14 oct. 2009

NUEVA RECOGIDA DE LA ACEITUNA 2009

Hola a todos, ya estamos de vuelta. Un puente de muchísimo calor, kilómetros y trabajo. Por fin recogimos, seleccionamos y machacamos nuestra aceituna del pueblo de mis suegros (Retamal de Llerena). Por fin podemos empezar a endulzar nuestra aceituna en estos días y tener así para el resto del año. Mi suegro sólo tiene dos olivos, pero caray con lo poco que ha llovido lo que han dado por sus ramas. Al menos 20 kilos de aceituna entre picual morisca (verdial), que aunque algo más pequeña que otros años, ha sido muy abundante y estaba muy sana. Así que os podréis imaginar, todo el fin de semana liados y al final poco tiempo para el disfrute porque imaginaros abrir una casa que está cerrada todo el año, limpiarla, prepararla, recoger la aceituna, limpiarla y cerrarla, pasan las horas que se las pela.


Para empezar señalar que nos quedamos sorprendidos lo seco que estaba todo. Hablando con gente del pueblo nos comentaban que la lluvia es ahora la cruz que asola la comarca, y con razón, mirar en la foto como estaban los encinares y la zona de cochinos, un verdadero secarral. Y encima ahora a 31º a mitad de Octubre, esto es una maldición para los cultivos de invierno. No digamos como está el mundo de las setas, los seteros echan pestes, al menos en el centro de la península.

Pues digno de destacar del largo fin de semana cuatro cosas, los desayunos de tostas de jamón ibérico en el bar de Don Benito (no pudimos sacar foto) Dalí (Avda. Madrid, 14), la propia recogida de la aceituna en sí que ahora os explicaremos; la tercera la visita al bar La Parada en Zalamea, interesante lugar para pedir su bacalao rebozado. Y la cuarta la barbacoa que hicimos con parte de la familia allí presente y que alegró la jornada del Domingo, aunque bien es verdad, que del calor hacía en el patio, no había quién se asomara a ver hacerse las chuletas y pancetas.


Ya en otro viejo post os contamos como endulzar las aceitunas. Para recogerlas debes de tener en cuenta dos cosas, cogerlas más bien verdes (esta es la época), y disponer de tiempo, porque el hecho de cogerlas ramita a ramita se las trae. Para la recogida estuvimos toda la jornada del Sábado, teniendo en cuenta que llegamos al pueblo a eso de las 10:30, comimos a una hora razonable, y nos echamos una siesta obligada ya que el madrugón fue de aupa.


Lola y yo, más o menos tardamos en el primer olivo unas dos horas, haciendo varias pasadas con la mano y usando la escalera si era preciso. Luego mi suegro y yo nos hicimos el segundo olivo por la tarde. Para recogerlas, lo mas rápido sería arrancarlas de las ramas y dejarlas caer al suelo, para luego posteriormente recogerlas a mano o gracias a mantillas, pero claro, el suelo no estaba cuidado (había ya muchas caídas, hierba seca etc), y no teníamos material para eso. Además, de este modo el fruto se recoge sin daños y en las mejores condiciones, y para lo poco que teníamos merece la pena. Así que fuimos rama a rama ordeñando el árbol hasta que acabamos con ambos.


Luego machacarlas, sólo hicimos las moriscas ya que las pequeñas al tener poca carne endulzan sin raja ni golpe. Supondréis que para machacarlas no teníamos maquinaria alguna, sólo piedras o el culo de botellas. Al final fue esto. Lo hicimos entre los tres.


Al final se tarda bastante en machacarla porque se va de una en una, pero fue divertido. Te pones hasta arriba de jugo, pero huele de maravilla, una mezcla de hierba verde y manzana granny. Al final las metimos en dos botes grandes con agua hasta arriba, y a empezar la cuenta atrás.

Luego un premio de consolación, aunque no pude hacer más fotos del achicharramiento exterior (con ropa de invierno que llevamos). Mi suegro fue el artífice de semejantes manjares con pan del bueno, de ese hueco y con miga.


Por último hablaros brevemente del bar La Parada (Plaza de Calderón de la Barca, 49) en Zalamea de la Serena, conocido por su famoso bacalao rebozado, muy parecido al que sirven en el castizo Casa Labra en Madrid, y también por su magro con tomate y sus montados de lomo. No os vamos a recomendar que pidáis a la vez el bacalao y los calamares a la romana, ya que estos últimos nos recuerdan mucho al rebozado del bacalao y el picoteo se hace empalagoso. Atención a las raciones que son bastante grandes.


Salud.

Print Friendly and PDF

15 comentarios:

  1. Un puente completito, eh?
    Precisamente hoy Dolors también ha puesto una entrada de aceitunas y le he comentado que yo solo tengo un olivo (y otro de mi cuñado) y que este año por primera vez, también he recogido las aceitunas y las he envasado. Ahora hay que esperar.
    Este año el verano se está alargando más de la cuenta, con unas temperaturas desorbitadas y necesitamos que llueva ya...
    Y como siempre, os habeis cuidado de maravilla, porque, lógicamente, después de una jornada dura de trabajo....qué pinta tiene todo, por Dios.
    Me alegro de que hayais disfrutado.
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  2. Nunca podré agradecerte estos post, la esencia de lo auténtico.

    Gracias, gracias.

    ResponderEliminar
  3. Habréis madrugado pero qué puente maravilloso, trabajando de sol a sol y en contacto con la naturaleza. No debe haber mejor manera de desconectar de la rutina. Precioso post, durante unos minutos me he sentido transportada a paisajes y aromas maravillosos. Un abrazo y feliz semana corta.

    ResponderEliminar
  4. Carlos, me ha hecho gracia esto de los dos olivos, pero que olivos, grandecitos la verdad.
    Yo no te quiero ni contar los días que me están esperando pues tengo unos cuantos más que tu suegro, eso si, un poco más pequeños, por lo menos vamos a estar como 3 fines de semana los 4 de casa y "sin recompensa gastronómica" pues ternino reventaica.

    Las aceitunas hay infinidad de maneras de hacer, yo suelo hacer naturales como las de la receta de hoy, partidas con añadido de verduras y aromáticas, las hago con cal, con vinagre ( este está en fase experimental), ...

    Me ha encantado tu puente largo, además ya sabes que te guardé muy bien Madrid, me lo pasé de fábula, y comí muy bien!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola Carlos,
    Parece que nos hemos puesto de acuerdo para el puente: Yo también he estado en el campo. Partimos aceitunas, incluidos los niños (ya las tenía recolectadas pues las comercializamos para verdeo y dentro de poco para aceite) e hice barbacoa por la noche: pluma y presa ibérica. A medio día, el sábado, garbanzos con sepia y costilla, el domingo, rabo de toro, y el lunes un arroz con lo que sobro de rabo y sus verduras. En fin, que nos cuidamos bien. Muchas gracias por publicar tus vivencias del fin de semana y saludos desde Córdoba

    ResponderEliminar
  6. Libertad de expresión:

    Pero que morro!!!!!!

    Yo quiero aceitunas de las de verdad!!!

    Carlos mandadme un botecito anda....

    Biquiños.

    Laura.

    ResponderEliminar
  7. De pequeña, el árbol que daba aceitunas era el aceitunero. Me dejaban machacarlas con el culo de una botella hasta que me aplasté el dedo.
    Carlos, ¡ Qué recuerdos ! Esa foto con el plato de aceitunas es una maravilla.
    Un abrazo,
    María José

    ResponderEliminar
  8. Mientras vosotros pasábais calor, yo aqui en la playita. Pero hubiera cambiado, te lo aseguro. No tengo acceso a lo que Su llama "la esencia de lo auténtico" y "envidio" a los que pueden.
    Ahora toca seguir el devenir de esas aceitunas...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Carlos ya de regreso del puente, veo que lo habéis pasado muy bien y sobre todo habéis disfrutado de la naturaleza y de sus frutos. Que maravilla de fotos y que lujo ver esas aceitunas recién cogidas. El reportaje es precioso un disfruta visual absoluto, por no decir ya el bocado final que nos presentas, madree que hambre, jaja.

    Besotes, me alegro que ya estes de vuelta.

    ResponderEliminar
  10. Un fin de semana muy productivo, Carlos. Aunque hayáis trabajado mucho, al cambiar de actividad y disfrutar de la naturaleza y del pueblo debe ser muy relajante, y cuando se puede tocar un resultado tan exquisito como prometen esas aceitunas, debe ser una maravilla.
    Respecto a lo que me has comentado sobre la salsa de pescado, yo también estuve pensando el otro día que debía ser algo parecido al garum, que también se producía por aquí en época romana. Es la primera vez que lo uso, y es verdad que tiene un olor muy fuerte, pero usado en pequeñas cantidades ayuda a dar un sabor más profundo a las salsas, la verdad es que la sopa estaba buenísima.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Pues me parecen unos días estupendamente aprovechados. Haciendo vida sana, en un ambiente envidiable, con unos menús de los auténticos que a todos gustan, pequeños y mayores, y además con esa pedazo de cosecha de aceitunas. Con lo que me gusta la arbequina!
    En fin, gracias por mostrar siempre lo mejor de vosotros.
    Besitos sin gluten

    ResponderEliminar
  12. Madre mia que le cuenten a mi marido lo que es ir a coger aceitunas en pleno noviembre con el frio y no dos olivos, si no unos cuantos mas ,lo odia, ahora claro no es lo mismo por gusto como tu lo has hecho ,la vida del campo es muy dura, por eso el decidió estudiar y no seguir la vida de su padre, bueno ya no me enrollo mas, seguro que estas tuyas están buenísimas, besos, pepa.

    ResponderEliminar
  13. Cómo me gustan las aceitunas...en todas sus variantes, pero sin duda, si tuviera que escoger, optaría por las "zorzaleñas" (o aceitunas "de borracho" como las llaman en algunos sitios por aquí por Sevilla) y las verdiales en salmuera. Tus aceitunas tienen una pinta estupenda. Precisamente en Arahal (un pueblo a 40 kms de Sevilla) son en septiembre las fiestas del "verdeo", o sea, la recolección de aceitunas. Una celebración signa de conocer. Me ha encantado tu post!

    ResponderEliminar
  14. Bueno, pues yo para variar también he estado en el campo este puente, "arrecogiendo" patatas. Los agricultores están en plena faena de recolección y como los mayoristas sólo les compran las patatas buenas, bonitas, redondas y sin formas... las pequeñitas (ideales para hacerlas arrugás), las dejan en las tierras para quien quiera ir a su busca o "rebusca", como decimos por Valladolid.

    Aunque en mi caso, yo no tube la suerte de disfrutar de una barbacoa como la vuestra...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Joe que fallo con la b de tuve... las prisas, que son traicioneras ^^

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger