7 nov. 2008

PATATAS CON CARNE Y NISCALOS (ROVELLONES)

Para los que no lo conocéis, ¿queréis probar un plato exquisito y sencillo aprovechando la temporada de setas?. Pues si el hielo no fastidia todo, podremos disfrutar de estos níscalos durante más o menos un mes más. Y es que el níscalo empieza a presentarse a precios asequibles que suelen rondar los 10€-12€ el kilo. Ya sabréis que aunque sea algo caro no hace falta comprar muchos para disfrutar de un excelente plato de patatas con setas. Nosotros compramos 1/2 de kilo y fue suficiente para hincharnos. Quizás con 400gr (para dos) hubiera sido suficiente para aproximarse a la proporción ideal de níscalos, patatas y carne para dos personas, que las proporciones en estos platos no dejan de ser un parámetro importante.


Los rovellones los hemos llegado a ver este año a 37€ el kilo y no hace mucho, y eso sí que es un robo teniendo en cuenta que en algunos casos vienen de fuera y vienen bastante deterioradas. No hay que tener prisa, porque si no sois de los que las cogéis en el campo, los precios se ajustan bastante hasta valer los 10€ (más o menos) el kilo y en los ejemplares medianos, que no los muy grandes, que cuanto más grandes más baratos (pero no mucho) y ya os digo yo que más bastos.

Y ya os he contado en otros posts que el níscalo o rovellón no es una seta muy fina, pero que se encuentra facilmente en las grandes ciudades y eso ha provocado que a mucha gente le guste. A nosotros la verdad es que nos encanta, sobre todo guisado, y ese color anaranjado que poseen los ejemplares recién recogidos es para que uno se vuelva loco. Además, este año ha sido el primer año que hemos preparado nosotros mismos el famoso guiso de níscalos, patatas y carne, ya que otros años lo han hecho nuestros padres. Y de verdad que es muy fácil, asequible y sugerente, y nos ha encantado prepararlo. El resultado de 10, y os animaros desde aquí a hacerlo.

Y ¿sabéis lo que más engancha de esta preparación? pues aparte del bocado delicioso que es, es ese olor que desprende la ternera en el agua de cocer los níscalos, es algo tremendo. Si no lo habéis olido o cocido nunca, que sepáis que huele dulce y con poderosos matices a tierra y madera. Es grandioso y a veces pienso que sólo por eso merece la pena hacerlo (¿será ésta una sensación olvidada?).

Para limpiarlos ya sabéis que debemos de quitarles esa tierra que siempre poseen con un trapo húmedo o paño, porque de quedar tierra nos cargaremos el plato. Pero creo que es tedioso, y podemos romper más la seta de tanto sobarla. Nosotros vamos con más prisas y los lavamos bajo el grifo frotando bien el sombrero. ¡Ah! lo verde se come, pero algunas partes con agujeros o negras las cortaremos con el cuchillo (no las queremos). Además, y si los ejemplares son grandes abogo por quitar las láminas internas (esporas) raspando con un cuchillo, pero ojo, no hay por qué hacerlo así, nosotros lo hacemos para que haya cero tierra en el guiso, y porque consideramos que las láminas no son algo importante en la degustación de las setas. Al final de este proceso las partimos en dos trozos (aunque dependerá del tamaño) y comprobaremos una a una si tienen gusanitos en el pie rajando el mismo longitudinalmente, aunque la verdad es que no te encuentras por regla general ninguno si ejemplar es mediano y es seta comercializada.

Luego cada maestro con su librillo. Nosotros cocemos los níscalos previamente en un poco de agua y una pizca de sal y durante menos de 5 minutos. Reservamos la cocción e incluso las congelamos. Es lo más recomendable a no ser que las cojamos (o las compremos) y las hagamos en el momento. Dejarlas crudas en la nevera más de un día es un error (os lo aviso). Se ponen feas y se acaban rompiendo y oxidando. Se podrían comer claro que sí, pero si podemos evitarlo mejor.

Por último, utilizar una carne y una patata de calidad. En cuanto a las patatas tiraros de cabeza a por unas buenas monalisa, sin riesgos. Aunque las mejores para cocer creo que estaréis de acuerdo conmigo que son las patatas gallegas. Y en cuanto a la carne esta vez utilizamos ternera asturiana con certificación de origen. Ya os comenté ayer que esta excelente carne la puedes encontrar de muchos cortes en carnicerías y en los supermercados Alcampo desde 10€ el kilo (dependiendo de los mismos). No la congeléis, comprar la carne y hacerla, sale más jugosa y mejor.


Bueno pues vamos al plato. Para oficiar unas estupendas patatas con níscalos y carne para dos personas deberemos tener a mano 300 gramos de carne, 2 patatas medianas, 1/2 kilo de níscalos, 1 pimiento verde, 1/5 cebolla, vino blanco, agua (junto con la de cocción de los níscalos), pimentón de la Vera (le eché un pelín picante), 4-5 ajos, laurel (que ambos no salen), AOVE, harina, sal, pimienta negra recién molida y opcionalmente azafrán.


Podíamos haberlas hecho de la forma que nosotros llamamos 'en blanco', es decir, sin pimentón ni pimiento, pero preferimos para este plato que el mismo posea esos colores rojizos propios del otoño más bucólico. En fin, cursilerías aparte preparamos la verdura en estos cortes.


Una vez lista, rehogamos la cebolla en trocitos, los ajos los echamos enteros y también el laurel, todo en un poco aceite de oliva virgen extra (AOVE). Lo dejaremos pochar un poco.


Echaremos ahora la carne desprovista de grasas y fibras y rehogaremos el conjunto.


Echaremos ahora la harina (la punta de cuchara), el pimiento en trozos y las patatas chascándolas. El orden lo podéis variar, pero si os gusta la patata menos hecha echarla cuando la carne haya cocido la mitad de su tiempo. El caso es que si no, bajaremos el fuego y rehogaremos todo durante 10 minutos.


Un poco antes de echar los líquidos, echar el pimentón. ¿Cuánto? pues otra punta de cuchara (1/4 parte), sólo debe de dar al guiso un tono anaranjado, no rojo. Lo daremos vueltas y nos dispondremos a echar el vino, el agua y el caldo.


Primero le toca el vino, lo echaremos y rehogaremos 1 minuto subiendo el fuego; luego el agua de cocción de nuestros níscalos (toda) y por último el agua normal hasta cubrir. No os paséis de cantidad que luego saldrán con mucho caldo. Opcionalmente le eché unas hebras de azafrán. Salpimentar. Si usáis olla a presión 20 30 minutos (o hasta que la carne esté echa), y si usáis olla normal unos 45 60 minutos. No os preocupéis por las patatas y el largo período de cocción, aunque con unos 20 minutos valga, las patatas chascándolas aguantan carros y carretas. Nosotros para este tipo de guisos usamos la olla a presión, porque la verdad sea dicha, no hay mucho que controlar.


Una vez abramos la olla, echar los níscalos semi cocidos y volver a cerrar por el tiempo de 2 minutos y apagar. Abrir y probar. Si no queréis olla, cocer los níscalos unos 5 minutos extra con tapa.


Sacaremos la hoja de laurel, y listos para comer ¡Mmmmmmmmmmmmh!.


Salud.

Print Friendly and PDF

13 comentarios:

  1. Carlos, separando las setas a las que soy alergica, el guiso me parece espectacular!! De los que me puedo meter una buena ración entre pecho y espalda a cualquier hora y sobre todo con frío.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Pues no conocía yo la alergia o intolerancia a la setas, en fin, desde luego de tener una alergia que sea a ellas y no a otros productos más habituales (que no sé si las tienes ojo) como el gluten, lactosa, marisco, anisakis que son más comunes en nuestra dieta.

    Bueno, es un guiso normal, pero nos gusta. Un saludo Pilar.

    ResponderEliminar
  3. Que gozada de plato!
    Haces unas fotos estupendas, que hacen que la comida apetezca todavía más!!
    Besinos.

    ResponderEliminar
  4. Me gustan mucho las setas aunque desgraciadamente lo único que sé de ellas es su precio.
    Me parece un plato magnífico y para mí novedoso. La carne con patatas es uno de los platos de Domingo en mi casa pero con setas tiene que estar de locura.
    Me encatanta tu dedicación, el paso a paso, las fotos...¡ qué gozada !. Mil gracias .
    Buen fin de semana,
    María José.

    ResponderEliminar
  5. Absolutamente fantástico. En casa se hacen sin carne solo con los niscalos y la patata, madre mia y yo hoy tengo una crema de esparragos y un filete de pechuga de pollo, que muy rico, pero que me apetecia mas tu opción, vaya...
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  6. Vanesuky y Maria José: me alegro que os gusten, no es para tanto, pero bueno. Lo que si que me interesa es publicar las cosas con muchas fotos, sugiere más.

    Su: yo como tengo debilidad con el pollo, pues no sé que decirte ;).

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Que pinta mas estupenda! Me ha encantado

    ResponderEliminar
  8. Este guiso me parece de lo mejor... mañana tengo encargadas unas carrlladas de ibérico... hay nísalos en el mercado... así que caerá, seguro

    Ana

    ResponderEliminar
  9. Hola Ana, pues fíjate, con carrilleras ibéricas... un lujo!. Gracias por escribir.

    ResponderEliminar
  10. He seguido tu receta y ha salido muy rica aunque he necesitado dejar la carne más tiempo haciéndose. A los niños, que son los gourmets más exigentes, les ha encantado también, el mayor me ha abrazado efusivamente :-)

    Gracias, es muy fácil seguir, ejecutar o adaptar tus recetas.

    ResponderEliminar
  11. yo las hago con costillas adobadas y niscalos y estan muy buenas.Doro las costillas le añado cebolla,laurel,ajo,pimenton y tomate haciendo un sofrito, luego añado los niscalos y el agua dejo que cuezan para que se quede tiernos los niscalos como la carne y por ultimo le añado las patatas y puedo asegurar que salen buenisimas.

    ResponderEliminar
  12. Nestic: Perdona por no haberte contestado antes. Tienes razón con el tiempo, gracias por comentarlo. Qué buena recompensa la de tu hijo ¡No sabes cuanto nos alegramos!

    Paqui: Gracias por compartir tu receta. Estamos seguros de que están buenísismas.Las costillas adobadas le tienen que dar un toque estupendo.

    ResponderEliminar
  13. Hola, Carlos:
    los guisos de patata son siempre espectaculares. Sencillos de hacer y con un resultado tremendo. ¡Qué buena pinta tiene!
    ya ha comenzado la temporada de níscalos otra vez. Ayer me agencié unos en una tienda de confiaza y hoy me he marcado unas patatas guisadas con níscalos que son un auténtico pecado. ¿Qué tienen estas setas que quedan tan bien en los guisos? Os dejo el enlacde por si os interesa

    http://ensalsaverde.wordpress.com/2012/10/25/patatas-guisadas-con-niscalos/

    Un saludo,

    Ivan

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger