10 feb. 2009

CONFITURA EXTRA DE GROSELLAS ROJAS (PARTE I)

Mi hermano y mi cuñada nos muestran como prepararon en verano y en su propia casa una exquisita confitura de grosellas rojas traídas de los estupendos groselleros que mi hermano ha ido cultivando con los años en la casa del pueblo, y que aprovechando que el año pasado habían vuelto a dar excelentes grosellas, éstas las confitaron y a su vez bloguearon para mostrarnos por fin los pasos a seguir en la elaboración de esta rica conserva dulce de fruta. Esto es útil si tenéis groselleros en vuestra finca o jardín, y nunca os habéis atrevido hacer esta rica confitura que sobra deciros que también podréis hacerla con grosellas comerciales.


Hay muchas personas que afirmamos que una confitura y una mermelada es lo mismo. Nosotros lo tenemos muy claro y el diccionario no las distingue especialmente, pero curiosamente he descubierto leyendo por la red, que al parecer todos los fabricantes se han puesto de acuerdo en que una confitura lleve siempre trocitos de fruta, y las mermeladas no siempre. Esto es algo impreciso y se tiende a creer que simplemente es una decisión puntual y no una reglamentación rígida. El caso es que la industria es verdad que incurre en que la mermelada sea como un simple puré más o menos homogéneo de pulpa o carne de fruta, y que la confitura lleve trozos de frutas y en muchos casos con piel, sobre todo cuando adquirimos confituras de bayas (moras, zarzamoras etc), o de algunas frutas con un cierto encanto al tomarlas con algo de piel (limón, naranja, kumquats, higos etc). La mermelada nunca.

Pero vamos, en el fondo ya os decimos que lo mismo, que se trata de fruta cocida en un almíbar, aunque podría ser un debate interesante. Otra cosa es la categoría, 'Extra' que se debe a que estas jaleas hechas con azúcar, fruta y agua contendrán una cierta cantidad de fruta, es decir, si es más de un 45% en fruta en las confituras y en las mermeladas más de un 50%, sería una conserva 'extra'. Y claro, toda conserva de fruta que traiga menos de estas proporciones carecerán de este apellido o marca de categoría. No os creáis que esto se utilizaba a la ligera, aquí si que hay una estipulación.


Bueno, sin enrollarme más, os dejo por aquí su técnica que hemos dividido en dos partes, la primera es una pequeña introducción al mundo de las grosellas, y la segunda parte la propia elaboración de la confitura. No os podéis perder ninguna de ellas porque son muy interesantes.

"El primer contacto que tuvimos en casa con estas bayas fue gracias a mi padre, quien muy a principios de los años ochenta -probablemente leyendo el maravilloso libro “La vida en el Campo” de John Seymour - se interesó por las mismas. Para entonces la casa Hero acababa de sacar al mercado su mermelada de grosellas rojas, manteniéndose hasta la actualidad como la única marca importante que la tiene.


Dalfour (St. Dalfour) tiene una también una confitura muy buena, pero es de grosellas negras, las cuales merecen capítulo aparte. Un día de aquellos, paseando por el carismático vivero Jardín de Sala (hoy tristemente arrasado por bloques de viviendas) observé que vendían plantitas de grosellero a raíz desnuda, y no dudamos en comprar algunas para ponerlas en el pueblo.

Cuando en Junio fructificaron nos dimos cuenta que no eran muy agradables para comer en fresco (salvo para los apasionados de las cosas muy ácidas), pero sin embargo intuimos que se podría hacer una gran mermelada con ellas, parecida a la de Hero que trajo nuestro padre. Durante uno o dos años se hizo algún experimento con muy poca cantidad de fruta, quedando bastante bien.


Inexplicablemente las plantitas se secaron unos años después víctimas de la competencia con otras plantas mas vigorosas y ha sido recientemente cuando de nuevo me he vuelto a interesar por ellas. La pagina en mi opinión donde mejor se explican las distintas variedades que hay ¡como no! viene de Francia y es ésta (si os interesa el tema os recomiendo su lectura).


Últimamente he visto con satisfacción que ya hay viveros en España donde se ofrecen tres o cuatro variedades de groselleros rojos, que no está nada mal para empezar. No hay nada más desalentador para el aficionado hortícola que uno vaya a uno de estos establecimientos y al comprar una planta veamos en el etiquetado que pone “uva blanca” ó “manzano amarillo” existiendo cientos de variedades de cada una de éstas, por ejemplo. En el tema de las grosellas rojas, las hay dulces, las hay pálidas, las hay muy ácidas, las hay en racimos largos, cortos… Comprar un grosellero en macetita supone un desembolso de 4 a 6 euros, y este es el momento.


Yo invito a todo el que tenga un jardín o una terraza grande a poner un par de plantas de estas, que aparte de dar sus frutillos son muy decorativas, manteniendo un follaje bonito y verde muchos meses al año. En mi caso particular las cultivo en tiestos muy grandes por razones que no vienen al caso.


En algunas grandes superficies pueden encontrarse grosellas rojas, pero a unos precios que resultan desorbitados. Las he llegado a ver a 9€ la cajita de 150gr. En estas condiciones es absurdo plantearse hacer mermelada pues trae mucha mas cuenta comprarla hecha en un establecimiento gourmet. Además suelen ser variedades de granos muy gordos que se usan fundamentalmente para decorar postres. Hoy por hoy son mucho mas exóticas que las frambuesas.


Por último os comento que se muestran en las fotos diversos aspectos de las plantas de grosella, así como sus frutos. Estos se recolectan en Junio ó Julio dependiendo de las variedades y del clima, y siendo el pasado el segundo año desde que las tengo cogí mas de un kilo de fruta con solo cinco plantas. Presumiblemente cogeré mucha mas cantidad este año y venideros, pero tampoco hace falta tanto para hacer un poco de mermelada. Podría llegar a cansarnos y requiere no poco esfuerzo el proceso.


Os dejó también una foto del aspecto de las plantas tras la última helada. ¡Resisten lo que les eches!.


(continua aquí)

Salud.

Print Friendly and PDF

21 comentarios:

  1. Mi hermana Paloma y yo estamos intentando montarnos un mini huerto en la terraza, y me parece que las grosellas, si sigo leyendo tus entradas, van a tener que formar parte de nuestras variedades. Por ahora solo tenemos hierbas aromáticas y queremos poner tomates cherry.
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  2. Ay Carlos!!!me has dado donde más me gusta !!, ya sabes, creo , de mi fascinación por éste tipo de frutos rojos, me parecen una delicia además de ser preciosos, la naturaleza es el mejor elemento decorativo (no me canso de decirlo)... Fíjate hasta que punto me encantan que en más de una ocasión en vez de regalarme la típica cajita de bombones me han regalado una de esas cajitas de grosellas que yo he ido degustando como el mayor tesoro gastronómico. A mi peque le encantan también, se las hago en batido mezcladas con leche, en helado, o incluso con yogur natural, y le encantan. Las grosellas , a pesar de su sabor ácido también se encuentran entre mis preferidas, aunque en casa soy la única que se las come así, al natural!!estaré muy atenta a tu mermelada o confitura(yo tampoco tengo muy clara la diferencia). Saludos

    ResponderEliminar
  3. Espero la tercera entrega.
    Es interesante lo que nos cuentas , yo que dispongo que un poco de sitio para plantar me lo plantearé en serio a ver que hago pues lo que más me podría preocupar es el frío invierno y veo que lo resisten la mar de bien.
    Buen reportaje , como siempre.
    un beso

    ResponderEliminar
  4. Qué fotazas Carlos, nos has devuelto al verano en un momento. Qué colorido...
    Me muero de ganas por ver la segunda parte.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Qué gran reportaje para conocer mejor a las grosellas... A mí me parecían arándanos. :-) Prueba de que en España existe poca "cultura" de frutas rojas. Es difícil encontrar en el mercado frambuesas, grosellas, arándanos o moras... Por no hablar, como bien dices tú, de distintas variedades. Sin embargo, los blogs franceses de cocina están plagados de ellas. ¡Con lo bonitas que son!

    Esperamos esa segunda parte del reportaje.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Y gracias por tus palabras (acabo de leer tu comentario). :-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Me gustan todos los frutos rojos, la frambuesas son mis favoritas, las grosellas tienen un sabor ácido que me fascina. Además me parece un fruto muy bonito y delicado.
    En Chile tenemos gran variedad de berries.
    Carlos, gracias por traernos un poco de verano!

    ResponderEliminar
  8. Espero a la entrda de mañana pero yo por ahora....el frasco de Hero.
    ¡ Qué envidia !.
    Un arbazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  9. Espero con enfasi la próxima entrega!!
    De momento, fantástico!

    Besinos guapi.

    ResponderEliminar
  10. Me gusta mucho la mermelada de grosellas. Como más me gusta? Con filloas, crepes o tortitas.

    No me había planteado el cultivarlas nunca, en casa tenemos morera y tuvimos planta de frambuesa, pero los pájaros se ponen las botas.

    En fin que veré si por la finca tengo un buen sitio para ponerlas sin que resulte un engorro para cuando pasamos la cortacesped.

    Espero la receta.

    Bicos.

    Laura.

    ResponderEliminar
  11. Begoña: cualquier duda que os surja escribirnos a la dirección de correo.

    Martuki: Me alegro muuucho que te haya gustado. Lo de los frutos rojos ya decía yo que me sonaba que... era devoción de alguien asiduo al blog (20 sensaciones) jejeje. Pues mira, nos alegramos un montón. Espero te guste la confitura.

    Dolors: ...la tercera entrega no va haber, pero ojalá te guste la segunda jejejeje ;)

    Vanesuky y Silvia: mañana!, ya verás que delciia

    María: desde luego, pero poquísima, y espero que con este post la cosa empiece a cambiar, entre todos podemos, porque son plantas fuertes y los frutos son deliciosos.

    Sol: Ya me imagino, por allí tenéis mucho y de todo. Chile, Perú, Costa Rica.. paraísos frutales.

    Maria José: desde luego, y es que está riquísimo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. ¿Cómo que no va a haber 3ª entrega?, la primera es la que has puesto, la segunda será supongo la elaboración y tercera...la degustación !!!!!!!!!!!!
    besos
    (en que estaría yo pensando)

    ResponderEliminar
  13. Pues estoy deseando que llegue la próxima entrega, porque me ha parecido una lectura super interesante y con mucho contenido útil.
    Gracias como siempre y besitos sin gluten

    ResponderEliminar
  14. Mazquita: Cualquier duda que tengas no dudes en contárnosolo.

    Zerogluten: me alegro que te haya gustado

    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Muy interesante y útil la entrega, estaré pendiente de la 2da. parte. Cultivo especies y algunos frutales, voy a ver si consigo Grosellas por estos lares.
    Saludos,
    Polo

    ResponderEliminar
  16. Hola Carlos.-

    Sin lugar a dudas es uno de los arbustos mas generoso y agradecido, es de facil cultivo y muy resistente a los inviernos crudos, yo por esta zona solo tengo un problema, Los pajaros no dejan una viva.

    un saludo

    ResponderEliminar
  17. Qué ricas las grosellas rojas y "caseras". Para mí son un sabor de la infancia. ¿Sabías que la mermelada más cara del mundo es de grosellas rojas a las que les quitan las pepitas con plumas de ave? La hacen en Bar-le-Duc en Francia y era la favorita de Hitchcock... Aquí te dejo un link para que veas cómo la hacen. Seguro que la vuestra no desmerece. http://fxcuisine.com/Default.asp?language=2&Display=213&resolution=high
    Beatriz.

    ResponderEliminar
  18. Su, Polo: mañana mismo continuaremos con el post.

    La puchera: no me extraña, a nosotros nos pasa lo mismo y lo peor que si no tenemos cuidado, nosotros que no vivimos en la casa del pueblo, los acribillarían.

    Beatriz: estupendo tu link. No teníamos ni idea y web es espectacular. Habrá que verla con calma. ¿En Bar-le-Duc son un poco pijos no?.. jejeje.. Es genial.

    Un saludo a tod@s.

    ResponderEliminar
  19. Como me ha gustado, y que interesante, intentaré comprarme una para mi ventanita, la de mis fotos :)

    ResponderEliminar
  20. Hola carlos he hecho esta receta y me ha salido exquisita, original, bueniisima. Que lastima que sean tan caras, habra que poner un huertito..
    Puedes verla en mi pagina de novata http://dulcesbtrix.blogspot.com.es/
    Me quedo contigo y espero que tu me acompañes
    besitoss
    Beatriz

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger