29 sept. 2008

POLLO A LA CREMA DE COCO, PLATANO Y CARDAMOMO

En nuestra búsqueda incansable de nuevos sabores y texturas siempre dentro de la cocina de andar por casa, confeccionamos un plato en base a varias recetas encontradas en Internet. Y la verdad es que el resultado fue satisfactorio y original que realmente es lo que queríamos, la salsa estaba sabrosa, el pollo muy tierno y acertamos con las cantidades y las proporciones, que no es poco, aunque le encontramos un error que seguro que no volveremos a cometer. No hay que echar demasiado plátano en el guiso porque a mi personalmente me empalagó un poco. Veréis, echamos un plátano entero pero de los grandecitos, y con medio (o menos) hubiera bastado. Además, la próxima vez haremos el plátano ligeramente a la plancha, que seguro que le dará un toque y un aspecto mucho más original. Por lo demás, la receta es estupenda.


Ya sabréis que el pollo es uno de los ingredientes estrella de la cocina india, y eso es un punto a tener en cuenta en casi todas las preparaciones que confecciono porque a mí me encanta. También sabréis que esta cocina tan peculiar presenta diversas materias primas tales como el cordero, pescado, pollo etc en ricas, napadas de coloridas y sabrosas salsas o cremas hechas con especias, aceites y ricas guarniciones de arroz, frutos secos, legumbres, verduras o exquisitos panes como el roti, paratha o el famoso naan.

Pues este plato no se sale del marco y da gusto volver a verlo en fotos. Necesitaremos para tres o cuatro personas, 2 pechugas de pollo, 1 bandeja de champiñón fresco (importante), 1 puerro, pimienta recién molida, jengibre (yo lo tenía seco), 2 semillas de cardamomo, un poco de cayena o algún tipo de guindilla seca, aceite de girasol (valdría un aceite de oliva suave), 1 brick de nata para cocinar, 1 cebolleta, 1 poco mantequilla (nosotros usamos ghee), arroz (utilizamos el estupendo Thai Jasmine Rise de nuestros amigos Javi y Tere) sal, y un brick de leche de coco que por las prisas no me acordé de añadir a la foto del bodegón.


Bueno, pues picaremos la verdura después de lavarla correctamente.


Ahora la rehogaremos en un wok como el que veis en la foto, o en una sartén antiadherente grande con un poco de aceite de girasol.


Ahora la grasa. Sacaremos el ghee un ratito antes de la nevera y lo utilizaremos. Os recuerdo como se hace el ghee pinchando aquí, si no tenéis, podéis usar un poco de mantequilla.


Lavaremos a conciencia el champiñón fresco el cuál cocinaremos por cuartos junto con la verdura. Debe de reducir el champiñón su agua. Echaremos ahora el ghee o la mantequilla (1 cucharada sopera rasa).


Cortaremos el pollo para que lo degustemos como si fueran tiras.


Lo rehogaremos con el champiñón, el puerro y la cebolleta.


Echaremos ahora el cardamomo triturado y colado.


Acto seguido el brick de nata y removeremos bien.


Faltaría ahora la leche de coco. De ésta echaremos la mitad del bote. Para que sepáis la cantidad, ésta debe de servir para darle un poco más de salsa al guiso, y no inundarlo o dejarlo muy aguado.


Por último el plátano limpio de oscuridades y poca cantidad, aquí cuidado.


Veréis como queda. A partir de aquí el guisado sólo se meneará y deberá cocer unos diez minutos más. Reservar dos rodajitas de plátano para presentar.


Una vez hecho, podemos dejarlo al mínimo e ir cociendo este arroz tan aromático. De no tenerlo usar uno basmati o normal.


Acompañar cada ración de carne a la crema, con un suculenta ración de arroz. No os vais a arrepentir de haberlo preparado. Aunque parezca demasiado exótico, no lo es para nada. Sabe dulcecito sí, pero el toque de cardamomo y plátano es una anécdota. El pollo parecía que estaba hasta más tierno, y la melosidad de la salsa la recordaremos siempre. Creo objetivamente que es todo un acierto.


Espero que os guste.

Salud.

Print Friendly and PDF

17 comentarios:

  1. A priori no era yo muy de estos sabores, pero por desconocimiento, poco a poco voy descubriendo mil sabores que me satisfacen plenamente, Lo probaré con tus consejos. Un abrazo fuerte currante

    ResponderEliminar
  2. No creo que uno acostumbrado a la dieta mediterránea se aficcione a estos sabores y combinaciones, pero de vez en cuando, algo de esto no está mal, sobre todo para los que nos gustan las salsas agridulces. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Carlos!
    Esto tiene una pinta estupenda. El sabor lo intuyo 'discreto' para ser exótico: toque dulzón del plátano y ligeramente alimonado del cardamomo, mezclado con el gustito de las setas, el puerro y la leche de coco... ¡guau! Te felicito.

    ResponderEliminar
  4. Hola Buenas Migas, pues sí, aunque en verdad la palabra es algo diferente y sorprendente, por lo poco previsible que será el sabor para muchos (tú has acertado) a lo mejor no te gusta. Pero nosotros lo repetiremos. Gracias por escribir.

    ResponderEliminar
  5. Este pollo tiene una pinta buenísima. Me gusta mucho la cocina de la India, su mezcla de sabores y olores y la calidad de los ingredientes que usan. Probaré tu receta.
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  6. Hola Begoña, si lo pruebas ya me dirás, y recuerda lo del plátano. Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta descubrir sabores, esa receta tanbien documentada me anima todavía más a "experimentar".
    Compré el otro día leche de coco y la tengó allí esperando que me decida a ver que hago ocn ella.
    Creo que tienes los días contados.
    Petons.

    ResponderEliminar
  8. jejeje. Pues no sé Dolorss, busca, compara y si encuentras algo... peor ¡no lo hagas!. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Carlos.
    Lo reconozco.Me cuesta mucho adaptarme a sabores nuevos y mezclas extrañas para mí.Me he criado en la más pura cocina tradicional y ha sido hace relativamente poco cuando he empezado a probar elementos nuevos como la leche de coco ,por ejemplo.
    Tomo nota de tu receta, me gusta aunque lo del plátano me cueste un poco más.
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  10. Te entiendo perfectamente, es una receta un tanto rara. Yo también soy más tendente a la cocina tradicional y sé lo que me dices.

    No sé, esos días quería hacer algo del estilo cocina hindú, y quería que un pollo llevara una salsa agridulce pero sin ese color a curry, y me topé con esta combinación en la que erré con la cantidad de plátano.

    En fin, que gracias por escribir.

    ResponderEliminar
  11. Me gusta la pechuga guisada en platos orientales Esta receta se ve deliciosa, en lo personal, prescindiría del plátano... Hay que probar! Tengo cardamomo y casi no lo utilizo. Buena oportunidad para hacerlo. Como siempre Gracias Carlos!

    ResponderEliminar
  12. Pues mira a ver, la receta parece algo excéntrica pero está rica que es lo que importa. Vamos, que si no ni la hubiera publicado eso tenlo seguro.

    Y son muchas las que hago y muy diferentes, y resultan ser al final una pena, pero esas no las veréis jejeje.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Carlos, me he atrevido a hacerte un sugerencia. Hasta donde yo se los champiñones no se deben mojar, simplemente se limpian bien con un trapito húmedo y limpio porque son como esponjas y por eso te sueltan mucha agua. No te preocupes pues ya los cultivan limpiamente no como antes. Y tambien quiero pedirte Te animarias a cocinar un pollo tandoori? Cuando estuve en Londres comi este pollo y tambien cordero en salsa de curry, delicioso! Qué dices? La leche de coco de cual usaste? es la que usamos para hacer piña colada?
    SALUDOS UN GRAN BESO.

    ResponderEliminar
  14. y OLVIDE preguntarte qué plátano le pusiste porque sí le voy a poner. Aca tenemos plátano macho que normalmente se hace frito y plátano jamaico y chiapas del que comemos normalmente. Vale.

    ResponderEliminar
  15. Hola Oricchetti, usé plátano dulce canario (cavendish). Sirve igual la banana (Costa Rica, Ecuador etc). Pero el plátano macho no.

    Ahora, es cuestión de probar ;).

    Gracias por escribir.

    ResponderEliminar
  16. Sobre lo de la sugerencia de limpiar los champiñones con un trapito es verdad. Es una mala costumbre que tenemos en mi casa con esto de lavarlos. Es que vamos siempre con unas prisas...

    Sobre lo del pollo tandoori, me parece una idea genial... ¿tienes tú alguna receta?. El caso es que creo que lo he probado, pero vamos, el nombre lo conozco de cartas o viajes.

    La leche de coco es la que te muestro en la receta, de la marca hindú Blue Elephant. Y sí, la leche de coco es la que se usa en la piña colada (grasienta y espesa). Aunque aquí en España en los bares se utiliza para la piña colada (y está peor) el Mangaroca (batida de coco artificial). Nada que ver.

    Un saludo Oricchetti y como es lógico, me puedes hacer las sugerencias que quieras porque seguro que llevas razón.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Pues me has dado una idea para darle salida a una lata de leche de coco que compré un día en Sabores del mundo, una tienda de alimentación exótica que hay cerca de mi casa, y que nunca me decido a utilizar. Ya te contaré el resultado, pero supongo que con tu receta, tan precisa y detallada, quedará tan apetitoso como en tus fotos. Un saludo

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger