10 octubre 2007

EL DESCONOCIDO HIGO CHUMBO

Hola amigos lectores. Pues la verdad es que a más de uno le va a sorprender que hable sobre los higos chumbos en mi blog, Mercado Calabajio. ¿Por qué? bueno, no hay mucha información por parte de la comunidad foodie sobre esto, y menos desde la alta cocina, y es que... ¿verdad que es un fruto bastante curioso y enigmático, a la par de desaprovechado?. Si es que a lo mejor ¡hasta ni lo conoces!.

Bueno, os cuento, yo tengo la suerte de haberlo probado y además durante toda mi vida. Daros cuenta que es una planta mediterránea de climas húmedos y mucho sol, y por suerte yo que he veraneado en la costa tropical de Granada toda mi vida, lo he podido tener a mi alcance siempre que quería. Bien es verdad que desde hace al menos un par de años no lo pruebo, pero me reconforta saber que en el pueblo de mi padre, mi hermano posee una chumbera que al menos da algún fruto anual. Creo que a muy tardar, el año que viene, fijo que los volveré a probar.


Todavía recuerdo cuando de pequeño y en la propia Almuñecar, la gente compraba asiduamente higos chumbos en las fruterías, eso desde luego ya no ocurre. Pero es que además, había un chumbero que a su vez era vendedor ambulante (de los mismos) por toda la playa. Recuerdo que por tres higos chumbos te cobraba 100 pesetas, y el hombre, que era un rudo paisano de la zona, los pelaba con un cuchillo ayudado de la mano, sí sí.. lo que leéis. Manos que por otro lado os podéis imaginar, ¡eran dos veces las nuestras!. Recuerdo además que cuando le preguntábamos si no se pinchaba él te decía que ya estaba acostumbrado a los pinchitos que recubren los frutos y que ni los notaba. Te recomendaba eso sí que no hicieras lo mismo, y que si los cogías tú (que antes había por esa zona chumbos a patadas) utilizaras para recogerlos un envase de yogur vacío, y así troncharlos sin problemas desde las paletas (tallos). Buena idea.


Y así lo hicimos, y así cogimos muchos. Pero más cogerían mis hermanos, que en su época de juventud había muchas más poblaciones espontáneas de chumberas por la zona, me acuerdo que hasta había auténtica caña de azúcar salvaje (de esto me acuerdo yo). Y es que todos son buenos recuerdos, los comíamos bien pelados y muy fríos gracias a mi madre, que los guardaba en un plato en la nevera. Un manjar amigos que os perdéis si no lo probáis, es un bocado dulce y carnoso. Eso sí, clavarte en la mano y por error esas microscópicas espinitas que tenía su piel era horrible. No escocían, no picaban, sencillamente molestaban y no se te quitaban con nada, únicamente había que esperar.. y a los días desaparecían.


Bueno, y ya hablando del presente, apenas se encuentran chumberas por la zona de Almuñecar, las hay, pero o son inaccesibles o de particulares. Menos mal que todavía hay alguna frutería que los vende y ahora, en el pueblo de mi padre (Madrid), y bien pegada a un muro que da al sur, hemos conseguido desde hace varios años que un ejemplar de chumbera fructifique.

Al parecer la planta ha tirado muy bien, y en invierno, se conforma con echarle un plástico por encima, pero la planta sólo puede aguantar algunos grados bajo cero en esta situación. Si os fijáis en las fotos, parece una sola planta (yo lo había pensado) pero en realidad son dos. Es curioso pero la de la izquierda dice mi hermano que da unos chumbos morados que al parecer son muy difíciles de encontrar (este año no han salido). Esperaremos a otro año para verlos porque deben de ser muy curiosos y cien por cien bloggeables. Mi hermano además aprovecha muchas paletas carnosas para que convenientemente troceadas (y pasadas por una trituradora de residuos orgánicos) se transforme en compost de primera calidad. Añade por último mi hermano y como comentario, que la chumbera es la planta que se reproduce con mayor facilidad de todas las que ha visto. Basta posar una hoja en el suelo y poner una piedra encima para ver que agarra. La verdad es que sí que es agradecida.


Bueno, pues por si no lo sabíais la chumbera es una planta originaria de Centroamérica, dicen que de México. Se le llama también higuera chumba, tuna o nopal, y su nombre científico es Opuntia ficus-indica. Pertenece a la familia de las cactáceas (plantas cactus) y posee un fruto cien por cien comestible que este higo chumbo o tuno(a). Comestible eso sí en sólo unas doce especies de las cientos que hay.

Leo también por Internet (es muy curioso) que en México las paletas o nopales tiernos se consumen como verdura y de muchas maneras (cocida, en tacos etc). Yo no me lo imagino, así en frío, pero con lo jugosas que sé que son, seguro que son toda una delicia (en España las chumberas sólo se aprovechan para el ganado, es decir, para forraje). Me comenta además un compañero que ha vivido en México que allá le advirtieron que la chumbera española no es fina, que no sirve para obtener buenos nopales, así que bueno es saberlo.

Por último comentaros, que las chumberas llegan a Europa vía Marruecos y también a toda la zona mediterránea ¿cómo?, pues no se sabe con seguridad, dicen que fue en el siglo XVI cuando desde Italia, se extendió por las costas mediterráneas, aunque quizás también muchos ejemplares se extendieran espontáneamente.



El higo chumbo pasa de un color verde oscuro a verde claro, luego se torna amarillento y termina en un color rojizo cuando alcanza su plena madurez. En este transcurso de la maduración, y contemplando de nuevo la sabiduría de la naturaleza, el higo posee esas pelusas (espinitas) en toda su gestación, pero conforme madura y para que al animal que la engulle no le sea demasiado indigesto, éstas casi desaparecen y así sólo las toma cuando el fruto, y por consiguiente la semilla está en pleno desarrollo.

Las chumberas contienen alrededor de un noventa por ciento de agua, los higos chumbos un doce por ciento de azúcar y un siete por ciento de materias nitrogenadas, además de ácidos orgánicos (alrededor del uno por ciento) con un característico colorante entre rojo y anaranjado (betanina), lo que provoca que al tomarlo en grandes cantidades las heces se tiñan de este color (como pasa con la remolacha). Según ctnc.es “Se han estudiado frutos morados de higo chumbo (Opuntia ficus-indica) y de otras dos especies con frutos del mismo tipo que son Opuntia stricta y Opuntia undulata para utilizarlos como fuente del colorante natural alternativo al "rojo remolacha" (E-162). A extractos de frutos de estas tres especies se les ha medido la capacidad colorante y el espectro de absorción en el visible. La especie Opuntia stricta es la que presentó la mayor capacidad colorante (80,1 mg de betacianinas / 100 g de fruta fresca). El análisis de pigmentos por HPLC mostró que la betanina es el principal responsable del color. Se concluye, por tanto, que Opuntia stricta es una fuente prometedora de pigmentos de betacianina para uso alimentario”


Sus frutos son ricos en taninos y pectinas, vitaminas C y A y abundantes sales minerales. Recomiendo no consumir muchos de golpe por lo astringentes que son.

Aparece en el mercado en verano y hasta entrado otoño, las flores pueden ser de varias tonalidades, desde el blanco al rojo, y si el clima lo permite poseen hasta dos floraciones anuales. Dicen que la segunda, la de otoño, da mejores frutos.



Salud.

Print Friendly and PDF

7 comentarios:

  1. Hola Carlos, soy Angel y escribo para comentarte que yo he tenido la oportunidad de comer las hojas de la chumbera (o nopales como los llaman en México). Se han cocidas como las judias y en tiras pequeñas. Normalmente se usan como complemento en los tacos y son muy jugosas. Tienen un sabor suave muy característico. Ojalá tengas oportunidad de probarlos aunque según mexicanos que conozco, nuestra chumberas no sirven para hacer nopales.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí Angel, el camino por recorrer es larguísimo. Tengo que probar muchas cosas, y seguro que probar los nopales es todo un lujo. Gracias por escribir.

    ResponderEliminar
  3. Yo hoy me he pinchado la mano con uno!! compre higos chumbos para decorar unas pastas de fruta, porque trabajo en una pasteleria, y no tuve otra ocurrencia que apretar el higo,para ver cuan maduro estaba!!! ni que decir tiene que a estas horas de la tarde aun sigo con espinitas clavadas en las manos!!!!!!!!!!! PERO LAS PASTAS HAN QUEDADO TANNNN BONITAS!!!

    ResponderEliminar
  4. Pues era imaginármelo, y me ha picado la mano!!!. Bueno, espero se te quiten pronto, se acaban yendo con los días. El higo chumbo es el dulce quizás más desconocido de nuestros campos y nuestra gastronomía. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. tengo higos chumbos para vender,donde los compran?

    ResponderEliminar
  6. Hola que tal mi nombre es Diego y soy de México solo queria comentarles que aqui basicamente l Tuna o higo chumbo como lo conocen ustedes es bastante comun en estas epocas de verano ya que los venden por montones en los mercados ya sea pelados o sin pelar ojala pdieran darse una vuelta por estos lares y poder todos los higos chumbos que quieran.

    ResponderEliminar
  7. Gracias a todos por vuestros comentarios.

    Hola Diego, lo sabemos. Buenísimos, y los nopales ¿verdad?, que cocinados deben de estar buenísimos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que solo podrán publicar comentarios personas registradas.

Si no estuvieras registrado en las plataformas sugeridas en el momento de publicar el comentario (openid, wordpress, blogger, livejournal, typepad, aim) puedes mandarnos un correo a por la sección de Contacto del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde facebook, google+ o twitter accediendo desde los banner de la columna de la derecha del blog.

Perdona las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger