13 ago. 2009

RESTAURANTE RINCON DE CAPI'S

El restaurante Rincón de Capi's (C/ San Gabriel, 5) en Torrevieja ha sido sin duda la gran sorpresa del Verano. Lo descubrimos accidentalmente buscando en Internet platos típicos de esta localidad alicantina. La verdad es que no os podemos concretar mucho como fue, pero topamos con él tras una sucesión de búsquedas aleatorias hasta que acabamos dando con el término "jornadas gastronómicas de Torrevieja". Tras encontrarnos con esto, buscamos donde servían el tradicional caldero torrevejense, y por fin salió este lugar. El sitio nos dio buenas vibraciones y nos dimos cuenta que al menos hoy por hoy sigue habiendo en Torrevieja al menos un sitio dónde conviva la cocina moderna (hojaldres de pescado, chateaubriand de buey, wagyu, deconstruccciones, gelatinas, tartares, terrinas etc) con la cocina tradicional de la zona (cucurrones con bajocas, mariscos de la zona, embutidos de la Vega, caldero de la bahía, olla viuda, pulpo seco, arroz revolcado con calamar de potera etc), aprovechándose como es lógico de los productos locales y presentando propuestas tan interesantes como pescados de lonja, carnes gallegas y hasta 7 elaboraciones diferentes con foie. ¿El sitio prometía verdad?.


Pues efectivamente fuimos este pasado Julio y triunfamos. Además, Ricardo Cases, gerente del sitio y uno de los hermanos la saga de cocineros Cases Andreu, nos estuvo deleitando tras la cena con una charla muy interesante sobre gastronomía y sobre la oferta de restauración de la zona que la verdad nos pareció muy interesante. Tuvo además varios detalles con nosotros raros de ver en otros sitios, y nos regaló algunas direcciones y recomendaciones. Esto se lo agradecimos enormemente y en general nos fuimos con un muy buen sabor de boca del local. Que duda cabe que sin duda en repetiremos, porque la oferta de género, elaboración, presentación y simpatía del personal reinaron toda la noche.


Pues empezó el festín. Antes de nada comentaros que Ricardo nos recomendó un vino blanco excepcional para empezar debido a que el Chablis que pedimos no lo tenían suficientemente frío (un detalle por su parte). El vino era un cabernet sauvignon blanc (variedad francesa que ha agarrado muy bien en España) llamado Recato, un vino blanco de la localidad de Socuéllamos (Ciudad Real) que resultó estar extraordinario. Ha sido uno de los pocos vinos blancos envejecidos en barrica que hemos probado, y estamos seguros que si lo encontramos en alguna tienda, lo compraremos. Es un vino fino de vendimia nocturna (por debajo de 18º), maceración en frío y reposo en sus hollejos durante 20 días. Fragante, algo complejo y fresco. Tenéis que probarlo.


Pues la noche culinaria comenzó con la degustación del famoso pulpo seco fuera de este largo menú degustación de 7 platos y 2 postres. Esta exquisita ración nos pareció sublime, y no por ser el primer plato ojo, si no porque ese sabor torrado y fantástico del pulpo echo a las brasas era único. Si a esto le añadimos ese toque ácido producido por el jugo de limón, y ese toque especiado a pimienta y a buen aceite de oliva virgen extra, el plato resultó ser una exquisitez. Nos comentó Ricardo que el pulpo seco se carboniza literalmente en las brasas y a fuego lento, luego se corta en finos escalopines y se sirve con el aliño. Es muy típico en la zona, pero es difícil hacerlo bien. De verdad chicos, que éste era una maravilla. Os lo recomendamos.


Empezamos el menú con un gazpacho de fresas, quizás el plato menos sorprendente pero siempre agradable. Adornado con flor de menta y bien frío.


Continuamos con uno de los grandes de la noche, el crêpe de mero y centollo al gratén. Espectacular, plato bien oficiado y con un regusto exquisito a gratinado de parmesano. Si vais algún día a este sitio, pedirlo que os va a encantar. Nos comentaron que gusta mucho, y no es para menos. Suave, cremoso y muy especial. Como casi todos los platos que vais a ver, los tienen en carta. Un 10.


A continuación fuimos testigos del antes y después de la degustación, un rebozado del famoso queso servilleta o Tovalló típico de Alicante, relleno de dátil y con una mermelada de arándanos al centro. Este queso mezcla tipo fresco aquí lo rebozan y lo sirven crujiente, produciendo un contraste en boca muy agradable. ¿Por qué el antes y el después del menú? pues porque teniendo en cuenta la inmensidad del menú, el plato es contundente y todos coincidimos en que eliminaríamos una porción.


Continuamos con otro grande de la noche, el salteado de vieiras con foie al perfume de pimienta rosa y cebollino. Una delicia al paladar. Todo en su justo punto de temperatura y nada contundente. El foie extraordinario. La vieira igual. Encima en su cantidad justa y muy bien presentado. Nos chifló.


A los comensales que no pidieron foie les trajeron como alternativa un bocadillo de tortilla de patata en deconstrucción con aceite de trufa (plato que creemos que no tienen en carta). Se trataba de un huevo poché de codorniz sobre un puré (básico) de patata aromatizado con este famoso aceite y acompañado de unas generosas tostadas de pan. Nosotros preferimos el plato de foie con vieiras, pero el plato era agradable.


Después uno de mis favoritos junto con el crêpe, sus famosos higos gratinados con foie, salsa de higos agridulces y reducción de menta. Maravilloso contraste el del higo con finas láminas de foie, mejor si cabe que con la vieira, y era una combinación que nunca había probado y me encantó. Una gozada degustarlo y por supuesto nunca olvidaré. Recomendable pedirlo por carta, si no vais a pedir menú degustación, además, os va a sorprender el buen precio que tiene (10€).


Los que de nuevo no pidieron foie les sorprendieron con un exquisito plato basado en la famosa gamba roja de Santa Pola sobre acelgas y piñones al aceite balsámico. Una delicia de plato que tampoco olvidaré, y aunque no no fui uno de los afortunado en probarlo, hubiera sido una difícil elección. Disfruté mucho con la gamba que mi chica me obsequió, porque estaba fresca hasta decir basta. Muy bien presentado y combinado.


A continuación el pescado, un lomo de bacalao fresco con salteado de ajetes y tomates secos en aceite de ñora de Guardamar que resultó estar muy bueno. Correcto en sabor y con una salsa muy digna que nos recordaba a las salsas que hacíamos en base a la carne de los pimientos choriceros. Tengo no obstante que reconocer que desde este punto las fuerzas empezaron a flaquear. Uno de los culpables aparte del queso, fue el foie está claro (llena), pero también que las chicas empezaban a dejarse los platos casi enteros, y al final acabas echando un cable por no tirarlo, y claro, toda esta experiencia se vuelve en parte contra ti. Que os vamos a contar que no sepáis...


Por último el ansiado wagyu. La verdad es que no nos decepcionó para nada. La carne era muy sabrosa, tierna y además muy bien asada a la plancha. No sabemos si será la mejor parte del animal (presa), pero desde luego era muy tierna y mereció la pena probarlo. El plato se llamaba presa de buey de kobe (wagyu) a la parrilla con patatillas a lo pobre y sal gris. Si queréis saber algo más sobre esta cara carne podéis mirar aquí. También nos enteramos que la sal gris o Guérande era ideal para las carnes. Ni idea.


Y ya en la zona de postres, e intentando hacer un hueco como pudiéramos, un sorbete de fruta de pasión y coulis de frambuesa. Riquísimo, ideal. Mejor que un sorbete convencional de limón. Algo que os recomendamos pedir siempre que vengáis a este sitio, porque si lo sirven fuera del menú, no os vais arrepentir. Una mágica combinación ácida y dulce que bajaba la comida muy bien.


Por último un hojaldre relleno de crema con chocolate caliente y vainilla. Un postre sin sorpresas, bien presentado y con poco más que añadir que no se deduzca de la foto.


Por último, unos merecidos chupitos de hierbas y limoncello obsequio de la casa. Chupitos que a todo esto presentaban muy bien, pero vamos, que de este momento lo que realmente destacamos fue la charla que tuvimos con Ricardo y que os comentábamos al principio.


Por si lo queréis saber, si es que no lo habéis deducido ya, el sitio tiene una decoración demasiado seria y clásica para nuestro gusto, pero vamos, suponemos que esta decoración tendrá su por qué. De todas formas, como lo que importa es el género, éste fue excepcional, además se sirvió rápido y con buenas explicaciones. Salimos aproximadamente por 60€ por barba, 54€ del menú más la bebida. Un precio más que asequible teniendo en cuenta la calidad de los productos y el número de platos (¡y como acabamos!).

Volveremos, no lo dudéis chicos del Capis, y además a por los platos y arroces tradicionales de vuestra tierra, que estamos seguros que nos encantarán.

Salud.

Print Friendly and PDF

7 comentarios:

  1. Si señor, una buena comida y si además tuvo buena charla, qué más se puede pedir?
    Voy a ver alguno de estos platos con más detenimiento, porque tienen una pinta...
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  2. Menudo festin, Carlos!
    Todo tiene un aspecto fantástico.
    Recurdo cuando iba a Torrevieja hace muchos años...ahora creo que está demasiado masificado y no me apetece ir, pero puede que en invierno no esté de mas una visita a ese estupendo restaurante.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Lolah, si vas por allí, podéis llamar antes y pedir que os elaboren alguna delicia local de encargo (arroz, caldero etc). Estoy seguro que también triunfaríais. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Que ceruita lo tengo de mi casa!! he oido hablar de él, pero la verdad es que ahora nos desplazamos poco y hacemos muchas cenas en casa, pero con tus fotos ideas ya se cogen!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Pues tu chica tiene muy buen gusto, me encanta el plato que escogió de acelgas con piñones con esas gambas rojas... mmm.... para levitar y tocar la cúpula a lo Miguel Angel del restaurante,seguro; por cierto ¡que bonita es!

    ResponderEliminar
  6. Lástima que le tengamos tan lejos..., ahora, que me alegro por vosotros y ese pedazo de menú que os metisteis pal' cuerpo!

    ResponderEliminar
  7. Sitio estupendo en una zona un poco difícil y el pulpo es algo que añoro,antes iba mucho ahora me pilla lejos,una lastima.Los arroces también ricos.Ummmmmmmm a estas horas......

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger