16 mar. 2010

RESTAURANTE LA FABULA EN GRANADA

** Antes de seguir leyendo comentaros que el chef Alvaro Arriaga, jefe de cocina de La Fábula (2009-2010) y todo su equipo, se han trasladado definitivamente al nuevo restaurante Tartessos en el Centro Cultural Memoria de Andalucía (Avenida de las Ciencias, 2). No obstante queremos dejar constancia del trabajo realizado en La Fábula . **


En nuestra reciente estancia en Granada fuimos con unos amigos a conocer las bondades de uno de los restaurantes que empiezan a dar mucho que hablar en la capital, hablamos de La Fabula (C/San Anton, 28) situado en la zona noble del lujoso y céntrico hotel palacio Villa Oniria ****, el cuál ha sido recientemente reformado en su totalidad, y podéis ver en la maravillosa web que han preparado. Pues su chef Alvaro Arriaga lleva los fogones de este pequeño restaurante en el que tuvimos la suerte de que nos acomodaran en una sala muy especial habilitada con vistas a las cocinas, dónde además de comer maravillosamente, puedes disfrutar de todo el espectáculo gastronómico que encierra unos de los mejores fogones de toda la provincia.


Alvaro Arriaga es un chef vasco obsesionado del producto y de la calidad antes que la cantidad. Además lo tiene claro, prefiere servir a la perfección a dos mesas, que mal a cuarenta. Y no nos extraña, viene de trabajar con los grandes en su San Sebastián natal, según recordamos de su charla se curtió en los fogones del Akelarre de Pedro Subijana, y en varias etapas de su vida trabajó en Chicago, Lloret de Mar, Málaga, Zaragoza y hasta en Washington. Pasada su etapa en Málaga (la penúltima que sepamos), decidió instalarse con su familia en Granada. Al final de la comida, Álvaro muy amablemente nos explicó muchas claves de su nuevo proyecto y anécdotas como que la de su salto profesional a Granada. Cuando se decidió a darlo todo el mundo le decía que allí no se le había perdido nada culinariamente hablando, pero cuando vio que tanta gente le intentaba quitar la idea de la cabeza fue cuando dijo "pues ahora... allá que voy". Curiosamente en su última etapa, la del restaurante Mar de Alborán en Benalmádena, Álvaro ya era muy conocido y, llegados a este punto, tomar una decisión de esta envergadura debió de ser realmente complicado. Fijaros que en el año 2004 hasta hubo periodistas que le apodaron el domador de bogavantes.


Pues poco más que contaros, que él mismo nos recibió muy amablemente y sin más dilación nos contó que nos había preparado un menú degustación muy especial, el cuál disfrutamos plenamente con estas vistas.


Para acompañar los primeros platos, pedimos un maravilloso vino blanco Calvente Moscatel de Alejandría, tenéis que probarlo, y empezamos con unas Almejas en gel de salsa verde, un bocado original en el que llamaba mucho la atención la vistosidad del plato y esa gelificación hecha en base a la salsa verde clásica. El plato se servía templado, y copaban unas almejas muy frescas que se servían poco cocinadas.


A continuación llegó a la mesa una Cigala con bullabesa y ensalada de brotes con film de cebolleta que fue excepcional. La textura conseguida con esta hermosa cigala fue espléndida, en su punto de cocción y de sabor, debajo una bullabesa acompañada de cebollita deshidratada. A la derecha brotes variados envueltos en un film vegetal muy gustoso.


Se nos olvidaba, el servicio de pan que nos pusieron excelente, como era de esperar, acompañado los mismos de un siempre espectacular aceite virgen extra de Canena (Jaen).



Acto seguido llegó a la mesa uno de los mejores platos de todo este menú, un Pulpo Gallego a la brasa con raíces fritas que nos pareció fantástico. Iba presentado en un caldo corto exquisito, y estaba en su punto de temperatura y textura. Y hablando de texturas, la de las raíces me pareció riquísima, y claro, pegaba a la perfección con este pulpo, el cuál vimos en directo su sellado o braseado. La presentación también nos encantó.


Luego nos sirvieron un exquisito Falso canelón de tocino con gamba roja y bechamel ligera de queso. También fue un plato delicioso, frescura absoluta en su interior, un perfecto combinado mar y tierra, suavizado con un acertado sifón de bechamel. Veréis que los brotes, flores etc ornamentaban todos los platos, quizás nos dimos más cuenta cuando seleccionamos en casa las fotos, pero la verdad es que el detalle de los platos estaba muy cuidado.


Llegaron los 'segundos platos'. Primero el pescado, el cuál consistió en un Rodaballo salvaje a la plancha con consomé de mar, caracol de mar, cebolla frita y tomate en roca. El rodaballo sin comentarios, perfecto. Para mí el mejor plato de la velada. Muy jugoso y bien cocinado. Anda que Alvaro no nos insistió en la idea equivocada que existe sobre los puntos de cocción del pescado, ya que no se le sabe sacar partido y se cocinan mal en casas y restaurantes por regla general. Tratar el pescado desde su elección es un arte, y de verdad que aquí es donde se nota que hay una buena dirección en este restaurante. Es que era llevártelo a la boca y la sensación era impactante. De los mejores rodaballos que hemos comido jamás junto al que sirven los fogones del Kira en Madrid. Una cosa que curiosamente nos llamó la atención fue el tomate en roca, algo arenoso y sabrosísimo que al parecer está hecho a base de las pieles del tomate, en una larguísimo proceso de horneado y secado. Impresionante su bocado, ideal para este tipo de platos.


Luego llegó el plato de carne, un Solomillo de Buey cocinado en cenizas, acompañado de velouté de puerros frescos brotes de soja y foie. De verdad que no esperábamos ya menos. Una auténtica pasada su textura y sabor. De las mejores y más tiernas carnes de buey que hemos comido en mucho tiempo. Un punto sublime el que le aporta esta forma de prepararlos, y curiosamente el bocado se hacía aún más delicioso con un foie muy poco presente, algo que nos sorprendió gratamente. Las cenizas no se notaban en boca, pero se veían ¿las véis?. Un gran plato que también repetiríamos.



Estos 'segundos platos' decidimos acompañarlos con un estupendo tinto Vínculo del grupo Pesquera.


Por último llegó el postre, un postre que Álvaro nos contó que ha tenido tanto éxito, que incluso una empresa local quería ponerlo a la venta al público. Se trataba de un exquisito Flan de mascarpone, perlas de piña y pistachos. Como Alvaro era tan simpático nos contó que sus clientes más habituales le llamaban el potito, por su presentación, y a todos les encanta. De verdad que no nos salen más que palabras positivas de esta experiencia, pero es una auténtica exquisitez. En boca resulta cremoso, nada pesado, y el flan de queso contrasta a la perfección con la acidez de las esferificaciones de piña que ellos mismos elaboran, y por supuesto el crujiente de los pistachos.

También, y colación de este postre, nos contó cosillas del nuevo mundo de los espesantes, con una improvisada cata de olores incluída y una explicación del trabajo que tiene conseguir muchísimos detalles de sus platos. Confetis y films de verduras, espesar con un peso muy exacto etc..


Nos dejó a solas en la sobremesa mientras nos tomábamos la recien nombrada mejor ginebra del mundo llamada G'Vine, con Fever Tree . Y es que esta ginebra ha sido laureada con la medalla de oro en el Concurso Internacional de Bebidas Alcohólicas, organizado por el Beverage Testing Institute (Iscariote lo cuenta muy bien).

Por último, mientras veíamos como recogían la cocina, recapitulamos sobre los mejores momentos. La verdad es que fue una experiencia única que tenemos que agradecer a Álvaro, y por supuesto a nuestro amigo Pablo que no pudo estar con nosotros.


Bueno, antes de irnos, investigamos un poco algunas de las cosas que tenían por sus encimeras...


En resumen, La Fábula es una propuesta culinaria única y diferente en la provincia de Granada, nos hemos quedado gratamente sorprendidos y repetiremos sin duda cuando volvamos por allí.

Salud.

Print Friendly and PDF

19 comentarios:

  1. Impresionante!!!!
    Menos mal que por lo menos disfrutasteis de esta maravillosa cena antes de poneros enfermos.... desde luego un menú espectacular. La presentación impecable y los ingredientes.... un 10.
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  2. Buenos días,
    digo lo que Begoña, menos mal que al menos pudisteis disfrutar de semejante banquete antes de caer malitos.
    Todo tiene una pinta fantástica pero yo con ese calvente moscatel de Alejandría y esos panecillos ya tengo para soñar el resto del día. Un besote para ti y para Lola.

    ResponderEliminar
  3. Magnífico reportaje. No sabía que por aquí por Granada, estaba ese restaurante. Aunque he de confesar, que no soy muy aficionada a este tipo de platos. Supongo que yo soy más ruda, jajajajajaja.

    Y por supuesto, el mejor aceite el de Jaén. Aunque los hay bastante fuertes, pero es que tiene que saber a aceituna, sino no es aceite.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Carlos que sorpresa, nosotros nos alojamos aqui en nuestra última visita a Granada, a la cual vamos mucho, Quique etudió allí la carrera, así que muchos findes tiramos para allá y nos encontramos todos ..., sobre todo ahora en invierno, en verano es insoportable el calor.

    Es un sitio maravilloso, con un encanto especial, muy distinto a casi todo lo que puedes encontrar allí, la comida nos gustó muchisimo ...en general el ambiente, muy relajado. Veo que disfrutasteis de la comida.

    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Seguro que esto no es lo que os sentó mal!!! como me han gustado la elboración de los platos, se ven las cocciones cortas y tambi´´en se ve una materia prima super!!
    Ay esa foto con los aceites, bien a gusto los probaría...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Genial se ve el menú Carlos. El pulpo y el postre es lo que más me ha llamado la atención. No conocía el restaurante pero el nombre del chef me sonaba. Gracias por la recomendación. ¿Cuánto os costó la comida?
    Desde luego que lo tendré en cuenta para cuando pase por Granada.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. No es por darte envidia pero dentro de 3 horas comeré allí y volveré a disfrutar y a deleitarme como el primer día y que conste que piso más este restaurante que ningún otro en Granada.
    SIMPLEMENTE UN 10 ,pero sin Álvaro sería un 5, él es quién lo hace especial.
    ya te pasaré las fotos del ahijado de un amigo tuyo con una camisa de cocinero posando en esa cocina de la mano de su maestro culinario.

    ResponderEliminar
  8. Hala, hala... en vez de pedir arroz hervido... jolín, vaya festín!!! Eso quiere decir que la recuperación fue rápida. Me alegro.

    Y que apetitoso se ve todo... mmm... bien elaborado y bien presentado. Ay... (suspiros) es mediodia, que mala hora es esta para visitar tu blog... :o)

    ResponderEliminar
  9. Impresionante resturante en Granada! Siendo una ciudad dificil para este tipo de cocina como nos pasa aqui en Cantabria,les envio los mejores deseos de prosperidad para el restaurante y gracias por el post y las buenas fotos.

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué lujo de almuerzo!
    Tomo nota para la próxima vez que visite Granada.

    ResponderEliminar
  11. Hola!!

    Permiteme presentarme soy administrador de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial, me encantaría poner el link de tu blog en mi directorio y así puedas tener una opcion mas a incrementar tus visitas a diario.

    Esperando su pronta respuesta

    Jacob.
    jacob.cm@hotmail.com

    ResponderEliminar
  12. Hola chicos, ya se que no viene a cuento pero como vosotros llevais mucho por aquí y conoceis a todo el mundo iugal me podeis ayudar, ¿sabeis que pasa con la página de Su, Webosfritos?, cuando intento verla me sale no se que de Bluehost..
    Gracias.

    ResponderEliminar
  13. Menos mal que os dio tiempo a disfrutar un poco ;)

    Excepcional el trabajo que hacen muchos cocineros sin dar que hablar y mirando nada más en el producto y sus clientes...

    Chapó, por ellos y por tu articulo

    Un saludo Carlos

    ResponderEliminar
  14. Gracias a dios que estoy recién cenada o moriria de envidia :)

    Especatacular, dan ganas de salir pitando a conocerlo y a disfrutarlo.

    ResponderEliminar
  15. Madre mía, qué buena pinta que tinen todos los platos! Debistéis disfrutar de lo lindo. Me apunto esta dirección para una próxima visita a Granada. Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Gracias por compartir un poco de la gastronomía en GRANADA, La Fabula se ve excepcional.

    Me encantaría cenar allí. Felecito a Alvaro Arriaga.

    Me encantado esta entrada.

    Un Saludo,
    Mari

    ResponderEliminar
  17. Que gran descripción de cada uno de los platos y de la velada en general. Me imagino todo lo que disfrutaríais.

    ResponderEliminar
  18. la próxima vez que vaya a casa ya sé dónde voy a ir!! ;)

    ResponderEliminar
  19. Hola de nuevo. La cocina de Àlvaro Arriaga es espectacular. Quiero compartir con vosotros la experiencia de degustar   este delicioso menú  Impresionante.

    Besos y mil gracias, de corazón.

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger