es muy raro encontrar bonito. Llega muy poco y rara vez se encuentra en el mercado. Este plato lo preparamos con su primo el atún. Lo has bordado. El fumet ligero, como debe ser y sin tomate.
    A nosotros nos gusta justo al final cuando añades el atún o bonito poner un ligerísimo toque de orégano. Le aporta un regustillo muy agradable.

    Buen fin de semana y cuidado con la operación salida y regreso a los que cojais el coche. Por aquí abajo se espera un fin de semana muy complicado en ese sentido.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Que pasada de fotos!! parece que desprenden aroma de lo claras que son...nunca he probado este plato y creo que va siendo hora, me apete muchisimo viendo tu receta...un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Esta semana he preparado dos dias el marmitako, mi marido es locura con este guiso y cada vez le pongo o le quito algo para ver si encuentro su receta favorita, lo malo es que le gusta de todas formas, la próxima vez le quito el tomate.
    Bueno que no te lo he dicho menuda pinta tiene tu marmitako.
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Ay, qué pena que a mi pareja no le guste el pescado!! Pero creo que un día lo enviaré fuera de casa para hacerme este marmitako, que tiene una pinta buenísima....

    ResponderEliminar
  15. A mi con patatas lo que sea me gustan en invierno y verano jaja en casa solemos hacer unas patatas con congrio que son gloria bendita.
    Besicos sorianos

    ResponderEliminar
  16. Y tanto Carlos, y tanto que el marmitako es un guiso que nos gusta a todos en esta época. Si tuviera que elegir, no sé si preferiría el marmitako o un bonito con tomate, haciendo el tomate casero en el aceite de freír el bonito muy ligeramente, o si me gusta más el bonito encebollado.

    Vamos, que el bonito, me gusta y mucho de todas las formas. En mi ración de marmitako, sí, que pique un poquito, que ese picor con sabor es una delicia. El color de tu salsa, con los choriceros y demás me produce deseos de bajar a la panadería urgentemente.

    Qué bueno tiene que estar, no hay más que verlo.

    Lo único, me ha sorprendido verte añadir los tacos de bonito en crudo a cocer sin haberles dado un salteado previo para sellar y que guardasen mas jugosidad dentro.

    Habrá que pensar en una Oda al Marmitako, (gracias por el enlace a la del Caldillo de Congrio de Neruda)

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  17. Me apunto a ese guiso....debe estar riquísimo, que saborcito...uhmmmm....me encantan tus fotos de los sofritos, son tan, tan...bonitas....

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  18. Hola¡

    Marmitako, una de las recetas que primero hice tras dejar el nido materno. Ahora he seguido tus consejos, no le eché tomate y el bonito a fuego apagado. Esto es un hallazgo¡¡ Antes seguía una receta que mantenía el bonito 20 minutos, y con tu propuesta, mucho más tierno y con saborcito a mar. Gracias¡

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger