30 sept. 2008

CROQUETAS DE COCIDO, AQUI NO SE TIRA NADA

Hola a todos. Quería mostraros una de nuestras croquetas favoritas, las super conocidas croquetas de cocido. Yo particularmente no soy un gran devorador de croquetas, normalmente sólo me como dos o tres por sentada, y es que normalmente la croqueta me resulta a la larga un bocado algo empachoso. No obstante sé que las croquetas son toda una religión para mucha gente, no tenéis más que preguntar a vuestro amigos y conocidos, o daros una vuelta por Internet. Pero no sé por qué razón cuando había croquetas en casa para comer, no era para mí uno de esos días especiales. Pero será por croquetas, las hay de cientos de sabores, desde croquetas de chipirones en su tinta, pasando por croquetas de plátano o hasta croquetas de cocodrilo. Luego están las típicas de jamón, de bacalao, de pollo, de queso (y de todas las clases) etc.


Nosotros hacemos bastantes, sobre todo porque a mi chica le encantan, o por las visitas y para algunas cenas rápidas de esas que llegas a casa reventado, aunque bien es verdad, que mi madre también nos surte de ellas cada vez que las hace en su casa. Pues de casa de mi madre destaco las de jamón, las de croquetas de espinacas, cebolla caramelizada y piñones, y las de bacalao. Las tres son quizás mis favoritas. De las nuestras destaco éstas, las de bacon y cebolla, y las de chorizo. Aunque claro, alguna se me olvidará en el tintero porque hemos hecho siempre de varios tipos. Pues yo creo que son las de cocido, unas de las que más me gustan, y el secreto de unas buenas croquetas del cocido, a nuestro juicio está en el picado de la carne, y claro está, en el suculento chorizo.

Pues os podréis imaginar que en definitiva la preparación de estas croquetas es muy simple. Sólo es cuestión de conservar limpias las sobras cárnicas y prepararlas (por ejmplo) al día siguiente. Y lo que he querido mostrar con este post no es la originalidad de la receta (como es lógico), si no insistiros para los que no lo sepáis que aprovechando lo que os sobra de la cocina, y más, si proviene de este manjar tan nuestro como es el cocido madrileño, se obtienen preparaciones suculentas y de un poderío importante dentro del menú semanal.

¿Tomáis nota?. Los ingredientes son, morcillo (podéis reservar para este plato las carnes más hiladas), gallina o pollo (muy limpios), chorizo (sin piel), jamón y opcionalmente tocino fresco (nunca el añejado o rancio). Luego harina, pan rallado, huevos de calidad, media cebolla, mantequilla, leche entera (al menos templada), pimienta negra (recién molida), nuez moscada y sal.


Pochamos la cebolla con el aceite y la mantequilla hasta que quede transparente. Otra cosa es que queramos hacerla muy pochada, pues muy bien.


Mientras, iremos picando muy finamente las carnes, atendiendo siempre a ternillas, huesecitos, y partes que no nos gusten. Todas ellas deben de eliminarse por completo. Yo empleé unas tijeras para trillarlo, pero podéis pasarlo perfectamente por una picadora de vaso (en modo suave).


Una vez pochada la cebolla en la grasa, nos dispondremos a echar la carne y luego la previsible harina. ¿Cuánta harina? pues una cucharada sopera colmada. Luego algo más de medio litro de leche para 18-20 croquetas pequeñas (más o menos), y algo de sal y pimienta.


Ahora iremos removiendo sin parar mientras vaya cuajando la leche con la harina. Si queréis ver como se hacen las croquetas sin grumos, mirar este post. Echar pimienta al gusto, la sal, el concentrado de carne (si se quiere) y una traza de nuez moscada.


La textura de la bechamel debe de quedar espesa y más o menos así.


Una vez hayamos terminado (probarlas que la masa está buenísima), tapar con un papel film (plástico) para que no se reseque la parte de arriba y una vez fría meter en la nevera (podéis hacer la masa incluso un par de días antes). El caso es que esta masa debe de estar muy fría para poderlas moldear correctamente.

Una vez todo listo empezaremos con el rebozado. Echar un par de huevos batidos para empezar y un plato de pan rallado. Qué sepáis que se puede usar harina en el reboce.



Una vez rebozadas las iremos colocando en un plato a la espera de congelarlas o de freírlas. Algunas nos salieron un tanto irregularemos porque la masa no lo tuvimos demasiado fría por las prisas, y se nos fastidiaron al moldearlas. Hay muchos métodos para hacerlas, a cada cuál mejor. A mí el que más me gusta es en frío estirarlas en una tabla como si fuera plastelina y en forma de cilindro largo. Luego cortar el mismo con un cuchillo o tenedor en trozos (croquetas) a partes iguales. Pero nosotros empleamos otro método, y es recoger la masa con una cuchara, y con otra cuchara moldear la misma pasando la masa de una a otra.


Listas...


Salud.

Print Friendly and PDF

22 comentarios:

  1. Me encantan las croquetas caseras. Y estas tienen una pinta espectacular.

    ResponderEliminar
  2. Ricas, ricas. A mi las croquetas me encantan también al día siguiente, a temperatura ambiente o incluso frías. Lo mismo me sucede con las empanadillas.

    ResponderEliminar
  3. ¿Y la masa cruda mientras las haces qué me decís?. He de reconocer que está buenísima.

    ResponderEliminar
  4. Mira, ver la cocina con la que disfruto, como la de hoy en tus croquetas, en paso a paso es maravilloso. Mil gracias de nuevo, que valoro mucho este trabajo, no me cansaré de repetirlo.
    En casa mi padre se comia la masa de la croqeuta en una rebana de pan tostada. ¿no te ha parecido dificil fotografiar las croquetas? Cuando puse un post de croquetas, muchos compañeros dieron mil ideas de croquetas. Me gustó compartir. Gracias Carlos

    ResponderEliminar
  5. Carlos,
    ¿La leche entera? En casa solo usamos desnatada.
    El domingo pasado triunfé con tu arroz con pollo, pero por si te es útil mis comensales me han recomendado 1 cambio: judías verdes en vez de guisantes.
    Un saludo y enhorabuena por lo que haces.
    JJJ

    ResponderEliminar
  6. Su: lo voy a a leer ahora mismo (aunque creo que ya lo ojeé)

    JJJ: ¿Judías verdes en vez de guisantes? perfecto. Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Me ha recordado las croquetas de mi madre, que ricas

    ResponderEliminar
  8. Desde luego la pasión que depiertan las croquetas es algo que siempre me hubiera gustado tener, pero ya os digo que nunca ha sido así. Muchas gracias por escribir eu. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Ole ole y ole las "cocretas" joder perdón croquetas, es que me he ido a mi niñez, no recuerdo cuando las descubrí, pero sólo se, que me pirran.
    -Mama hoy que cenamos??
    -Croquetas
    -Guay, pues haz muchas para que sobren para mañana.
    Ufff.. Glup,glup

    ResponderEliminar
  10. Todo un fan de las mismas... Poco puedo añadir ya a lo que has leído... Qué no he visto persona que le gusten más las croquetas que a ti, y da gusto vértelas comer porque de verdad que eres un tío feliz jejeje. Un saludo Ponce.

    ResponderEliminar
  11. Carlos, me parece imposible no tener pasión por las croquetas, las "buenas croquetas", por que no es fácil hacerlas bien. Las de mi madre de jamón y huevo son irresistibles. Mis hermanos, cuando se casaron, la única receta que se llevaron fué la de las croquetas. Qué delicia!!! Yo he comido las de cocido, pero nunca las he hecho y de verdad que para aprovechar los restos de un cocido es una solución buenísima. Voy a probar y variamos de la carne con tomate y la ropavieja....
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  12. Las croquetas, se podrían escribir páginas y páginas sobre ellas. De mil maneras, sabores, ...ideales para aprovechar todos los restos que quedan. Buen paso a paso, buenas fotos y espero que ricas croquetas.

    ResponderEliminar
  13. Hola Dolorss y Begoña, Para hacerlas bien, son muy difíciles de hacer. Yo considero que en verdad no las sé hacer porque cuando crees que todo ha salido perfecto, ras, se rompen, se abren etc. Dicen que una croqueta casi siempre se abre cuando el aceite se enfría, la masa es muy fina y el rebozado muy suave.

    El caso es que a veces y por prisas las hemos hecho así y no se han roto, y otras veces cumpliendo a rajatabla todos los parámetros, se han abierto casi como una flor.

    Una pregunta, ¿las freís casi siempre congeladas?. Un saludo a las dos y gracias por escribir.

    ResponderEliminar
  14. Yo suelo descongelarlas un poco, pero si las prisas apremian, un buen método que es el que utilizamos ya siempre, es el de utilizar un CAZO en vez de sarten.
    Utilizamos un CAZO pequeñito, tardas más por que las tandas son más pequeñas, pero te aseguras de que el aceite cubre toda la croqueta.
    Por cierto nosotros también solemos estirar la masa en forma de palo y cortarlas al tamaño deseado.
    Esto lo hacemos desde que se lo vimos a Jose Andrés

    ResponderEliminar
  15. These look absolutely delicious! I'm glad you posted so many step by step photos too - without them I might have been unsure about the assembly method. :)

    ResponderEliminar
  16. ¡Nosotros también! lo que pasa es que al final las hacemos con las dos cucharas... Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Hi Ari! What's surprise!. I'm so happy that you come into my blog. This recipe isn't so easy like it seems, so it was neccesary to tell you by the 'step by step' picture method.

    If you notice there are so many important steps, but the cover step (with egg and breadcrumb) is the most complicated of all. Be careful!. Thanks for writing.

    See you!.

    ResponderEliminar
  18. Freirlas congeladas o no depende del tiempo de que dispongo, normalmente las saco entre 1/2 y una hora antes de freirlas, pero eso sí, el aceite bien caliente y abundante, no absorven tanta grasa aunque parezca lo contrario. Bien escurridas sobre papel absorvente y... a volarrrrr

    ResponderEliminar
  19. Claro que sí. Soy muy partidario del "Aquí no se tira nada" y las croquetas son riquísima solución. El otro día charlando en el mercado descubrí que un truquito que yo pensé utilizaría "tó quisqui" no lo usaba nadie, sino yo solito. Cuando apovechéis los restos de un pollo asado para hacer unas croquetas, utilizad el jugo del pollo asado para hacer la bechamel y añadís sólo la leche necesaria para completar. Están mucho más sabrosas. La masa no sale blanquita, cierto, pero eso es un problema sólo para los estetas puros. Que cierren los ojos al comnerlas y lo sabrán perdonar

    ResponderEliminar
  20. Riquísimas,siempre. Y otro truquito para las del cocido es hacerlas con el caldo,en vez de leche,o mezclarlo,como más os guste. Probazlo, ya vereis qué tambièn salen buenísimas.

    ResponderEliminar
  21. Estupenda receta!!
    Me encanta que todo este super bien explicado!! Y con las imagenes aun se entiende mas
    Gracias por compartir la receta con nosotros
    un saludo desde http://cocinitas.es/

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger