24 nov. 2008

AGUA DE MONDARIZ, FINA DE PONTEVEDRA

Todavía oigo a mi madre decir que recién casada y cuando iban algún restaurante que otro allá por los años 60, se quedaba alucinada al ver cómo la gente pedía agua mineral de Mondariz cuando comía, ya que esto en aquella época os podríais imaginar que no era lo normal y yo creo que menos en Madrid. El agua de Mondariz era el agua que muchos sitios (creemos) de Madrid para arriba (bares y restaurantes) compraban para ofrecerlas a sus clientes, y era raro ver como uno pedía agua mineral cuando por ejemplo el agua de Madrid siempre ha tenido fama de extraordinaria. Y no era para menos, hablar de las aguas de Mondariz era y es hablar de lujo, salud y de ese majestuoso balneario que en su día fue un antes y después dentro del panorama turístico vacacional de la burguesía nacional e internacional del momento, y que además, reformado recientemente se ha convertido en toda una referencia a nivel europeo y sin lugar a dudas del norte de toda España.


Nosotros no pudimos verlo, ni visitarlo por falta de tiempo e itinerarios diferentes, pero es una asignatura pendiente que tenemos mi chica y yo, fijada para dentro de algunos años. El sitio desde luego (y por fotos) es precioso, y mirando su oferta de servicios no es muy caro en comparación con otros balnearios menos peculiares (y en pensión completa). Sería un gustazo poder alojarnos un puente de estos por allí, teniendo en cuenta que sólo está a 5 horas en coche de Madrid.

Pues el descubrimiento de estas aguas es algo más complejo de lo que creía, porque por un lado relacionan su descubrimiento con la desaparecida villa romana de Búrbida (parece ser que el nombre proviene de 'burbuja') y lo demuestran (entre otras cosas) los restos de empedrado de una antigua vía, o bien se cree que fueron los antiguos ocupantes del castillo medieval del Sobroso (a 3km del recinto) los que primeramente las descubrieron y las utilizaron gracias a unas modestísimas instalaciones que se dice que probablemente fueron destruidas.

Y no se sabe mucho más a ciencia cierta de su origen y de sus comienzos, ahora bien, ya en el siglo XIX se empiezan a encontrar escritos referentes al acuífero gracias a un tal Domingo Blanco Lage, médico y sacerdote de Mondariz el cuál utilizó las aguas en su carrera médica al observar como sus pacientes o vecinos curaban sus afecciones estomacales y dermatológicas con un tratamiento continuo de ingesta de aguas (por su bicarbonato). Él además de documentarlo, 'redescubrió' el manantial de Troncoso, aunque fueron dos hermanos, uno médico cirujano llamado Sabino Enrique Peinador, y otro (creo) abogado (oriundos de Mondariz) los que compraron la finca dónde se encontraba dicho manantial, aunque fue gracias a un ingeniero amigo suyo por lo que descubrieron otra fuente salutífera a la que llamaron Gándara. Ambas fuentes fueron claves en el nacimiento del balneario, y son las que otorgan las aguas bebibles y las aguas de tratamiento para el mismo. Ambas están situados en el valle del Tea (afluente del Miño), dentro de los términos municipales de Mondariz en Pontevedra.


Pues hablando de la explotación de las aguas tanto en su balneario como en su envasado, los hermanos Peinador no tardaron en declararlo agua de utilidad pública en 1873, aunque no fue hasta el año 1877 cuando el agua mineral no se empezó a envasar y distribuir a todo Galicia y parte de Portugal gracias a un edificio construido con cierta celeridad y situado cerca de estos manantiales. Se dice que en 1877 ya se distribuían un millón de botellas.

Actualmente el complejo está reformado casi en su totalidad debido al famoso incendio del 9 de Abril de 1973 provocado al parecer por un descuido en unas reformas puntuales en un edificio (no hubo víctimas), edificio que es parte de otros dos, todos ellos inaugurados en 1898 y protegidos hoy por hoy por la Ley de Patrimonio Histórico Artístico. En su estructura original había 250 habitaciones, y ahora algunas menos. El caso es que todos los recintos se comunicaban, (y se siguen comunicando) por un pasillo subterráneo el cuál conserva su estructura inicial, aunque en el actual resort se han ido añadiendo instalaciones más acordes con los tiempos que corren (centro de convenciones y congresos, campo de golf propio, Palacio de Agua, Balneario Celta etc).

Foto extraída de viajitis.com

Por si lo queréis saber, antiguamente el gran hotel balneario ofrecía, sólo para unos pocos privilegiados, tratamientos reumáticos y metabólicos variados y curiosamente se podían alojar en el recinto tanto el propio paciente, como su familia y sirvientes. También se crearon alrededor del mismo lugares tan peculiares como un teatro (que reformado sirvió a todo esto de balneario provisional después del incendio), un huerto, un invernadero, campos deportivos, granja, jardines, imprenta, generador propio de electricidad, el desaparecido museo de Pías, el asilo de ancianos, el instituto de hidroterapia, la capilla y un gran comedor con capacidad para 800 personas. Además leo que en el recinto trabajó mucho personal , y se crearon muchos hoteles al alrededor (leo que unos 16) gracias a este próspero negocio que bien es verdad que en su día, estaba más enfocado a la tercera edad y los enfermos.

Desde 1995, y después de los descendientes de los hermanos Peinador lo vendieran al grupo Vichy Catalán, Tryp Hoteles y Sol Meliá se encargaron de la remodelación y de la gestión del gran hotel creando dos nuevos conceptos de balneario afines al clásico (Palacio de Agua y Balneario Celta) y lo reconvirtieron en un nuevo hotel con 81 habitaciones (en un principio), y en el 2004 reutilizando la antigua planta embotelladora en otras 48 habitaciones, todo dentro de estas zonas nuevas.

Y ya dentro del agua, ésta posee ese sabor concentrado de la alta carga mineral existente gracias a la naturaleza granítica del sustrato por el que circula, confiriendo a las dos, una antigüedad notable y eso se nota en el gusto (entre 60 y 150 años dentro del acuífero). El agua emerge en ambos manantiales a unas temperaturas que rondan entre los 16.5ºC y los 18º, dependiendo del manantial, y a lo largo de todo el año.

Leo que a estas aguas se les ha llamado siempre aguas 'acídulo alcalinas carbónico-ferruginosas', está claro que el agua posee gas carbónico natural y con una aguja excelente (aunque no excesiva). También muchos bicarbonatos, algo más de calcio (40.9 mg/l) que la media, sodio y trazas de hierro, siempre de rápida absorción, algo fundamental en la ingesta diaria de agua mineral.


El agua mineral sin gas en cambio no posee estos bicarbonatos y algo menos de sales minerales (mineralización débil) que la sin gas, es suave, medio fina y barata, y su envase es del color azul que tiene el Solán de Cabrás. Para muchos será un agua ideal porque no tiene apenas matices, y prácticamente sólo sabe a agua, que para un disfrute diario es ideal incluso para preparar alimentos infantiles, pero yo, para un uso eventual prefiero otras marcas más saladas y gruesas. Sin duda es una de las grandes aguas finas junto con la de Sierra de Cazorla, pero no la incluyo entre mis aguas sin gas favoritas pero sólo por preferencias personales, algo totalmente ajeno a su calidad y fama.

En cambio me quedo con el agua con gas como un agua gasificada dignísima.

Salud.

Print Friendly and PDF

6 comentarios:

  1. ya no tengo tanta prisa por volver a Galicia, con estas cosas tan bellas e interesantes que nos cuentas.
    Es verdad que no todas las aguas son iguales, mucha gente dice cuando algo no sabe a nada "sabe a agua", pero no es así. A mi también me gusta que el agua tenga mas "cuerpo" mas "gruesa" que no te deje regusto, que notes que es cristalina...también hay mucho que hablar sobre aguas!!
    Bueno Carlos, sigue contándonos cosas de Galicia.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Madre mia ¡¡ ... me ha entrado sed

    ResponderEliminar
  3. Carmen: ¡es verdad!, no sabe igual. Una prueba interesante para que veais que no son iguales la tenéis cuando llenáis una botella de agua del grifo y la dejáis que se temple dos días dentro de la misma con el tapón cerrado.

    Cuando la destapéis os olerá como a piscina, a cloro. Si se trata de agua mineral, no huele a nada, hacer la prueba. Y en verano, ya es horrible.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Si, si, tienes razón, es eso huele a cloro a lejía a producto.... De todas formas los de Madrid tenéis mucha suerte con el agua y eso que últimamente y según que barrios no es lo que era.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. lA HE PROBADO EN Puerto RICO EN ALGUN RESTAURANTE. LO QUE NO SE ES EN QUE LUGAR DE PUERTO RICO LA VENDEN POR CAJAS.
    POR NO DECIR QUE ES BUENA DIGO QUE ME ENCANTO PORQUE ES SABROSA!
    LA VENDEN ACA? EN QUE PUEBLO DE PUERTO RICO. SOY DE PONCE. LA PERLA DEL SUR.
    SI FUERA POSIBLE: marylizmr@yahoo.com

    ResponderEliminar
  6. Saludos!
    Soy puertorriqueña. He probado el agua en un restaurante que visité en mi isla en la ciudad de Ponce.. No solo digo que es Buena; me encantó.
    Quisiera saber en que lugares aca en Puerto Rico la puedo conseguir?
    Si fuera possible: marylizmr@yahoo.com
    Gracias.

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger