26 ago. 2009

COLIFLOR CON SALCHICHAS FRESCAS Y PESTO

Qué maravilla la coliflor ¿verdad?, ideal en todas las estaciones hasta en el verano. Pero qué nos decís ¿qué no os gusta?. De acuerdo, a nosotros hace años nos pasaba lo mismo, era ver la coliflor y echar pestes como cuando cuece. Menos mal que con los años hemos cambiado y ahora no sólo nos gusta, si no que la adoramos. Y claro, es tanta nuestra devoción que siempre que la compramos estamos pensando en hacer platos diferentes, así que esta vez como otras tantas, quisimos hacer uno nuevo. Para crear este plato pensamos precisamente en cómo poder comer coliflor con alguna guarnición cárnica, ya que nunca lo habíamos hecho excepto con bacon, y siempre la hemos preparado con alguna salsa. Así que teníamos que abstraernos pues de todo lo anterior, es decir, del socorrido y clásico aliño de aceite de oliva virgen extra y vinagre (o limón), de hacerla con bechamel, preparación que por otro lado nos parece fantástica, de nuestras nubes de coliflor (que son siempre tentadoras) o de uno de los clásicos, coliflor con pimentón. Así que aunque lo teníamos complicado, vimos la luz.


Aunque teníamos claro que al plato le íbamos aportar algo de carne, nos quedaba pensar en la salsa que fuera a tono con el plato, y diferente. Con la carne pensamos en la Ternera, sólo se nos ocurría ponerle carne picada, y no nos gustaba otra idea que no fuera con bechamel; ¿cerdo? pensamos en algún trozo de tipo ibérico, y se nos ocurrió como base de una crema enriquecida para acompañar a una presa o secreto. Así que como coincidió que habíamos comprado una planta de albahaca, pensamos en el clásico pesto, y claro ¿con qué pega un pesto? pues además de con la pasta, se lleva mucho con verduras y con la misma carne. Así que como la verdura la teníamos, como carne le podría ir bien algo menudo, pequeño, de pincho. Y pensamos entonces en las clásicas salchichas frescas de toda la vida. Por tanto, así nació la coliflor con salchichas y pesto.

Pues mirar, los ingredientes para dos personas son media coliflor hermosa hecha ramitos o pellas, 1 cebolleta, 6 salchichas frescas, 2 patatas medianas (creemos que quedará mejor con alguna más), un vaso de vino blanco, 1 sobre de queso mozzarella (o un queso que funda), AOVE y sal. Para la salsa pesto muy sencillo, 50gr de piñones (esta vez fueron almendras morconas peladas), dos cucharadas de queso parmesano rallado, 1 ajo, una planta de albahaca o dos sobres de albahaca fresca, unas gotas de vinagre (opcional), cuanrto de vaso de AOVE (más o menos) y sal.


La mozzarella que se nos olvidaba sacarla foto...


Lavamos a conciencia la coliflor, y la separamos en pellas. La ponemos a cocer al vapor junto con las patatas partidas por la mitad y con piel, durante unos 40 minutos. Ya sabéis que al vapor la verdura se cuece sin apenas agua, luego es muy interesante que el agua nos arruine el plato. De todas formas si no tenéis vaporera, cocerla como siempre, en agua y en olla a presión. Nosotros al vapor le añadimos sal a mitad de cocción (a los 15-20 minutos), en la olla desde el principio.


Mientras cuece la coliflor, iremos haciendo las salchichas junto con la cebolla a fuego suave con algo de AOVE. Las tuvimos rehogando unos 30 minutos lentamente hasta que llegó el baño de vino, con el que subimos algo el fuego pero eso será después.


Mientras se hacen ambas cosas, es el momento idóneo para empezar hacer la salsa pesto. Arrancaremos las hojas de la albahaca una a una, y las lavaremos bajo el chorro del grifo con cuidado.


Las dejamos secar unos 10 minutos sobre papel absorbente y en un lugar seco y sin aire.


Las dispusimos en un bol con queso rallado, las almendras, el ajo, la sal y parte del aceite de oliva. A nosotros nos gusta echarle un poco de vinagre, pero no es lo habitual.


Trituramos, y vamos añadiendo el resto de aceite de oliva (fijaros que poco cunden las hojas que posee la planta entera). Probamos de sal y de aceite (debe de quedar aceitosilla) y reservamos en la nevera tapada con un papel de aluminio. Nos puede durar así un par de días.


Una vez rehogadas las mismas (no hace falta que sea a conciencia), echaremos el vino blanco en las salchichas y subiremos el fuego a fuerte. Veréis que la cebolla ha pochado muy bien a fuego lento y con la grasa de las mismas.


A los 10 minutos el vino se habrá evaporado y quedará una especie de caramelización sabrosa propia de la cebolla, el vino y la grasilla de las propias salchichas.


Pues esa grasa la utilizaremos para suavizar y engrasar las patatas cocidas. Ya os hemos dicho que empléis más que las que usamos nosotros, le van muy bien y creemos que quedaría mejor con un fondo más abundante y cremoso.


Exprimimos al máximo los jugos de la cebolla.


El puré resultante ya os adelantamos que será ideal. Si deseáis más cremosidad, añadir AOVE al gusto.


Extendemos la fina capa de patata en ambos recipientes gracias a la base de una cuchara. Sólo queríamos una capita que recogiera el aceite del pesto, e insistimos, creemos que con más quedaría más jugoso.


Ponemos ahora una capa de coliflor cocida...


... intercalamos la cebolla pochada..


..y vamos rellenando de salchichas troceadas y coliflor hasta cubrir todo con género.


Al final quedaría así.


Sólo falta ya embadurnar con pesto y luego con queso.


Primero el pesto, aquí distribuiremos homogénea y abundantemente...


Y luego el queso, sin piedad...


Lo meteremos en el horno a 200º durante 10 minutos, y luego unos minutos al grill suave hasta que dore. Que no dore mucho, que no es una bechamel y el queso se endurece.


Salud.

Print Friendly and PDF

14 comentarios:

  1. Qué buena idea el pesto con la coliflor. Tomo nota!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Pero cuanto ingenio tiene esta receta Carlos!! la capa de patata, el pesto con albahaca fresca....y todo ese queso derretido, como me ha gustado!!! y encima la coliflor me chifla!!
    De 10.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡Maaaaaadre que rico!!
    !Que receta tan origuinal y rica. El pesto de almendras, la coliflor....

    Un 10.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Obviamente quería decir original. Ha sido la emoción del momento :-)

    ResponderEliminar
  5. Esto tengo que probarlo sin remedio, nunca se me hubiera ocurrido poner pesto a la coliflor, pero seguro que el resultado es estupendo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Qué rica receta, Carlos, y qué color más bonito le da el pesto. Yo no comía coliflor hasta que hace uno o dos años aprendí a hacerla en el microondas SIN OLOR. En un recipiente tipo Pyrex tapado, en ramitos ya limpios, sin amontonar, en una sola capa, a máxima potencia, siente minutos. Conserva todas sus propiedades, queda buenísima, es rápida y... ¡¡no huele!! Te animo a probarlo. Es de Cristina Galiano. Un besote.

    ResponderEliminar
  7. Me vuelven loca las coles!! todas!! la coliflor, el broculí, la col blanca esa de las ensaladas.....me encantan!!
    Y esta receta vuestra tiene una pinta estupenda!!!. Perooooooo me la reservo para cuando haga más frio por que debe ser una bomba de calorias ...ideal para el frio...no???
    Besos desde Valencia,

    dolores

    Ps : ayer ví en Mercadona la horchata de Hacendado y me acordé de vosotros. !!!

    besosssssssssss

    ResponderEliminar
  8. este plato tiene una pinta increible, lo estaba leyendo y me iban sonando las tripas! que rico!

    besos,

    pity

    ResponderEliminar
  9. Una receta sabrosa, ingeniosa, vistosa y sin lugar a dudas, deliciosa!!!

    Anotada queda.

    Has venido con fuerzas Carlos!!!

    Yo marcho hoy, que ya hay ganas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Jo, que pinta...

    Este fin de semana tengo que dar cuenta de un bote de salsa de tomate casero, pero el próximo fin de semana cae.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  11. Esto tiene que estar de muerte!
    Me encanta la receta, con ingredientes sencillos y cotidianos un plato de lujo. Felicidades p0r el blog, es un placer seguirte.

    ResponderEliminar
  12. Esta semana estoy muy liada y no me da tiempo a nada, pero esta receta ya la he copiado, por que me parece una maravilla.
    Con lo que nos gusta la coliflor en mi casa. Cuando yo la ponga tan sofisticada, no la van a reconocer....
    Una delicia.
    Un saludo,Begoña

    ResponderEliminar
  13. Platazo de estrella michelín. Me encanta.

    ResponderEliminar
  14. Uy! pues a mí la coliflor me encanta! así que apunto la receta!
    Pero para cuando haga un poquitín más de frío, que ahora con los 40º rondando todo el día no me apetece! :)

    Llevo muchíiiisimo tiempo pasando por aquí, pero nunca escribía! ahora tengo un blog, y te invito a que te pases!

    Saludos!

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger