2 jul. 2008

FILETES RUSOS, LAS HAMBURGUESAS ESPAÑOLAS

Hola a todos. Creo que después de haber disfrutado todo lo que hemos vivido en esta maravillosa Eurocopa, no podía haber venido más a cuento una receta con un título así ¿verdad?. La verdad es que aunque la carne de hamburguesa es una de las preparaciones cárnicas más famosas del mundo, existe una variante cien por cien española que le confiere a este preparado una jugosidad y ternura que le hace casi diferente, con lo ha sido nuestra selección ¿verdad?. Bueno, pues esta técnica es la del filete ruso y es muy habitual encontrarla en casas, mesones, fondas y restaurantes de modesto mantel.


Y en verdad no se trata de un genuino filete ruso, porque supongo que los filetes genuinamente rusos serán como los nuestros o al menos con una diferente preparación a ésta. Y es que los filetes rusos como nosotros los entendemos y/o comemos, no existen en Rusia como tal, por lo que es obvio que la receta y el nombre lo inventamos nosotros probablemente a raíz del origen de este tipo de picado de carne, porque ya sabréis que su preparación es muy parecida al famoso plato de carne especiada y aliñada llamado steak tartar, y entonces uno se puede explicar que adoptáramos este oportuno gentilicio. Y es que el steak tartar sí que es de origen ruso, y ya lo oficiaban los tártaros en plena Edad Media para luego volver a resurgir en pleno siglo XIX como un claro referente de la nueva cocina europea.

Foto extraída de la web de Jonkepa

Y en Internet muchos creen que van los tiros, aún así, no se encuentra fácilmente datos fiables o documentación al respecto, aunque se cree que su nombre tiene un origen totalmente popular y además lo llevamos denominando así más de medio siglo.

Pues a mi juicio esta preparación no ha pasado de moda nunca porque sigo viéndola en menús del día, recetas de Internet y programas de TV, y es que la ternura que se consigue con esta técnica hace que la carne picada presente una textura única, y es por eso que haya ganado tantos adeptos en los años sesenta y ochenta y curiosamente hayan evolucionado perfectamente hasta hoy e incluso algunos los sigan prefiriendo a la universal hamburguesa. Otro dato curioso es que leo que alguno cita que mucho le debemos a los comedores de algunos colegios e institutos, y aunque os parezca mentira, a los hospitales y clínicas españolas.

Bueno, pues la receta es bien sencilla. Necesitaremos para medio kilo de carne picada de ternera (una bandeja o aguja de ternera), media cebolla, 2 ajos medianos, dos ramitas de perejil fresco (considero vital que sea fresco), AOVE, sal, pimienta negra recién molida, un poco de soja (opcional), pan rallado (o miga de pan), una pizca de leche (se escapo de la foto), harina para freír. Hay mucha gente que le echa también miga de pan remojada en leche pero nosotros no la utilizamos. También podéis mezclar carne picada de cerdo y de ternera, pero nosotros preferimos ternera porque precisamente a este plato, jugosidad no le falta.


Pues bien, picaremos ahora la cebolla en brunoise, y la echaremos a sofreír a fuego más bien lento con un poco de salsa de soja. La retiraremos del fuego una vez haya enmarronecido ligeramente (pochado vamos). Si no tenéis soja, echar sal.


Mientras la pochamos vamos configurando lo que va a ser la masa de carne. Echaremos sobre ella el perejil muy picado, el ajo también muy picado, un poco de sal y pimienta y un huevo entero. Podemos batirlo previamente.


Una vez la cebolla esté también lista la incluiremos y ahora removeremos muy bien el conjunto. Echaremos también un puñadito de pan rallado, algo de leche, y un poco de aceite de oliva para que la carne gane esa jugosidad tan increíble. Sobra deciros, que una vez terminada de amasar, no la dejéis mucho tiempo fuera de la nevera y más ahora en verano, si os ponéis hacer otras cosas meterla en la nevera aunque sea una hora. No es recomendable que la carne picada esté expuesta al calor por muy fresca que sea.


Una vez hayamos moldeado la masa (como si de albóndigas se tratara), probadlas de sal (no os queda más remedio que probarla) y disponeros a hacer bolas con la carne aplastándola ligeramente y poniéndolas a buen rebozo en un plato con abundante harina de trigo.



Una vez rebozadas, iremos friéndolas en un buen y limpio aceite de oliva. Intentar que el fuego sea medio pero antes desprenderlas de todo excedente de harina posible agitándolas y sacudiéndolas bien.


Hay gente que las reboza en pan rallado, como veáis. Pero vamos una vez fritas con harina tendrán esta pinta tan fabulosa. Os recomiendo servirlas con una guarnición vegetal, ya sean unas suculentas patatas fritas, o unas ligeras verduras a la plancha. Y como no, una buena mostaza. Para este preparado le pega una buena mostaza de dijón. Aunque no cabe duda que unas gotitas de buen ketchup agradará a todos los públicos.


Salud.

Print Friendly and PDF

16 comentarios:

  1. Es muy nuestro lo de los nombres. Filetes rusos, ensaladilla rusa, tortilla francesa...
    Me ha encantado tu post pero quiero comentarte que a no ser que sea en pequeñísimas cantidades, la mostaza de dijón, a mi gusto mata los sabores. Uno que es así de especialito...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo, en pequeñas cantidades mejor. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. pues una vez leido espero que me salga bien la comida, y ufff!!

    ResponderEliminar
  4. Despues de buscar muchas recetas de filetes rusos... me quedé con esta (con las fotos me entró un hambre de la leche!! xDDD) y la probé ayer!
    Me quedaron buenísimos!!! Muchisimas gracias!

    Enhorabuena por el blog! Al suscriptor de feeds directo! :)

    Salu2!

    ResponderEliminar
  5. Me quedaron muy bien, muchas gracias por la receta

    ResponderEliminar
  6. Hola Carlos, gracias a tus consejos, especialmente el incluir la cebollita y el toque de leche en la farsa he mejorado notablemente ésta deliciosa receta. Ayer noche nos chupamos todos los dedos!
    A tu salud y gracias!

    ResponderEliminar
  7. Luis, gracias a ti por hacerlos. Nos alegramos mucho de que os gustaran.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. La receta muy buena, pero de española 100%... Por algo se llaman rusos. Son muy típicos en Rusia y en otras repúblicas ex-soviéticas como Estonia y Letonia.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  9. Manu tiene razón! Yo soy de rusia y nosotros tenemos esta receta desde siempre y se llama катлеты (katleti). ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. котлеты, eso significa filete en ruso. así que filete ruso pues mas claro agua.En Polonia se llama chuleta (Kotlet) o carne juntada (zrazy mielone)

      Eliminar
  10. Riquísimos, los he preparado ahora mismo para comer. Me ha encantado la idea de la cebolla pochada.
    Acompañados de ensalada de tomate y unas patatas fritas doradas, están sabrosísimos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Simplemente espectacular todo un espectáculo para el paladar la cebolla ponchada en soja debe ser el toque maestro sabe la carne riquísima recomiendo a cualquiera que vea esta receta que la pruebe

    ResponderEliminar
  12. Nosotros los comemos con salsa de tomate casera.

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger