16 ene. 2009

CHAMPAGNE VEUVE CLICQUOT PONSARDIN

En estos días de grandes comilonas y reuniones familiares, se han descorchado dos champagnes extraordinarios de la misma marca Veuve Clicquot y en dos jornadas diferentes, una en casa de mi madre en la comida de Navidad, en la cuál bebimos una botella que la habían regalado a mi hermano; y la otra en la comida de año nuevo, la cuál compraron unos días antes mis cuñados. Según parece, nosotros ya la habíamos probado en nuestra propia en una cena que organizamos, pero ni nos acordábamos de la marca, pero si que recordábamos que el champagne que llevó a casa en aquella ocasión nos gustó muchísimo. Pues mira, cuánta razón tenía Óscar.


Esta vez no iba a ser menos, un espumoso francés excelente que seguramente muchos conoceréis por su gran renombre internacional y su fácil adquisición en grandes superficies y tiendas especializadas. Y aunque digamos que se trata de un champagne brut de la gama más económica del mercado junto con el Möet Chandon (que es del mismo grupo), el Mailly, o Montaudon o Ruinart (también es del mismo grupo) etc, nosotros no pedimos más a un espumoso achampanado. Veuve nos pareció ideal, sabroso y de entrada muy suave para tomar con todo tipo de aperitivos, pescados, asados, postres y un largo etc. Un 'todoterreno' de mucha calidad, que compite muy fuerte con todas las marcas citadas.

El sabor del mismo es como amoscatelado, con aromas a tierras y bosque y un sabor con reminiscencias a foie como pensamos alguno en la mesa. Y claro, con la óptima temperatura de servicio el resultado es impactante. Por si lo queréis saber lo tomamos primeramente con el cabrito asado que ya os posteé, el cuál nos pareció una combinación sobresaliente. Y en año nuevo acompañando de marisco y de unas ricas chuletas de lechal, que claro, el resultado fue tremendo. Resultó ser en todos los casos armonioso y poseedor de todos los adjetivos posibles (positivos) que os podáis imaginar, y que lógicamente nuestro paladar alcance. Nosotros no entendemos de cata como bien sabéis (y menos en este mundo del que empezamos muy poco a poco a ser neófitos), pero oye, era llevártelo a la boca junto con un bocado suculento de asado, o de marisco, y era un manjar divino del que nos sentimos privilegiados por poderlo disfrutar otro año más.


Y para los curiosos como yo, la historia de la Veuve Clicquot realmente es la historia de una mujer que de estar a la sombra paso a ser alguien que revolucionó el gremio convirtiéndose en alguien ambicioso y que demostró ser alguien muy inteligente. Ahora os contaré lo que hizo en muy pocos años, pero os adelanto que todo lo que hizo fue con toda su familia de viticultores en su contra, y como no, con una sociedad anclada en el más profundo machismo. Bueno, pero vamos por partes.

Veuve significa 'viuda' en francés, y cuando en Francia se menciona madame veuve todo el mundo sabe que se hace referencia a Madame Clicquot, o lo que es lo mismo, a Nicole Barbe Ponsardin. Esta mujer francesa nació en el año 1777 y según leo en la web de vinos-elegidos.com nació sólo unos años después de que se instalaran las bodegas de la familia Clicquot en la Champaña francesa que fue en 1722. Esta mujer acabó siendo una gran empresaria dentro de la comarca, pero al principio estaba a la sombra de su marido el hijo del dueño, el caso es que al morir éste llegó a ser pronto la primera mujer de negocios de la época, pero no sólo eso, si no que 'agitó' el sector y de qué manera, se han escrito libros y todo.

Pues veréis, los datos concretos fueron que la casa de espumosos Clicquot era y es una de de las más antiguas bodegas productoras de champagne de la zona, y su fundador Philippe Clicquot lo llevó durante muchos años. Al poco tiempo tuvo a su hijo Francois, el cuál se hizo cargo de la bodega a los veinte y pocos años justo en el momento en el que tomó nupcias con Nicole en el año 1799 y curiosamente se casó ¡dentro de la propia bodega!. Al poco tiempo (cinco años después) Francois muere de fiebre amarilla quedando viuda Nicole con 27 años. Su padre en horas bajas, quiso cerrar la bodega y la viuda se empeñó en seguir el negocio pese a la oposición de todo el mundo y que en el campo del vino, lo estaban más aún. Poneros por un momento en situación.


Pues lo consiguió y lo que hizo Nicole fue mucho más. Mirar, para empezar compró una serie de viñedos clasificados hoy por hoy como de los mejores terruños del mundo. También fue quién empezó a exportar el champagne fuera de Francia, en un principio a Rusia, yendo ella personalmente a muchos destinos (con los años lo hizo al resto del mundo occidental). Inventó también la puesta de etiquetas en los vinos espumosos, algo que antes no se hacía. Mejoró el famoso método tradicional o champenoise (también utilizado en el cava español) eliminando la turbiedad del líquido con un método que ella mejoró tras la primera fermentación. Y esto es interesante. Lo que inventó fue que las botellas adquirieran una posición concreta en su segunda fermentación alcohólica (y dentro de la misma botella) para que no hubiera poso. Las botellas las dejaba reposar durante semanas inclinadas hacia abajo y las giraba un octavo de vuelta cada día, así las mismas acumulaban el sedimento en el gollete (cuello) y luego este sedimento se extraía al cambiar el corcho por un nuevo tapón gracias a la propia presión que ejercían las botellas hacia fuera. Tremendo.


En fin, que el sector del espumoso le debe mucho a esta mujer que murió en el año 1866 (casi 90 años), y no es para menos. Ha consolidado técnicas, ha explicado teorías, ha depositado ilusión, sudor, y uno de los mejores y más conocidos champagnes del mundo. Y no lo decimos nosotros, lo dicen las críticas de los expertos, y mucha gente como nosotros que creemos que lo hemos sabido valorar en su justa medida.

Este champagne se vende a un precio asequible (unos 34€) y pertenece a la gama Montagne Reims, que es la zona de mayor altitud de la Champaña, famosa por su uva tinta borgoña Pinot Noir.


Salud y buen fin de semana.

Print Friendly and PDF

13 comentarios:

  1. Me encantan tus historias ¿De donde sacas tiempo para documentarte tanto? Una buena comida con un buen cava ó un buen champagne la verdad es que se convierte en algo sublime....
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  2. Más me gusta a mí que las leas jejeje. A veces creo que empalago bastante con los datos. ¿Tiempo? La verdad es que no lo sé, mi forma de trabajo se resume en que apenas tengo vida. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Carlos, tengo recuerdos estupendos de una noche de verano con la familia compartiendo una botella que había quedado "olvidada" de las fiestas de hace unos años de Veuve Clicquot....Aunque no soy una gran amante del champagne, me encanta tomar un par de copitas de vez en cuando y si es Veuve Clicquot o Moet... mejor que mejor!!

    Un beso. B

    ResponderEliminar
  4. Ahi me has tocado la fibra!! Mira, me pirro por una copa de champagne, es "mi bebida". También me gusta el cava y ojo, no quiero parecer "afrancesada" pero en este tema, un cava por muy caro que sea como por ej. el "Kripta" no se puede comparar aún a un champagne. No se si será la elaboración ó la cultura que tienen con esta bebida, superior a la nuestra, en esto en concreto. Aquí sigue habiendo la costumbre de tomar el cava al final de la comida, de ahí la mala prensa que tiene: "me ha sentado fatal la comida", claro sienta mal porque después del aperitivo, los vinos, meterse el cava...
    El cava ó el champagne es delicioso como aperitivo ó durante la comida, le va a los mariscos, a las aves, a los arroces etc..
    Carlos, como veo que os gusta, en otra celebración probad el "Gosset" ó "Taitinnger" excelentes los dos, aunque uno de mis preferidos es uno de los que citas: Ruinart, pero éste es carísimo.
    Perdón por el rollo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Yo tampoco soy un fan de Champagne como Carmen jejeje, estoy más con Bea, pero es que por otro lado estaba sumergido en el intrascendente mundo del Cava del montón, ese que usamos 'para brindar' y lógicamente no le veía la gracia por ningún lado.

    Pero poco a poco nos estamos introduciendo en este mundillo si es que introducirnos se trata de probar varios champagnes y cavas de alta solera.

    Las marcas que comentas, a excepción de Ruinart, no las conozco pero espero probarlas pronto porque de ti me fío mucho. Yo conozco el Ruinart Brut básico, no me acuerdo cómo se denomina pero no cuesta más que éste. Supongo Carmen que te referirás a una gama más alta de la firma entonces no me extraña que te postres ante tal marca y antes esta bebida.

    Un saludo a las dos.

    ResponderEliminar
  6. Carlos con la emoción de pensar en una copa de champagne bien frío, he olvidado decirte que fantástico tu post con tantas explicaciones. Que gusto da tener a alguien que piense por nosotros!! Gracias de nuevo.
    El Ruinart que tuve la ocasión de probar debía de ser una gama alta, altísima, porque me dijeron que costaba en torno a 80€.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Suscribo todo lo que ha dicho Carmen Rico, de principio a fin.
    Yo también me pirro por una copa de cava o champagne, desde el inicio, desde el aperitivo pasando por el asado y el postre. Para todo.
    Tengo la suerte de vivir a un paso de la comarca del Penedès y verdaderamente me aprovecho de esa ventaja ya que el cava es un buen champán internacional a muy buen precio.
    Recuerdo a quien le pueda interesar, que el que no da dolor de cabeza es el Brut Nature porque lleva menos azúcares...

    Saludos y buen fin de semana
    Anna

    PD. A Carmen decirle que me ha pasado como a ella... ahora tengo unas ganas locas de tomarme una copa de champán bien fresquito... Carmen, vámonos de copas!!! je,je..

    ResponderEliminar
  8. Ahhhh!! y como no siempre (especialmente ahora que estamos en crisis) podemos tomar estas exquisiteces, son una fan del Cava "Juve Camps" brut nature " reserva de la Familia"...que se consigue en cualquier Mercadona, y que de verad está bastante mejor que aceptable.... Lo siento, ya no comento más, mira que soy pesada!!! Un beso. B

    ResponderEliminar
  9. No quiero ser entrometida, pero yo donde se ponga un buen cava, como dice Bea un Juve Camps, brut nature, que se quite un champagne!
    Alguna vez, con mi cuñado he bebido Moët Chandon, y te aseguro que prefiero un Juve Camps.
    Supongo que para gustos, colores!!
    Un besín!

    ResponderEliminar
  10. Hola Carlos.
    Así en confianza, ahora que no nos oye nadie....de los huevos de la entrada anterior te podría decir algnas cosas ( toda buenas, por cierto ) pero de Champagne....nada de nada. Nunca me ha gustado. Para que te hagas una idea en casa en Nochevieja brindamos con sidra...
    Eso sí, me encanta leer lo que nos cuentas. Esto se está convirtiendo en un vicio....
    Buen fin de semana,
    María José.

    ResponderEliminar
  11. Está claro que para gustos los colores, estoy seguro que probaré un cava con una nota de 10!... y un champagne con nota de 0, pero aún nos faltan muchas cosas que probar y de degustar. Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Carlos, chico, como me ilustras!!!
    Cava todo el que quieras, pero champagne ni olerlo.
    Me leo más despacito tu publicación que he ido muy deprisa y de paso lo disfruto.
    un beso

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger